Análisis del Microsoft Lumia 950 y opinión

 

Precio

El Lumia 950 está a la venta en la tienda Microsoft Store por EUR 599, aunque también podemos encontrarlo en tiendas online a un precio algo inferior, como - en Amazon España.

Si andas buscando un teléfono con Windows 10 de gama alta, quizás quieras echar un vistazo al Lumia 950 XL, que cuenta con un tamaño más grande (pantalla de 5.7”) y un procesador algo más potente, el Snapdragon 810 con ocho núcleos. Su precio también es más elevado, EUR 699 en la web de Microsoft y - en Amazon.

Dado que el sistema operativo del Lumia 950 es muy diferente al de sus competidores, resulta muy complicado compararlo con ellos. Si andas buscando un teléfono de gama alta con un tamaño similar, podría interesarte el Sony Xperia Z5 ( EUR 599,00), el Samsung Galaxy S6 ( EUR 293,19), el Nexus 5X ( EUR 119,90) o el HTC One A9 ( EUR 159,00) por citar algunos.

Microsoft Lumia 950 - 20

 

Conclusiones

Microsoft Lumia 950 - 24Los seguidores de Windows Mobile esperaban desde hace tiempo que Microsoft lanzase terminales de gama alta que pudieran competir de igual a igual frente a los teléfonos estrella de otras marcas.

Por fin Microsoft escuchó estas peticiones y anunció no solo uno sino dos terminales.

Tanto el Lumia 950 como el Lumia 950 XL son dos teléfonos con unas especificaciones técnicas muy potentes, y que además incorporan la nueva versión del sistema operativo: Windows 10.

El diseño del teléfono no es precisamente su aspecto más destacable ya que su cuerpo de plástico blanco o negro pasa completamente desapercibido.

Tratándose de los nuevos teléfonos estrella, nos hubiera gustado un diseño más llamativo con materiales algo más sofisticados, como el metal y el cristal, o o al menos con colores más vivos.

En el aspecto de rendimiento, el Lumia 950 no tiene ningún problema para mover con soltura Windows 10. En algunas ocasiones hemos sufrido ciertos momentos de espera en los que aparecen los circulitos en la pantalla que nos indican que el sistema está trabajando.

Lo más probable es que esto no se sea un problema de falta de potencia sino de aspectos de Windows 10 que aún están sin pulir. De hecho nos hemos encontrado con algún que otro bug durante el tiempo que hemos usado el teléfono.

 

La pantalla del Lumia 950 es uno de sus puentes fuertes ya que posee un panel Super AMOLED capaz de reproducir negros muy profundos y colores muy vivos. Aunque ya sabemos que los paneles AMOLED no destacan por su brillo máximo, en el caso del Lumia 950 es más bajo de lo que esperábamos, lo que puede dificultar su uso en exteriores.

Microsoft Lumia 950 - 23La cámara es otro de sus aspectos destacables ya que es capaz de tomar imágenes con mucha calidad, y además ofrece un buen número de controles manuales.

La elevada resolución del sensor unida a la estabilización óptica hace que sea posible tomar fotografías con poca luz y que estas tengan una calidad similar a otros pesos pesados como el iPhone 6s Plus.

En el aspecto software, Windows 10 posee un aspecto muy parecido al de Windows Phone 8.1, aunque incorpora algunas novedades interesantes.

Una de las funcionalidades que más ha destacado Microsoft en la presentación de estos teléfonos es Continuum, que permite conectar el teléfono a un monitor y utilizar aplicaciones de escritorio.

La idea suena bien pero no acaba de ser demasiado práctica ya que solo pueden utilizarse las aplicaciones universales (y por ahora son pocas) y además necesitamos transportar un aparato adicional, el Display Dock.

Otra funcionalidad bastante publicitada ha sido el reconocimiento de iris, que no deja de ser una curiosidad. Su fiabilidad y rapidez distan mucho de la de un lector de huella dactilar, que no está presente en el teléfono, y no se me ocurre ninguna razón por la que un usuario pudiera preferir este extraño método de desbloqueo.

Microsoft sigue teniendo un problema en el apartado de aplicaciones. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, las principales aplicaciones están presentes en Windows 10, pero en algunas ocasiones con funcionalidades recortadas.

Más negro es el panorama para las aplicaciones «locales» – como las desarrolladas por tu universidad, ayuntamiento, cadenas de restaurantes favoritas, centros comerciales, etc. –o las aplicaciones que controlan dispositivos – como pulseras de hacer ejercicio, cámaras de vigilancia o relojes inteligentes – que en la mayoría de los casos no están presentes en Windows 10.

En definitiva, el Lumia 950 es un teléfono que sin ninguna duda agradará mucho a los seguidores de Windows 10 que andaban tiempo buscando un teléfono más potente, pero desgraciadamente no parece que sea el dispositivo que vaya a atraer a usuarios de otras plataformas.

Lo mejor:

  • Rapidez y fluidez en el manejo del interfaz, juegos, y aplicaciones exigentes
  • Pantalla con alta densidad de píxeles, elevado contraste, amplios ángulos de visión, y colores vivos
  • Cámara de fotos con excelente calidad de la imagen en condiciones de poca luz, gracias al estabilizador óptico. Grabación en vídeo 4K.
  • Batería reemplazable que ofrece una autonomía correcta. Carga inalámbrica.
  • Almacenamiento ampliable mediante ranura para tarjeta micro-SD
  • Screen Glance para ver la hora y notificaciones sin desbloquear el teléfono.

Lo peor:

  • Diseño del teléfono poco interesante debido al uso de materiales poco sofisticados y colores aburridos
  • Brillo máximo de la pantalla (unos 300 nits) algo limitado en comparación con otros teléfonos
  • Altavoz trasero con un sonido poco potente y calidad mejorable
  • Retardos ocasionales al realizar ciertas tareas rutinarias. Bugs ocasionales en Windows 10.
  • Catálogo de aplicaciones todavía limitado (aunque cada vez menos)
  • Reconocimiento de iris lento y poco fiable, por lo que se echa de menos la ausencia de lector de huella dactilar

Nota: El Lumia 950 ha sido proporcionado amablemente por Microsoft para la realización de este análisis