fbpx

Análisis del Moto G5 a fondo y opinión [REVIEW]


🎓 ¿Eres estudiante universitario? Consigue una suscripción a Amazon Prime a mitad de precio por 18€/año con 90 días gratis [ Más información ]

Ir a página :

Pantalla

El Moto G5 cuenta con un panel LCD IPS de 5″ con resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles), lo que implica una densidad de píxeles muy elevada de 441 ppp.

El tamaño de la pantalla no es demasiado grande para lo que se lleva hoy en día, pero probablemente será del agrado de aquellos usuarios a los no les gusta andar con un teléfono demasiado grande.

La matriz de sub-píxeles del Moto G5 es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB).

A igualdad de resolución, este tipo de pantallas se ven más nítidas que las PenTile, características de los paneles OLED como los de Samsung, que poseen una peculiar disposición de los sub-píxeles que reduce la resolución efectiva, aunque estas tienen otras ventajas en cuanto a contraste y consumo energético.

 

Los textos y los iconos se ven muy nítidos y, por más que hemos intentado fijarnos, no hemos conseguido notar a simple vista los píxeles individuales.

En nuestras pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro, el brillo máximo del Moto G5 es de 472 nits según nuestras propias mediciones, pero el brillo aumenta hasta 615 nits cuando está activado el modo de brillo automático y nos encontramos en un ambiente muy iluminado — por ejemplo, bajo la luz del sol.

Este es un valor bastante elevado para un teléfono de gama media, e incluso para un teléfono de gama alta, que rara vez obtienen valores tan elevados de brillo.

 

El Moto G5 ofrece dos modos de color: estándar, que muestra colores reales, e intenso, que muestra colores más saturados. Hemos realizado todas las pruebas con el modo intenso, que es el que viene activado por defecto.

El error medio en la fidelidad de color resulta ser bastante bueno, 4.1 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 8.8 dE, un valor también aceptable. En el modo estándar, estos valores son todavía mejores ya que el error medio resulta ser 3.6 dE y el error máximo es 6.3 dE.

La gama de colores que puede representar el panel del Moto G5 es buena, ya que cubre un 94% del espacio de color sRGB, aunque es cierto que otros teléfonos cubren todo el espacio de color.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.316 ºK, por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un cierto tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Lamentablemente Moto no ofrece ninguna forma de ajustar la temperatura de color de la pantalla.

El valor de gamma es bueno, 2.24, y el color negro es bastante profundo (0,362 nits), lo que implica que el contraste es correcto, alrededor de 1304:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Ir a página