Análisis a fondo y opinión del Moto G6


🎁 ¿Vas a comprar un OnePlus 7 / 7 Pro? Aquí tienes 10€ de descuento para la tienda oficial [ Descuento 10€ ]

Ir a página :

Hardware y rendimiento

El Moto G6 posee un procesador Qualcomm Snapdragon 450, un chip que fue anunciado en mayo del año pasado y cuenta con ocho núcleos Cortex A53 a 1.8GHz y una GPU Adreno 506.

El Snapdragon 450 está fabricado en un proceso FinFET de 14nm y ofrece mejoras en autonomía, rendimiento en computación y gráficos, y conectividad 4G respecto a su antecesor, el Snapdragon 435.

Este procesador es el mismo que encontramos en smartphones como el Samsung Galaxy A6+, Xiaomi Redmi 5, Honor 7C o HTC Desire 12+. Nos hubiera gustado más ver un procesador de la serie Snapdragon 600, pero suponemos que la elección habrá venido motivada por razones de coste.

El Moto G6 viene acompañado por 3 o 4 GB de RAM, si bien el modelo que hemos analizado es el que cuenta con 3GB. Esta cantidad debería ser suficiente para un smartphone de estas características, con una capa de personalización muy ligera, por lo que cabe esperar una buena experiencia de multi-tarea.

A continuación, os presentamos los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

 

En el benchmark AnTuTu v7, ha dado un resultado de 70.666 puntos, una puntuación más bien baja en comparación con otros smartphones de gama media.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 de CPU, ha dado un resultado de 752/3951 puntos, una puntuación que de nuevo no destaca frente a otros smartphones de gama media.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos en la memoria interna con Androbench, el teléfono obtiene unos resultados bajos en comparación con otros smartphones de gama media.

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 4.518 puntos, un valor intermedio frente a otros terminales de gama media.

 

Los resultados de los benchmarks revelan que el Moto G6 es un smartphone con una potencia justa, que es superado por muchos otros smartphones de gama media que hemos probado.

Si nos olvidamos de los benchmarks y nos centramos en la experiencia de uso, el Moto G6 se mueve con bastante fluidez y, para la mayoría de los usuarios, el rendimiento que ofrece es suficiente.

El movimiento por la interfaz del sistema y el uso de apps habituales como Facebook, Twitter, WhatsApp o Instagram no presentan problemas de lentitud, aunque en ocasiones experimentamos parones al cambiar de app o al realizar ciertas tareas dentro de una misma aplicación.

Los tiempos de carga también son más largos que en otros smartphones más potentes, sobre todo en juegos pesados como Asphalt Xtreme o PUBG.

 

Centrándonos en la potencia gráfica, el test 3DMark enfocado a las capacidades gráficas de la GPU ha arrojado unos resultados más bien bajos.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados por debajo de otros teléfonos de gama media.

 

En cuanto al rendimiento gráfico, la GPU ha obtenido resultados poco destacables en los benchmarks, por debajo de lo que podemos ver en otros smartphones de gama media.

Dejando los benchmarks a un lado, hemos querido probar la experiencia real de juego con tres títulos 3D exigentes — Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y PUBG — y, en todos ellos, el rendimiento del teléfono ha sido razonablemente bueno.

Utilizando la herramienta profesional GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos.

Los tres títulos se mueven con una tasa de imágenes por segundo bastante elevada, aunque Dead Effect 2 queda lejos de los 60 FPS que vemos en smartphones de gama alta. PUBG se configura en calidad baja automáticamente y, de vez en cuando, la tasa de FPS sufre caídas importantes.

JuegoFPS medioEstabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%CPU
Asphalt Xtreme2899%233015%
Dead Effect 23591%234514%
PUBG (calidad baja)2598%142821%

 

El Moto G6 llega con 32 o 64 GB de almacenamiento, aunque la versión que hemos probado es la de 32 GB. Esta es una cantidad algo justa si tienes intención de grabar muchos vídeos e instalar juegos pesados.

En todo caso, el Moto G6 cuenta con una ranura para poder introducir una tarjeta micro-SD de hasta 128 GB y ampliar el almacenamiento. Afortunadamente, Motorola incorpora la funcionalidad Adoptable Storage, por lo que es posible formatear la tarjeta micro-SD como si fuera una extensión del almacenamiento interno para instalar apps directamente en la tarjeta micro-SD.

Muchos fabricantes como Samsung, Huawei o LG no activan esta funcionalidad, por lo que es un punto a favor de Moto que hayan habilitado esta posibilidad.

En el aspecto de conectividad, el Moto G6 es compatible con WiFi 802.11 a/b/g/n en las bandas de 2.4 GHz y 5 GHz pero no con 802.11ac

También soporta Bluetooth 4.2 (para 5.0 tienes que irte al G6 Plus), 3G/HSPA+, 4G/LTE, radio FM y NFC.

La conectividad 4G es Cat.9, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 300 Mbps de descarga.

Hemos realizado algunas pruebas de velocidad de conexión tanto por red móvil 4G como por WiFi.

El Moto G6 ha alcanzado los 99 Mbps de bajada y 90 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300 Mbps.

En la prueba de conectividad celular, se alcanzaron los 18 Mbps de bajada y 4 Mbps de subida con una conexión de Freedompop. Estos valores son un poco bajos pero la cobertura no era demasiado buena en el lugar de las pruebas.

El Moto G6 cuenta con un lector de huella dactilar en la parte de delante, que permite desbloquear el teléfono simplemente colocando el dedo sobre el lector. En nuestras pruebas, el reconocimiento de huella ha funcionado de forma fiable, aunque el desbloqueo es algo más lento que en otros smartphones.

Motorola también ha incorporado reconocimiento facial que, si bien no es tan seguro, permite desbloquear el smartphone de forma cómoda. Ahora bien, este sistema requiere encender la pantalla para que comience el proceso de desbloqueo y no es tan rápido como la huella. Además, en condiciones de poca luz, tiende a fallar o tardar más en desbloquear.

Batería

La batería del Moto G6 posee una capacidad de 3.000 mAh, una cantidad que puede parecer algo escasa para un terminal con este tamaño de pantalla.

 

En la prueba de batería PCMark Work 2.0, el teléfono ha conseguido un resultado de 8 horas de autonomía, que es un valor correcto, en la franja media de resultados.

 

En el día a día, la autonomía del Moto G6 es buena y no deberías tener problema para llegar al final del día salvo que hagas un uso muy intensivo del teléfono, lo que te obligará a recargar a mitad de tarde.

Motorola no ha incluido ningún modo de ahorro de batería especial en el Moto G6, más allá del que incorpora Android por defecto para reducir el rendimiento del dispositivo y limitar la vibración del dispositivo, los servicios de ubicación y la mayor parte de transmisión de datos en segundo plano.

El Moto G6 es compatible con carga rápida TurboPower gracias a su cargador de 5V/3A (15W) que viene incluido en la caja.

Gracias a la carga rápida, el teléfono alcanza un 90 por ciento de su carga en algo menos de una hora. Completar el 10 por ciento restante nos lleva hasta 1 hora y 29 minutos de tiempo total de carga.

 

Como era de esperar, Moto no ha dotado al Moto G6 de carga inalámbrica, una funcionalidad que por ahora está limitada a terminales de gama alta de unos pocos fabricantes.

Ir a página