fbpx

Análisis del Moto Z Play a fondo y opinión


💰 Oferta Xiaomi Mi Note 10: Consíguelo por solo 458€ con cupón de Gearbest [ Oferta ]

Ir a página :

Pantalla

Lenovo Moto utiliza un panel Super AMOLED de 5.5″ con resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles) en el Moto Z Play, lo que implica una excelente densidad de píxeles de 401 ppp.

A muchos usuarios les echará para atrás el gran tamaño de su pantalla, pero somos muchos los que preferimos los teléfonos de grandes pantallas ya que resulta mucho más cómodo navegar por páginas web, ver fotografías y vídeos, jugar a cualquier juego, etc.

[table id=17 /]

 

El panel del Moto Z Play es de tipo Super AMOLED, por lo que cuenta con una matriz de sub-pixeles de tipo PenTile, como se puede apreciar en la imagen adjunta.

En las matrices PenTile los tres sub-píxeles rojo-verde-azul se colocan formando disposiciones geométricas con un número desigual de sub-píxeles de cada color. Esto es diferente a lo que ocurre en las matrices RGB de las pantallas LCD, donde los sub-píxeles se colocan uno a continuación de otro.

A igualdad de resolución, las pantallas LCD con matriz RGB se ven más nítidas que las pantallas OLED con matriz PenTile, que poseen una resolución efectiva inferior.

analisis-moto-z-play-teknofilo-10
Matriz PenTile del panel AMOLED del Moto Z Play

 

A pesar de su matriz PenTile, la densidad de píxeles del Moto Z Play es más que suficiente para una pantalla de este tamaño, por lo que los textos y los iconos se ven bastante nítidos. Si te fijas con mucho detenimiento es posible notar un cierto efecto de zigzagueo, pero tienes que acercarte mucho a la pantalla para notarlo a simple vista.

No podemos negar que nos hubiera gustado ver una pantalla con resolución QHD, aunque en un teléfono de este precio no es habitual una resolución tan elevada. A fin de cuentas, salvo para realidad virtual, es difícil que el usuario medio note la diferencia.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El Moto Z Play ofrece dos modos de color: intenso y normal. Por defecto está seleccionado el modo intenso, que incrementa la saturación de los colores, por lo que todas las pruebas las hemos llevado a cabo con este modo activo. No obstante, en esta sección haremos también mención a los resultados en el modo normal, que muestra colores más realistas.

El brillo máximo se encuentra alrededor de los 493 nits según nuestras propias mediciones. Este valor se consigue activando el control de brillo automático y sometiendo al teléfono a una luz muy elevada, ya que en el modo manual el brillo máximo no supera los 200 nits.

Este valor de brillo máximo es bastante alto para un terminal con pantalla AMOLED, que suelen ser menos brillantes que las LCD, y está a la altura del Galaxy S7 edge (520 nits).

[show-rjqc id=»126″]

 

La gama de colores del panel del Moto Z Play es buena, ya que cubre un 147% del espacio de color sRGB. De hecho, todo apunta a que Lenovo Moto no ha calibrado la pantalla para sRGB sino que ha aprovechado la mayor gama cromática de los paneles AMOLED para mostrar colores más saturados y más vibrantes, aunque no correspondan con la realidad.

Esto hace que el error medio en la fidelidad de los colores no sea demasiado bueno, 6.6 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo resulta ser de 10.2 dE, un valor también algo elevado.

 

Cuando no está activo el brillo máximo, la fidelidad de los colores mejora ya que obtenemos un error medio de 2.2 dE y un error máximo de 5.7 dE. En el modo de color normal los resultados no varían demasiado.

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.379 ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que la pantalla tiene un tinte de color azul dominante. Esto se nota especialmente al utilizar aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. El valor de gamma es bueno, 2.3.

El color negro es muy profundo, ya que nuestro colorímetro no ha conseguido detectar ningún brillo. Esto hace que el contraste sea teóricamente infinito, y esto se nota sobre todo al observar la pantalla del teléfono a oscuras, por ejemplo, al ver una película, ya que las bandas negras de encima y debajo de la imagen son invisibles.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

analisis-moto-z-play-teknofilo-11

Ir a página