Quitar este panel

Análisis del nuevo iPad (2017) a fondo y opinión [REVIEW]

📱 Xiaomi Mi 10T Pro: ¡5 razones para comprar este superventas! [ Saber más ]

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del nuevo iPad.

Apple anunció la primera generación del iPad con pantalla de 9.7″ en el año 2010 y, en los años posteriores, la compañía ha anunciado seis nuevos modelos que han ido mejorando sucesivamente sus prestaciones.

Sin embargo, las ventas de iPad y, en general, de tablets ha ido decreciendo en los últimos años. El incremento en el tamaño de las pantallas de los smartphones unido a que los iPad de hace unos años siguen siendo dispositivos muy válidos, ha hecho que los usuarios no adquieran o renueven su tablet con el mismo ritmo que lo hacen con los smartphones.

A finales de marzo, Apple anunció un nuevo modelo de iPad con un precio bastante asequible al que ha llamado simplemente ‘iPad’. El nuevo iPad supone un paso adelante en potencia y batería con respecto al iPad Air 2, pero también un paso hacia atrás en diseño y en algunos aspectos de la pantalla.

Con este nuevo dispositivo, Apple busca atraer tanto a nuevos compradores como a dueños de modelos más antiguos de iPad, que quieren renovar su dispositivo pero que no necesitan la potencia del iPad Pro.

Por cortesía de Apple, hemos tenido la oportunidad de probar el iPad de 2017 durante unas semanas. A continuación, os presentamos nuestras impresiones tras haber utilizado este dispositivo.

 

Diseño y construcción

Si eres usuario de algunos de los últimos modelos de iPad, como el iPad Air 2 o el iPad Pro de 9.7″, lo primero que te llamará la atención al sostener el nuevo iPad en la mano es que es más grueso que cualquiera de ellos.

En concreto, el nuevo iPad posee el mismo grosor (7.5 mm) y peso (469 gramos) que el iPad Air de 2013, mientras que los iPar Air 2 y iPad Pro de 9.7″ poseen un grosor de 6.1 mm y pesan 437 gramos.

En la práctica, estas diferencias no tienen gran importancia y pasarán desapercibidas para la mayoría de los usuarios que no tengan otro iPad con el que comparar, pero son un punto relevante para los usuarios que vengan de un iPad Air 2 o, incluso, de un iPad Air, que no verán mejoras en cuanto a diseño.

Dejando a un lado sus dimensiones, el nuevo iPad posee un diseño clásico muy familiar, que combina un frontal de cristal con un elegante chasis de aluminio. Los bordes laterales del nuevo iPad están biselados, como en los modelos anteriores, pero ahora poseen un acabado mate en lugar de brillante.

 

Su cuerpo de metal resulta muy agradable al tacto, aunque su superficie es algo delicada. Los arañazos y golpes suelen ser más visibles en metal que en plástico, y por ello debemos tener cuidado de no golpear el iPad o que no se nos caiga al suelo.

Si quieres proteger tu tablet, Apple comercializa fundas en distintos colores que tapan y cubren la pantalla del tablet, aunque en muchas de estas fundas el cuerpo del tablet queda prácticamente al descubierto.

El nuevo iPad está disponible en tres acabados: plata, gris espacial y oro. Echamos de menos el color oro rosa que está disponible en el iPad Pro de 9.7″ y que resulta bastante popular.

El diseño del nuevo iPad es atractivo, pero resulta demasiado parecido al de modelos anteriores. Al igual que con el iPhone, nos gustaría que Apple renovase el diseño del iPad, aunque parece lógico que las novedades lleguen con el hipotético iPad Pro 2.

A continuación, vamos a revisar todos los lados del tablet para ver qué elementos encontramos.

La parte delantera del nuevo iPad no se diferencia de otros iPad que hemos visto.

El frontal está dominado por la gran pantalla, rodeada por unos marcos que permiten sujetar el tablet con comodidad.

A diferencia de otros tablets, no hay ningún problema si, al sujetar el iPad con una mano, tocamos la pantalla, ya que esa pulsación se anula y podemos manejarlo con la otra.

En otros tablets, si se toca una zona de la pantalla, ya no se registran otras pulsaciones.

Encima de la pantalla encontramos la cámara frontal en el centro y, debajo de la pantalla, está el botón Inicio.

El botón de Inicio integra el sensor de huella dactilar Touch ID que tanto nos gusta, y está recubierto de zafiro para evitar el desgaste y la pérdida de fiabilidad.

En la parte de atrás podemos encontrar, en la esquina superior izquierda, la cámara de fotos, que está a ras de la superficie y no sobresale.

Esta cámara no viene acompañada por un flash, como ocurre en el iPad Pro.

Un poco más abajo, en el centro de la parte trasera, encontramos la manzana del logotipo de Apple, en color plateado.

En la parte inferior podemos leer “iPad” sin ninguna referencia al modelo específico. Debajo hay diversas inscripciones en letra pequeña y algunos logotipos.

Dado que hemos probado el modelo 4G, en la parte superior hay una tira de plástico de color blanco que rompe la uniformidad del aluminio para facilitar la transmisión y recepción de ondas electromagnéticas.

La parte de atrás tiende a ensuciarse bastante y requiere ser limpiada con bastante frecuencia, pero las huellas dactilares no quedan marcadas.

En el lateral derecho encontramos los botones de control de volumen y, en el modelo con conectividad móvil, el compartimento para la tarjeta nanoSIM, con una bandeja que se extrae al introducir un objeto punzante incluido en la caja del tablet.

 

En el lateral izquierdo está libre de botones y conectores.

 

En la parte superior encontramos el botón de encendido y el conector de auriculares.

 

En la parte inferior está el conector Lightning y los dos altavoces inferiores a ambos lados del conector.

 

El nuevo iPad no resiste inmersiones en agua, algo que no es de extrañar ya que ni siquiera el iPad Pro posee esta característica. Sin embargo, dado que cada vez más gente opta por llevarse el iPad a la bañera o la piscina, no nos importaría ver esta funcionalidad en algún modelo futuro.

La pantalla resulta ser un imán para las huellas, por lo que si eres de los que quiere tener el tablet siempre perfecto, te encontrarás frecuentemente limpiando la pantalla.

Pantalla

El nuevo iPad llega con una pantalla LCD IPS de 9.7″ con una resolución de 2.048 x 1.536 píxeles, lo que implica la misma densidad de píxeles que encontramos en otras pantallas Retina: 264 ppp.

Esta densidad de píxeles garantiza una imagen muy nítida. No debemos olvidar que los iPad se utilizan a una distancia superior a los smartphones y, por tanto, no es necesaria una resolución tan elevada.

A diferencia del iPad Air 2, el nuevo iPad llega con un panel sin laminar, es decir, la pantalla no está pegada al cristal sino que existe una capa de aire entre ambos elementos que hace que, al pulsar sobre un elemento de la pantalla, esta se hunda ligeramente. Siendo realistas, no es fácil notar la diferencia pero es cierto que, si te fijas, se aprecia.

La pantalla del nuevo iPad carece de una película antirreflectante, lo que dificulta su uso cuando hay fuentes de luz intensas en las inmediaciones. Colocando el nuevo iPad junto a un iPad Air 2 al lado de una ventana, es evidente que el iPad Air 2 produce menos reflejos en la pantalla que el nuevo iPad.

Al tratarse de un panel IPS LCD, la matriz de sub-píxeles es RGB, como se puede apreciar en la imagen adjunta donde se ven los tres sub-píxeles rojo-verde-azul uno a continuación del otro.

 

Las matrices RGB ofrecen una resolución efectiva igual a la real, a diferencia de las matrices Pentile que encontramos habitualmente en las pantallas AMOLED. Estas últimas ofrecen una resolución efectiva menor por la disposición de los píxeles en formas geométricas, habitualmente en forma de rombo.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo es bastante elevado, ya que se encuentra alrededor de los 470 nits según nuestras propias mediciones. Se trata de un valor a medio camino entre el iPad Air 2 (415 nits) y el iPad Pro de 9.7″ (540 nits).

El nuevo iPad cubre un 87% del espacio de color sRGB y ofrece una fidelidad de colores bastante buena. El error medio en la reproducción de los colores resulta ser 4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), si bien el error máximo es 13 dE, un valor algo elevado.

Estos valores quedan bastante por debajo de lo que ofrece el iPad Pro pero, dado que el iPad es un dispositivo para consumir contenido — y no tanto para crearlo — esto no debería ser un problema para el público objetivo de este tablet.

 

El color negro es bastante profundo incluso al nivel máximo de brillo, ya que se encuentra alrededor de 0,47 nits. No es un color negro puro como el que encontramos en una pantalla OLED, pero es bastante bueno para una pantalla LCD. El contraste resulta ser 1.000:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo. El color blanco presenta una temperatura de color de 6.731ºK, algo por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un ligero tono azulado que apenas es perceptible. El valor de gamma es de 1,9, algo alejado del óptimo 2,2.

Si activamos el modo Noche, la temperatura de color disminuye hasta 4.011ºK, por lo que todos los colores se muestran mucho más cálidos y, de esta forma, tendremos más facilidad para conciliar el sueño por la noche.

Lamentablemente, el nuevo iPad no cuenta con la funcionalidad True Tone que debutó con el iPad Pro de 9.7″ y que ajusta automáticamente el balance de blancos en función de la luz ambiental captada por diversos sensores.

Hardware y rendimiento

Apple ha incorporado en el nuevo iPad el procesador A9 que, sobre el papel, es considerablemente más rápido que el A8X del iPad Air 2 pero solo un poco más lento que el A9X del iPad Pro. Este chip es el mismo que utiliza el iPhone SE y el iPhone 6s de 2015, que mueven el interfaz y las apps con total suavidad.

El nuevo iPad posee 2GB de RAM según las aplicaciones de benchmark que hemos probado, ya que esta no es una información que Apple incluya en las especificaciones técnicas. Se trata de la misma cantidad de memoria que encontramos en el iPad Air 2 y en el iPad Pro de 9.7″.

A continuación, vamos a ver en distintos benchmarks cómo se comporta el nuevo iPad.

 

En el benchmark AnTuTu v6 el nuevo iPad ha obtenido 123.475, una marca excelente en comparación con el iPad Air 2.

You can't include multiple times the same chart.

 

En el benchmark Geekbench, el nuevo iPad obtiene 2534/4424 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, un rendimiento excelente.

You can't include multiple times the same chart.

 

En cuanto a potencia de gráficos 3D, el benchmark 3DMark Sling Shot muestra unos resultados en línea con lo esperado, ya que el iPad queda a medio camino entre el iPad Air 2 y el iPad Pro de 9.7″.

You can't include multiple times the same chart.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados excelentes, como se puede apreciar en la gráfica.

You can't include multiple times the same chart.

 

Como era de esperar, el rendimiento del nuevo iPad en los benchmarks se sitúa entre el iPad Air 2 y el iPad Pro de 9.7″ ya que la principal diferencia entre los tres modelos se encuentra en la generación del procesador: A8X (iPad Air 2), A9 (iPad) y A9X (iPad Pro 9.7″).

El procesador A9 es el mismo que incorpora el iPhone 6s y, por tanto, ofrece una potencia más que suficiente para cualquier usuario. Durante mis pruebas, el nuevo iPad ha demostrado ser capaz de mover sin ninguna dificultad el interfaz iOS 10, ejecutar con fluidez aplicaciones y juegos 3D exigentes, y cargar con rapidez páginas webs complejas.

A día de hoy, no es fácil apreciar la diferencia de rendimiento entre los tres modelos de iPad ya que cualquiera de ellos es extremadamente potente. En las pruebas que he realizado, solamente he notado algunas diferencias en los tiempos de carga, que son considerablemente más rápidos en el nuevo iPad que en el iPad Air 2, y están a la par con los del iPad Pro.

 

La navegación con Safari funciona rápido: las páginas web cargan rápidamente y el zoom funciona con suavidad. Con un buen número de páginas web abiertas simultáneamente en distintas pestañas, el nuevo iPad es capaz de navegar con fluidez. Incluso realizando varias tareas a la vez, como utilizar una aplicación cuando estamos descargando otra, el rendimiento del iPad se ha mantenido inalterado.

El nuevo iPad se comercializa únicamente en versiones de 32 y 128GB, pero lamentablemente no hay versión de 64GB. Como ya es bien conocido, Apple no ofrece la posibilidad de ampliar el espacio mediante tarjetas micro-SD por lo que debes escoger con cuidado la capacidad que vas a necesitar.

En el aspecto de conectividad, el nuevo iPad va bien servido gracias a conectividad Wi-Fi 802.11a/b/g/n/ac (2.4 y 5 GHz) y Bluetooth 4.2.

En el apartado Wi-Fi, el soporte de 802.11ac garantiza velocidades hasta tres veces más rápidas que 802.11n.

Apple también comercializa una versión con 4Gm que puede alcanzar los 150 Mbps de descarga y 50 Mbps de subida en condiciones ideales.

En las pruebas realizadas, la velocidad de conexión tanto por Wi-Fi como por 4G es muy satisfactoria.

Se alcanzaron 240 Mbps de bajada y 28 Mbps de subida en Wi-Fi 802.11n con una conexión de fibra óptica 300/30 de Ono, y 28 Mbps de bajada y 8 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

Apple no proporciona muchos detalles técnicos sobre las características de la batería pero, según hemos podido conocer, cuenta con una generosa batería de 8.827 mAh, la misma que el primer iPad Air. En comparación, el iPad Air 2 posee una batería de 7.340 mAh y el iPad Pro de 9.7″ con 7.306 mAh.

You can't include multiple times the same chart.

 

Apple indica una autonomía de 10 horas de navegación por Internet vía WiFi (o 9 horas utilizando la conexión de datos móviles) y de reproducción de vídeo o música, exactamente igual que el resto de iPad de la familia. Resulta un tanto extraño que la combinación de un procesador más eficiente y una batería de mayor capacidad que el iPad Air 2 no ofrezca una autonomía superior.

En nuestras pruebas la autonomía del nuevo iPad ha sido excelente y no tenemos ninguna queja al respecto.

La batería tarda en cargarse completamente unas 3 horas y 56 minutos. Esta cantidad de tiempo es bastante alta y, como se puede apreciar en la gráfica, el nuevo iPad no ofrece carga rápida sino que el proceso de carga es lineal.

 

Como con cualquier dispositivo iOS, se echan de menos opciones que permitan optimizar el consumo de la batería, de forma similar a lo que encontramos en otros dispositivos Android.

A pesar de que Apple incorporó un modo de bajo consumo en iOS 9 para ahorrar batería cuando más lo necesitamos, este modo no parece estar presente en ninguno de los iPad. Desconocemos a qué se debe esta omisión.

Apple ha incorporado el lector de huella dactilar Touch ID que debutó en los iPad con el modelo iPad Air 2. Aunque los tablets son dispositivos que tienden a compartirse más entre los distintos miembros de la familia que los teléfonos, siempre es bueno contar con esta funcionalidad para los que necesiten proteger el acceso al tablet.

iOS 10: Interfaz y funcionalidades

El nuevo iPad corre iOS, el sistema operativo de Apple para dispositivos móviles. En el momento de realizar este análisis, la última versión es iOS 10.3.1.

Una de las ventajas que tiene utilizar dispositivos iOS es que reciben actualizaciones durante muchos años, aunque no siempre todas las nuevas funcionalidades son compatibles con el hardware más antiguo.

El hecho de que el nuevo iPad lleve un procesador moderno garantiza que recibirá actualizaciones de iOS aún durante más tiempo.

En iOS, todas las aplicaciones se colocan en el escritorio, si bien es posible crear carpetas para agrupar apps similares.

Como en otros sistemas operativos móviles, al arrastrar la pantalla de arriba a abajo tenemos acceso a las notificaciones, que han mejorado sus funcionalidades con las últimas versiones de iOS ya que ahora es posible interactuar con ellas — por ejemplo, para responder un mensaje o borrar un e-mail — sin necesidad de abrir la aplicación.

Si arrastramos la pantalla de abajo a arriba, aparece un panel con un conjunto de accesos rápidos que resultan muy útiles: modo avión, WiFi, Bluetooth, modo Noche, modo Silencio, bloquear rotación, control de brillo, etc.

Si nos vamos a la pantalla que está a la izquierda del todo, veremos diversos widgets con información sobre nuestra agenda, sugerencias de apps por parte de Siri, destinos en mapas, etc. Las aplicaciones de terceros también pueden mostrar aquí su propia información.

iOS apuesta por su propio asistente inteligente Siri, que se activa al mantener apretado el botón Inicio o, si tenemos las manos ocupadas, al pronunciar «Oye Siri» estando la pantalla del tablet apagada.

Apple ha abierto Siri a los desarrolladores, así que ahora es posible utilizar el asistente digital de iOS para interactuar con otras aplicaciones. Llevará un tiempo hasta que los desarrolladores adapten sus apps, pero por el momento ya podemos interactuar con algunos como WhatsApp, El Tenedor, LinkedIn, Open Table, Uber y Viber.

El nuevo iPad permite hacer uso de multi-tarea gracias a la funcionalidad SplitView, que permite mostrar dos aplicaciones a la vez sobre la pantalla. Para activarla basta con arrastrar el dedo desde el margen derecho del tablet hacia dentro para elegir la segunda aplicación que queremos ejecutar.

Al pulsar sobre ella se abrirá en la mitad derecha de la pantalla y deslizando la barra vertical que separa las dos aplicaciones activas podremos escoger qué parte de la pantalla ocupa cada una.

 

La lista de aplicaciones que pueden ejecutarse en la mitad de la pantalla es limitada. Mientras que la mayor parte de las aplicaciones nativas de iOS soportan estas funcionalidades, no todas las aplicaciones de terceros son compatibles.

Entre las que hemos probado que son compatibles se encuentran Twitter, Lightroom, Adobe Sketch, Adobe Photoshop, Adobe Draw, Microsoft Word, Microsoft Excel, Microsoft Powerpoint, Microsoft Skype, WordPress, YouTube, Feedly, Scanbot, Pigment, Sketchbook, Adobe Acrobat, Pixelmator, etc. Sin embargo, echamos de menos algunas populares como Google Maps, Inbox, Spotify, etc.

Lamentablemente, Apple no permite abrir dos instancias de una misma aplicación, una al lado de la otra, por lo que si por ejemplo queremos utilizar dos navegadores web a la vez, tenemos que descargar otro navegador como Chrome.

Picture-in-Picture es otra funcionalidad de multitasking que permite reproducir vídeos y mantener conversaciones con FaceTime a la vez que empleas el tablet para otras tareas. El vídeo se coloca en la esquina de la pantalla en cuanto pulsas el botón Inicio, y es posible cambiar el tamaño y moverlo por toda la pantalla.

Apple incorpora un buen número de aplicaciones de serie con iOS para mostrar fotografías, reproducir música, editar vídeos y documentos, ver mapas, tomar notas, etc. Sin embargo, la fortaleza de iOS reside en la App Store, donde podemos encontrar miles de apps y juegos para descargar.

Una de las ventajas de utilizar un iPad frente a un tablet con Android es la gran cantidad de apps cuyo diseño ha sido adaptado para una gran pantalla. Muchas apps de Android no aprovechan el espacio adicional de la pantalla sino que muestran el mismo interfaz en un smartphone que en un tablet.

Lamentablemente, iOS sigue sin ofrecer soporte multi-usuario, algo que resultaría muy útil en un dispositivo tan familiar como el iPad.

Multimedia

El nuevo iPad cuenta únicamente con dos altavoces, situados en la parte inferior del dispositivo (o a un lado, si lo sostienes en horizontal). El sonido es bueno, aunque la calidad y potencia sonora queda lejos de la que ofrece el iPad Pro de 9.7″ con sus cuatro altavoces.

Centrándonos en las aplicaciones multimedia, la aplicación Música reproduce canciones transferidas al tablet vía la aplicación iTunes, compradas en iTunes Store, almacenadas en iCloud por medio de iTunes Match o mediante la suscripción a Apple Music.

La aplicación Música muestra las carátulas de los discos y fotos de los artistas, y nos permite organizar nuestras canciones por artistas, títulos, álbumes, géneros, recopilaciones y compositores.

Al reproducir una canción podemos ver la carátula, el título, los controles de reproducción, el progreso de la canción y podemos activar las opciones de «repetir» y «aleatorio.»

Cuando el tablet está bloqueado, desde la propia pantalla de bloqueo podemos controlar el reproductor, y también podemos controlar la reproducción desde el Centro de Control.

En la sección de Ajustes generales de iOS, no en la propia aplicación, podemos controlar algunas opciones de la aplicación, ajustar el ecualizador, limitar el volumen máximo, etc.

La aplicación Vídeos nos da acceso a las películas, series y programas de televisión almacenados en el tablet y en iCloud.

El tamaño de la pantalla del iPad y su elevada resolución, hacen que se trate de un dispositivo ideal para disfrutar de películas en alta resolución. Sin embargo, dado que la pantalla tiene una relación de aspecto bastante cuadrada, es habitual que las películas presentes gruesas franjas negras encima y debajo de la imagen.

 

El aspecto que menos nos gusta del reproductor de vídeos es su limitada compatibilidad con formatos de vídeo. Los iPad solo son compatibles con ficheros MP4, MOV o M4V, por lo que no podremos reproducir ficheros MKV, AVI o cualquier otro formato salvo que lo convirtamos previamente a MP4 en el ordenador. Por suerte siempre podemos utilizar algún reproductor de terceros, como el versátil PlayerXtreme.

La aplicación Fotos clasifica las fotos tomadas por el teléfono por fecha y ubicación, creando automáticamente colecciones, y ofrece la posibilidad de ver todas las imágenes sobre un mapa.

Tras la llegada de iOS 10, la aplicación Fotos reconoce automáticamente las caras de las personas en las fotos y, si las asociamos con el nombre de una persona, nos permite clasificar las fotografías por personas y hacer búsquedas. También es posible buscar objetos o situaciones – como puesta de sol, playa, atuendos, televisor, etc.

 

Cámara

Aunque no es muy habitual echar mano de un tablet para tomar fotografías, es cierto que en alguna ocasión nos puede sacar de un apuro. Además, cada vez hay más aplicaciones que hacen uso de la cámara para subir fotografías productos, aprovechar la Realidad Aumentada, etc.

El nuevo iPad cuenta con una cámara principal de 8MP con apertura f/2.4, pero carece de flash True Tone y estabilización óptica. Esta cámara es inferior a la del iPad Pro de 9.7″, que posee un sensor de 12MP y apertura f/2.2.

En condiciones de buena luz, la cámara del nuevo iPad ofrece un buen rendimiento. El procesado de la imagen no es demasiado agresivo y se mantiene un nivel de detalle alto.

En condiciones de poca luz la ausencia de estabilización óptica y la apertura f/2.4 comienzan a pasar factura y aparece un cierto nivel de ruido. Aún con todo, Apple hace un buen trabajo en reducir el ruido y mantener el detalle en escenas oscuras.

 

El interfaz de la cámara es minimalista. Si sostenemos el tablet en horizontal, arriba a la derecha tenemos unos iconos que nos permiten activar/desactivar fotografías Live, HDR y la cuenta atrás.

En la zona central encontramos el icono para conmutar entre la cámara principal y la secundaria, el botón de disparo y la última fotografía tomada. Abajo a la derecha están los distintos modos de cámara: vídeo, foto, 1:1 y panorámica.

La aplicación Cámara del nuevo iPad ofrece pocas opciones con las que jugar a la hora de tomar una foto. No ofrece modos predefinidos (nocturno, playa, retrato, etc.), controles manuales (nivel de ISO, velocidad de disparo, balance de blancos, etc.) o funcionalidades avanzadas (eliminar objetos en movimiento, cambio de caras, etc.), como encontramos en otros dispositivos.

A continuación incluimos una muestra de unas fotografías tomadas por el iPad a la resolución original para que podáis comprobar por vosotros mismos la calidad de imagen.

 

En cuanto a la cámara frontal, cuenta con un sensor de tan solo 1,2MP capaz de grabar vídeo 720p. Los selfies capturados con el nuevo iPad ofrecen una calidad de imagen correcta para no espectacular.

Todas las fotografías capturadas con el nuevo iPad cuentan con la funcionalidad Live Photos que captura un pequeño vídeo con sonido, 1,5 segundos antes y después de que pulses el botón de disparo. Live Photos es un detalle curioso, sobre todo cuando revisas fotografías tomadas hace tiempo y recuerdas mejor el momento en el que fueron captadas.

Tanto la cámara frontal como la trasera pueden capturar fotos panorámicas. La cámara principal puede crear fotos panorámicas de hasta 43MP, como el iPad Air 2.

La cámara principal es capaz de grabar vídeo 1080p pero no es capaz de grabar vídeo 4K. A continuación podemos ver una muestra de grabación de un vídeo.

Precio y competidores

El nuevo iPad se sitúa en un rango de precios muy interesante, ya que cuesta menos que su antecesor, el iPad Air 2, y que otros tablets del mercado. Los precios del nuevo iPad en España están recogidos en la siguiente tabla:

iPad 2017  32GB 128GB 
WiFi  399 € 499 €
WiFi + 4G  559 € 659 €


Si lo comparamos con el precio del iPad Pro de 9.7″, que parte de 679 € para el modelo de 32GB y conexión WiFi, se trata de un precio mucho más asequible.

El iPad Pro de 9.7″ presenta algunas mejoras en diseño, potencia, calidad de la pantalla, altavoces, cámaras y versatilidad gracias a la disponibilidad de accesorios como el Apple Pencil o el Smart Keyboard, pero la mayoría de los usuarios domésticos que solo buscan consumir contenido no necesitan estas características.

En el mundo Android, la alternativa más interesante es el Samsung Galaxy Tab S3, aunque su precio a partir de 679 euros lo sitúa más cerca del iPad Pro. Llega con una pantalla Super AMOLED de 9.7″, procesador de cuatro núcleos, cuatro altavoces, gran batería de 6.000 mAh y lápiz S Pen.

 

Conclusiones

El mercado de los tablets no es tan dinámico como el de los smartphones. Los usuarios alargan la vida de sus tablets durante más tiempo y, en muchos casos, ni siquiera poseen uno de estos dispositivos.

Sin embargo, este año Apple ha decidido poner las cosas fáciles a los consumidores que tienen un iPad ya antiguo, así como a aquellos que barajan la idea de hacerse con uno de estos dispositivos por primera vez, lanzando un nuevo iPad muy interesante.

El nuevo iPad llega con más potencia que el iPad Air 2 y un precio más asequible, aunque también con algunos compromisos en diseño y pantalla.

El aspecto del nuevo iPad es similar al del primer iPad Air y, por tanto, es más grueso y pesado que su antecesor, el iPad Air 2. Aunque este detalle pasará desapercibido para la mayoría de los usuarios, es un pequeño paso atrás respecto a su antecesor.

La pantalla del nuevo iPad es más brillante que la del iPad Air 2, algo que agradecerán todos aquellos usuarios que acostumbren a utilizar el iPad en entornos muy iluminados.

Apple ha prescindido de la película antirreflectante en la pantalla, por lo que su uso a plena luz del día se ve perjudicado respecto al iPad Air 2 por una mayor cantidad de reflejos.

La gama cromática del nuevo iPad y la fidelidad de los colores son buenas, aunque quedan lejos del amplio gamut de color del iPad Pro. No obstante, salvo que uses el iPad para retocar fotografías o vídeo, esto no debería suponer ningún problema.

 

El nuevo iPad llega con un potente procesador A9, el mismo que utiliza el iPhone 6s y iPhone SE. La capacidad de este procesador está a medio camino entre el iPad Air 2 y el iPad Pro, aunque en la práctica hay pocas diferencias de rendimiento ya que cualquiera de estos modelos de iPad responde con total rapidez.

En las pocas situaciones donde sí que hemos notado una cierta diferencia de rendimiento — por ejemplo, en los tiempos de carga de aplicaciones y juegos pesados — el nuevo iPad ha estado más cerca del iPad Pro que del iPad Air 2, lo cual es una excelente noticia.

La batería del nuevo iPad posee una capacidad superior a la del iPad Air 2, aunque según la hoja de especificaciones de Apple su autonomía no ha cambiado. En nuestras pruebas, el nuevo iPad ha ofrecido una gran autonomía.

El nuevo iPad no destaca por la calidad del sonido de la misma forma que lo hace el iPad Pro, ya que solamente cuenta con dos altavoces junto al conector Lightning, que ofrecen un sonido simplemente correcto.

Tampoco las cámaras del nuevo iPad son un aspecto destacable, ya que poseen una resolución de 8MP (cámara trasera) y 1.2MP (cámara frontal). En todo caso, dado que un iPad no parece el dispositivo más indicado para tomar fotografías, esto no debería suponer un problema.

El nuevo iPad utiliza la última versión de iOS, como no podía ser de otra forma. El hecho de que el nuevo iPad llegue con un procesador moderno es una señal de que podría recibirá actualizaciones de iOS durante más tiempo que el iPad Air 2.

iOS ofrece algunas funcionalidades que permiten aprovechar el mayor espacio de la pantalla, como la vista SplitView que permite utilizar dos apps a la vez, una al lado de la otra.

Una de las ventajas de optar por un iPad frente a otros tablets Android es que muchas aplicaciones de iOS — tanto propias de Apple como de terceros — ofrecen un interfaz adaptado a la gran pantalla de un iPad, en lugar de simplemente un interfaz más grande.

Posiblemente, la mejor característica del nuevo iPad es su precio, ya que resulta incluso más barato que su antecesor, el iPad Air 2 (aunque, como hemos visto, no lo supera en todos los aspectos). A partir de 399€ puedes hacerte con un iPad con una gran potencia y un gran ecosistema de aplicaciones.

¿Merece la pena comprar el nuevo iPad? Si cuentas con un iPad algo antiguo (especialmente un modelo anterior al iPad Air) o buscas hacerte con un iPad por primera vez, el nuevo iPad es la mejor opción si el principal uso que le vas a dar es el consumo de contenidos: navegar por Internet, ver vídeos, pasar el rato con juegos, leer libros electrónicos, etc.

Lo mejor:

  • Pantalla de 9.7″ con buena resolución, brillo elevado y amplios ángulos de visión
  • Rapidez y fluidez en el manejo del interfaz, juegos, y aplicaciones exigentes gracias al elevado rendimiento de su procesador A9
  • Sistema operativo iOS 10 que incorpora algunas funcionalidades especialmente pensadas para tablets como Split View.
  • Ecosistema amplio de aplicaciones con una interfaz adaptada a la gran pantalla del iPad
  • Excelente autonomía gracias a una batería de mayor capacidad
  • Lector de huella dactilar con reconocimiento muy rápido
  • Precio más asequible que nunca

Lo peor:

  • Diseño con un grosor y peso superior al del iPad Air 2
  • Pantalla sin película antirreflectante y sin laminación (no está pegada directamente al cristal)
  • iOS no ofrece soporte multi-usuario, por lo que es un dispositivo más complicado de compartir entre miembros de la familia de lo que nos gustaría
  • Ausencia de ranura de expansión de almacenamiento, lo que nos obliga a escoger entre alguno de los dos modelos: 32 o 128GB
  • Sin resistencia al agua

Nota: El nuevo iPad ha sido proporcionado amablemente por Apple para la realización de este análisis 

📱 Xiaomi Mi 10T Pro: ¡5 razones para comprar este superventas! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
100%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario