fbpx

Análisis del Google Pixel XL a fondo


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Rendimiento

El Pixel XL cuenta con el potente procesador Qualcomm Snapdragon 821, que fue anunciado en julio de este año, y viene acompañado por una GPU Adreno 530.

Aunque el nuevo Snapdragon 821 alcanza velocidades de reloj de hasta 2.4/2.0 GHz para los núcleos de alto/bajo rendimiento, Google ha optado por dos núcleos Kryo a 2.2 y otros dos núcleos Kryo a 1.6 GHz, es decir, la misma configuración que el Snapdragon 820. De igual forma, la GPU Adreno 530 corre a 624 MHz, la misma frecuencia que en el Snapdragon 820.

Esto significa que cabe esperar que el Pixel XL ofrezca un rendimiento similar al de otros teléfonos estrella de 2016 con procesador Snapdragon 820. Por supuesto siempre hay pequeñas mejoras en el procesador y optimizaciones en el proceso de fabricación, pero no cabe esperar grandes mejoras de rendimiento como las que traerían incrementos en la frecuencia de reloj.

El Pixel XL llega con 4GB de RAM, una cantidad que debería suficiente para cualquier smartphone, si bien es cierto que ya hay algunos dispositivos en el mercado con 6GB de RAM – como el OnePlus 3/3T, el Huawei Mate 9 Pro, o una de las variante del Nubia Z11.

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks de rendimiento de la CPU, la GPU y el almacenamiento.

analisis-google-pixel-xl-teknofilo-14

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 139.792 puntos, una puntuación muy elevada, por encima de los teléfonos más potentes de 2016.
[show-rjqc id=»100″]

 

En el benchmark Geekbench 4 ha conseguido 1512/4145 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados bastante buenos.
[show-rjqc id=»136″]

 

En el apartado de almacenamiento, el Pixel XL no destaca en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, a pesar de que utiliza el rápido almacenamiento UFS 2.0.
[show-rjqc id=»125″]

 

Hemos comparado los tiempos de carga de varios juegos exigentes – Asphalt 8, N.O.V.A. 3 y Modern Combat 5 – y el Pixel XL queda en una posición intermedia.
[show-rjqc id=»131″]

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 1072 ms, un resultado que es bastante bueno.
[show-rjqc id=»104″]

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 4991 puntos, un valor bastante mediocre teniendo en cuenta el hardware que incorpora este smartphone. Esperemos que la compañía mejore el rendimiento en futuras actualizaciones de software.
[show-rjqc id=»105″]

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados buenos, con una puntuación de 28.153 puntos en Ice Storm Unlimited.
[show-rjqc id=»106″]

 

En la prueba SlingShot de 3DMark el teléfono ha obtenido unos resultados similares a los de los teléfonos estrella de 2016.
[show-rjqc id=»95″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido de nuevo unos resultados correctos en comparación con otros teléfonos de gama alta.
[show-rjqc id=»107″] [show-rjqc id=»132″]

 

Los resultados que ha obtenido el Pixel XL en las diferentes pruebas de rendimiento de CPU y GPU son similares a los obtenidos por otros smartphones con procesador Snapdragon 820, como era de esperar, ya que la variante del Snapdragon 821 corre a las mismas frecuencias de reloj.

Esto significa que, en unos pocos meses, cuando lleguen los primeros smartphones con Snapdragon 835 (o, sin irnos tan lejos en el tiempo, con Snapdragon 821 con mayores velocidades de reloj), el Pixel XL será claramente superado en rendimiento, al menos en los benchmarks

Un aspecto que me deja algo preocupado es el rendimiento en PCMark, ya que este es uno de los benchmarks que mejor emulan el uso diario de un smartphone, con pruebas de navegación web, reproducción de vídeos, retoque de fotografías, etc. La baja puntuación en este benchmark nos hace pensar que Google no ha optimizado demasiado el software del Pixel XL, lo cual es extraño dado que corre Android prácticamente puro.

También resulta algo preocupante el rendimiento del almacenamiento, que no solo hemos constatado en los benchmarks sino también en el uso real. Las aplicaciones se abren ligeramente más despacio que en otros smartphones de gama alta, a pesar de que el teléfono utiliza almacenamiento rápido UFS 2.0.

analisis-google-pixel-xl-teknofilo-28

 

Dejando a un lado los resultados de los benchmarks, el Pixel XL se maneja con suavidad y aplicaciones más populares como Google Maps, Facebook, Twitter, WhatsApp y Spotify se mueven con fluidez.

En los juegos que hemos probado – como Asphalt 8, Modern Combat 5, N.O.V.A. 3 y Unkilled – el rendimiento del teléfono ha sido excelente y el juego se mueve con una tasa de imágenes por segundo elevada aun con el nivel de calidad gráfica al máximo.

Aunque habitualmente utilizados el software profesional GameBench para medir el rendimiento del teléfono en juegos (promedio de FPS, estabilidad de FPS, uso de CPU y uso de GPU), lamentablemente esta aplicación no se ha actualizado a Android 7.1 y, por tanto, no hemos podido probarla con el Pixel XL.

Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta ligeramente al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 40ºC, un valor bastante elevado.

analisis-google-pixel-xl-teknofilo-15

 

El Pixel XL se comercializa en variantes de 32 o 128 GB de almacenamiento interno. La versión que hemos probado es la de 32GB, que tiene libres alrededor de 23GB nada más sacarlo de la caja.

Lamentablemente, Google no ofrece la posibilidad de ampliar el almacenamiento con tarjetas micro-SD, por lo que nuestra recomendación es que te hagas con la versión de 128GB si no quieres andar apurado con el espacio.

analisis-google-pixel-xl-teknofilo-16En el aspecto de conectividad, el Pixel XL es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2,4 y 5 GHz, Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS.

En nuestras pruebas de velocidad, el Pixel XL alcanzó los 188 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30 Mbps.

En cuanto a la conexión 4G, el Pixel XL es capaz de alcanzar velocidades de hasta 600 Mbps de descarga y 75 Mbps de subida (LTE Cat. 12), aunque en la vida real nunca alcanzarás velocidades tan elevadas salvo en un entorno de laboratorio.

El Pixel XL está equipado con una única nano SIM, por lo que si andas buscando un teléfono Dual SIM tendrás que mirar en otro lado.

En la prueba de conexión 4G hemos obtenido una velocidad de descarga de 25 Mbps y de subida de 6 Mbps, unos resultados que no son espectaculares. Estas pruebas las hemos realizado por la noche, cuando teóricamente la congestión de la red debería ser mínima, y con dos servidores de prueba diferentes.

El Pixel XL no posee emisor de infrarrojos, ni tampoco cuenta con radio FM. El puerto USB Tipo-C es compatible con USB OTG, así que podemos conectar dispositivos externos de almacenamiento.

El Pixel XL posee un lector de huella dactilar en la parte de atrás que resulta bastante cómodo de utilizar ya que permite desbloquear el teléfono con solo apoyar el dedo, incluso estando la pantalla apagada.

Un inconveniente de la posición de este lector de huella es que resulta complicado desbloquear el teléfono cuando está apoyado sobre una mesa, pero no hay ninguna posición perfecta para el lector de huella.

Dejando a un lado los aspectos ergonómicos, la tasa de acierto y la velocidad del sensor de huella del Pixel XL son correctas, aunque de vez en cuando obliga a colocar el dedo por segunda vez porque no ha funcionado a la primera. También es cierto que, al estar detrás, es más difícil acertar con el dedo en el sitio correcto.

El lector de huella también sirve para desplegar el área de notificaciones al arrastrar el dedo hacia abajo una vez, y mostrar los ajustes rápidos al arrastrar el dedo por segunda vez. Este gesto no está activado por defecto, sino que debemos ir a Ajustes > Movimientos para habilitarlo manualmente.

analisis-google-pixel-xl-teknofilo-17

Ir a página