Análisis del Samsung Galaxy A5 (2016) y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Hardware y rendimiento

En el interior del Galaxy A5 (2016) encontramos un procesador de ocho núcleos a 1.6GHz.

Aunque Samsung no ha revelado qué chip en particular incorpora el Galaxy A5 (2016), las herramientas de análisis que hemos utilizado revelan que incorpora una CPU Exynos7580 con cuatro núcleos Cortex A53 y cuatro núcleos Cortex A57, y una GPU Mali T720.

Hemos sometido al Galaxy A5 a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama alta.

Samsung Galaxy A5 (2016) - 11

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 41.805 puntos, una puntuación relativamente alta aunque lejos de los teléfonos más potentes del momento.
[show-rjqc id=»100″]

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 699/3626 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados bastante altos.
[show-rjqc id=»80″]

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 1185 ms, un resultado sorprendentemente malo en comparación con otros teléfonos. Suponemos que hay algún problema al ejecutar este test.
[show-rjqc id=»81″]

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 4.057 puntos, un valor que no destaca especialmente en comparación con otros terminales de gama alta pero tampoco está mal.
[show-rjqc id=»76″]

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados bajos en comparación con otros teléfonos de gama alta, ya que su puntuación de 7.904 puntos en Ice Storm Unlimited.
[show-rjqc id=»83″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido de nuevo unos resultados bastante bajos en comparación con otros teléfonos de gama alta, como se puede apreciar en la gráfica.

[show-rjqc id=»75″]

 

A la vista de los resultados de los benchmarks podemos concluir que el rendimiento general del teléfono está cerca de muchos teléfonos de gama alta, pero no llega al rendimiento de los teléfonos más potentes del momento.

En el aspecto gráfico, sin embargo, el Galaxy A5 (2016) queda bastante lejos de los teléfonos de gama alta con los que lo hemos comparado. Estos resultados no nos han sorprendido ya que incorpora una GPU de finales de 2013,que se ha visto ampliamente superada por nuevos modelos.

Dejando a un lado los benchmarks, en el tiempo que hemos estado probando el teléfono, este se ha comportado con gran fluidez. No hemos experimentado parones al utilizar aplicaciones habituales como Twitter, Facebook, WhatsApp, etc.

El teléfono se mueve con mucha suavidad, tanto a la hora de abrir aplicaciones como de conmutar entre unas tareas u otras.

También hemos probado juegos 3D exigentes como Asphalt 8, que por defecto se configura en el modo de calidad alta. El Galaxy A5 (2016) nos ha sorprendido muy gratamente ya que, a pesar de que su GPU no es la más potente, el juego se desenvuelve con mucha fluidez y no hemos notado pérdida de frames.

Samsung Galaxy A5 (2016) - 12

 

El Galaxy A5 (2016) cuenta con un almacenamiento de tan solo 16GB, que puede ser ampliado mediante tarjetas micro-SD de hasta 128GB.

Nos hubiera gustado que incorporase una capacidad de almacenamiento algo superior, ya que a día de hoy no todas las aplicaciones se pueden mover a la tarjeta micro-SD. Por suerte esto dejará de ser un problema cuando el teléfono reciba la actualización a Marshmallow, ya que será posible formatear la tarjeta micro-SD como almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el Galaxy A5 (2016) ofrece LTE/4G Cat. 6 (hasta 300 Mbps), Wi-Fi 802.11 a/b/g/n en la banda de 2.4 y 5GHz, NFC y Bluetooth 4.1. También cuenta con radio FM.

Samsung Galaxy A5 (2016) - 13En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

El Samsung Galaxy A5 (2016) alcanzó los 98 Mbps de bajada y 13 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 120/12 Mbps.

En la prueba de 4G, se alcanzaron los 71 Mbps de bajada y 30 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

Samsung también ha incorporado Download Booster, una funcionalidad de refuerzo de desgargas por HTTP de ficheros grandes (más de 30MB).

Esta funcionalidad hace uso de la red Wi-Fi y red móvil 3G/4G simultáneamente para acelerar al máximo la descarga de los ficheros.

En la práctica, dado que los operadores imponen límites de descarga a alta velocidad, no parece probable que vayamos a querer hacer uso del tráfico 4G cuando tenemos disponible una red WiFi, por muy grande que sea el fichero.

Un aspecto destacable del teléfono es que cuenta con una batería de 2.900 mAh que no puede reemplazarse. Se trata de una batería con un tamaño bastante aceptable.

[show-rjqc id=»86″]

 

En la prueba de batería de PCMark, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un espectacular resultado de 9 horas y 29 minutos. Este resultado está muy por encima de otros teléfonos que hemos probado y nos ha sorprendido gratamente.

[show-rjqc id=»92″]

 

En la práctica, la autonomía del Galaxy A5 (2016) es buena y no tenemos ningún problema en llegar al final del día con una buena cantidad de batería libre.

Screenshot_2016-01-24-23-10-10Además Samsung incorpora dos modos de ahorro energía: el modo normal de ahorro y el modo ultrahorro de energía.

El modo normal de ahorro permite limitar el rendimiento máximo de la CPU, reducir el brillo de la pantalla y la tasa de refresco, apagar la luz del teclado táctil, desactivar la respuesta de vibración, y reducir el tiempo de apagado de la pantalla al recibir notificaciones.

El modo ultrahorro es una de las novedades que Samsung incorporó por primera vez en el Galaxy S5, e incrementa significativamente la autonomía del teléfono en caso de necesidad.

Este modo ahorra batería aplicando un tema de escala de grises, simplificando la pantalla de inicio, limitando el número de aplicaciones a las esenciales y aquellas seleccionadas por el usuario, desactivando los datos móviles al apagar la pantalla y apagando las funciones de conectividad WiFi y Bluetooth.

Con una carga completa al 100%, el teléfono puede aguantar cerca de 50 horas en el modo normal y 117 horas en el modo de ultrahorro.

Lógicamente no se trata de modos que uno quiera tener activos todo el tiempo, pero resultan muy útiles cuando estamos en los últimos minutos de autonomía y queremos mantener el teléfono activo durante unas horas.

Lamentablemente en el modo ultrahorro el teléfono queda incomunicado por 3G/4G y WiFi al apagar la pantalla, por lo que no recibimos ninguna notificación de correo electrónico, mensaje de WhatsApp o de cualquier otro tipo cuando el teléfono está en reposo hasta el momento de encender la pantalla, cuando se activa 3G/4G.

El Galaxy A5 (2016) cuenta con carga rápida, y afortunadamente Samsung ha incorporado un cargador compatible con esta tecnología en la caja del producto.

En total, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 36 minutos con el cargador incluido.

bateria galaxy a5 (2016)

 

Por último, el Galaxy A5 (2016) cuenta con un lector de huella dactilar similar al que encontramos en los últimos teléfonos de Samsung, es decir, por contacto. En las pruebas que hemos realizado ha funcionado muy bien, identificando nuestra huella rápidamente y sin errores.

Samsung Galaxy A5 (2016) - 14

Ir a página