Quitar este panel

Análisis del Samsung Galaxy S23 Ultra a fondo y opinión

Especificaciones
Panel

Dynamic AMOLED 6.8" Quad HD+, HDR10+ y 1-120Hz

Procesador

Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2 for Galaxy

Memoria RAM

8 o 12 GB LPDDR5x

Almacenamiento

256 GB, 512 GB o 1 TB UFS 4.0
Sin ranura para micro-SD

Conectividad

WiFi 6/6E, Bluetooth 5.3 Dual, NFC, USB Tipo-C 3.2, Ultrawideband (UWB)
Conectividad 5G

Cámara trasera

Gran angular: 200MP (0.6µm), f/1.7, PD Super Quad Pixel, OIS
Ultra gran angular: 120º, 12MP (1.4 µm), f/2.2, PD Dual Pixel
Teleobjetivo 3x: 10MP (1.12 µm), f/2.4, PD Dual Pixel, OIS
Teleobjetivo 10x: 10MP (1.12 µm), f/4.9, PD Dual Pixel, OIS
Láser para enfoque

Cámara frontal

12 MP, f/2.2, PD

Audio

Altavoz estéreo. Sin conector de 3.5 mm.

Sistema Operativo

One UI 5.1 sobre Android 13

Batería

5.000 mAh.
Carga rápida con cable a 45W e inalámbrica a 15W. Carga inversa.

Otros

Dual SIM, lector de huella bajo pantalla, soporte para S Pen

Precio

1.409€ (8GB/256GB), 1.589€ (12GB/512GB) y 1.829€ (12GB/1TB).
Consulta las ofertas en Amazon 🛒

☀️ ¡Rebajas VIP-URcdkey! ¡Windows 11 por 18€ y Office 2016 por 23€! [ Saber más ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Samsung Galaxy S23 Ultra.

Samsung presentó hace unos días su nuevo trío de la serie Galaxy S, que este año está formada por los Galaxy S23, Galaxy S23+ y Galaxy S23 Ultra. Aunque los tres modelos son muy potentes, el Galaxy S23 Ultra destaca su gran pantalla, un conjunto versátil de cámaras y soporte para el puntero S Pen.

El Samsung Galaxy S23 Ultra posee una pantalla LTPO AMOLED de 6.8″ hasta 120 Hz, procesador Snapdragon 8 Gen 2 for Galaxy, 8/12 GB de RAM LPDDR5x, 256GB/512GB/1TB de almacenamiento UFS 4, cámara trasera gran angular (200MP, f/1.7) + ultra gran angular (12MP, f/2.2) + teleobjetivo 3x (10MP, f/2.4) + teleobjetivo 10x (10MP, f/4.9), cámara frontal (10MP, f/2.2), conectividad 5G y batería de 5.000 mAh con carga rápida a 45W.

El Samsung Galaxy S23 Ultra está a la venta por 🛒 1.409€ (8GB/256GB), 🛒 1.589€ (12GB/512GB) y 🛒 1.829€ (12GB/1TB).

He tenido la oportunidad de probar el Samsung Galaxy S23 Ultra a fondo durante unos días y, a continuación, os traigo mi análisis en profundidad.

 

Apartados del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. S Pen
  5. Biometría
  6. Batería
  7. Software
  8. Multimedia
  9. Cámaras
  10. Llamadas
  11. Precio
  12. Conclusiones

Diseño y construcción

El Samsung Galaxy S23 Ultra posee un diseño similar al del modelo del año pasado, con un cuerpo rectangular con esquinas angulosas, bordes superior e inferior planos y unos bordes laterales ligeramente redondeados.

El teléfono tiene un tamaño bastante grande, lo que puede echar atrás a algunos usuarios que buscan dispositivos compactos.

En favor de Samsung debo decir que el espacio está muy bien aprovechado, ya que los marcos que rodean la pantalla son extremadamente estrechos. Sin duda, nos encontramos ante lo más parecido a un verdadero teléfono «todo pantalla.»

Mientras que los Galaxy S23 y S23+ cuentan con una pantalla plana, el Galaxy S23 Ultra posee una pantalla curvada a los lados, por lo que los marcos laterales pasan bastante desapercibidos.

La reducción de los marcos al mínimo permite al Samsung Galaxy S23 Ultra presumir de un elevado ratio de pantalla a cuerpo, en torno a un 90% según datos de GSM Arena. Esta cifra es de las mejores que podemos encontrar a día de hoy.

Samsung ha repetido la fórmula del orificio para la cámara frontal, que se encuentra situado en la parte superior de la pantalla, justo en el centro, y tiene un tamaño muy reducido.

A la hora de utilizar apps que no se ejecutan a pantalla completa, el orificio de la cámara no interfiere, ya que la zona donde está ubicado pertenece al área notificaciones. Ahora bien, en juegos que se ejecutan a pantalla completa de lado a lado (sin barras negras a derecha o izquierda), el orificio sí que puede interferir con lo que vemos en pantalla.

Samsung ha venido reduciendo la curvatura de la pantalla progresivamente desde el Galaxy S6 edge, por lo que la sensación de curva (y sus efectos negativos en cuanto a reflejos) no es tan acusada como lo era hace unos años.

De hecho, en el Galaxy S23 Ultra, la curvatura de la pantalla se ha visto reducida aún más para que el teléfono ofrezca una superficie plana más amplia, lo que resulta útil para quienes utilizan el S Pen y minimiza los reflejos. Esto ha llevado a que los bordes laterales sean menos redondeados y, sin llegar a ser planos (los extremos superior e inferior son curvados), ofrecen un agarre más cómodo.

 

En la parte trasera, nos encontramos con una original disposición de las cámaras, directamente sobre el cristal de la superficie trasera, sin un módulo que delimite el área de cámaras como encontramos en otros smartphones. Este diseño debutó con el Galaxy S22 Ultra y, este año, se ha extendido a toda la familia Galaxy S23.

Las cámaras añaden grosor al teléfono, lo que dificulta el uso del S Pen sobre la pantalla cuando está apoyado sobre la mesa, ya que el teléfono baila al apoyar el puntero encima.

El Galaxy S23 Ultra tiene un grosor de 8,9 mm, por lo que es bastante grueso, aunque algunos modelos de otros fabricantes lo igualan o superan. Su peso de 234 gramos también lo sitúa como uno de los teléfonos más pesados, por lo que si no te gustan los smartphones abultados, quizás quieras echar un vistazo al Galaxy S23+ o Galaxy S23.

Medidas (mm.) Peso (gr.) Pantalla Ratio pantalla a cuerpo (*)
⏩ Samsung Galaxy S23 Ultra
163 × 78 × 8,9 234 6,8″ 90%
Samsung Galaxy S22 Ultra 163 × 78 × 8,9 228 6,8″ 90%
Xiaomi Mi 11 Ultra
164 × 75 × 8,4 234 6,8″ 91%
Xiaomi Mi 11
164 × 75 × 8,1 196 6,8″ 91%
Huawei Mate 40 Pro 163 × 76 × 9,1 212 6,8″ 94%
ASUS ROG Phone 5s
173 × 77 × 9,9 238 6,8″ 82%
HONOR 70
161 × 73 × 7,9 178 6,7″ 91%
OPPO Reno8 Pro
161 × 74 × 7,3 183 6,7″ 90%
Xiaomi 12 Pro
164 × 75 × 8,2 204 6,7″ 90%
OnePlus 10T
163 × 75 × 8,8 204 6,7″ 88%
Xiaomi 12T Pro
163 × 76 × 8,6 205 6,7″ 87%
Pixel 7 Pro
163 × 77 × 8,9 212 6,7″ 89%
iPhone 14 Pro Max
161 × 78 × 7,9 240 6,7″ 88%
iPhone 14 Plus
161 × 78 × 7,8 203 6,7″ 87%
iPhone 13 Pro Max 161 × 78 × 7,7 240 6,7″ 87%
POCO F4 GT
163 × 77 × 8,5 210 6,7″ 86%
OPPO Find X5 Pro
164 × 74 × 8.5 218 6,7″ 90%
OPPO Find X3 Pro 164 × 74 × 8,3 193 6,7″ 90%
OnePlus 9T
163 × 74 × 8,7 197 6,7″ 90%
POCO F4
163 × 76 × 7,7 195 6,7″ 87%
POCO X4 Pro
164 × 76 × 8,1 205 6,7″ 86%
Pixel 6 Pro
164 × 76 × 8.9 210 6,7″ 89%
OnePlus 10 Pro
163 × 74 × 8.6 201 6,7″ 90%
OnePlus 9
160 × 74 × 8,7 192 6,6″ 88%
Xiaomi 12 Lite
159 × 74 × 7,3 173 6,6″ 88%
Huawei P40 Pro+ 159 × 73 × 9,0 226 6,6″ 92%
Huawei P40 Pro 158 × 73 × 9,0 209 6,6″ 92%
Vivo X60 Pro
159 × 73 × 7,6 179 6,6″ 90%
Samsung Galaxy S22+
155 × 76 × 7,6 195 6,6″ 88%
OPPO Find X5
160 × 73 × 8.7 196 6,6″ 89%
Nothing Phone (1)
159 × 76 × 8,3 194 6,6″ 86%
Sony Xperia 1 IV
165 × 71 × 8.2 185 6,5″ 84%
Sony Xperia 1 III 165 × 71 × 8.2 186 6,5″ 84%
POCO M4 Pro
160 × 74 × 8.1 180 6,4″ 85%
Samsung Galaxy S21 FE
156 × 75 × 7,9 177 6,4″ 85%
Pixel 6 159 × 75 × 8,9 207 6,4″ 83%
Pixel 7
156 × 73 × 8,7 197 6,3 85%
Samsung Galaxy S22
146 × 71 × 7,6 167 6,1″ 87%
iPhone 14 Pro
148 × 72 × 7,9 206 6,1″ 87%
iPhone 14
147 × 72 × 7,8 172 6,1″ 86%
iPhone 13 Pro 147 × 72 × 7,7 204 6,1″ 86%
iPhone 13 147 × 72 × 7,7 174 6,1″ 86%
Sony Xperia 5 III
157 × 68 × 8,2 168 6,1″ 85%
Huawei P40 149 × 71 × 8,5 175 6,1″ 86%
Pixel 6a
152 × 72 × 8,9 178 6,1″ 83%
Pixel 5 145 × 70 × 8,0 151 6,0″ 86%
iPhone 13 mini
132 × 64 × 7,7 141 5,4″ 85%

(*) Datos de ratio pantalla-a-cuerpo obtenidos de GSMArena

 

El Samsung Galaxy S23 Ultra cuenta con un chasis de aluminio Armor Aluminum, una variedad de aluminio ,uy resistente.

En su momento, Samsung explicó que «esta versión más rígida debería evitar que se produzcan grietas en la pantalla por caídas ya que proporciona un esqueleto tan fuerte y duradero que minimiza el impacto sobre el resto de materiales, actuando como un amortiguador de choque entre los diferentes componentes». 

Tanto el frontal como la parte trasera están protegidos por Gorilla Glass Victus 2, una nueva generación de la protección más resistente para smartphones.


🔪 ¿Qué aporta Corning Gorilla Glass Victus 2?

La última generación de Gorilla Glass Victus 2 de Corning se centra más en la resistencia a las caídas. La empresa ha adoptado una nueva composición del vidrio que potencialmente salvará los dispositivos de las caídas accidentales sobre superficies rugosas. El asfalto puede dejar la pantalla arañada, mientras que el hormigón, en el peor de los casos, puede hacer añicos el cristal de la pantalla.

Corning afirma que el rendimiento de las caídas del Victus 2 ha mejorado hasta 1 metro con grano 80 y hasta 2 metros con grano 180. En las pruebas de laboratorio, el cristal de última generación resiste caídas de un metro sobre hormigón, mientras que sobrevive a caídas de dos metros sobre una superficie de asfalto.

Victus 2 también garantiza una resistencia a los arañazos dos veces superior a la de las versiones anteriores y un rendimiento cuatro veces mejor en comparación con sus competidores. 


En mi caso, no he tenido oportunidad (ni ganas 😀) de dejar caer el Galaxy S23 Ultra al suelo ni rayarlo para comprobar su resistencia.

 

El Samsung Galaxy S23 Ultra solo está disponible en cuatro colores: Phantom Cream (blanco roto), Phantom Black (puro negro), Green (verde) y Lavender (violeta).

He tenido oportunidad de probar el modelo Green que es de un color verde grisáceo, bastante atractivo si te gustan los teléfonos de aspecto elegante. Este color presenta un acabado mate en la parte trasera en el que apenas quedan marcadas las huellas dactilares — paz mental para los que odiamos ver el smartphone con marcas en la superficie.

A continuación, vamos a revisar los cuatro lados del Galaxy S23 Ultra para ver con qué elementos nos encontramos.

En el lateral derecho encontramos un botón alargado de volumen y el botón de encendido, que es más pequeño de lo que me gustaría — quizás para distinguirlo bien del botón de volumen.

 

El lateral izquierdo está libre de cualquier botón o ranura.

 

En la parte superior no encontramos ningún elemento.

 

La parte inferior del teléfono alberga un conector USB-C, el altavoz, la bandeja para las dos tarjetas nano-SIM (pero no hay sitio para tarjeta microSD) y el compartimento para el S Pen.

Los amantes de la serie Note verán este compartimento como una gran ventaja, pero, para mí, que apenas uso el S Pen en el día a día, este compartimento resta espacio en el interior del teléfono que podría ser dedicado a una batería mayor. Me encantaría ver dos Galaxy S23 Ultra, uno normal sin compartimento y otro S Pen Edition con él.

 

El gran tamaño de la pantalla y su aspecto alargado hace que resulte complicado alcanzar la zona superior del teléfono con una sola mano. Samsung mejoró la accesibilidad de los controles cuando lanzó One UI y, como en el pasado, incorpora un modo de una sola mano que permite reducir el tamaño de la pantalla y que esta quede pegada a un lado.

Samsung ha dotado al Galaxy S23 Ultra de resistencia IP68 frente al polvo y el agua, por lo que no debería haber ningún problema si el smartphone se moja accidentalmente.

Ahora bien, no debemos olvidar que los daños por agua no están cubiertos por la garantía, por lo que no deberías utilizar el móvil para tomar fotografías subacuáticas — confieso que, en el pasado, yo he utilizado un teléfono Samsung para tomar fotos dentro de la piscina, pero no es una práctica recomendable.

Samsung ha prestado mucha atención al impacto medioambiental a la hora de crear los nuevos teléfonos, que llegan en una caja de papel reciclado e incorporan más materiales reciclados que nunca. De hecho, el Galaxy S23 Ultra pasa de 6 componentes internos a 12 componentes internos y externos, incluyendo aluminio reciclado, cristal reciclado y plástico reciclado.

Pantalla

El Samsung Galaxy S23 Ultra cuenta con un panel Dynamic AMOLED 2X de 6.8″ con ratio 19.3:9, curvado ligeramente a derecha e izquierda.

Se trata de un tamaño de pantalla bastante grande y, por tanto, ideal para disfrutar de fotos y vídeos, navegar por páginas web, leer feeds de redes sociales, o incluso escribir sobre la pantalla con un S Pen.

La resolución de la pantalla del Galaxy S23 Ultra es 3.088 x 1.440 píxeles, una cantidad de píxeles muy elevada que hace que la densidad sea de 501 ppp.

Samsung es consciente de que no hace falta tanta resolución en el día a día y, por ello, la pantalla del Galaxy S23 Ultra está configurada por defecto a una resolución Full HD+ (2.316 x 1.080), lo que equivale a una densidad de 376 ppp.

En la práctica, la resolución Full HD+ es más que suficiente para una pantalla de este tamaño ya que los píxeles resultan indistinguibles a simple vista. Al reducir la resolución, se ahorra batería ya que el procesador tiene que mover menos píxeles.

El Samsung Galaxy S23 Ultra posee un panel LTPO que permite alcanzar una elevada tasa de refresco de 120 Hz, en línea con lo que estamos viendo desde hace un par de años en la gama alta.

Sin embargo, tan importante como una alta tasa de refresco es la posibilidad de reducirla cuando no es necesario para reducir el consumo de batería.

En este aspecto, el Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece una tasa de refresco adaptable que puede bajar hasta 1 Hz, incluso cuando se utiliza la resolución de pantalla más elevada.

Cuando ejecutas videojuegos que requieren cambios rápidos de imagen, la pantalla se puede llegar a refrescar a 120 Hz, mientras que al ver vídeos, puede bajar a 24, 30 o 60 Hz para adaptarse a la tasa de FPS del vídeo. Sin embargo, esto no es nada comparado con la reducción a solo 1 Hz al ver imágenes fijas.

En mis pruebas, activando la opción Mostrar frecuencia de actualización del menú de Desarrollador, he podido ver la tasa de refresco (Hz) en tiempo real, y al activar la opción GPUWatch, he podido medir la tasa de frames por segundo (FPS). Así, he comprobado cómo la tasa de refresco se adapta al contenido en la mayoría de las ocasiones.

Sin embargo, a tasa de refresco más baja que he visto es 24 Hz (no así de FPS, que llega hasta 1 FPS al ver un contenido estático). Ni siquiera observando una imagen o estando en el escritorio sin hacer nada, la tasa de refresco disminuye hasta los anunciados 1 Hz. Es posible que la tasa de 1 Hz esté reservada a la Pantalla Siempre Activa.

El panel Dynamic AMOLED 2X ofrece una gama de colores que alcanza el 100% del espacio de color DCI-P3, que es el utilizado habitualmente en la industria del cine. Las pantallas de Samsung han sido compatibles con DCI-P3 desde hace varios años, y cuentan con la certificación Color Volume 100% de VDE de Alemania, que significa que cubre este gamut a todos los niveles de brillo.

Otra de las ventajas del panel es que puede alcanzar un brillo máximo de 1.750 nits y un contraste 3.000.000:1, ambos valores realmente altos, pero sin ninguna mejora respecto al modelo del año pasado. Samsung no da detalles sobre en qué condiciones consigue ese brillo ya que en un panel OLED se puede conseguir un brillo muy alto midiendo un área iluminada muy pequeña.

 

Samsung incorpora una funcionalidad llamada Protector de la Vista que ajusta los niveles de luz azul de forma automática, en función de la hora del día, para reducir las molestias en los ojos y ayudar a conciliar el sueño por la noche.

Como novedad, esta funcionalidad incluye ahora una opción llamada Comodidad mejorada que ajusta los tonos de color y e contraste de la pantalla para que sea más cómodo mirarla.

Ofrece dos modos de funcionamiento: adaptable y personalizado. El modo adaptable ajusta automáticamente los colores en función de la hora del día, con pequeñas variaciones durante el día y colores mucho más cálidos por la noche. En el modo personalizado, puedes elegir la temperatura de color que más te guste y el horario en el que se aplica (siempre, del anochecer al amanecer o tu propio horario).

Además de HDR, la pantalla del Samsung Galaxy S23 Ultra soporta HDR10+, el formato que mejora el rango dinámico del estándar HDR y que está impulsado principalmente por la propia Samsung. HDR10+ compite con Dolby Vision, que en la actualidad está más extendido. HDR10+ solo está disponible en Amazon Prime Video mientras que Dolby Vision está soportado por Netflix, Amazon y otras plataformas.

 

A continuación, vamos a llevar a cabo un conjunto de pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro para comprobar la calidad de la pantalla del Samsung Galaxy S23 Ultra.

Samsung ofrece dos modos de pantalla: Natural e Intenso. El modo Natural es el que refleja los colores de forma más natural en el gamut estándar sRGB que utilizan casi todas las apps, mientras que el modo Intenso está pensado para producir colores más vibrantes.

La mayoría de los smartphones proporcionan uno o varios gamuts de color, pero estos son fijos. Sin embargo, el Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece gestión automática del color. Esto significa que cambia automáticamente al gamut de colores adecuado al mostrar un contenido de imagen que tenga un perfil ICC que se encuentre dentro del amplio espacio de color soportado por pantalla OLED, de modo que las imágenes se ven con los colores correctos, ni sobre-saturados ni infra-saturados.

En el modo Natural, la fidelidad es excelente ya que el error medio al mostrar contenidos sRGB resulta ser muy bajo, solo 1 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser 2.7 dE, un valor también muy reducido.

La temperatura de color de la pantalla en el modo Básico es 6.417 ºK, bastante cerca del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que implica un color blanco puro sin ningún tinte de color.

Resultado de pruebas de pantalla en el modo Natural

 

El modo Intenso aprovecha todo el gamut de color del panel OLED, por lo que ofrece una amplitud de colores impresionante. Ahora bien, si activamos este modo, notaremos que los colores se ven sobre-saturados ya que la inmensa mayoría de apps de Android están creadas pensando en que la pantalla ha sido calibrada para el gamut sRGB.

Esa es la razón por lo que Samsung denomina Intenso a este modo. A pesar de que los colores sean irreales, mucha gente prefiere ver colores más vibrantes, aunque no sean fieles realidad, que colores reales más apagados.

El inconveniente de ver colores sobresaturados es que puedes comprar un artículo en la web (ropa, mueble, accesorio, etc.) pensando que es de un color y llevarte una sorpresa cuando te llegue a casa. O retocar fotografías en el móvil para luego descubrir en el ordenador que los colores no son tan vivos como tú pensabas.

Debido al exceso de saturación de los colores que he comentado, la fidelidad de color del modo Intenso respecto al gamut sRGB no es la mejor. El error medio resulta ser 3.3 dE y el error máximo resulta ser también elevado, 5.8 dE.

La temperatura de color es 6.960ºK, por encima del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que implica un tono ligeramente azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Existe cierta tendencia a los fabricantes a hacer que sus pantallas azuleen ya que, instintivamente, los colores cálidos se asocian a cosas antiguas (como un papel viejo) y los colores fríos a cosas modernas.

Por suerte, Samsung ha añadido un ajuste de color blanco llamado Balance de color que permite alterar el nivel de rojo, verde y azul de la pantalla. De esta forma podemos reducir el nivel de azul y acercarnos bastante al valor ideal de 6.500ºK.

Resultado de pruebas de pantalla en el modo Intenso

 

Una de las novedades de la familia Galaxy S22 fue Vision Booster, que analiza el entorno y optimiza la experiencia de visualización en función de dos posibles niveles de iluminación ambiente. Con el Galaxy S23, Samsung ha añadido Advanced Vision Booster, que ajusta el tono de color y contraste en tres condiciones de luminosidad diferentes, en lugar de dos como hasta ahora, para combatir el brillo y los reflejos de la luz del día.

El brillo máximo del Samsung Galaxy S23 Ultra con el brillo en modo manual es de unos 444 nits, que aumenta hasta 697 nits al activar la opción de brillo extra, que incrementa el brillo máximo en modo manual a costa de un mayor consumo de batería.

Al activar el modo de brillo automático, se tiene acceso al modo de alto brillo (HBM) que me ha permitido medir un brillo de 1.062 nits bajo una luz intensa como el sol.

Este valor de brillo máximo es similar al del Galaxy S22 Ultra — las diferencias de unos pocos nits son irrelevantes — y supera al de otros smartphones que he probado. Estas pruebas se han realizado, como es habitual, con la pantalla totalmente en blanco. En esta gráfica comparativa reflejo el valor de brillo máximo con la pantalla iluminada al 100% en color blanco, ya que es la forma habitual de medir y comparar el brillo de una pantalla.

 

Si en lugar de mostrar toda la pantalla en blanco, reducimos la superficie blanca a un rectángulo que ocupe un 18% de la superficie (siendo el resto de color negro), el brillo del área iluminada se dispara y alcanza, en mis pruebas, 1.610 nits (el brillo máximo de una pantalla OLED depende de la cantidad de píxeles encendidos).

Samsung afirma que se pueden alcanzar los 1.750 nits, pero probablemente eso requiere reducir el área iluminada a un tamaño demasiado pequeña para el colorímetro que he utilizado.

El color negro es muy profundo, hasta el punto de que el colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que los negros son realmente negros y el contraste es, teóricamente, infinito (según Samsung, es 3.000.000:1). Una ventaja de un color negro tan profundo es que, al ver una película, las franjas negras alrededor de la imagen se ven completamente negras. Además, los píxeles de color negro no consumen batería, por lo que el modo oscuro de Android tiene mucho sentido en pantallas OLED.

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del Galaxy S23 Ultra, los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo. Ahora bien, los bordes curvados de la pantalla a ambos lados se ven ligeramente más oscuros que el resto de la pantalla, especialmente en aplicaciones con fondo blanco.

 

Una característica presente en la pantalla del Samsung Galaxy S23 Ultra es la función Always On Display (Pantalla Siempre Activa) que hace que el teléfono muestre la hora (con varios diseños de reloj disponibles) y la fecha cuando el teléfono está bloqueado, junto con iconos de notificaciones con colores. El nivel de brillo de los elementos de la pantalla se ajusta en función de la luz ambiente.

Es posible configurar que la pantalla Always On Display esté activa en todo momento, solo durante 10 segundos cuando toquemos la pantalla o entre determinadas horas. También es posible controlar la reproducción de música desde esa pantalla.

Pantalla Always On Display

Hardware y rendimiento

Para alegría de muchos, los teléfonos de la serie Galaxy S23 incluyen chips de Qualcomm en todas las regiones, por lo que decimos adiós a los chips Exynos.

El Samsung Galaxy S23 Ultra incorpora el potente chip Snapdragon 8 Gen 2, un chip de gama alta presentado a finales de 2022 y fabricado en 4 nm en TSMC (N4P). Samsung se refiere a este chip como Snapdragon 8 Gen 2 for Galaxy, ya que ha sido optimizado por Qualcomm específicamente para Samsung.


ℹ️ Info: Así es el chip Sandpragon 8 Gen 2 for Galaxy

Integra cuatro núcleos de CPU diferentes: un núcleo principal rápido y grande ARM Cortex-X3 hasta 3,36 GHz (frente a los 3,2 GHz del chip estándar), dos núcleos de alto rendimiento ARM Cortex-A715 hasta 2,8 GHz, otros dos núcleos de rendimiento Cortex-A710 hasta 2,8 GHz y tres núcleos de eficiencia ARM Cortex-A510 hasta 2 GHz. Todos los núcleos pueden utilizar la caché compartida de nivel 3 de 8 MB.

Una gran mejora del Snapdragon 8 G2 es la GPU Adreno 740 integrada, que soporta Hardware Raytracing. La Adreno 730 integrada ofrece una mejora gráfica del 30% en comparación con la anterior Adreno 660. La variante «for Galaxy» ofrece mejoras «significativas» en términos de conservación de la batería y rendimiento, aunque la compañía no ha entrado en detalles.

El chip también integra un acelerador Hexagon para cargas de trabajo de IA (tensorial, escalar y vectorial). El motor de IA integrado puede ofrecer un rendimiento de IA hasta 4 veces más rápido gracias al mayor motor tensorial.

El ISP 18-Bit-Spectra es capaz de procesar fotos de hasta 200 MP y trabajar con vídeos de hasta 8k30 (incluyendo 10-bit, HDR10+, HLG y Dolby Vision).  El 18-Bit-Spectra-ISP también ha experimentado grandes mejoras y ahora se llama Snapdragon Sight.

El módem Snapdragon X70 5G integrado también es nuevo, al igual que el módem FastConnect 7800 compatible con Wi-Fi 7 y Bluetooth 5.3.


El Samsung Galaxy S23 Ultra viene con 8 o 12 GB de memoria RAM LPDDR5x, la más rápida que podemos encontrar en un smartphone.

La memoria LPDDR5x de Samsung se fabrica con el proceso de 14nm y ofrece una velocidad de transferencia de datos de 8,5 Gbps, que es 1,3 veces más rápida que la velocidad de 6,4 Gbps de LPDDR5. Además, ofrece un consumo de energía un 20% menor que la DRAM LPDDR5.

Con One UI 4, Samsung añadió la funcionalidad RAM Plus que asigna almacenamiento para ser usado como RAM extra. Con One UI 5.1, puedes escoger cuánta RAM virtual quieres utilizar: 2, 4, 6 u 8 GB.

El Samsung Galaxy S23 Ultra se comercializa en variantes de almacenamiento de 256 GB, 512 GB o 1 TB. Este almacenamiento es muy rápido ya que es tipo UFS 4.0.

UFS 4.0 aumenta las velocidades de lectura hasta los 4.200 MB/s, es decir, básicamente el doble que el estándar UFS 3.1 actualmente disponible. Las velocidades de escritura también aumentan hasta los 2.800 MB/s, frente a los 1.200 MB/s.

Las cifras de rendimiento de lectura y escritura se refieren a transferencias secuenciales, por lo que las lecturas y escrituras aleatorias serán probablemente más lentas.

Samsung afirma que UFS 4.0 es un 46% más eficiente en términos de consumo de energía que UFS 3.1, ya que es capaz de ofrecer una velocidad de lectura secuencial de hasta 6,0 MB/s por miliamperio (mA).

En caso de que quieras ampliar el almacenamiento, tenemos malas noticias: ninguno de los modelos de Galaxy S23 llega con ranura micro-SD.

Esto puede ser un inconveniente para aquellos usuarios que almacenan una gran cantidad de fotografías, vídeos o juegos en su smartphone, o que utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar datos, ya que ahora no podrán hacer uso de ella.

El puerto USB-C es de tipo USB 3.2 y es compatible con OTG, por lo que puedes conectar un llave USB-C y acceder a ella como si fuera almacenamiento externo. También soporta DisplayPort sobre USB-C con un adaptador HDMI, en caso de que quieras conectarlo a una pantalla o televisor para disfrutar de vídeo 4K UHD a 60 fps.

 

Pasemos a analizar el rendimiento del teléfono en los principales benchmarks.

En el benchmark AnTuTu v9, ha conseguido un resultado de 1.213.393 puntos, una puntuación muy alta que supera a los mejores buques insignia.

 

En el benchmark Geekbench 5 centrado en el rendimiento del procesador, ha conseguido 1.550/4.769 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados muy elevados, solo superados por los chips de Apple.

 

En el test de rendimiento general PCMark 3.0 que mide el rendimiento al realizar tareas cotidianas, ha obtenido una puntuación de 15.846 puntos, un valor de nuevo muy alto.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados extremadamente altos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura ya que, como hemos comentado, cuenta con el almacenamiento más rápido UFS 4.0. Sin embargo, sorprendentemente, las velocidades de escritura no son tan altas.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el teléfono ha obtenido un resultado mejorable, ya que el rendimiento ha caído un 39% en dicho período.

 

 

A continuación, vamos a ver los resultados en diversos benchmarks gráficos para comprobar el rendimiento esperable en juegos.

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal en iOS y Vulkan en Android), el teléfono consigue desatar todo su potencial y consigue unos resultados muy altos en comparación con otros teléfonos.

 

En la prueba 3DMark Wild Life Unlimited, el teléfono también ha conseguido un resultado muy alto de 14.273 puntos.

 

Para comprobar el rendimiento gráfico en el día a día, he probado varios juegos 3D exigentes — Real Racing 3, Asphalt 9 y Call of Duty Mobile.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos en partidas reales.


👉 ¿Conoces GameBench Pro? GameBench Pro es la herramienta líder de la industria para medir el rendimiento de juegos en smartphones Android e iOS. Si quieres saber más, puedes visitar su página web.


Los juegos obtienen una tasa estable alrededor de 60 FPS en Asphalt 9, 60 FPS en Call of Duty y 120 FPS en Real Racing 3. Se trata de valores bastante altos, como era de esperar un smartphone de estas características.

Juego FPS (mediana) Estabilidad FPS FPS Min.-Máx. %CPU / %GPU
Asphalt 9 60 100% 56-61 7% / 46%
Real Racing 3
120 100% 119-120 5% / 45%
Call of Duty 60 100% 55-61 9% / 29%

(*) Configuración de calidad de los juegos:

Asphalt 9: Calidad gráfica configurada a «alta»
Real Racing 3: Calidad gráfica por defecto
Call of Duty Mobile: Calidad gráfica «muy alta» y cuadros por segundo a velocidad «máxima»

 

Además del rendimiento gráfico puntual, es importante conocer si el teléfono es capaz de sostener este rendimiento a lo largo del tiempo o si se ve reducido por el aumento de temperatura del procesador. La prueba 3DMark Wild Life Stress Test mide precisamente la variación en el rendimiento gráfico tras 20 minutos de ejecución del test.

El teléfono ha obtenido un resultado bastante mejorable de 52%, lo que significa que el rendimiento gráfico empeora tras un largo período de tiempo de uso. En todo caso, dada la gran potencia gráfica, probablemente no notas esta caída.

 

En general, el Samsung Galaxy S233 Ultra ha conseguido unos excelentes resultados en los benchmarks, como era de esperar teniendo en cuenta que trae el mejor hardware del momento.

En el día a día, no he experimentado signos de lag al moverme por la interfaz, abrir aplicaciones o cambiar entre tareas — como referencia, he probado la versión con 12 GB de RAM. Las apps que uso habitualmente se mueven con fluidez.

 

En cuanto a conectividad, el Samsung Galaxy S23 Ultra no solamente soporta WiFi 6 (802.11ax), sino que también es compatible con el más avanzado WiFi 6E.

El protocolo WiFi 6E es la evolución de WiFi 6 y añade la banda de frecuencias de 6 GHz para un mayor rendimiento. A día de hoy, apenas hay routers compatibles con esta banda de frecuencias y, los que hay, son bastante caros, pero es de esperar que con el tiempo vayan bajando de precio.

En cuanto a conectividad celular, el Samsung Galaxy S23 Ultra es compatible con redes 5G. Existen dos versiones del Samsung Galaxy S23 Ultra, una con conectividad Sub-6 y otra con conectividad Sub-6 y mmWave. Lamentablemente, Samsung no indica cuál de las versiones comercializa en España.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por red Wi-Fi como por red celular han sido satisfactorias. El Samsung Galaxy S23 Ultra ha alcanzado por WiFi la capacidad máxima de mi fibra simétrica de 300 Mbps de bajada y 300 Mbps de subida.

En la prueba de conectividad celular, he medido velocidades de alrededor de 74 Mbps de bajada y 61 Mbps de subida con conexión 5G con Movistar, que no tiene precisamente la red 5G más rápida.

 

El Galaxy S23 Ultra es compatible con Bluetooth 5.3, NFC, y varios sistemas de posicionamiento (GPS, Galileo, Glonass, BeiDou). Además, incluye GPS de frecuencia dual, por lo que pueden utilizar dos señales GPS a la vez para determinar la ubicación con más precisión.

Samsung ha incorporado la tecnología Ultra-Wideband (UWB) que permite posicionar con precisión en el espacio objetos y dispositivos que también utilicen esta tecnología y abre un gran abanico de posibilidades.

El primer uso que dio Samsung a esta tecnología es simplificar la compartición de ficheros a través de la funcionalidad Nearby Share. Cuando quieres compartir un contenido, basta con apuntar al smartphone al que quieres enviar el contenido para que aparezca el primero en la lista de posibles destinatarios.

Las posibilidades de esta tecnología no acaban ahí, sino que Samsung introdujo también sus etiquetas SmartTag y SmartTag+ con Bluetooth y Bluetooth+UWB respectivamente. Estas etiquetas permiten localizar objetos (llaves, maletas, mochilas, bicicletas) e incluso mascotas con gran precisión a través de la app SmartThings, haciendo uso de la la Realidad Aumentada.

En el apartado de «ausencias», cabe destacar que no incorpora radio FM, lo cual algunos usuarios lo encontrarán como una limitación, ni tampoco emisor de infrarrojos.

S Pen

Una de las funcionalidades que distingue al Samsung Galaxy S23 Ultra del resto de la familia es la compatibilidad con el lápiz S Pen para poder escribir y dibujar sobre la pantalla.

El S Pen posee conectividad Bluetooth, cuenta con una punta de tan solo 0,7 mm y ofrece una sensibilidad de 4.096 niveles de presión. Además, posee certificación IP68, por lo que puede ser sumergido en agua sin que se dañe.

El Samsung Galaxy S23 Ultra incorpora un compartimento para guardar el S Pen y cargarlo, por lo que no tendrás que hacer uso de una funda especial para guardarlo, como ocurría con el Galaxy S21 Ultra.

 

La latencia del S Pen es de solo 2,8 ms, eliminando casi la sensación de retardo al escribir o dibujar. En la práctica, dibujar o escribir con el S Pen sobre la pantalla del Galaxy S23 Ultra es como hacerlo sobre un papel.

Si mantenemos pulsado el botón del S Pen, podemos abrir la app de Cámara o, si preferimos, podemos elegir que se abra otra app que tengamos instalada.

Dentro de las apps, podemos realizar distintas acciones al pulsar el botón del S Pen una o dos veces seguidas:

  • Cámara: Una pulsación permite capturar una fotografía y una pulsación doble permite conmutar entre la cámara frontal y trasera. Esto es útil si, por ejemplo, al tomar un selfie colocamos el teléfono apoyado en algún sitio o tenemos el brazo tan extendido que no llegamos al botón de disparo.
  • Galería: Una pulsación pasa a la siguiente imagen y una pulsación doble vuelve a la anterior Esto es útil si, por ejemplo, conectamos el teléfono a un televisor o monitor y queremos ir viendo fotografías sin tener el teléfono a mano.
  • Internet Samsung: Una pulsación va hacia atrás, y una pulsación doble va hacia delante.
  • Samsung Notes: Una pulsación pasa al siguiente lápiz favorito, y una pulsación doble vuelve al lápiz favorito anterior.
  • AR Emoji: Una pulsación toma una foto, y una pulsación doble cambia entre cámaras.
  • YouTube: Una pulsación reproduce o pausa el vídeo y una pulsación doble lo salta. Esto es útil si, por ejemplo, apoyamos el teléfono sobre algún sitio mientras vemos un vídeo.
  • Powerpoint: Al utilizar Powerpoint con Samsung DeX, una pulsación pasa a la siguiente transparencia y una pulsación doble vuelve a la anterior.
  • Grabadora de voz: Una pulsación inicia o pausa la grabación.
  • Música: Una pulsación inicia o pausa la reproducción, y una pulsación doble salta a la siguiente pista
  • Chrome: Una pulsación vuelve a la página anterior y una pulsación doble va a la siguiente página.

 

El S Pen también permite controlar aplicaciones hasta 10 metros de distancia mediante clics y gestos en el aire del puntero, como si fuera una varita mágica.

La funcionalidad de S Pen remoto es compatible con muchas aplicaciones de Samsung — Cámara, Galería, Internet, Grabadora de voz, Samsung Notes, AR Emoji, Dibujos AR y Reloj — así como en cualquier otra aplicación de cámara o de reproducción multimedia (por ejemplo, Netflix). Los desarrolladores pueden añadir soporte del S Pen a sus propias apps a través del SDK de Samsung.

El S Pen reconoce varios tipos de gestos en el aire:

  • Movimiento hacia izquierda y vuelta, para volver atrás
  • Movimiento hacia derecha y vuelta, para acceder a Recientes
  • Movimiento hacia arriba y vuelta, para ir a inicio
  • Movimiento hacia abajo y vuelta, para activar Smart Select
  • Movimiento de sacudida, para escritura en pantalla

Samsung permite también otros gestos en el aire para realizar tareas frecuentes. Por ejemplo, es posible agitar el S Pen mientras mantienes apretado el botón para tomar una captura de pantalla y anotar sobre ella.

En la práctica, el manejo del teléfono mediante gestos en el aire del S Pen no deja de ser una curiosidad ya que, en mi día a día, no siento la necesidad de manejar el teléfono a distancia.

Al sacar el puntero S Pen de su compartimento o al pulsar sobre el botón situado en el centro, se activa el abanico emergente con las posibles acciones de Air Command: Ver todas las notas, Smart select, Escritura de pantalla, Mensajes animados, Dibujos AR, Traducir y PENUP.

Además, es posible añadir más accesos directos como Bixby VisionAmpliarVista rápida, Colorear y Escribir en calendario, así como un acceso directo a cualquier app que tengamos instalada.

 

La función Crear nota abre la aplicación Samsung Notes, que nos permite tomar una nota de texto manuscrita (o con el teclado), pegar imágenes, añadir grabaciones de voz, etc. Además, si acostumbras a escribir torcido, Samsung permite enderezar el texto que has escrito.

La app permite convertir letra manuscrita a texto con un grado de precisión muy elevado, como se puede apreciar en el ejemplo de abajo

Samsung permite exportar la nota a un fichero PDF, Microsoft Word, Microsoft Powerpoint, un archivo de imagen o un fichero de texto. También es posible importar un fichero PDF en Samsung Notes para tomar notas encima.

 

Samsung Notes permite sincronizar las notas que escribes con la nube para que estén disponibles en cualquier otro teléfono, tablet o PC siempre que accedas con tu cuenta de Samsung. También es posible sincronizarlas con aplicaciones de Microsoft como OneNote y Outlook para la web.

Samsung Notes permite grabar notas de voz si, por ejemplo, estás asistiendo a clase, y posteriormente puedes escuchar la grabación y ver las notas que ibas escribiendo de forma sincronizada con la grabación.

Siguiendo con las funcionalidades del S Pen, la herramienta Smart Select permite recortar una porción de la pantalla y guardarla como una imagen o, incluso, convertirla a texto. También es posible generar una imagen animada GIF capturando una zona de la pantalla en movimiento.

La función Escritura pantalla hace una captura de la pantalla y nos permite escribir o dibujar encima. Esta función integra la opción de Scroll Capture, que hace scroll automáticamente para capturar una página web completa, de principio a fin.

 

La función Traducir permite, como su nombre indica, traducir una palabra con Google Translate colocando el S Pen encima e incluso escuchar su pronunciación. La función PEN UP nos permite realizar dibujos sobre la pantalla utilizando el S Pen de forma cómoda.

La función Mensaje Animado permite realizar dibujos con el S Pen sobre una fotografía, una imagen captada con la cámara o un fondo de color

Una de las funciones más útiles es la posibilidad de tomar notas sobre la pantalla estando esta apagada. Basta con extraer el S Pen para estar en disposición de escribir sobre la pantalla y, una vez que terminamos, podemos guardar la nota o dejarla fija en la pantalla Always On Display. Esta función es útil para, por ejemplo, tomar una nota rápida sobre la marcha.

Otro aspecto interesante es que, si te alejas del puntero S Pen, te muestra un recordatorio para evitar que te lo dejes olvidado.

La batería del S Pen se recarga cuando lo insertas en el teléfono. El uso del S Pen como stylus no consume batería, pero sí que se gasta batería al pulsar el botón y realizar gestos en el aire.

Por mi forma de utilizar el teléfono, no saco partido al puntero S Pen, aunque he de reconocer que he utilizado alguna que otra vez la opción de tomar notas o haces dibujos rápidos sobre la pantalla. Hay personas que sí que lo consideran un elemento muy útil para tomar notas o realizar bocetos rápidamente, y de ahí que los smartphones Galaxy Note fueran tan populares entre ciertos usuarios.

Biometría

Samsung ha incorporado un lector de huella ultrasónico debajo de la pantalla del Galaxy S23 Ultra que permite desbloquear el teléfono de forma cómoda al apoyar el dedo sobre una zona de la pantalla.

Para desbloquear el teléfono, basta con colocar el dedo sobre la zona de la pantalla donde está ubicado el lector. Un aspecto que me gusta del Galaxy S23 Ultra es que la zona de la huella de la pantalla aparece marcada en la pantalla Always On Display, por lo que es más sencillo acertar que en otros smartphones.

Samsung ha colocado el área de lectura de la huella en un lugar cómodo de alcanzar con el dedo, ya que ese es el sitio natural donde se apoya el pulgar al sostener el teléfono.

En las pruebas que he llevado a cabo, la velocidad de desbloqueo es buena. Sigue siendo importante acertar con el dedo en la zona de lectura, pero no he tenido ningún problema a la hora de que el sistema reconozca la huella a la primera.

Reconocimiento de huella dactilar del Samsung Galaxy S23 Ultra

 

Samsung también ha incluido un sistema de reconocimiento facial que utiliza una imagen 2D, por lo que no es tan seguro como el reconocimiento 3D del iPhone o ciertos smartphones Android ni tampoco funciona en la oscuridad.

En cualquier caso, en mis pruebas no he sido capaz de engañar al sistema con una fotografía de mi rostro ni siquiera en el modo de reconocimiento más rápido que reduce la seguridad. También es posible elegir si los ojos deben estar abiertos para desbloquear, si quieres evitar que accedan a tu teléfono mientras duermes.

Samsung permite tener activos a la vez el reconocimiento de huella y rostro, por lo que podemos utilizar en cada momento el que más nos convenga.

Batería

El Samsung Galaxy S23 Ultra con su gran pantalla de 6.8″ llega con una batería de 5.000 mAh.

Se trata exactamente de la misma batería que encontrábamos en el Galaxy S22 Ultra del año pasado, que tenía el mismo tamaño de pantalla.

 

Para comprobar la autonomía, he llevado a cabo la prueba de batería del conocido test PCMark: Work 3.0.


ℹ️ Info: Sobre las pruebas de autonomía

Dada la importancia que tiene la pantalla en el consumo de la batería, es importante calibrar con un colorímetro (o un instrumento similar) las pantallas al mismo nivel absoluto de brillo (no sirve ponerlo al 50%) si quieres realizar comparaciones de autonomía entre dispositivos.

De lo contrario, los resultados pueden verse muy afectados por el nivel de brillo de la pantalla de cada smartphone y, por tanto, no son comparables. Comentamos esto aquí porque no todos los análisis tienen esto en cuenta y en esta prueba vemos a veces valores absurdos.

En el caso de PCMark: Work, el propio test indica que la prueba debe realizarse con la pantalla calibrada a 200 nits para que los resultados sean comparables. Así es como nosotros realizamos todas las pruebas de los smartphones.


PCMark Work pone a prueba la autonomía del terminal al realizar una mezcla de tareas cotidianas y exigentes ya que la prueba simula la navegación por páginas web, la escritura de textos e inserción de imágenes, la aplicación de filtros a fotografías, la edición de vídeos y la manipulación de datos.

Dado el impacto que tiene la tasa de refresco en la autonomía de los smartphones, he realizado esta prueba dos veces: una con la pantalla a 60 Hz y otra con la frecuencia adaptable hasta 120 Hz.

En la prueba con la pantalla configurada a 60 Hz he obtenido un resultado de 17 horas y 21 minutos, que es un valor muy alto si lo comparamos con otros smartphones de gama alta.

Si ajustamos la tasa de refresco a una frecuencia adaptable hasta 120 Hz, la autonomía se reduce a 14 horas y 18 minutos, lo que supone una caída de alrededor de un 17 por ciento. En todo caso, sigue siendo una cantidad muy alta para estar operando con una alta tasa de refresco.

 

En la práctica, la autonomía del Galaxy S23 Ultra es sencillamente brutal y no deberías tener problemas para llegar al final del día con batería restante siempre que no hagas un uso muy intenso del teléfono, incluso con la frecuencia adaptable activa.

En cualquier caso, si quieres extender la autonomía de tu dispositivo, puedes activar el modo ahorro de energía, que restringe el uso de redes, la sincronización y la ubicación en segundo plano, cambia la fluidez de movimientos a 60 Hz y, opcionalmente, limita el rendimiento máximo de la CPU al 70%, reduce el brillo en un 10%, desactiva la pantalla Always On Display y/o cambia la conectividad de 5G a 4G/LTE.

 

Además, es posible activar un modo de ahorro de energía aún más exigente activando la opción Limitar apps y pantalla Inicio que limita el número de aplicaciones que podemos utilizar, limita todas las actividades en segundo plano, desactiva los contenidos Edge y cambia a un tema oscuro. La opción ahorro de energía adaptable activa y desactiva automáticamente el ahorro de energía en función de tus patrones de uso.

Samsung ofrece una funcionalidad llamada batería adaptable, que limita el uso de la batería por parte de las aplicaciones que no usas normalmente. También es posible seleccionar individualmente aquellas aplicaciones que no queremos que consuman batería cuando no están siendo utilizadas.

Opciones de batería y ahorro de energía

 

Samsung ha incorporado una opción que permite poner en modo inactivo apps que llevan un tiempo sin usarse. Estas aplicaciones no se ejecutan en segundo plano, por lo que es posible que no reciban actualizaciones ni envíen notificaciones. Podemos elegir manualmente aquellas apps que no queden nunca inactivas, así como aquellas que deben estar siempre en modo inactivo.

El Galaxy S23 Ultra ofrece carga rápida por cable a 45W, que no es especialmente rápida si la comparamos con otros buques insignia (ya hemos visto carga rápida a 200W), pero, a su favor, utiliza el estándar USB-PD, en lugar de los protocolos propietarios de otros fabricantes como Xiaomi, OnePlus y OPPO, por citar algunos. Esto permite utilizar cualquier cargador compatible del mercado.

En mis pruebas con un cargador USB-PD estándar de 65W (🛒 29,99€), el proceso completo de carga del Galaxy S23 Ultra ha llevado un total de 59 minutos. Como podemos apreciar en la gráfica, en 23 minutos la carga ha llegado al 50%.

Proceso de carga del Samsung Galaxy S23 Ultra

 

El Samsung Galaxy S23 Ultra soporta los estándares de carga inalámbrica WPC (Qi) y PMA, que permiten cargar el teléfono sin utilizar cable y además lo hace de forma rápida a 15W si cuentas con una base de carga inalámbrica con esta potencia.

Samsung ha incluido la funcionalidad Wireless PowerShare que permite utilizar el Galaxy S23 Ultra como una base de carga inalámbrica para cargar a otros smartphones, auriculares u otros dispositivos que admitan este tipo de carga. El inconveniente de esta carga es que es bastante lenta y no demasiado eficiente (se pierde energía en el proceso de transmisión).

Software

El Samsung Galaxy S23 Ultra corre Android 13 y, por encima del sistema operativo, incorpora la capa de personalización Samsung One UI 5.1.

Samsung ofrecerá cuatro generaciones de actualizaciones principales de One UI / Android, y cinco años de parches de seguridad. Esto significa que el Galaxy S23 Ultra recibirá Android 17 dentro de cuatro años.

Por defecto, Samsung One UI tiene activo el cajón de aplicaciones, aunque ofrece la opción de desactivarlo si preferimos tener todos los iconos en el escritorio. Para acceder al cajón, basta con arrastrar ligeramente la pantalla hacia arriba estando en el escritorio. También es posible activar un botón que dé acceso al cajón de aplicaciones.

En los Ajustes podemos configurar que, al arrastrar la pantalla hacia abajo, no se abra el cajón, sino el panel de notificaciones, algo que resulta útil ya que la zona de notificaciones y accesos rápidos queda algo lejos del dedo por la longitud de la pantalla.

 

Por defecto, la cuadrícula de iconos es 4×5, lo que hace que los iconos se vean con un tamaño demasiado grande, por lo que mi consejo es que la cambies a 4×6, 5×5 o 5×6. De igual forma, también podemos cambiar el tamaño de la cuadrícula del cajón de aplicaciones.

Samsung permite navegar por la interfaz mediante los tres botones de navegación tradicionales o a través de gestos de navegación a pantalla completa.

Samsung ofrece dos tipos de gestos de navegación: gestos de deslizamiento desde cada área de la parte inferior (izquierda, centro y derecha) y gestos de deslizamiento desde los laterales y la parte inferior como los de Android.

One UI 5 trae sutiles cambios en la interfaz de usuario para un aspecto fresco y nuevo, que incluyen iconos renovados de las aplicaciones, animaciones mejoradas y colores simplificados.

Los widgets apilados permiten colocar varios widgets juntos conseguir una pantalla de inicio más limpia, y también existe un widget de sugerencias inteligentes que sugiere apps en función de tu uso del teléfono.

Widgets apilados

 

El panel de notificaciones en la parte superior muestra la hora/fecha y un acceso directo a Ajustes. A continuación, encontramos una fila de botones que dan acceso rápido a seis ajustes, sin ningún texto. Algunos de estos iconos — como WiFi, Sonido, Bluetooth, etc. — abren diversas opciones al mantenerlos pulsados.

Debajo, aparecen dos botones llamados Control y Sala multimedia que nos permiten controlar dispositivos y escenas de SmartThings, y la reproducción de contenido multimedia en nuestro teléfono y otros dispositivos Samsung.

Luego encontramos las notificaciones, aunque es posible desplegar muchos más ajustes rápidos y acceder al control de brillo arrastrando de nuevo la primera hilera hacia abajo o utilizando el gesto de arrastrar el panel de notificaciones con dos dedos. Si pulsamos sobre los tres puntos que hay junto al control de brillo, podemos des-/activar el brillo automático.

Panel de notificaciones y accesos rápidos

 

La pantalla de bloqueo puede mostrar una imagen diferente cada vez que desbloqueas el teléfono. Samsung ofrece un abundante conjunto de imágenes de alta calidad en 10 categorías diferentes: paisajes, plantas, vida, perros, gatos, animales, arte, comida, postres y especial.

Ahora, también permite ahora establecer fondos de vídeo directamente en  la pantalla de bloqueo, como se puede apreciar en este ejemplo. Es más una curiosidad que algo útil, ya que el consumo de batería puede ser significativo si desbloqueas el teléfono con frecuencia.

 

Una de las funcionalidades más útiles es Always On Display, que muestra permanentemente información de hora/fecha e iconos de notificaciones en la pantalla aún cuando está apagada. Si pulsamos dos veces sobre un icono, se abre dicha aplicación al desbloquear el teléfono.

Samsung ofrece varios diseños para el reloj que se muestra en la pantalla Always On Display, y es posible incluso mostrar elementos de color, fotografías o emojis.

Además del reloj de la pantalla Always On Display, también podemos personalizar el reloj de la pantalla de bloqueo. Si estamos fuera de nuestro huso horario habitual, podemos hacer que el teléfono muestre dos relojes, uno con la hora local y otro con la de casa.

Estando en la pantalla Always On Display, podemos hacer un doble toque en la pantalla para ver la pantalla de bloqueo con todas las notificaciones.

 

Samsung ofrece unos widgets que pueden utilizarse en la pantalla de bloqueo y en la pantalla Always On Display. Estos widgets dan acceso a controles de reproducción de música, el tiempo, la agenda para hoy, información de la siguiente alarma, grabadora de voz, salud digital y rutinas Bixby.

Para ver los widgets desde la pantalla Always On Display hay que hacer un doble toque sobre la hora y, después, deslizar la pantalla hacia abajo. Estando en la pantalla de bloqueo, basta con pulsar sobre la hora.

Desde la pantalla de bloqueo propiamente dicha podemos acceder rápidamente a dos aplicaciones configurables a través de unos iconos de acceso directo que se sitúan en las esquinas de la parte inferior de la pantalla. Por defecto, tenemos acceso al teléfono y a la cámara. Como novedad, Samsung permite ahora añadir la grabadora de voz como acceso rápido.

Samsung incorpora una funcionalidad llamada Quick Share, que viene a ser la versión de Samsung del AirDrop de Apple, así como Compartir con Nearby, que es la versión de Google. Ambas funcionalidades permiten compartir rápidamente ficheros con personas que estén cerca de ti, pero Quick Share solo funciona con terminales Samsung.

El Samsung Galaxy S23 Ultra incorpora la función Multi Window para ejecutar dos aplicaciones en pantalla dividida, abrir una app en una ventana flotante con un grado de transparencia seleccionable o minimizar una app abierta en un icono flotante en el escritorio.

 

El teclado del Galaxy S23 Ultra resulta cómodo de utilizar gracias al gran tamaño de la pantalla. Incorpora la funcionalidad de texto predictivo, que funciona bastante bien, y la posibilidad de escribir arrastrando el dedo sobre las teclas, puntuar automáticamente, poner en mayúsculas automáticamente la primera letra de cada frase, modificar la anchura y altura del teclado, etc. Samsung incorpora algunos accesos directos a emojis y stickers.

Si eres de los que no les gusta que otra persona utilice su smartphone por si se pone a curiosear, te alegrará saber que Samsung incluye una funcionalidad llamada Carpeta Segura que permite proteger el acceso a imágenes, notas, correos electrónicos y aplicaciones de forma sencilla.

El acceso a la carpeta segura se puede proteger mediante patrón, PIN, contraseña o huella dactilar. Podemos configurar una huella dactilar diferente para desbloquear la carpeta segura, lo cual puede resultar útil si queremos dar acceso a nuestro teléfono mediante huella a un ser cercano, por ejemplo un hijo, pero no queremos que pueda acceder a la carpeta segura.

Otra opción disponible es cambiar el icono de la carpeta segura por algo que sea menos reconocible.

Carpeta segura

 

El Samsung Galaxy S23 Ultra incluye una función llamada Mensajería Dual que permite utilizar dos cuentas independientes para la misma aplicación.

Aquellas apps que son compatibles con Mensajería Dual, por ejemplo WhatsApp, Facebook o Telegram, permiten configurar dos cuentas independientes. Incluso es posible limitar los contactos que serán visibles para la segunda instancia de la app.

El Samsung Galaxy S23 Ultra incorpora control mediante movimientos y gestos:

  • Levantar para activar, que enciende la pantalla cuando levantas el teléfono de la mesa.
  • Doble pulsación enciende la pantalla, que enciende la pantalla cuando la pulsas dos veces.
  • Doble pulsación apaga la pantalla, que apaga la pantalla si pulsas dos veces en un espacio vacío en las pantallas Inicio o Bloqueo
  • Mantener la pantalla encendida, que detecta si estás mirando la pantalla y la mantiene encendida mientras la miras.
  • Alertar al levantar el teléfono, que hace vibrar al dispositivo cuando lo cojas después de recibir una llamada o mensaje perdidos
  • Silenciar con gestos, que permite silenciar las llamadas entrantes y alarmas cubriendo la pantalla con la mano o dando la vuelta al dispositivo.
  • Deslizar palma para capturar, que permite realizar una captura de pantalla deslizando el lateral de la mano de un lado a otro de la pantalla.

Samsung permite personalizar la acción que se produce al pulsar dos veces el botón de inicio: inicio rápido de la cámara, abrir Bixby o abrir una aplicación. También es posible personalizar qué ocurre al mantener pulsado el botón: activar Bixby o mostrar el menú de apagado.

Tras realizar una captura de pantalla, Samsung puede mostrar una barra de herramientas con opciones adicionales para desplazarte para capturar más contenido de la pantalla, recortar o dibujar en la captura de pantalla, añadir etiquetas a la captura de pantalla o compartir la captura. Una opción interesante es la de eliminar las capturas después de ser compartidas a través de la barra de herramientas.

Otra funcionalidad que incorpora Samsung es la posibilidad de enviar un mensaje de SOS a los contactos de emergencia al pulsar el botón Encendido tres o cuatro veces rápidamente. El mensaje puede incluir imágenes captadas por las cámaras y una grabación de audio.

El Galaxy S23 Ultra cuenta con el sistema de pago móvil Samsung Pay, que combina el uso de NFC con el lector de huella dactilar para poder pagar en comercios utilizando el móvil como una tarjeta de crédito.

Ya hay un gran número de entidades financieras adscritas a este sistema como Abanca, Bankia, Bankinter, BBVA, Caixabank, Caja Rural, Cajasur, Carrefour, Cecabank, Cetelem, Deutsche Bank, El Corte Inglés, Ibercaja, Openbank, Orangebank, Banc Sabadell, Santander, Unicaja, Wizink y otros.

 

La función No Molestar permite desactivar avisos — llamadas entrantes, contenidos multimedia, alertas o notificaciones — a determinadas horas, pudiendo establecer algunos contactos como permitidos para que sus llamadas y mensajes sí que lleguen. Lamentablemente no permite escoger diferentes horarios según el día de la semana, algo que parece básico y fácil de implementar.

Samsung incluye una funcionalidad llamada Recordatorios de notificaciones para recibir recordatorios sobre notificaciones de ciertas aplicaciones y llamadas perdidas o mensajes. Podemos escoger la frecuencia de los recordatorios (3, 5, 10 o 15 minutos), si queremos que vibre y para qué aplicaciones se producirán.

Por supuesto, el Galaxy S23 Ultra también soporta Smart Lock, una funcionalidad que permite no tener que desbloquear el dispositivo con huella dactilar, PIN o contraseña si un dispositivo Bluetooth en el que confías está cerca (por ejemplo, una pulsera inteligente, un auricular Bluetooth, etc.), si llevas el dispositivo encima o si estás en una ubicación en la que confías.

En el apartado Mantenimiento del Dispositivo podemos gestionar desde un único punto diversos aspectos del rendimiento del teléfono: la batería, el almacenamiento, la memoria RAM y la protección del dispositivo.

Las principales funciones que ofrece son:

  • Batería: Permite conocer datos sobre el uso de la batería, activar los diferentes modos de ahorro, administrar el uso de energía de las aplicaciones, activar la carga rápida por cable / inalámbrica, compartir carga sin cables y proteger la salud de la batería para que no cargue por encima del 85%.
  • Almacenamiento: Permite conocer el uso del almacenamiento, eliminar datos innecesarios y averiguar cuáles son los archivos más grandes.
  • Memoria: Permite conocer el uso de la memoria y detener aplicaciones con alto consumo.
  • Protección del dispositivo: Permite realizar análisis del dispositivo en busca de amenazas utilizando un anti-malware de McAfee.

Mantenimiento y batería

 

Samsung incluye la funcionalidad de Salud digital de Google que muestra estadísticas sobre el uso del smartphone — número de notificaciones recibidas, número de desbloqueo, tiempo dedicado a cada app, etc. — y permite establecer controles.

También añade Controles parentales para añadir restricciones de contenido y establecer otros límites para ayudar a los más pequeños a regular su tiempo de uso de pantalla.

Samsung incorpora Game Launcher, que organiza todos los juegos en un solo lugar de forma automática. Permite activar el modo Prioridad para bloquear todas las notificaciones, excepto las alarmas, y cierra las aplicaciones para dedicar a los juegos una mayor parte de la conexión de la red y de la potencia del procesador.

Otra opción útil es bloquear el brillo automático, Bixby, el contenido Edge o los gestos de navegación para que no interfieran con nuestras partidas. Y también es posible añadir un acceso flotante a la protección táctil, el bloqueo del botón de navegación, la captura de pantalla, el panel emergente o la grabación.

Asimismo, permite silenciar el sonido juego, pero mantener el volumen del teléfono. También es posible establecer uno de tres modos de rendimiento: alto rendimiento, ahorro de energía y equilibrado.

Para cada juego podemos ver estadísticas de tiempo de juego total y diario, así como estadísticas sobre cuántos usuarios de Galaxy están jugando a cada título diariamente. Si vinculas una cuenta de Discord, puedes ver a qué están jugando tus amigos y chatear / hablar con ellos.

Game Launcher

 

Durante el propio juego, las Game Tools ofrecen funcionalidades interesantes como: bloquear los botones de navegación, el táctil de pantalla, las notificaciones y llamadas, los gestos a pantalla completa, el brillo automático, Bixby o el contenido Edge.

Game Booster aprende los patrones de uso de cada juego y los optimiza para lograr el mejor equilibrio entre la duración de la batería, el rendimiento y la temperatura. Otra opción interesante es la monitorización de rendimiento. Game Tools limita el brillo y el volumen si el teléfono se calienta, y supervisa el uso de la memoria.

Game Tools añade funcionalidades útiles a la hora de disfrutar de juegos

 

Samsung ha integrado un gestor de temas que permite cambiar la apariencia de nuestro teléfono. Además de descargar temas completos, es posible descargar fondos de pantalla, packs de iconos y diseños de la pantalla Always On Display.

Algunos temas son gratuitos, pero otros son de pago. El buscador de temas permite buscar por tonos de color, en caso de que andemos buscando un tema con un tono de color en particular.

Galaxy Themes

 

Samsung también incorpora la funcionalidad Samsung Pass, que permite recordar los usuarios y contraseñas en aplicaciones, y proteger su acceso mediante autenticación biométrica. También es posible guardar datos personales para rellenar formularios automáticamente.

El Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece la pantalla Edge, que muestra un panel con accesos directos a apps de uso frecuente, que pueden ser personalizados.

En mi opinión, la pantalla Edge es más una curiosidad que una funcionalidad útil. Al menos yo no lo he encontrado gran utilidad y rara vez me he acordado de que podía acceder a cierta información o app a través del panel correspondiente.

Pantalla Edge

 

Samsung ha incluido su asistente Bixby a bordo del Samsung Galaxy S23 Ultra. Además de poder responder a nuestras consultas y peticiones a través de la voz, incorpora una funcionalidad llamada Rutinas que permite automatizar ciertas acciones si se dan determinadas condiciones (hora, lugar, conexión de dispositivo, evento o botón apretado), así como Modos que activan una serie de ajustes en función de lo que estés haciendo o dónde te encuentres (por ejemplo, Sueño, Cine, Conduciendo, Ejercicio, Relajación o Trabajo).

 

Samsung incorpora Google Discover a la izquierda de la pantalla de inicio, con noticias y artículos personalizados de acuerdo a nuestros intereses.

Por último, el Samsung Galaxy S23 Ultra cuenta con la funcionalidad DeX, que permite conectar el teléfono a un monitor, teclado y ratón para utilizarlo como si fuera un ordenador. Para realizar la conexión puedes recurrir a un adaptador de USB-C a HDMI para unir el smartphone a un televisor / monitor, o puedes conectarte al televisor de forma inalámbrica si cuentas con un televisor Samsung reciente.

La pantalla del Samsung Galaxy S23 Ultra puede actuar como touchpad, pero seguirás necesitando un teclado Bluetooth para ser realmente productivo (y posiblemente también un ratón Bluetooth porque la pantalla no es el mejor touchpad).

Al utilizar DeX, la interfaz del teléfono se ve en el monitor como un escritorio de ordenador, donde podemos abrir apps en ventanas, navegar por las versiones de escritorio de páginas web, crear accesos directos, recibir notificaciones, etc.

Algunas apps como la suite Microsoft Office están adaptadas a este modo, por lo que resulta bastante útil para crear y editar documentos. Es posible ajustar la transparencia de las ventanas que se muestran en el modo DeX.

Interfaz DeX

 

Samsung permite la conexión del teléfono a un ordenador Windows o macOS con el software DeX instalado. La interfaz DeX del teléfono se muestra en una ventana del escritorio del ordenador y podemos utilizar el teclado y ratón del ordenador, así como arrastrar contenidos entre el ordenador y el teléfono para copiar imágenes, archivos de audio, etc.

También es posible abrir apps del teléfono en ventanas de Windows gracias la funcionalidad de vinculación del teléfono.

Samsung incorpora algunas aplicaciones propias pre-instaladas, pero ofrece más a través de su propia tienda Galaxy Apps y, por supuesto, la tienda Play Store de Google.

En cuanto a apps de terceros, el Samsung Galaxy S23 Ultra llega con bastante bloatware pre-instalado, ya que vienen en el teléfono apps como Facebook, Netflix, Spotify, Microsoft Office, OneDrive, LinkedIn y Outlook.

Multimedia

El Samsung Galaxy S23 Ultra cuenta con dos altavoces que ofrecen sonido estéreo. Uno de los altavoces está situado en la parte inferior del dispositivo, junto al conector USB-C, mientras que el segundo altavoz está situado en el marco superior.

El sonido de los altavoces del Galaxy S23 Ultra resulta agradable, con una buena reproducción de tonos medios y agudos.

Al máximo volumen, el sonido se escucha sin distorsión y la potencia de sonido es más que suficiente para ver vídeos o escuchar podcasts en un entorno que no sea demasiado ruidoso.

El Samsung Galaxy S23 Ultra es compatible con sonido surround Dolby Atmos, que puedes disfrutar tanto con auriculares como con los altavoces del propio teléfono. Es compatible con audio UHQ de 32 bits, y también soporta PCM hasta 32 bits.

Además, cuenta con la funcionalidad Bluetooth Dual Audio que permite reproducir música en dos dispositivos Bluetooth al mismo tiempo, lo cual puede ser útil si tenemos más de un altavoz o de unos auriculares Bluetooth.

Ahora bien, los altavoces no suenan necesariamente en perfecta sincronía, por lo que está más pensado para situaciones en las que los altavoces están separados — por ejemplo, uno en cada habitación — o se usan auriculares.

Samsung ha incorporado algunas funciones interesantes de sonido como Adapt Sound para calibrar el sonido emitido a través de los auriculares a la respuesta frecuencial de nuestro oído. Samsung incorpora un ecualizador y una función llamada Optimizador UHQ que mejora la resolución del sonido de la música y vídeos.

Otra opción interesante es sonido de aplicación independiente, que permite reproducir el sonido de una aplicación en otro dispositivo de audio. De esta forma podemos hacer que una app como Spotify reproduzca el sonido por un altavoz Bluetooth mientras que el resto de sonidos siguen sonando en el teléfono.

 

Samsung ofrece una funcionalidad llamada Compartir Música que permite a tus amigos reproducir música en tu altavoz Bluetooth con solo conectarse a tu smartphone por Bluetooth. De esta forma, no es necesario que tú te desconectes del altavoz para que pueda conectarse tu amigo.

Como ya es habitual, Samsung no ha incluido un conector de auriculares de 3.5 mm. Esto significa que tendrás que recurrir a auriculares Bluetooth o USB-C, o bien utilizar un adaptador de USB-C a 3.5 mm. Como ya se ha comentado, Samsung ya no incorpora auriculares en la caja.

Samsung ha optado por no incorporar su propio reproductor de música, por lo que puedes optar por utilizar YT Music, el reproductor de Google, o la app Samsung Music de Samsung, que puedes descargar desde la tienda Galaxy Apps.

La app Galería se utiliza para visualizar las fotos y vídeos almacenados en el teléfono, así como para editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas. La app cuenta con tres pestañas en la parte inferior: Imágenes, Álbumes e Historias.

Galería

 

El reconocimiento óptico de caracteres (OCR) es una de las novedades de One UI 5. Permite extraer texto de las imágenes y copiarlo en el portapapeles. Tu teléfono Galaxy también te recomendará acciones contextuales para el contenido copiado. Por ejemplo, si una foto tiene un número de teléfono, puedes copiar el número y realizar una llamada directamente. Del mismo modo, puedes visitar un sitio web o escribir un correo electrónico.

Reconocimiento de caracteres

 

Otra novedad es que tu telefono te avisa si compartes accidentalmente fotos que contengan información potencialmente sensible con otras personas o en las redes sociales. El teléfono puede detectar imágenes de tarjetas de crédito y débito, documentos de identidad y otros que contengan información personal.

La aplicación Galería añade un Álbum Familiar Compartido que permite compartir fotos con la familia fácilmente. Puedes añadir hasta seis miembros de la familia a un álbum compartido, y todos ellos dispondrán de 5 GB de espacio de almacenamiento para compartir fotos y vídeos.

Samsung incluye una herramienta de Borrado de objetos/personas que puede llegar a ser bastante útil. Al editar una fotografía, es posible pulsar sobre una persona u objeto para que esta sea eliminada de la fotografía. En esta prueba, por ejemplo, podemos ver cómo es posible eliminar una persona que se había colado en la fotografía.

 

La reproducción de vídeos almacenados en el teléfono es buena gracias a su excelente pantalla que, como hemos comentado, ofrece negros profundos y un brillo alto. He probado a reproducir vídeos 4K codificados tanto con H.264 como con el codec HEVC más moderno, y el teléfono ha podido reproducirlos sin problema.

Por supuesto, también podemos disfrutar de vídeo de servicios de streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime Video. Además, el Samsung Galaxy S23 Ultra cuenta con la biblioteca Widevine L1, por lo que es posible ver contenidos de estos servicios de streaming en HD sin problemas.

Por último, en Netflix, YouTube y Amazon Prime podemos disfrutar de contenidos en formato HDR sin problemas.

Fotografía y vídeo

Samsung ha incorporado cuatro cámaras en la parte trasera del Galaxy S23 Ultra:

  • Cámara ultra gran angular (120º) de 12MP (1/2.55″, 1.4µm) con apertura f/2.2 y enfoque automático Dual Pixel.
  • Cámara gran angular (24 mm) de 200MP (1/1.3″, 0.6µm) con apertura f/1.7, enfoque Super Quad Pixel y estabilización óptica.
  • Cámara teleobjetivo 3x (70 mm) de 10MP (1.12µm, 1/3.52″) con apertura f/2.4, enfoque Dual Pixel y estabilización óptica.
  • Cámara teleobjetivo 10x (230 mm) de 10MP (1.12µm, 1/3.52″) con apertura f/4.9, enfoque Dual Pixel y estabilización óptica.
  • Módulo de enfoque por láser

Aparentemente, la única cámara cuya óptica ha cambiado es la cámara gran angular, ya que el resto presentan las mismas características que el Galaxy S22 Ultra.

 

La cuádruple cámara trasera del Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece una gran versatilidad ya que permite tomar fotografías tanto con un amplio campo de visión (ultra gran angular) como con un elevado zoom (teleobjetivo 3x y 10x) para acercarnos a los detalles.

A continuación, podemos ver la misma escena capturada por las cuatro cámaras y la diferencia de perspectiva es abismal.

 

La app de Cámara no se limita a hacer fotografías, sino que te sugiere modificar el encuadre en ciertas capturas. No obstante, si eres un fotógrafo con cierta experiencia, probablemente querrás desactivar estos consejos ya que pueden resultar algo molestos.

En otras ocasiones, la app de Cámara sugiere que utilices una cámara en particular. Esto ocurre, por ejemplo, al fotografiar paisajes, ya que suele aparecer un mensaje que anima a utilizar la cámara ultra gran angular.

Otro aspecto interesante de la app es que es capaz de detectar fallos a la hora de tomar fotografías como que la lente esté sucia o haya sido tapada con el dedo, que la persona fotografiada haya cerrado los ojos o que la foto esté movida.

La app de Cámara muestra tres modos principales de disparo — Retrato, Foto y Vídeo — pero ofrece modos adicionales: Expert RAW, Pro, Vídeo profesional, Captura Única, Noche, Comida, Panorámica, Superlenta, Cámara lenta, Cámara rápida, Vídeo retrato y Modo Director.

 

A continuación, vamos a revisar la calidad de cada una de las tres cámaras traseras.

 

Cámara gran angular (principal)

La cámara gran angular es la que se utiliza habitualmente para tomar fotografías y, por tanto, la que más interés despierta.

Samsung estrena el sensor ISOCELL HP2 de 200MP con tecnología Adaptive Pixel para combinar 16 píxeles en uno más grande, lo que permite tomar mejores fotos en situaciones de baja luminosidad.

Este sensor utiliza Super Quad Pixel para un mejor enfoque automático. Al utilizar cuatro píxeles adyacentes, se detectan diferencias de izquierda a derecha y de arriba a abajo, la cámara puede enfocar con más precisión y más rápido porque tiene más puntos de referencia.

A continuación, podemos ver la rapidez con la que enfoca esta cámara.

 

Aunque el sensor de la cámara gran angular es de 200 MP, por defecto las fotografías se toman a una resolución de 12 MP haciendo uso de la funcionalidad pixel binning que combina 16 píxeles en 1 para reducir el ruido.

Samsung ofrece la posibilidad de capturar fotografías a una resolución de 50 MP si deseas obtener una captura con una gran nitidez.

A continuación, podemos ver un ejemplo de la misma imagen capturada a 50MP y a 12MP y, aunque a simple vista no se aprecia diferencia, basta con acercarse para notar que la imagen a 50MP retiene algo más de detalle, aunque ocupa 9.1 MB en lugar de 3.7 MB.

Fotografías tomadas con la cámara principal a 12MP  y 50MP

 

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas con la cámara principal gran angular por el día a la resolución estándar de 12 MP.

En general, la cámara hace un excelente trabajo a la hora de preservar los detalles, reflejar colores reales y ofrecer una exposición adecuada incluso en situaciones difíciles, como la primera fotografía con el sol de frente.

Imágenes capturadas por la cámara gran angular con luz abundante

 

Samsung ofrece un modo Noche que incrementa la luz en escenas oscuras mediante la captura y posterior fusión de varias imágenes con distintas exposiciones. Es posible activar este modo manualmente o dejar que Samsung lo active automáticamente.

Este modo tarda un poco más de tiempo en registrar la imagen, pero el resultado es bastante bueno ya que reduce el ruido y mejora la nitidez en escenas oscuras, además de aumentar la luminosidad para hacer visibles elementos que, de otra manera, serían manchas negras.

A continuación, podemos ver algunas capturas en situación de poca luz. El Samsung Galaxy S23 Ultra consigue mantener muy bien el tipo, ofreciendo imágenes limpias con poco ruido, colores realistas y un nivel de luminosidad acertado.

Imágenes capturadas por la cámara gran angular con luz escasa

 

Si tienes curiosidad en saber cómo se comparan las cámaras del Samsung Galaxy S23 Ultra frente a las del iPhone 14 Pro en condiciones de poca luz, a continuación, puedes ver varias capturas tomadas con ambos smartphones.

Si bien ambos teléfonos ofrecen una calidad de imagen excelente, el Samsung Galaxy S23 Ultra tiende a producir imágenes algo más iluminadas por la noche, por lo que el ruido resulta más visible que en la imagen del iPhone. En todo caso, es un tema de preferencias personales.

Samsung Galaxy S23 Ultra vs. iPhone 14 Pro

 

Samsung ha incluido un modo Astrofotografía que permite capturar el cielo por la noche sin necesidad de equipamiento especial salvo, como es obvio, un trípode. Este modo muestra las constelaciones superpuestas en la pantalla para que sepas qué estás fotografiando.

Durante estos días, el cielo ha estado nublado, por lo que no he podido probar este modo. Además, probablemente tengas que estar en el campo, alejado de la contaminación lumínica, para poder sacar buenas capturas.

Samsung también ofrece un modo Comida para tomar fotografías a alimentos que incrementa la saturación y produce un desenfoque artificial. A continuación, podemos ver algunos ejemplos.

Fotografías tomadas en modo Comida

 

Cámara ultra gran angular

La cámara ultra gran angular permite tomar fotografías muy espectaculares gracias a que capta muchos más elementos de los que normalmente caben en una fotografía.

Aunque las cámaras ultra gran angular distorsionan en los extremos, Samsung ha hecho un buen trabajo para reducir dicha distorsión y que las líneas rectas no se vean curvadas. La principal limitación de esta cámara es que no posee estabilización óptica y su apertura es algo limitada, por lo que no ideal para tomar fotografías en situaciones de poca luz.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de capturas con la cámara ultra gran angular.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular con luz abundante

 

La cámara ultra gran angular también permite tomar fotografías en modo Noche, dando como resultado imágenes brillantes y con el ruido bastante contenido, como se puede apreciar en estos ejemplos.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular con luz escasa

 

La cámara ultra gran angular permite tomar fotografías en modo Macro con solo acercar la cámara al objeto que queremos capturar, sin necesidad de cambiar manualmente a un modo especial. A continuación, podemos ver algunos ejemplos.

Fotografías tomadas en modo macro

 

Cámara teleobjetivo 3x

La primera de las cámaras teleobjetivo permite tomar fotografías con zoom óptico 3X, lo que permite acercarnos a objetos lejanos sin perder calidad. Esto puede resultar muy útil para aquellas ocasiones en las que queremos centrar la atención sobre un elemento en particular y no podemos (o no queremos) acercarnos físicamente.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con la lente teleobjetivo 3x. La calidad de la imagen durante el día presenta buena nitidez, reproducción de color y rango dinámico.

Fotografías tomadas con la cámara teleobjetivo 3x con luz abundante

 

Por la noche, la calidad sufre, pero obtiene resultados notables teniendo en cuenta la limitada apertura de la lente.

 

Fotografías tomadas con la cámara teleobjetivo 3x con luz escasa

 

Cámara teleobjetivo 10x

La segunda de las cámaras teleobjetivo permite tomar fotografías con zoom óptico 10X gracias a una lente de tipo periscópico. Esto permite tomar fotografías de objetos que se encuentran muy alejados de nuestra cámara. Personalmente, no le encuentro mucha utilidad a un teleobjetivo tan alto, salvo que te guste fotografiar elementos muy alejados como animales, aviones o escenarios de conciertos.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con la lente teleobjetivo 10x. Las imágenes captadas por el día ofrecen una buena calidad y, de hecho, parece increíble que podamos acercarnos tanto a un objeto con la cámara de un móvil.

Fotografías tomadas con la cámara teleobjetivo 10x con luz abundante

 

Por la noche, la calidad empeora, pero obtenemos resultados que puedes llegar a ser usables en ciertas situaciones. Aquí hay que tener en cuenta que, en muchos casos, al tratar de tomar una foto con zoom 10x, el teléfono la captura con 3x y realiza un recorte si las condiciones de luz son muy desfavorables.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de capturas a 10x donde sí que ha sido esta lente la que ha tomado realmente la fotografía.

Fotografías tomadas con la cámara teleobjetivo 10x con luz escasa

 

La cámara teleobjetivo 10x permite llegar hasta una ampliación 100x mediante software, que es lo que Samsung llamada zoom espacial. El problema que ha habido siempre con estos niveles de zoom tan elevados es que cualquier pequeño temblor de las manos produce un desplazamiento de la imagen. Samsung ha conseguido superar esta limitación con Zoom Lock, que permite bloquear la lente sobre un objeto.

Como podemos ver en estas imágenes de ejemplo, las capturas con zoom 30x o 100x no se ven especialmente nítidas, sobre todo por encima de 30x, por lo que su uso está bastante limitado.

Fotografías tomadas con zoom 30 y 100x

 

En la práctica, no veo una gran utilidad a tener un nivel de ampliación tan elevado ya que pocas veces necesito acercarme tanto a un objeto (salvo para leer un cartel alejado, por ejemplo), pero entiendo que puede despertar interés en algunas personas y, además, vende más.

Un aspecto extraño de las cámaras teleobjetivo es que, a pesar de tener una resolución de 10MP, producen fotografías con resolución 12MP. Supongo que se hace un reescalado por software para que todas las cámaras produzcan imágenes con la misma resolución, independientemente de la resolución del sensor.

 

Modo Retrato

El Samsung Galaxy S23 Ultra es capaz de tomar fotografías en modo Retrato con el fondo desenfocado artificialmente.

Al activar este modo es posible tomar retratos tanto con la cámara gran angular como con la cámara teleobjetivo 3x, siendo esta última la que está activa por defecto.

Mi consejo es utilizar la cámara teleobjetivo siempre que queramos capturar un primer plano ya que, para tomar este tipo de fotos con la cámara gran angular, es necesario acercarse demasiado a la persona a retratar y se distorsiona la cabeza. El inconveniente de la cámara teleobjetivo 3x es que, en interiores, la nitidez de la imagen se resiente ya que esta lente no es muy luminosa.

En este aspecto, dada la gran resolución del sensor de la cámara principal, es extraño que Samsung no ofrezca un nivel de ampliación 2x para tomar retratos mediante un recorte de la imagen, como hace Apple en el iPhone 14 Pro.

A continuación, podemos ver unos ejemplos de fotografía tomadas con modo Retrato. Como podemos apreciar, el Galaxy S23 Ultra hace un buen trabajo a la hora de separar a la persona del fondo de la imagen, aunque el pelo siempre es problemático y, en algunas ocasiones, la piel se ha suavizado demasiado.

Fotografías tomadas en modo Retrato

 

El Samsung Galaxy S23 Ultra permite ajustar el grado de desenfoque del fondo a posteriori, así como aplicar efectos artísticos al segundo plano. También es posible aplicar algunos efectos de iluminación, colocando a voluntad una fuente virtual de luz.

A continuación, podemos ver algunos efectos artísticos aplicados a un retrato:

Efectos artísticos que se pueden aplicar a los Retratos

 

Como curiosidad, Samsung permite aplicar el modo Retrato sobre cualquier imagen de nuestra galería, incluso aunque no haya sido capturada con este efecto.

Aquí podemos ver un ejemplo de fotografía tomada con otro teléfono sin efecto Retrato que, al transferirla al Samsung Galaxy S23 Ultra, podemos convertir en un retrato con fondo desenfocado desde la app de Galería. El resultado es excelente, ya que incluso detecta los espacios entre los brazos y el cuerpo, así como entre el pelo.

 

Modo Pro

Si eres un usuario experto, te alegrará saber que Samsung incluye un modo Pro que permite ajustar a mano parámetros como la sensibilidad ISO, el punto de enfoque, el balance de blancos, el tiempo de exposición y más. También podemos guardar las imágenes en formato JPEG y RAW para su posterior edición.

En la interfaz, también encontramos un modo de grabación llamado Vídeo Profesional que ofrece controles manuales para escoger el nivel de ISO, la velocidad de obturación, el punto de enfoque, la temperatura de color y exposición.

Los usuarios avanzados agradecerán la existencia de Expert RAW, una app que abre nuevas posibilidades de captura y edición de fotografía, ya que permite tomar y editar directamente en el teléfono fotos de alta calidad y de alto rango dinámico en formato Multi Frame RAW. Como novedad, ahora puedes utilizar la app Expert RAW para disparar en 50MP.

Modo Pro

 

Grabación de vídeo

El Samsung Galaxy S23 Ultra es capaz de grabar vídeo en 8K (7680×4320) a 30 fps, UHD/4K (3840×2160) a 30/60fps, Full HD/1080p (1920×1080) a 30/60fps y HD/720p (1280×720) con la cámara trasera. Además, permite grabar vídeo HDR10+ a 4K@30fps con un mayor contraste y colorido.

Con objeto de reducir el espacio ocupado por los vídeos, Samsung permite utilizar el formato HEVC (H.265) de alta eficiencia que reduce el espacio ocupado por el vídeo, pero puedes tener problemas de compatibilidad al reproducirlo en otro dispositivo.

Si quieres ir un paso más allá a la hora de grabar vídeo de alta calidad, puedes registrar sonido más vivo emparejando el teléfono con los Galaxy Buds2 Pro, que permiten capturar audio 360º.

A continuación, podemos ver unos ejemplos de vídeos grabados en resolución 8K@30fps, 4K@60fps y 4K@30fps. En los tres casos, la calidad de la imagen es muy buena, como se puede apreciar en estos ejemplos.

Vídeos grabados por el día en 8K@30fps, 4K@60fps y 4K@30fps

 

Gracias al procesado multi-frame ayudado por IA, Samsung ha conseguido mejorar la nitidez y reducir el ruido de los vídeos grabados por la noche. Además, se ha mejorado la estabilización de vídeo con Adaptive VDIS, que analiza y subdivide los movimientos y reconoce las condiciones de iluminación.

El Samsung Galaxy S23 Ultra dobla el ángulo de oscilación del estabilizador (OIS) en relación a la serie Galaxy S22, pasando de ±1.5º a ±3º.

Aquí podemos ver algunos vídeos grabados por la noche, en condiciones de poca iluminación, a resoluciones 8K@30fps, 4K@60fps y 4K@30fps.

Samsung incorpora Auto Framerate, que ajusta la tasa de fotogramas por segundo de la grabación de vídeo a las condiciones de luz existentes. Por este motivo, el vídeo grabado en 4K@60fps presenta, en realidad, una tasa media de 35 fps.

Vídeos grabados por la noche en 8K@30fps, 4K@60fps y 4K@30fps

 

Si te gusta capturar el cielo estrellado, te alegrará saber que Samsung incorpora un modo Astro Hyperlapse que permite capturar el movimiento de las estrellas ya que toma 300 fotos a intervalos de tiempo.

A la hora de grabar vídeo, el Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece un modo Super Estabilización que está disponible en resolución 1080p a 30 o 60 fps . Este modo produce una imagen muy estable a costa de utilizar la cámara ultra gran angular, que ofrece una calidad inferior a la cámara principal.

Samsung incluye Captura Única con funciones de IA. Con esta funcionalidad, sólo tienes que apuntar con el teléfono a un sujeto, apretar el obturador y esperar entre 5 y 15 segundos. La cámara capturará una pequeña película, algunos GIF y varias fotos con todas las cámaras. Luego los presenta todos en un collage donde puedes elegir tus favoritos. En mi opinión, es más una curiosidad que algo útil.

Si te sientes creativo, la funcionalidad Modo Director del Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece una previsualización de las cuatro cámaras (gran angular, ultra gran angular, teleobjetivo y selfie) a la vez en pantalla mientras grabas un vídeo. De esta forma puedes cambiar entre una y otra para no perderte ningún detalle.

Y si lo que quieres es grabar con dos cámaras a la vez, también es posible grabar con la cámara frontal y una cámara trasera, de manera que tu rostro y tus expresiones serán visibles en el vídeo.

Dentro de los modos de grabación, encontramos el modo Vídeo Retrato que, como el propio nombre indica, aplica el efecto Retrato (desenfoque del fondo) a la imagen capturada en vídeo. A continuación, podemos ver un ejemplo de este modo en acción.

 

Cámara frontal

La cámara frontal tiene una resolución de 12MP con lente f/2.2 que permite capturar selfies, incluso en el modo de cámara Pro. La grabación de vídeo se aprovecha del nuevo procesador de imagen y es capaz de grabar en formato HDR10+, así como a 60 fps en UHD.

Esta cámara permite tomar mejores retratos nocturnos con efectos de desenfoque. Para ello, utiliza IA en el análisis por separado del pelo, los ojos y la piel, con objeto de realizar ajustes diferentes que permiten tomar mejores selfies.

A continuación, incluyo algunos selfies captados con la cámara del Galaxy S23 Ultra, que ofrecen una buena calidad de imagen sin sobreexponer en exceso el fondo incluso en situaciones de alto contraste o por la noche.

Selfies tomados con la cámara frontal del Samsung Galaxy S23 Ultra

 

La cámara frontal ofrece un modo Retrato que puede difuminar el fondo para producir el efecto bokeh.

A continuación, podemos ver un par de ejemplos de selfies tomados con esta funcionalidad donde podemos apreciar que Samsung ha hecho un buen trabajo a la hora de implementar este procesado, aunque el pelo siempre es complicado y el desenfoque alrededor de la cabeza se ve algo artificial.

Selfies tomados en modo Retrato con la cámara frontal del Samsung Galaxy S23 Ultra

Llamadas de voz

En las pruebas que he realizado la calidad de la voz es correcta y he podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

La aplicación de Contactos de Samsung y la de Teléfono cumplen adecuadamente con su cometido. Si abrimos los detalles de un contacto, se muestran todas las posibles formas de contactar con él, incluso mediante aplicaciones de terceros como WhatsApp.

Una funcionalidad interesante es que puedes realizar una llamada rápidamente arrastrando el dedo de izquierda a derecha sobre el nombre de un contacto. Si lo arrastras en dirección contraria le envías un mensaje de texto.

Como curiosidad, Samsung permite seleccionar una imagen o un vídeo para que se muestre cuando realices o recibas una llamada.

Precio

La serie Galaxy S23 se presenta en cuatro tonos mate inspirados en la naturaleza — Phantom Black, Cream, Green y Lavender — pero en Samsung.com también se pueden adquirir cuatro nuevos colores exclusivos: Graphite, Lime, Red y Skye Blue.

Con la compra de cualquiera de estos colores exclusivos, los usuarios recibirán una funda de regalo valorada en 54€, además de las promociones ya existentes. Además, también será exclusivo de Samsung.com el modelo de 1TB de Samsung Galaxy S23 Ultra, con cuya compra se recibirá un cargador inalámbrico de regalo valorado en 89,90€, además de aplicar las promociones ya existentes.

Samsung Galaxy S23 Ultra
8GB/256GB
🛒 1.409€
12GB/512GB
🛒 1.589€ (1.409€ hasta 16/2)
12GB/1TB
🛒 1.829€ (1.589€ hasta 16/2)

Hasta el 16 de febrero, durante la precompra, puedes conseguir el doble de almacenamiento: 512GB al precio de 256GB y 1TB al precio de 512GB, y además:

  • Entregando tu antiguo dispositivo, hasta 150€ de dto. EXTRA + su valoración (hasta 650€ adicionales).
  • Si no entregas tu antiguo dispositivo, 100€ de dto. en Tablets, Smartwatches y Buds en el momento de la compra.

Conclusiones

El Samsung Galaxy S23 Ultra está llamado a ser el nuevo referente en smartphones Android y, aunque no incluye grandes cambios, reafirma su posición de liderazgo.

Para empezar, cuenta con una enorme pantalla de 6.8″ que hará las delicias de quienes disfrutan viendo vídeos, jugando, navegando o incluso trabajando con su smartphone. A cambio, eso sí, una pantalla tan grande hace que se trate de un smartphone bastante voluminoso con unas dimensiones generosas (78 x 163 x 8.9 mm) y un peso nada desdeñable (234 gramos).

Samsung mantiene el característico cuerpo rectangular de sus antecesores, pero ha reducido la curvatura de la pantalla y ha hecho los bordes laterales más planos para favorecer el agarre.

Los marcos que rodean la pantalla son realmente estrechos, por lo que el teléfono presume de un elevado ratio de pantalla-a-cuerpo, en torno a un 90%.

Samsung ha repetido la fórmula de la cámara perforada en el centro de la pantalla. En el día a día, el orificio no interfiere en el uso de teléfono, salvo en algunos juegos que muestran elementos de la interfaz justo en la zona del orificio. Ojalá llegue un día en el que la cámara pueda quedar oculta bajo la pantalla sacrificar calidad de imagen.

Tanto el frontal como la parte de atrás está protegida por Gorilla Glass Victus 2, la nueva generación de la protección de Corning que debería protegerlo de golpes y arañazos del uso diario.

El Samsung Galaxy S23 Ultra está disponible en cuatro colores: Phantom Cream (blanco roto), Phantom Black (puro negro), Green (verde) y Lavender (violeta). El acabado que he probado es Green que tiene un elegante acabado en color verde mate hace que las huellas dactilares no queden apenas marcadas.

Al igual que el año pasado, el Galaxy S23 Ultra carece de un módulo de cámara trasero, sino que las lentes se apoyan directamente sobre el cristal de la parte de atrás. Es una aproximación diferente a la mayoría de smartphones, que hacen uso de un módulo que sobresale de la superficie. Aún con todo, las cámaras sobresalen de la superficie, y el teléfono baila si, estando apoyado en la mesa, tocamos con el dedo o con el S Pen.

Otro aspecto destacado del diseño del Samsung Galaxy S23 Ultra es la presencia de un compartimento para el S Pen, que convierte a este teléfono en el sucesor de facto de la familia Galaxy Note. Este año no ha habido cambios en el S Pen, que sigue siendo un magnífico aliado a la hora de tomar notas o dibujar bocetos.

Samsung ha incorporado un lector de huella ultrasónico bajo la pantalla que presenta una gran rapidez y fiabilidad. El desbloqueo es casi instantáneo rápido al colocar el dedo en el área de lectura. Samsung también ha incorporado un sistema de reconocimiento facial al que, pese a no ser 3D, no he sido capaz de engañar con una foto.

Como es habitual en los smartphones de Samsung, la pantalla del Samsung Galaxy S23 Ultra es espectacular. Cuenta con un panel Dynamic AMOLED con soporte HDR10+ y dos modos de color llamados Natural e Intenso que cubren el amplio espacio de color DCI P3.

En el modo de color Natural, la fidelidad del color es excelente, mientras que el modo Intenso produce normalmente colores sobresaturados que muchos usuarios encuentran más llamativos, aunque sean menos realistas.

 

La pantalla del Samsung Galaxy S23 Ultra ofrece negros puros y unos amplios ángulos de visión, y el brillo de la pantalla es de los más altos que he medido en un smartphone a día de hoy. Según mis mediciones, alcanza los 1.062 nits con un 100% de la pantalla blanca y he llegado a medir más de 1.610 nits al reducir el área iluminada a un 18% (Samsung habla de un pico de brillo de 1.750 nits).

Por supuesto, Samsung incorpora la funcionalidad Always On Display (AoD), que muestra la hora y los iconos de notificaciones pendientes de leer, y ha implementado el doble toque para encender la pantalla.

Otra característica destacada de la pantalla del Galaxy S23 Ultra es que ofrece una tasa de refresco de hasta 120 Hz. Samsung afirma que la tasa de refresco se ajusta dinámicamente y puede bajar hasta 1 Hz en función del contenido mostrado para ahorrar batería, aunque en mis pruebas no he conseguido bajar de 24 Hz ni siquiera mostrando imágenes estáticas — probablemente está reservado para la pantalla AoD.

Samsung ha añadido Advanced Vision Booster, que ajusta el tono de color y contraste en tres condiciones de luminosidad diferentes para mostrar una imagen excelente en todas las circunstancias — en la generación anterior, solo se ajustaba en dos condiciones.

El rendimiento del Galaxy S23 Ultra es muy elevado, como era de esperar dado que incorpora el potente procesador Snapdragon 8 Gen 2 for Galaxy fabricado en un proceso de 4 nm.

Este chip ha sido optimizado por Qualcomm para Samsung, incrementando la frecuencia de reloj de agunos núcleos y mejorando el rendimiento gráfico.

Atrás quedan los tiempos en los que los buques insignia de Samsung llegaban con chip Exynos a nuestro país.

El procesador viene acompañado por unos generosos 8 o 12 GB de RAM LPDDR5x, que aseguran una excelente experiencia multitarea. Este tipo de memoria 1,3 veces más rápida que la memoria LPDDR5 que montan otros buques insignia.

En los benchmarks de CPU, el Samsung Galaxy S23 Ultra ha conseguido unos resultados muy elevados, que superan a cualquier smartphone Android que haya probado.

En los benchmarks de GPU, el Galaxy S23 Ultra deslumbra con un rendimiento gráfico que compite de igual a igual con el último chip A16 Bionic de Apple, que siempre ha sido el rival a batir.

Esto ha quedado también patente en los juegos que he probado, que han mantenido una tasa muy estable de 60 FPS en Asphalt 9 y Call of Duty (calidad gráfica establecida en «muy alta»), y ha llegado a los 120 FPS en Real Racing 3.

El Samsung Galaxy S23 Ultra llega con 256 GB, 512 GB o 1 TB de almacenamiento eUFS 4.0, el más rápido que podemos encontrar a día de hoy, especialmente en lectura/escritura secuencial. En las pruebas de rendimiento, sin embargo, los valores de escritura no han sido tan altos como hubiera esperado. Samsung no ha incluido una ranura micro-SD, por lo que debes elegir bien la capacidad de almacenamiento que adquieres.

En cuanto a conectividad, el Samsung Galaxy S23 Ultra soporta WiFi 6E, el nuevo protocolo para redes WiFi que hace uso de la banda de 6 GHz para un mejor rendimiento, así como Bluetooth 5.3.

Por supuesto, todos los modelos son compatibles con redes 5G, por lo que podrás disfrutar de la conectividad más avanzada. El Samsung Galaxy S23 Ultra también incorpora Ultrawideband (UWB) que, entre otros usos, permite localizar las etiquetas rastreadoras SmartTag+ (el equivalente a las AirTags de Apple) que fueron lanzadas hace ya un tiempo.

 

Samsung ha dotado al Galaxy S23 Ultra de una batería de 5.000 mAh, una capacidad bastante generosa sobre el papel, pero no podemos olvidar que cuenta con una gran pantalla.

En mis pruebas, el Galaxy S23 Ultra ha obtenido unos resultados brutales de autonomía, tanto a 60 Hz como con la tasa hasta 120 Hz. En la práctica, no deberías tener ningún problema para llegar al final del día.

Samsung ha incorporado un sistema de carga rápida de 45W por cable, que sabe «a poco» en un momento en el que algunos fabricantes ya empiezan a ofrecer 200W. Desconozco por qué Samsung lleva tiempo sin incrementar la velocidad de carga, aunque probablemente tenga que ver con la salud de la batería y las malas experiencias del pasado.

Samsung ha incorporado carga inalámbrica rápida a 15W y permite dar energía a otros dispositivos de manera inalámbrica (por ejemplo, smartphones u otros accesorios) aunque de forma bastante lenta.

El Samsung Galaxy S23 Ultra cuenta con altavoces estéreo, uno de ellos situado en la propia pantalla y el otro junto al conector USB-C, aunque el sonido no está totalmente equilibrado ya que el inferior suena con más potencia y mejor calidad.

Estos altavoces emiten un sonido con suficiente potencia y buena calidad. Ofrecen sonido envolvente Dolby Atmos, que puede disfrutarse tanto con auriculares como con los altavoces del propio teléfono. También incorpora Bluetooth dual para enviar sonido a dos altavoces a la vez. En el apartado de ausencias debemos citar el conector de auriculares de 3.5mm, que no está presente, y la radio FM.

 

El Samsung Galaxy S23 Ultra llega con Android 13 y, por encima, la capa de personalización Samsung One UI 5.1.

Esta capa ofrece una gran cantidad de funcionalidades software por encima de Android como el control por gestos, los modos de ahorro de energía, la carpeta segura, la mensajería dual, las Game Tools, los paneles Edge, Samsung Pass, Samsung Pay, Quick Share, Music Share, Borrador Mágico o el asistente virtual Bixby.

Como novedad, ahora tenemos modos, que permiten establecer ajustes en función de lo que vayamos a hacer en cada momento (sueño, cine, conducción, ejercicio, relajación, trabajo u otros). También se ha añadido la posibilidad de tener widgets apilados y un widget de sugerencias inteligenes que propone apps según nuestros patrones de uso.

Una de las funcionalidades interesantes de Samsung es DeX, que permite utilizar el teléfono como si fuera un ordenador con solo conectarlo mediante un cable HDMI a una pantalla o incluso de forma inalámbrica y, opcionalmente, a un teclado y ratón por Bluetooth. Además, es posible conectarlo a un ordenador Windows 7/10 o macOS y acceder a DeX en una ventana del ordenador.

Samsung ofrece hasta cuatro generaciones de actualizaciones de One UI y del sistema operativo Android, así como cinco años de parches de seguridad. Esto significa que el Galaxy S23 Ultra recibirá Android 17 dentro de cuatro años.

Samsung ha incorporado cuatro cámaras en la parte trasera del Galaxy S23 Ultra que ofrecen una gran versatilidad ya que permiten tomar capturas en ultra gran angular (12MP f/2.2), gran angular (200MP f/1.7), zoom óptico 3x (10MP f/2.4) y zoom óptico 10x (10MP f/4.9). A estas lentes les acompaña un sensor de enfoque láser.

Estas cámaras son idénticas a las del Galaxy S22 Ultra, salvo la cámara gran angular.

La cámara principal (gran angular) es la estrella del Galaxy S23 Ultra gracias a su sensor ISOCELL HP2 de 200 MP.

La cámara gran angular es capaz de capturar excelentes en imágenes tanto en condiciones de buena luz como cuando escasea gracias al excelente modo Noche. En mis pruebas frente al iPhone 14 Pro por la noche, la calidad del Galaxy S23 Ultra está a la muy par, con pequeños cambios en la luminosidad y la retención de detalle vs. ruido que gustarán más o menos en función de las preferencias personales.

Como novedad, ahora es posible disparar en formato RAW a 50 MP, que es algo que los aficionados a la fotografía agradecerán para una mejor edición de las capturas.

La cámara ultra gran angular ofrece una buena calidad de imagen en condiciones de buena luz, y aguanta bastante bien el tipo cuando la luz escasea.

La cámara zoom óptico 3x ofrece una excelente calidad en condiciones de buena luz y, aunque sufre cuando la luz escasea debido a su menor apertura, los resultados son perfectamente utilizables. De igual forma, la cámara zoom óptico 10x puede capturar buenas fotografías por el día, pero es más complicado utilizarla por la noche, ya que su apertura es muy limitada.

La cámara con zoom óptico 10x permite tomar capturas con zoom «espacial» 100x, aunque las imágenes capturadas con zoom 100x son difícilmente utilizables por su escasa nitidez. A menor niveles de ampliación, como zoom 30x, los resultados son más aceptables.

 

Por supuesto, no puede faltar un modo Retrato que permite desenfocar el fondo de una fotografía y ajustar el grado de desenfoque incluso a posteriori. De hecho, Samsung permite incluso aplicar el efecto Retrato a fotografías que no han sido tomadas con este modo, incluso procedentes de otros teléfonos.

El resultado del efecto Retrato es bastante bueno, sobre todo en situaciones de buena luz, ya que en interiores o por la noche la cámara teleobjetivo 3x utilizada por defecto no tiene tan buen rendimiento. En este aspecto, me hubiera gustado un modo de zoom 2x mediante recorte de la imagen captada por la cámara principal, que tiene resolución de sobra.

La cámara frontal cuenta con un sensor de 12MP y apertura f/2.2, y permite tomar selfies individuales o selfies de grupo con un ángulo de visión más amplio. La calidad de la imagen es buena y es posible incluso tomar selfies con fondo desenfocado.

La cámara trasera es capaz de grabar vídeo en resolución 8K (7680×4320) a 30 fps, una funcionalidad más pensada para el futuro que para hoy.

También es posible grabar en UHD/4K (3840×2160) a 30/60fps, Full HD/1080p (1920×1080) a 30/60fps y HD/720p (1280×720), mientras que la cámara frontal puede grabar vídeos hasta UHD/4K a 30/60fps.

Además, el Samsung Galaxy S23 Ultra permite grabar vídeo HDR10+ a 4K@30fps con un mayor contraste y colorido.

Samsung ha incluido un modo Director que permite ver en la pantalla todas las cámaras mientras grabas vídeo para poder ir alternando entre una y otra. También es posible grabar a la vez con una cámara trasera y la cámara frontal.

En los vídeos que he grabado, la calidad de imagen ha sido excelente en todos los modos, aunque por la noche las zonas oscuras se ven con algo de grano. Samsung ofrece un modo Super Estabilización que utiliza la cámara ultra gran angular y que está disponible a 1080p a 30/60 fps.

En conclusión, el Samsung Galaxy S23 Ultra es un smartphone muy recomendable si andas detrás de un dispositivo con una enorme pantalla, un diseño atractivo, un rendimiento brutal, una amplísima autonomía y un conjunto de cámaras muy versátil para cubrir cualquier situación. En mi opinión, es el mejor smartphone Android que puedes comprar hoy, aunque su precio no está al alcance de todos los bolsillos.

El Samsung Galaxy S23 Ultra sale a la venta por 🛒 1.409€ (8GB/256GB), 🛒 1.589€ (12GB/512GB) y 🛒 1.829€ (12GB/1TB).

Lo mejor:

  • Excelente construcción y diseño atractivo con chasis fabricado en aluminio y cristal protegido por Gorilla Glass Victus 2. Pantalla rodeada por unos marcos mínimos (ratio pantalla-a-cuerpo del 90%).
  • Panel AMOLED de 6.8″ compatible con HDR10+, que ofrece altísimo brillo, excelente nitidez, contraste, fidelidad de color y ángulos de visión. Pantalla Always On Display y refresco con tasa dimámica 1-120 Hz.
  • Lector de huella ultrasónico con excelente velocidad de desbloqueo y reconocimiento facial 2D.
  • Gran potencia gracias al procesador Snapdragon 8 Gen 2 for Galaxy, que viene acompañado por 8/12 GB de RAM LPDDR5x y almacenamiento de 256 GB, 512 GB y 1 TB muy rápido (eUFS 4).
  • Soporte para S Pen con un compartimento dedicado en el propio teléfono.
  • Cámara trasera muy versátil (gran angular, ultra gran angular, teleobjetivo 3X y teleobjetivo 10x) con buen rendimiento general. Grabación de vídeo 1080p@30/60fps HDR, 4K@30/60fps y 8K@30fps.
  • Cámara frontal con autoenfoque, modos selfie individual / grupo, enfoque dinámico y excelente calidad de imagen.
  • Interfaz Samsung One UI con mejoras interesantes sobre Android como Game Tools, Carpeta Segura, Mensajería Dual, modos de Ahorro de Energía, Samsung Pass, Samsung Pay, control por gestos, DeX, Quick Share, Music Share, Borrador Mágico, etc.
  • Actualizaciones garantizadas durante cuatro generaciones Android y cinco años de parches de seguridad.
  • Conectividad WiFi 6/6E, Bluetooth 5.3 y 5G (con soporte Dual SIM y eSIM), así como Ultrawideband (UWB) para localización de etiquetas.
  • GPS de frecuencia dual para un posicionamiento más preciso.
  • Excelente autonomía gracias a su batería de 5.000 mAh que rinde mejor que nunca.
  • Carga rápida por cable a 45W e inalámbrica a 15W. Posibilidad de carga inalámbrica inversa para un apuro.
  • Altavoces estéreo que ofrecen una buena calidad de sonido. Soporte Dolby Atmos y envío de sonido a dos dispositivos a la vez (Dual Bluetooth).
  • Resistencia IP68 frente al polvo y el agua.

Lo peor:
  • Tamaño y peso contundentes. Difícil de sujetar y manejar con una sola mano, lo que puede echar para atrás a algunos usuarios que buscan smartphones más compactos.
  • La carga rápida no es tan rápida como algunos de sus rivales Android.
  • Precio elevado.

Nota: El Samsung Galaxy S23 Ultra ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

💿 ¡Rebajas VIP-URcdkey! Licencia Windows 11 por solo 18€ y Office 2016 por 23€ [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
10%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
10%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
80%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario