Análisis del Samsung Galaxy Tab S3 a fondo y opinión [REVIEW]


¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Ir a página :

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Samsung Galaxy Tab S3.

El mercado de tablets Android está repleto de dispositivos de bajo coste, en su mayoría de origen chino, que ofrecen una experiencia de usuario bastante pobre. Muchos de los grandes fabricantes han ido perdiendo interés en este mercado, por lo que es complicado encontrar tablets con especificaciones de gama alta.

Samsung ha querido aprovechar este vacío en el mundo Android lanzado el Galaxy Tab S3, un tablet con prestaciones muy avanzadas que compite frente al iPad Pro de Apple en rendimiento y diseño.

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con pantalla de 9.7″ con resolución 1536×2048 píxeles y tecnología HDR, procesador Snapdragon 820, 4GB de RAM, cámaras de 13MP/5MP, 32GB ampliable mediante micro-SD y batería de 6.000 mAh.

Este tablet fue presentado a principios de año en MWC, donde tuvimos oportunidad de tener un primer contacto. Hemos tenido oportunidad de probar el nuevo Galaxy Tab S3 durante varias semanas y, a continuación, os traemos nuestras conclusiones tras un análisis detallado.

 

Índice

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y Batería
  4. Funcionalidades software
  5. S Pen, Aplicaciones incluidas y Multimedia
  6. Cámaras
  7. Precio y Conclusiones

 

Diseño y construcción

El Samsung Galaxy Tab S3 es un tablet con un diseño bastante llamativo, sobre todo si nos fijamos en la parte de atrás, donde Samsung ha incorporado un panel de cristal plano en color negro o plata que refleja de forma elegante el entorno.

El acabado en cristal resulta mucho más vistoso y agradable al tacto que el acabado en plástico que encontrábamos en el Galaxy Tab S2, aunque también es cierto que tiende a ensuciarse con bastante facilidad y es más frágil.

Dado que mucha gente lleva el tablet en una bolsa con más objetos, cabe preguntarse si un acabado en cristal es el más apropiado. Quizás un acabado metálico como el del iPad hubiera sido más duradero, aunque también habría hecho al dispositivo algo más pesado.

 

En la presentación del tablet, Samsung presumió del reducido tamaño y peso del Galaxy Tab S3. Con unas dimensiones de 273 x 169 x 6 mm y un peso de 429 gramos, el Galaxy Tab S3 es más fino y más ligero que cualquiera de los iPad Pro, incluidos los nuevos modelos que han sido presentados hace unos días.

En la práctica, sin embargo, las diferencias con el iPad Pro de 9.7″ o incluso con el más reciente de 10.5″ son mínimas y, por tanto, resultan imperceptibles en la mano.

Modelo Peso Grosor
Samsung Galaxy Tab S3 (9.7″) 429 gramos 6,0 mm
iPad Pro de 9.7″ 437 gramos 6,1 mm
iPad Pro de 10.5″ 469 gramos 6,1 mm

Aunque algunos rumores apuntaban a que Samsung podría incorporar una pantalla curvada a ambos lados en el Galaxy Tab S3, la realidad ha sido bien diferente ya que el frontal del tablet es completamente plano.

De hecho, visto por delante, el Galaxy Tab S3 guarda un cierto parecido con el Samsung Galaxy S7, ya que posee un botón de Inicio debajo de la pantalla, que hace también las veces de lector de huella dactilar, y dos teclas capacitivas ‘Atrás’ y ‘Reciente’ a ambos lados.

En el lado derecho encontramos los botones de encendido y volumen, mientras que en el lado izquierda se encuentran los conectores que permiten acoplar un teclado cómodamente.

En la parte superior e inferior encontramos cuatro altavoces (dos arriba y dos abajo), y en la parte inferior también está el conector USB Tipo-C y el de auriculares. Resulta curioso que el conector USB no esté centrado sino ligeramente desplazado hacia la derecha, lo que hace algo más complicado acertar con el cable en el conector.

 

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con un nuevo lápiz S Pen que ha sido rediseñado para que sea más cómodo escribir con él. Además, a diferencia del Apple Pencil, no es necesario recargar el S Pen ya que no cuenta con batería.

Nos hubiera gustado que Samsung hubiera hecho un hueco en el chasis del dispositivo para guardar el S Pen, como hace con la serie Galaxy Note. La gente que, como yo, es despistada, tiene una alta probabilidad de perder el S Pen al segundo día.

Ir a página :