Quitar este panel

Análisis del Samsung Galaxy Tab S3 a fondo y opinión [REVIEW]

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 Home por solo 11,09€ en CDKdeals [ Ofertón ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Samsung Galaxy Tab S3.

El mercado de tablets Android está repleto de dispositivos de bajo coste, en su mayoría de origen chino, que ofrecen una experiencia de usuario bastante pobre. Muchos de los grandes fabricantes han ido perdiendo interés en este mercado, por lo que es complicado encontrar tablets con especificaciones de gama alta.

Samsung ha querido aprovechar este vacío en el mundo Android lanzado el Galaxy Tab S3, un tablet con prestaciones muy avanzadas que compite frente al iPad Pro de Apple en rendimiento y diseño.

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con pantalla de 9.7″ con resolución 1536×2048 píxeles y tecnología HDR, procesador Snapdragon 820, 4GB de RAM, cámaras de 13MP/5MP, 32GB ampliable mediante micro-SD y batería de 6.000 mAh.

Este tablet fue presentado a principios de año en MWC, donde tuvimos oportunidad de tener un primer contacto. Hemos tenido oportunidad de probar el nuevo Galaxy Tab S3 durante varias semanas y, a continuación, os traemos nuestras conclusiones tras un análisis detallado.

 

 

Diseño y construcción

El Samsung Galaxy Tab S3 es un tablet con un diseño bastante llamativo, sobre todo si nos fijamos en la parte de atrás, donde Samsung ha incorporado un panel de cristal plano en color negro o plata que refleja de forma elegante el entorno.

El acabado en cristal resulta mucho más vistoso y agradable al tacto que el acabado en plástico que encontrábamos en el Galaxy Tab S2, aunque también es cierto que tiende a ensuciarse con bastante facilidad y es más frágil.

Dado que mucha gente lleva el tablet en una bolsa con más objetos, cabe preguntarse si un acabado en cristal es el más apropiado. Quizás un acabado metálico como el del iPad hubiera sido más duradero, aunque también habría hecho al dispositivo algo más pesado.

 

En la presentación del tablet, Samsung presumió del reducido tamaño y peso del Galaxy Tab S3. Con unas dimensiones de 273 x 169 x 6 mm y un peso de 429 gramos, el Galaxy Tab S3 es más fino y más ligero que cualquiera de los iPad Pro, incluidos los nuevos modelos que han sido presentados hace unos días.

En la práctica, sin embargo, las diferencias con el iPad Pro de 9.7″ o incluso con el más reciente de 10.5″ son mínimas y, por tanto, resultan imperceptibles en la mano.

Modelo Peso Grosor
Samsung Galaxy Tab S3 (9.7″) 429 gramos 6,0 mm
iPad Pro de 9.7″ 437 gramos 6,1 mm
iPad Pro de 10.5″ 469 gramos 6,1 mm


Aunque algunos rumores apuntaban a que Samsung podría incorporar una pantalla curvada a ambos lados en el Galaxy Tab S3, la realidad ha sido bien diferente ya que el frontal del tablet es completamente plano.

De hecho, visto por delante, el Galaxy Tab S3 guarda un cierto parecido con el Samsung Galaxy S7, ya que posee un botón de Inicio debajo de la pantalla, que hace también las veces de lector de huella dactilar, y dos teclas capacitivas ‘Atrás’ y ‘Reciente’ a ambos lados.

En el lado derecho encontramos los botones de encendido y volumen, mientras que en el lado izquierda se encuentran los conectores que permiten acoplar un teclado cómodamente.

En la parte superior e inferior encontramos cuatro altavoces (dos arriba y dos abajo), y en la parte inferior también está el conector USB Tipo-C y el de auriculares. Resulta curioso que el conector USB no esté centrado sino ligeramente desplazado hacia la derecha, lo que hace algo más complicado acertar con el cable en el conector.

 

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con un nuevo lápiz S Pen que ha sido rediseñado para que sea más cómodo escribir con él. Además, a diferencia del Apple Pencil, no es necesario recargar el S Pen ya que no cuenta con batería.

Nos hubiera gustado que Samsung hubiera hecho un hueco en el chasis del dispositivo para guardar el S Pen, como hace con la serie Galaxy Note. La gente que, como yo, es despistada, tiene una alta probabilidad de perder el S Pen al segundo día.

 

Pantalla

El Galaxy Tab S3 cuenta con una pantalla Super AMOLED de 9.7″ con resolución QXGA (1536 x 2048 píxeles), lo que supone una densidad de píxeles muy elevada de 264 ppp.

Las pantallas Super AMOLED de Samsung son de las mejores que podemos encontrar a día de hoy en smartphones y tablets, por lo que es todo un lujo poder disponer de una pantalla así en un tablet de 9.7″.

En general, las pantallas OLED ofrecen colores negros profundos y colores muy vivos, aunque suelen ofrecer un nivel de brillo máximo por debajo de los paneles LCD convencionales y los colores no siempre se reproducen de forma realista.

La matriz de sub-píxeles del Samsung Galaxy Tab S3 es de tipo Pentile, como es habitual en los paneles AMOLED. En este tipo de pantallas los sub-píxeles rojo, verde y azul se disponen en formas geométricas — en rombo en este caso — en lugar de estar uno a continuación de otro de forma alineada como ocurre en los paneles RGB.

 

Además de contar con una buena resolución, la pantalla del Samsung Galaxy Tab S3 es compatible con la tecnología de HDR de alto rango dinámico. En concreto, el Galaxy Tab S3 es compatible con el estándar HDR10 (aunque no con Dolby Vision).

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con HDR, se trata de una tecnología de paneles que permite mostrar unos rangos de color, contraste y brillo más amplios de lo habitual.

Esto se traduce en el soporte de nuevos espacios de color.

Los paneles HDR están diseñados para ir más allá del espacio de color sRGB / Rec. 709 estándar, tratan de cumplir con el estándar DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y apuntan a un espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible.

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, sino que se suelen quedar en torno al 60 por ciento, pero muchos paneles sí que se acercan a cubrir el espacio DCI-P3 completo.

A continuación vamos a llevar a cabo un conjunto de pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro para conocer la calidad de la pantalla del Samsung Galaxy Tab S3.

En primer lugar, conviene aclarar que el Samsung Galaxy Tab S3 ofrece cuatro modos de color: Adaptive Display, Cine AMOLED, Foto AMOLED y Básico.

Por defecto, el modo activo es Adaptive Display, que cubre un 144% del gamut sRGB y muestra los colores sobre-saturados. Este exceso de colorido produce imágenes visualmente más llamativas pero menos fieles a la realidad. Esto significa que, si retocamos una fotografía en el tablet, es posible que nos llevemos una decepción cuando la veamos después en otro dispositivo.

Este modo tiene una ventaja importante y es que resulta muy útil cuando utilizamos el tablet a plena luz del día dado que, bajo el sol, los colores pierden fuerza.

Por todas estas razones, en el modo Adaptive Display, el error medio en la fidelidad de color respecto al gamut sRGB es bastante mejorable, 8.7 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser también muy elevado, 19.5 dE.

La temperatura de color es 7.570ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que implica un marcado tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Por suerte, Samsung ha añadido un ajuste de color blanco llamado Balance de color que permite alterar el nivel de rojo, verde y azul de la pantalla. De esta forma podemos reducir el nivel de azul y acercarnos bastante al valor ideal de 6.500ºK.

 

El modo Foto AMOLED persigue el gamut Adobe RGB utilizado por muchas cámaras digitales, y cubre un 90% de este gamut.

El modo Cine AMOLED está pensado para reflejar con mayor fidelidad el gamut DCI-P3 utilizado habitualmente en la industria cinematográfica y, de hecho, la pantalla del Galaxy Tab S3 cubre el 99% de dicho gamut en este modo. Dado que la pantalla es HDR, no nos hemos podido resistir a probar la cobertura del gamut más amplio Rec. 2020, que resulta ser de un 64% — un valor bastante alto.

 

Por último, el modo Básico es el que mejor refleja el gamut sRGB. Como ya hemos comentado alguna vez, sRGB es el espacio de color utilizado por los smartphones , tablets y ordenadores, así que es el que debes elegir si buscas la máxima fidelidad de color en los contenidos de apps y juegos — aunque los colores se ven más apagados que con Adaptive Display.

En el modo Básico, el error medio en la fidelidad de color resulta ser muy bajo, 1.9 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser 5 dE, un valor bastante bajo.

La temperatura de color es 6.490ºK, bastante cerca del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que implica un color blanco puro sin ningún tinte de color.

 

El brillo máximo del Samsung Galaxy Tab S3 con el brillo automático es desactivado es de 320 nits, pero al activar el modo de brillo automático es capaz de alcanzar los 480 nits cuando estamos bajo una luz intensa como el sol. Estas pruebas se han realizado, como es habitual, con una pantalla totalmente en blanco.

Este brillo es bastante elevado pero queda algo por debajo del iPad Pro de 9.7″, como puede apreciarse en esta gráfica. Esto se debe a que las pantallas AMOLED no destacan en brillo frente a las LCD cuando la pantalla es totalmente blanca, aunque sí que lo hacen en entornos mixtos con píxeles blancos, negros y de otros colores.

 

Debido a la naturaleza de los paneles AMOLED, el color negro es muy profundo, y por ello nuestro colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que el contraste es, teóricamente, infinito, y que, al ver una película, las franjas negras alrededor de la imagen se ven completamente negras.

Las pantallas AMOLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen. En el caso del Galaxy Tab S3, los ángulos de visión son amplios pero se nota una ligera variación del color al girar el tablet ligeramente.

El Samsung Galaxy Tab S3 cuenta con filtro de luz azul que reduce la fatiga ocular limitando la cantidad de luz azul que emite la pantalla.

Una característica presente en los últimos smartphones Galaxy es la función Always On Display (Pantalla Siempre Activa), que hace que la pantalla muestre la hora y la fecha en todo momento, junto con iconos de notificaciones. Lamentablemente esta funcionalidad no está presente en el Galaxy Tab S3.

Antes de terminar, me gustaría hacer una mención al soporte HDR ya que es una de las características más publicitadas de este dispositivo. A día de hoy, la situación real es que no hay prácticamente ningún contenido disponible en HDR.

El primer proveedor de streaming que ha comenzado a enviar contenidos HDR en streaming es Netflix aunque, por el momento, solamente al LG G6. Suponemos que esto cambiará pronto pero actualmente sólo puedes probar vídeos de muestra.

Hardware y rendimiento

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con un procesador Snapdragon 820, que fue el chip más potente de Qualcomm del año pasado hasta que llegó el Snapdragon 821. Este chip ha sido ya superado en 2017 por el Snadpragon 835 pero, en el momento de anunciar este tablet, este chip no estaba disponible.

Por otro lado, el tablet incorpora 4GB de RAM, una cantidad más que suficiente para mover Android con soltura. Samsung no ha especificado el tipo de memoria, por lo que no sabemos si es LPDDR3 o LPDDR4.

Hemos sometido al Galaxy Tab S3 a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros tablets de gama alta.

 

En el benchmark AnTuTu v6, ha dado un resultado de 141.976 puntos, una puntuación bastante alta en comparación con otros tablets Android.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 1.398/4.024 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados altos para un tablet Android.

 

En el test de rendimiento general PCMark 1.0, ha conseguido una puntuación de 6.294 puntos, un valor que es bastante elevado.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 4.800 puntos, un valor alto.

 

A la hora de analizar la potencia gráfica, el tablet ha obtenido unos resultados muy buenos, por encima incluso de algunos modelos de iPad en 3DMark.

 

En el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados buenos, aunque por debajo de los tablets de Apple y el Pixel C.

 

Los resultados de los benchmarks indican que el Galaxy Tab S3 es un tablet muy potente, como era de esperar, ya que cuenta con unos componentes hardware muy avanzados en cuanto a procesador, memoria, almacenamiento, etc.

En comparación con los iPad, el Samsung Galaxy Tab S3 sale peor parado en las pruebas de rendimiento ya que los procesadores de Apple son extremadamente potentes. En el día a día, estas diferencias se notan a la hora de utilizar aplicaciones exigentes de retoque de fotografía, vídeo, etc. pero no hay apenas diferencias en aplicaciones comunes como Twitter, Facebook, Chrome, etc.

Dejando a un lado los benchmarks, en el tiempo que he utilizado el Galaxy Tab S3, el tablet se ha movido con total fluidez y no recuerdo haber sufrido ningún parón en juegos o apps. Tampoco he notado que el tablet cierre caprichosamente aplicaciones por falta de memoria ni he sufrido cierres repentinos de aplicaciones.

 

En los juegos 3D exigentes que he probado – Asphalt 8, Modern Combat 5 y Unkilled – el rendimiento del Galaxy Tab S3 ha sido bueno pero no espectacular. De hecho, utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos.

En el caso de Asphalt 8 y Modern Combat 5, la media de FPS es correcta pero hay caídas de frames vez en cuando y, en el caso de Unkilled, la media de FPS es inferior a lo que nos gustaría. En todos los casos hemos hecho las pruebas con la calidad gráfica al máximo.

Juego Media de FPS Estabilidad FPS %GPU %CPU
Asphalt 8 30 85% No disponible 14%
Modern Combat 5 30 74% No disponible 43%
Unkilled 24 84% No disponible 18%


 

Como todos los dispositivos de gama alta, el Galaxy Tab S3 se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D.

Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del tablet de 41ºC, un valor algo elevado pero que no llega a ser molesto ya que, por la forma de sujetar un tablet, no entras en contacto con la zona caliente.

El Samsung Galaxy Tab S3 solo se comercializa con 32GB de almacenamiento interno, de los cuales quedan libres unos 23GB nada más sacarlo de la caja. Por suerte, este almacenamiento es ampliable mediante micro-SD hasta 256GB.

Aunque no hemos encontrado información oficial sobre el tipo de almacenamiento que incorpora, los resultados de las pruebas de rendimiento que hemos realizado con AndroBench hacen pensar que lleva almacenamiento eMMC, bastante más lento que el UFS 2.0 o 2.1 que encontramos en smartphones de gama alta.

Samsung ha optado por desactivar “Adoptable Storage”, una de las funcionalidades más interesantes de Android, así que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

La razón que dio Samsung para inhabilitar esta función en su día es que los usuarios utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar ficheros con el ordenador, especialmente fotos y vídeos, y eso no es posible si la tarjeta se ha formateado como interna ya que está cifrada.

En el aspecto de conectividad, el Samsung Galaxy Tab S3 va bien servido ya que soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 4.2, WiFi Direct.

No incorpora radio FM ni tampoco chip NFC.

El Samsung Galaxy Tab S3 cuenta con un conector USB Tipo-C que ofrece velocidades teóricas de hasta 10 Gbps (USB 3.1)

Existe una variante con conectividad 4G pero la que hemos recibido para análisis es la versión solo WiFi, por lo que no hemos podido probar la conectividad celular.

En las pruebas que he realizado, la velocidad por Wi-Fi ha sido excelente ya que ha alcanzado los 220 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30 Mbps.

 

Batería

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con una batería de 6.000 mAh que, según la compañía ofrece 12 horas de reproducción. Esta capacidad puede resultar un tanto escasa si la comparamos con otros tablets como el iPad Pro y iPad Air 2, o más aún si lo hacemos con el iPad (2017).

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el tablet ha obtenido un resultado de 5 horas y 25 minutos. A modo de ejemplo, el Samsung Galaxy S8+ obtiene en el mismo test dos horas más.

En la práctica, la autonomía del Galaxy Tab S3 es correcta pero queda por debajo de otros tablets que hemos probado. Por suerte, un tablet no es un dispositivo que se utilice todo el día — como ocurre con el smartphone — así que su menor autonomía no es un problema grave.

Para mejorar la autonomía, podemos hacer uso de los dos modos de ahorro de energía que incorpora Samsung: medio y máximo.

El modo de ahorro medio limita el rendimiento máximo de la CPU al 70%, reduce el brillo máximo a un 90% y, opcionalmente, limita el uso de redes en segundo plano. El modo de ahorro máximo va todavía más allá y cambia el aspecto del interfaz.

En cualquiera de los dos modos podemos personalizar los siguientes aspectos:

  • Reducir el brillo hasta un 90%
  • Limitar la velocidad de la CPU a 70%
  • Desactivar las conexiones WiFi y 4G en segundo plano

 

Samsung también permite seleccionar individualmente aquellas aplicaciones que no queremos que consuman batería cuando no están siendo utilizadas.

El Galaxy Tab S3 cuenta con carga rápida Adaptive Fast Charging, y Samsung ha incorporado un cargador compatible con esta tecnología en la caja del producto. En nuestras pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 2 horas y 20 minutos con el cargador incluido.

Como podemos apreciar en la gráfica, la carga es prácticamente lineal, aunque es algo más rápida hasta el 90 por ciento y se ralentiza ligeramente al final.

Software y funcionalidades

El Samsung Galaxy Tab S3 corre Android 7.0 Nougat y, por encima del sistema operativo, incorpora la capa de personalización Samsung UX.

La capa Samsung UX ofrece un aspecto bastante atractivo, con un diseño que se acerca cada vez más a Android puro.

Por defecto, los iconos del escritorio se muestran con un marco alrededor y esquinas redondeadas, pero Samsung también ofrece la posibilidad de utilizar los iconos originales sin fondo.

Los iconos poseen un aspecto redondeado y los iconos de Samsung tienen fondos de distintos colores, lo que le otorga al tablet una estética algo infantil.

El cajón de aplicaciones está presente y muestra todas las aplicaciones instaladas. Es posible alterar el orden de los iconos — alfabético o personalizado — así como desinstalar apps.

La pantalla principal muestra un gran widget con la hora y la temperatura, la barra de búsqueda de Google, y queda espacio para colocar 2 hileras de 6 iconos debajo. El mismo widget de hora y temperatura puede mostrar un aspecto más compacto y ocupar solo una hilera si queremos tener más espacio para iconos de apps.

Si mantenemos pulsado un icono, podemos acceder a diversas opciones como suspender, desinstalar o mostrar información de la aplicación.

 

El panel de notificaciones es de color blanco y muestra una primera fila de botones que nos dan acceso rápido a seis ajustes, sin ningún texto. Algunos de estos iconos — como WiFi, Sonido, Bluetooth, etc. — abren diversas opciones al mantenerlos pulsados.

Debajo de esta primera hilera de botones aparecen las notificaciones, aunque es posible posible desplegar muchos más botones y acceder al control de brillo arrastrando de nuevo la primera hilera hacia abajo o utilizando el gesto de arrastrar el panel de notificaciones con dos dedos.

Samsung permite personalizar la cuadrícula de botones — 4×3 y 5×3 — y, si pulsamos en una flecha que hay junto al control de brillo, podemos des-/activar el brillo automático y situar el control de brillo encima del panel de notificaciones.

 

Las notificaciones en sí mismas han adoptado el estilo de Nougat, como hemos visto también en otros smartphones Galaxy. Ya no tenemos tarjetas diferentes para cada notificación, sino que estas aparecen todas seguidas. Si una app tiene más de una notificación, estas aparecen agrupadas bajo la misma app pero puedes desplegarlas e, incluso, expandir cada notificación para ver los detalles.

La pantalla de ajustes ya no muestra varias pestañas como ocurría en el pasado sino que muestra a la izquierda las categorías — Conexiones, Sonidos y vibración, Notificaciones, Pantalla, etc. — y al entrar en cada grupo accedemos a los ajustes individuales.

Desde la pantalla de bloqueo propiamente dicha podemos acceder rápidamente a dos aplicaciones configurables a través de unos iconos de acceso directo que se sitúan en las esquinas de la parte inferior de la pantalla.

El Samsung Tab S3 incorpora la función Multi Window para ejecutar aplicaciones en ventanas, y esta funcionalidad resulta especialmente útil con la gran pantalla de este tablet.

Para activar esta función, tenemos que pulsar el botón de aplicaciones recientes y pulsar sobre un icono de dos rectángulos que aparece junto al símbolo ‘X’ de cerrar de las aplicaciones compatibles. Si pulsamos sobre el punto que aparece en la línea divisoria de ambas ventanas podemos acceder a distintas opciones como intercambiar ventanas o hacer que una ventana flote sobre la otra.

 

No todas las aplicaciones pueden ejecutarse en multi-ventana, sino que solamente podemos hacerlo con las aplicaciones de Samsung que vienen pre-instaladas en el tablet y algunas de terceros como Facebook, WhatsApp, etc.

El teclado del Galaxy Tab S3 resulta cómodo de utilizar gracias al gran tamaño de la pantalla. Incorpora la funcionalidad de texto predictivo, que funciona bastante bien, y la posibilidad de escribir arrastrando el dedo sobre las teclas, puntuar automáticamente, poner en mayúsculas automáticamente la primera letra de cada frase, modificar la altura del teclado, etc.

 

A muchos usuarios no les gusta que otras personas puedan curiosear en las fotografías, documentos u otros contenido de su tablet cuando lo prestan para hacer una llamada, consultar una web o cualquier otro uso puntual.

Pensando en ellos, Samsung ha incluido la funcionalidad de Carpeta Segura que vimos por primera vez en el fatídico Galaxy Note7. Gracias a la Carpeta Segura, es posible proteger el acceso a imágenes, notas y aplicaciones de forma sencilla.

Además, si introducimos una aplicación dentro de la Carpeta Segura, se crea una nueva instancia de la misma, de forma que podemos saltarnos la limitación que tienen las apps que no permiten configurar múltiples cuentas — por ejemplo, podríamos tener dos WhatsApps, dos Snapchats, dos Periscopes, etc.

 

El Samsung Galaxy Tab S3 también incorpora funcionalidades de control mediante movimientos y gestos:

  • Smart stay, que detecta si estás mirando la pantalla y la mantiene encendida mientras la miras
  • Silenciar rápido, que permite silenciar alarmas cubriendo la pantalla con la mano o dando la vuelta al dispositivo.
  • Desplazar palma para capturar, que permite realizar una captura de pantalla deslizando el lateral de la mano de un lado a otro de la pantalla.
  • Acción de vista emergente, que convierte la aplicación en una ventana al desplazar el dedo hacia abajo en diagonal desde cualquier esquina superior
  • Captura completa, que muestra opciones adicionales después de realizar una captura de pantalla, por ejemplo para capturar áreas ocultas de la pantalla.

Samsung permite conectar el teléfono y el tablet mediante Samsung Flow, de forma que puedes compartir ficheros de manera inalámbrica, recibir notificaciones o incluso contestar llamadas desde el tablet.

 

La función No Molestar permite desactivar avisos — notificaciones o alarmas — a determinadas horas, pudiendo establecer algunas aplicaciones como permitidas para que sus notificaciones sí que lleguen. Lamentablemente no permite escoger diferentes horarios según el día de la semana, algo que nos parece básico y fácil de implementar.

Por supuesto, el Galaxy Tab S3 también soporta Smart Lock, lo que significa que no necesitas desbloquear el dispositivo con huella dactilar, iris, PIN o contraseña si un dispositivo Bluetooth en el que confías está cerca – por ejemplo, una pulsera inteligente, un auricular Bluetooth, etc .

Es fácil configurar nuevos dispositivos en los que confías, y también puedes configurar ubicaciones en las que confías, como tu casa o la oficina, aunque la aplicación te avisa de que el radio de estas ubicaciones es de 80 metros.

Samsung ha movido a la opción Mantenimiento del menú Ajustes la antigua aplicación Smart Manager que permitía gestionar desde un único punto la batería, el almacenamiento, la memoria RAM y la seguridad.

Las principales funciones que ofrece Mantenimiento son:

  • Batería: Permite conocer datos sobre el uso de la batería, activar los diferentes modos de ahorro, y conocer aplicaciones con un consumo anormal de batería.
  • Almacenamiento: Permite conocer el uso del almacenamiento, eliminar datos innecesarios, y eliminar datos de usuario no utilizados.
  • Memoria: Permite conocer el uso de la memoria y detener aplicaciones con alto consumo.
  • Seguridad del dispositivo: Permite realizar análisis del dispositivo en busca de amenazas utilizando un anti-malware de Intel.

Samsung también ha incorporado Game Launcher, que organiza todos los juegos en un solo lugar de forma automática, y ofrece funciones interesantes mientras juegas como: sin alertas al jugar, bloquear las teclas Atrás/Recientes, bloquear durante la partida, capturar pantalla o grabar pantalla. Además, también permite establecer tres modos de ahorro de batería mientras jugamos: desactivado, ahorro de energía y ahorro de energía al máximo.

Durante una partida, es posible capturar una pantalla o incluso grabar un vídeo en el que aparezca tu propia cara en una esquina utilizando la cámara frontal. La fuente del sonido puede ser el micrófono del tablet o el audio del juego.

 

Por último, Samsung incorpora un Modo Niños que permite limitar las funciones y aplicaciones a las que tienen acceso los niños.

Funciones del S Pen

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con un lápiz S Pen, que permite dibujar sobre la pantalla y manejar el interfaz con más precisión.

El S Pen que llega con el tablet posee una punta de tan solo 0.7 mm, lo que permite dibujar con trazos más finos, y su precisión es de 4.096 niveles de presión.

Escribir sobre el Galaxy Tab S3 es bastante cómodo ya que es posible escribir letras de pequeño tamaño.

Ahora bien, existe un pequeño retardo entre que realizas un trazo sobre la pantalla y este aparece dibujado, por lo que la experiencia dista bastante de ser la misma que tenemos al escribir sobre papel.

Por supuesto, el puntero no solamente sirve para escribir, sino que también puedes manejar el interfaz del tablet con él, por ejemplo a la hora de navegar por páginas web.

Al pulsar sobre el botón situado en el centro, se activa el abanico emergente con las diversas acciones de Air Command: Crear nota, Smart select, Ver todas las Notas, Escritura pantalla, y TraducirAdemás, es posible añadir más accesos directos como Ampliar Vista rápida.

La función Crear nota abre la aplicación Samsung Notes, que nos permite tomar una nota de texto manuscrita (o con el teclado), pegar imágenes, añadir grabaciones de voz, etc. La función Ver notas abre la aplicación Samsung Notes y muestra todas las notas que tenemos guardadas.

La función Smart Select permite recortar una porción de la pantalla y guardarla como una imagen o, incluso, convertirla a texto. También es posible generar un imagen animada GIF capturando una zona de la pantalla en movimiento.

 

La función Escritura pantalla hace una captura de la pantalla y nos permite escribir o dibujar encima. Esta función integra la opción de Scroll Capture, que hace scroll automáticamente para capturar una página web completa, de principio a fin.

La función Traducir permite, como su nombre indica, traducir una palabra con Google Translate colocando el S Pen encima e incluso escuchar su pronunciación. La función Calculadora muestra una calculadora en pantalla.

La función Ampliar hace de lupa y amplía la zona que señalamos con el S Pen, y la función Vista Rápida permite reducir el tamaño de una aplicación y dejarla aparcada en una esquina de la pantalla.

 

Además de la aplicación Samsung Notes de la que hemos hablado, Samsung ha incorporado una app llamada PEN.UP, que es una red social para compartir dibujos y otros tipos de arte digital creados con el S Pen.

Una de las funciones más útiles que ha incorporado Samsung en el Galaxy Tab S3 es la posibilidad de tomar notas sobre la pantalla estando esta apagada. Basta comenzar a escribir con el S Pen sobre la pantalla y, una vez que terminamos, podemos guardar la nota. Esta función es útil para, por ejemplo, tomar una nota rápida sobre la marcha.

 

Aplicaciones incluidas

Hace tiempo que Samsung dejó de incluir aplicaciones de relleno (bloatware) en sus dispositivos. Ahora solo instala unas pocas aplicaciones de serie y, el resto, pueden ser descargadas en la tienda Samsung Apps dentro del apartado GALAXY Essentials.

Dejando a un lado las apps de Samsung para multimedia, de las que hablaremos en el siguiente apartado, la única app de Samsung que llega pre-instalada es Soundcamp, que permite componer música. La app permite componer una canción con tan solo dibujar una línea utilizando 25 instrumentos y efectos.

 

Samsung también ha incluido Briefing de Flipboard, al que podemos acceder cuando nos desplazamos a la izquierda hasta la primera pantalla.

Por último, la suite de aplicaciones de Microsoft — Word, Excel, Powerpoint, OneNote, OneDrive y Skype — también llega pre-instalado en el Galaxy Tab S3 en virtud del acuerdo entre ambas compañías para potenciar sus dispositivos en el ´mbito profesional.

En este punto, conviene hacer una reflexión sobre el uso del Galaxy Tab S3 como herramienta de productividad. Aunque Android permite tener abiertas dos apps a la vez y es un sistema operativo multi-tarea, no puede competir con un sistema operativo de escritorio a la hora de utilizar y compartir información entre múltiples aplicaciones a la vez. Por ello, si vas a utilizar el tablet para producir contenidos, deberías evaluar un dispositivo con Windows.

Como en todos los dispositivos Android, podemos descargar apps desde la Play Store de Google. Sin embargo, el ecosistema de apps adaptadas al formato tablet es algo más reducido en Android que en iOS. La mayoría de las apps importantes tienen versión para tablet pero, cuando te sales de las más populares, escasean las apps que aprovechan el mayor espacio de pantalla.

 

Multimedia

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con cuatro altavoces estéreo que han sido diseñados conjuntamente con AKG y Harman, por lo que el sonido es bastante mejor de lo que solemos encontrar en un tablet.

Los altavoces detectan la orientación del tablet — horizontal o vertical — y ajustan la reproducción del sonido para mantener la separación de canales, como el iPad Pro. La calidad del altavoz es bastante buena, y el sonido que emite puede ser muy potente.

 

Samsung ha optado por no incorporar su propio reproductor de música sino que ha recurrido a Play Música, el reproductor de Google. Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos, y ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify.

También podemos descargar la app Música de Samsung desde la tienda Galaxy Apps, que cuenta con un diseño muy atractivo y está muy bien integrado con el resto de servicios y aplicaciones de Samsung. 

 

Samsung ha incorporado algunas funciones interesantes de sonido como Sound Alive para ajustar la ecualización; y Adapt Sound para calibrar el sonido emitido a través de los auriculares a la respuesta frecuencial de nuestro oído.

Dentro de Sound Alive, Samsung incorpora una función llamada Optimizador UHQ que mejora la resolución del sonido de la música y vídeos; una función de Sonido envolvente para recrear el efecto de sonido surround; una función de Amplificador de tubo Pro que simula el timbre suave de un amplificador de tubo; y una función de Auditorio para simular la reverberación de un auditorio.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el tablet. La aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas.

La reproducción de vídeo con esta app es excelente y el tablet es capaz de reproducir sin problemas ficheros de vídeo compatibles con suavidad gracias a su potente procesador. Además, el elevado contraste de la pantalla y los negros puros hacen que sea una delicia ver películas.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de audio y vídeo, hemos reproducido cuatro ficheros con resolución Full HD y con resolución 4K, codificados con el formato H.264 y con el más moderno HEVC. Los cuatro se reproducen perfectamente con total suavidad.

Por supuesto, los vídeos de servicios de streaming como Netflix y Amazon Prime Video se reproducen sin ningún problema, aunque por el momento las series y películas de estos servicios no pueden ser visionados en HDR en el Samsung Galaxy Tab S3.

 

El reproductor de vídeo incorpora una opción que permite crear un GIF animado de 6 segundos a partir de una secuencia de vídeo.

Una funcionalidad  que incorporan los dispositivos más potentes de Samsung es la reproducción de vídeo en una ventana flotante, que permite seguir utilizando el tablet mientras vemos el vídeo en una pequeña ventana.

Cámaras de fotos

Samsung ha dotado al Galaxy Tab S3 una cámara principal de 13MP con apertura f/1.9, pero carece de estabilización óptica. Dado que un tablet no suele ser el dispositivo elegido por los usuarios a la hora de capturar fotografías, Samsung ha preferido incorporar una cámara de gama media.

La calidad de las fotografías tomadas con esta cámara es correcta en condiciones de buena luz. Las imágenes ofrecen un buen nivel de detalle y una buena reproducción de colores.

 

Sin embargo, la ausencia de estabilización óptica y una lente con una apertura no demasiado grande hacen que la imagen presente bastante ruido en condiciones de poca luz. A continuación, podemos ver un ejemplo de una fotografía por la noche, donde es evidente que el ruido impide ver los detalles de la imagen.

 

Aquí podéis ver una galería de fotografías tomadas con el Samsung Galaxy Tab S3 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las fotografías en una gran variedad de situaciones.

 

La resolución máxima de vídeo es Ultra HD (3840 x 1260 píxeles a 30 fps) pero la longitud máxima de los vídeos es de 10 minutos. Los vídeos presentan una buena calidad de sonido, aunque la ausencia de estabilización hacen que la imagen tiemble un poco y, a veces, se dan problemas de enfoque si la cámara se mueve más rápido.

 

La cámara frontal posee un sensor de 5MP con apertura f/2.2, y una lente con enfoque fijo. Estas características deberían ser suficientes para realizar videollamadas o tomar selfies en condiciones de buena luz, pero no cabe esperar una gran calidad.

A continuación podéis ver un selfie captado con la cámara frontal del Galaxy Tab S3, que ofrece una calidad simplemente correcta.

 

El vídeo capturado con la cámara frontal tiene una resolución máxima de Full HD (1920 x 1080 píxeles a 30 fps).

Precio y competidores

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con un precio oficial de 679 euros para la versión WiFi y 769 euros para la versión WiFi+4G, aunque es posible encontrarlo a un precio inferior en sitios online como Amazon España.

Hasta hace poco, el principal competidor del Galaxy Tab S3 era el iPad Pro de 9.7″. Sin embargo, Apple ha anunciado recientemente la sustitución de este modelo por el nuevo iPad Pro de 10.5″.

El iPad Pro de 10.5″ llega con un cuerpo metálico, una pantalla algo más grande con frecuencia de refresco de 120Hz y brillo máximo más elevado, un procesador muy potente y una batería de gran capacidad. Su precio es 729 euros (WiFi) y 889 euros (WiFi+4G), y el Apple Pencil no está incluido.

¿Samsung Galaxy Tab S3 o iPad Pro de 10.5″? El iPad Pro posee ventajas en cuanto a potencia del dispositivo y brillo de la pantalla, así como un mayor ecosistema de apps adaptadas al formato tablet. Si vas a utilizar el tablet para dibujar, agradecerás que los últimos iPad Pro no presentan ningún retardo al dibujar con el Apple Pencil sobre la pantalla.

A favor del Galaxy Tab S3 encontramos un precio menor (sobre todo si sumamos al iPad Pro el precio del Apple Pencil) y, para los usuarios de otros dispositivos Android, la mayor integración con el ecosistema de Google.

 

Conclusiones

Si andas detrás de hacerte con un tablet de gama alta, no tienes muchas opciones donde elegir ya que la mayoría de los principales fabricantes han abandonado este mercado y, los que no lo han hecho, se han centrado en las gamas baja y media.

Por suerte, Samsung ha lanzado un nuevo tablet que tiene todos los ingredientes para cubrir las demandas de los usuarios más exigentes: el Galaxy Tab S3.

Comenzando por su diseño, el Samsung Galaxy Tab S3 es un dispositivo delgado y compacto, que llega con un acabado en cristal que lo hace muy atractivo a la vista y agradable al tacto — aunque algo delicado si lo llevamos en un bolso y bastante propenso a atraer las huellas dactilares.

La pantalla del Galaxy Tab S3 es una de las mejores que hemos visto. Cuenta con un panel Super AMOLED que garantiza unos colores vivos y unos negros profundos, y ofrece un gamut de color muy amplio. Este tablet es capaz de reproducir vídeos codificados con HDR10 aunque, por el momento, apenas hay contenidos para probarlo.

En el modo de color Básico, la reproducción de color es excelente aunque la mayoría de los usuarios optarán por el modo Adaptativo, con colores más saturados y, por tanto, más vivos. El brillo máximo de la pantalla es elevado, aunque está algo por debajo del iPad Pro, su principal competidor.

 

El Samsung Galaxy Tab S3 llega con un potente Snapdragon 820 del año pasado y 4GB de RAM. Sin embargo, sus 32GB de almacenamiento interno son de tipo eMMC 5.1, más lento que el almacenamiento UFS que incorporan smartphones de gama alta.

El almacenamiento es ampliable mediante micro-SD pero lamentablemente Samsung no habilitado la función “Adoptable Storage”, por lo que no podemos formatearlo como una extensión del almacenamiento interno.

Los resultados de los benchmarks muestran que el Samsung Galaxy Tab S3 es muy rápido, aunque en potencia bruta queda por detrás de los últimos modelos de iPad. En la práctica, el interfaz y las aplicaciones se mueven con gran suavidad pero algunos juegos 3D exigentes no se mueven tan fluidos como en otros dispositivos.

La autonomía del Samsung Galaxy Tab S3 es buena, pero no es espectacular ya que la capacidad de su batería está por debajo de la que encontramos en otros tablets. A favor del tablet tenemos que el dispositivo soporta carga rápida y que Samsung ofrece algunos modos de ahorro energía muy interesantes.

 

Otro aspecto reseñable del Samsung Galaxy Tab S3 es la calidad de sonido, ya que cuenta con cuatro altavoces que han sido desarrollados con AKG y Harman. Estos altavoces detectan la orientación del tablet y dirigen el sonido adecuadamente.

Samsung acompaña el tablet con un puntero S Pen que hará las delicias de quienes utilicen el tablet para tomar notas o dibujar bocetos. El puntero de Samsung no necesita ser recargado y posee una punta muy fina que permite hacer trazos delgados. El S Pen no puede ser guardado dentro del tablet, por lo que corremos el riesgo de perderlo, y se percibe un cierto lag a la hora de escribir o dibujar sobre la pantalla.

Samsung ha lanzado el Galaxy Tab S3 con Android 7.0 Nougat y, por encima, la capa de personalización Samsung UX. En los últimos años, Samsung ha ido refinando su capa de software y acercándola cada vez más a la experiencia pura de Android.

Samsung ha eliminado casi todas las aplicaciones propias que, en el pasado, venían pre-instaladas pero, si echas alguna de menos, puedes descargarla desde la Tienda Galaxy.

El nuevo tablet cuenta con una gran cantidad de funcionalidades software que ya habíamos visto en otros terminales como multi-ventana, control por gestos, modos de ahorro de energía, carpeta segura, etc.

Dicho esto, el Galaxy Tab S3 presenta limitaciones como herramienta de productividad ya que Android no es un sistema pensado para trabajar con múltiples ventanas a la vez, arrastrar contenido entre apps, conmutar rápidamente entre aplicaciones, etc.

Por otro lado, como todos los tablets Android, el Galaxy Tab S3 sufre de un menor número de apps optimizadas para la gran pantalla en comparación con iOS. Las principales apps cuentan con versión para tablet pero, cuando nos salimos de las más populares, es complicado encontrar apps que aprovechen bien el espacio extra.

Samsung ha incorporado una cámara trasera de 13MP con apertura f/1.9, que ofrece una calidad correcta pero que no puede competir frente a las cámaras de los grandes smartphones. Lo mismo ocurre con la cámara frontal, que ofrece una calidad suficiente para video-llamadas pero a la que no se le puede pedir mucho más.

En definitiva, el Samsung Galaxy Tab S3 un tablet con una gran calidad, tanto en diseño como en rendimiento y funcionalidades software. Se trata, sin duda, del mejor tablet Android que puedes comprar a día de hoy aunque, como ya hemos comentado, no hay mucha competencia.

Su precio no está al alcance de cualquier bolsillo, ya que cuesta 679 euros (WiFi) / 769 euros (WiFi+4G), aunque es posible encontrarlo a un precio inferior en sitios online como Amazon España.

Lo mejor:

  • Cuerpo ligero y delgado, con un diseño muy atractivo en cristal.
  • Pantalla de 9.7″ con panel Super AMOLED y compatible HDR, que ofrece una excelente nitidez, contraste y fidelidad de color (en el modo Básico)
  • Rapidez en el manejo del tablet gracias a un potente procesador Snapdragon 820 y 4 GB de RAM
  • Mejoras interesantes de Samsung sobre Android como Game Launcher, Multi-Window, Carpeta Segura, modos de Ahorro de Energía, control por gestos, etc.
  • Almacenamiento de 32GB ampliable mediante tarjeta micro-SD
  • Puntero S Pen de gran precisión incluido con el tablet
  • Audio AKG que emite sonido por cuatro altavoces estéreo
  • Lector de huella dactilar

Lo peor:
  • Construcción delicada, que además atrae las huellas dactilares
  • Rendimiento en juegos 3D por debajo de otros dispositivos más potentes
  • Almacenamiento interno eMMC, más lento que el UFS. Almacenamiento externo micro-SD no compatible con Adoptable Storage de Android
  • Autonomía correcta pero no espectacular
  • El puntero S Pen presenta un cierto lag al dibujar o escribir sobre la pantalla
  • Precio elevado

Nota: El Samsung Galaxy Tab S3 ha sido cedido amablemente por Samsung España para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&asin=B06XBTJDLG]

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 Home por solo 11,09€ en CDKdeals [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
25%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
75%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario