¡SORTEOS! Sorteamos un OnePlus 5T y un Xiaomi Redmi Note 4 [ Ver sorteos ]

Análisis del Samsung Gear S2 a fondo

Samsung Gear S2 - 1

Samsung es una de las pocas compañías que apostaron por los relojes inteligentes desde el primer momento, lanzado primero dispositivos con Android y posteriormente con su propio sistema operativo Tizen. Los primeros relojes de Samsung poseían diseños futuristas, con formas cuadradas que poco tenían que ver con los diseños circulares de los relojes tradicionales.

Sin embargo, con la llegada del Gear S2, Samsung ha vuelto a la mesa de diseño para re-pensar de principio a fin cómo debía ser su nuevo reloj inteligente. Nada más ver su nuevo reloj es evidente que Samsung ha aprendido de sus éxitos y fracasos.

El Samsung Gear S2 es más “reloj” que nunca, ya que cuenta con un diseño más tradicional que los modelos anteriores. Aprovechando la nueva pantalla circular, la compañía ha innovado incorporando un bisel rotatorio para mayor comodidad en el manejo del interfaz.

Samsung también ha actualizado la plataforma Tizen y, ahora, no solamente es compatible con teléfonos Samsung sino también con otros teléfonos Android. Quién sabe si quizás algún día también veamos compatibilidad con iPhone, pero por el momento eso queda en la lista de cosas pendientes.

El nuevo reloj de Samsung llega con un precio moderadamente alto – 349€ para el modelo Gear S2 y 379€ para el modelo Gear S2 Classic – aunque otros relojes de gama alta como el Huawei Watch se encuentran incluso por encima con un precio de 396€.

Tras varios días utilizándolo de manera exhaustiva, a lo largo de este artículo vamos a analizar a fondo todos los aspectos del Samsung Gear S2 y contaros nuestra experiencia.

 

Índice

 

Diseño y construcción

Como recordábamos en la introducción a este análisis, los primeros relojes inteligentes de Samsung tenían un aspecto cuadrado y futurista que marcaba distancias con respecto a los relojes tradicionales.

La llegada del Moto 360, el primer reloj inteligente con esfera circular, marcó un hito en el diseño de este tipo de dispositivos. A partir de entonces, otros fabricantes comenzaron a lanzar también relojes circulares con materiales sofisticados, y con la llegada del Gear S2 parece que Samsung también ha querido unirse a este carro.

Samsung Gear S2 - 2

El Samsung Gear S2 posee una esfera circular pero, a diferencia del Huawei Watch, su aspecto se aleja del diseño clásico de los relojes analógicos. El Gear S2 ofrece un aspecto moderno y juvenil, gracias al uso de plástico y una correa de goma.

A decir verdad, también existe una variante “Classic” del Gear S2 que cuenta con un diseño más tradicional, con una correa de piel, pero el modelo que hemos probado en este análisis es la versión estándar.

Las dimensiones de ambos modelos también son diferentes: el modelo estándar tiene unas dimensiones de 42.3 x 49.8 x 11.4 mm, y el modelo “Classic” es algo más pequeño con unas dimensiones de 39.9 x 43.6 x 11.4 mm.

Ambos modelos ofrecen unas dimensiones y un peso muy adecuados, y no echamos de menos la existencia de un modelo de menor tamaño para muñecas más delgadas, como nos ocurrió al probar el Huawei Watch. De hecho, si te gustan los relojes grandes, quizás el Gear S2 se te quede algo pequeño.

Particularmente encuentro que el diseño del Gear S2 carece del glamour de otros relojes inteligentes como el Huawei Watch, el Apple Watch o, por supuesto, el Tag Heuer Connected. Ahora bien, si buscas un reloj con aspecto moderno y algo futurista, el Gear S2 es tu reloj.

Samsung Gear S2 (izqda.) y Huawei Watch (dcha.)
Samsung Gear S2 (izqda.) y Huawei Watch (dcha.)

 

El Samsung Gear S2 está disponible únicamente en dos colores, blanco y negro, mientras que el Gear S2 Classic solo está disponible en negro. Mientras que la correa del Gear S2 utiliza un mecanismo de sujeción prácticamente propietario, el Gear S2 Classic es compatible con correas estándar de 22mm.

La esfera del Gear S2 es de acero inoxidable, aunque a primera vista puede parecer que sea plástico. Cuenta con dos botones idénticos al lado derecho, uno que actúa como botón de Inicio y otro que actúa como botón de Atrás, que resultan cómodos de pulsar. Como curiosidad, si pulsamos tres veces seguidas el botón de abajo, se envía un mensaje de SOS al contacto seleccionado junto con su posición GPS.

Como hemos comentado antes, la principal forma de manejo del Gear S2 es su bisel de metal rotatorio. Mientras que Apple ha optado por una corona digital, Samsung ha preferido optar por un bisel que gira y que permite ir pasando por los distintos menús y páginas de información.

Samsung Gear S2 - 5Nos ha gustado el manejo del bisel pero, al ser completamente liso, a veces resulta un poco difícil hacer que gire ya que el dedo resbala sobre la superficie.

En la parte de atrás del reloj encontramos un sensor de ritmo cardíaco, algo ya muy habitual en este tipo de dispositivos, y los mecanismos para soltar la correa.

Un aspecto que nos ha gustado mucho del Gear S2 es que su batería se carga de forma inalámbrica colocando el reloj sobre una base de carga.

Ojalá otros relojes utilizaran este mismo sistema en lugar de cables magnéticos.

Por último, el Samsung Gear S2 cuenta con certificación IP68, que garantiza la resistencia al polvo y al agua.

 

Pantalla

El Samsung Gear S2 cuenta con una pantalla AMOLED circular con un diámetro de 1.2″, más pequeña por tanto que la del Huawei Watch o el Moto 360. Aun con todo, la pantalla se ve bien y su menor tamaño no supone un grave problema. La pantalla está protegida frente a arañazos mediante Gorilla Glass 3.

La pantalla posee una resolución de 360 x 360 píxeles, lo que le otorga una densidad de píxeles de 302 ppp. Esta resolución es algo más elevada que la del Huawei Watch (286 ppp) y la del Moto 360 (2ª Gen.) (263 o 233 ppp según el tamaño), pero está a la par que la pantalla del Apple Watch.

La matriz de la pantalla AMOLED es de tipo PenTile, lo que significa que los sub-píxeles no están colocados de forma convencional RGB, sino que están dispuestos en un patrón geométrico con distintos tamaños. Aunque esto significa que la resolución efectiva es menor, en la práctica esto apenas se aprecia gracias a su elevada resolución.

Matriz PenTile del panel AMOLED
Matriz PenTile del panel AMOLED

 

La pantalla se ve muy nítida, aunque la mayor densidad de píxeles respecto al Huawei Watch es inapreciable. Los píxeles individuales son indistinguibles y los ángulos de visión son lo suficientemente amplios para poder ver el reloj desde ángulos extremos, algo fundamental en un reloj.

Samsung afirma que su pantalla Super AMOLED refleja un 80 por ciento menos la luz del sol que las pantallas OLED tradicionales y, aunque es complicado comprobarlo, la realidad es que no he tenido ningún problema para usar el reloj en la calle.

Samsung Gear S2 - 4Una ventaja del Gear S2 es su modo de pantalla siempre encendida que permite mantener la pantalla siempre activa con tonos de blanco y negro para poder ver la hora y notificaciones en cualquier momento.

Aunque esto reduce la autonomía de la batería, las pantallas AMOLED tienen la ventaja de que los píxeles de color negro no se encienden, por lo que solo los píxeles blancos consumen energía.

Para evaluar la calidad de la pantalla del Gear S2 hemos utilizado un colorímetro X-Rite. El brillo máximo de la pantalla resulta ser 346 nits, un valor elevado para un reloj, algo por encima incluso de los 315 nits que encontramos en la pantalla del Huawei Watch.

La pantalla posee una temperatura de color de 7625ºC, lo que significa que presenta un cierto tinte azulado ya que está por encima del valor estándar de 6500 ºK.

La calidad de la imagen es buena y está en línea con lo que cabe esperar en las pantallas Super AMOLED: unos colores negros profundos, un elevado contraste y unos colores vibrantes.

El Samsung Gear S2 incorpora un sensor de luminosidad que sorprendentemente está situado en el centro de la pantalla, sin que esto signifique que la superficie de visión se ve reducida ya que también hay píxeles en esa zona.

sensor iluminacion

Resulta muy complicado apreciar el sensor a simple vista. Es necesario iluminarlo con una luz brillante y observar la pantalla desde un ángulo. La ubicación del sensor en la pantalla es un avance muy interesante ya que evita sacrificar parte de la superficie de la pantalla, como ha hecho Motorola en el Moto 360.

Sin embargo, parece que no es una solución perfecta ya que, al menos a día de hoy, el Samsung Gear S2 es incapaz de ajustar el brillo de la pantalla en interiores. Lo que sí que hace el Samsung Gear S2 es detectar que nos encontramos en el exterior, bajo la luz del sol, y en ese caso aumenta el brillo de la pantalla al nivel máximo.

Aunque no es la solución ideal, nos permite fijar un nivel de brillo bajo para el día a día, es decir, para cuando nos encontramos en interiores, y dejar que el reloj incremente el brillo de la pantalla al máximo cuando detecte que estamos por la calle.

Durante el tiempo que he probado el reloj lo he mantenido todo el tiempo en nivel 2 y no he tenido ningún problema para ver la pantalla.

El Samsung Gear S2 reconoce automáticamente el gesto de la muñeca para encender la pantalla por completo. Ahora bien, dado que el reloj posee un modo de pantalla siempre encendida, no vemos demasiado sentido a esta funcionalidad dado que la pantalla se enciende con bastante frecuencia accidentalmente.

Si entramos en un cine o en otro lugar donde no queremos que el reloj nos interrumpa, podemos activar el modo no molestar que desactiva la vibración y mantiene la pantalla apagada.

 

Procesador, almacenamiento, conectividad y batería

El Samsung Gear S2 cuenta con un procesador de dos núcleos a 1GHz acompañado por 512 MB de RAM, 4 GB de almacenamiento interno y un buen número de sensores:  ritmo cardíaco, acelerómetro, giroscopio, sensor de luz ambiente y barómetro.

El sensor de ritmo cardíaco está integrado en la parte de atrás del reloj, por lo que puede tomar medidas mientras llevamos puesto el reloj y enviarlas a la aplicación de salud de Samsung. Está protegido por Gorilla Glass 3, por lo que no tenemos que preocuparnos por apoyar el reloj sobre ese lado.

Samsung Gear S2 - 7

El Samsung Gear S2 no cuenta con GPS, por lo que no podemos utilizar el reloj para salir a correr y hacer seguimiento de por dónde hemos corrido, aunque puede contar los pasos que hemos dado. El modelo Gear S2 3G, que no está a la venta en España, sí que cuenta con GPS.

El reloj se conecta normalmente al teléfono mediante Bluetooth 4.1 LE (Low Energy) y posee conectividad WiFi, por lo que puede funcionar aún cuando el reloj está fuera del alcance del teléfono, aunque la conectividad WiFi consume más batería.

Lamentablemente la versión del Gear S2 con conectividad 3G no llegará a España, por lo que no podemos utilizar el reloj de forma independiente al teléfono. Esta versión además cuenta con un altavoz para poder realizar llamadas de teléfono desde el propio reloj.

El Samsung Gear S2 también cuenta con conectividad NFC, que permite utilizar Samsung Pay conjuntamente con un reloj Samsung en aquellos países donde esté disponible ese sistema de pago.

Samsung Gear S2 - 8

El Samsung Gear S2 posee una batería de 250 mAh y, según Samsung, ofrece dos días de autonomía. En mi experiencia, la autonomía ha resultado ser cercana a la indicada por Samsung aunque depende mucho de la cantidad de notificaciones que recibas en el reloj. Cuando el reloj está en reposo consume muy poca energía, pero cuando la pantalla se enciende, el cuerpo vibra o el reloj recibe notificaciones, el consumo se dispara.

Con la función de Pantalla Siempre Activa he llegado al final del día con cerca de un 50% tras 16 horas recibiendo muchas notificaciones. Esto significa que es necesario cargar el reloj todas las noches salvo que quieras arriesgarte a quedarte sin batería el segundo día pero, en principio, no deberías tener problema para llegar al final del día.

El Samsung Gear S2 cuenta con un modo de ahorro de energía para extender la autonomía del reloj cuando esté cerca de agotarse la batería. Este modo cambia la pantalla a escala de grises, desactiva WiFi, reduce el rendimiento y solo permite llamadas, notificaciones y mensajes.

Una limitación del Gear S2 es que no cuenta con altavoz, por lo que no esperes que el reloj emita ningún tipo de sonido, ni para avisar de notificaciones ni por supuesto para realizar llamadas o escuchar música. Si quieres un altavoz, tendrás que recurrir al Samsung Gear S2 3G, que no se comercializa en España.

 

Conexión del reloj al teléfono móvil

El Samsung Gear S2 puede recibir notificaciones de dos formas distintas: mediante una conexión Bluetooth a nuestro teléfono móvil o mediante una conexión WiFi a Internet.

La forma más habitual de utilizar el Gear S2 es emparejarlo mediante Bluetooth con nuestro teléfono móvil Android. El teléfono móvil quien envía las notificaciones al reloj, y ambos dispositivos tienen que estar cerca, a una distancia de unos pocos metros, como cualquier conexión Bluetooth.

La segunda forma de conexión es mediante WiFi y, en este caso, el reloj puede estar en una ubicación diferente al teléfono ya que no es necesario que ambos dispositivos estén conectados a la misma red WiFi. El único requerimiento es que el teléfono tenga una conexión activa a Internet, bien sea mediante WiFi o mediante una conexión 3G/4G.

El Samsung Gear S2 no posee un compartimento para tarjeta nano-SIM, por lo que no puede utilizarse como un dispositivo independiente. La conectividad 3G solo está disponible en el modelo Gear S2 3G que no se comercializa en España.

Samsung Gear S2 - 9

 

Aplicación Samsung Gear

Screenshot_20151117-215419Toda la configuración del reloj se realiza a través de la aplicación Samsung Gear que debemos descargar en el teléfono móvil desde Play Store .

La aplicación Samsung Gear es compatible con cualquier teléfono Android que corra Android 4.4 (o superior) y cuente con al menos 1.5GB de RAM.

Gracias a esta aplicación podemos emparejar mediante Bluetooth nuestro teléfono con el Gear S2.

Además ofrece varias opciones de aplicaciones y ajustes, como veremos a continuación.

Una de las cosas que podemos hacer con la aplicación Samsung Gear es seleccionar esferas de reloj.

La aplicación ofrece más de 15 pantallas preestablecidas y podemos descargar nuevas esferas a través de la aplicación.

Algunas pantallas de reloj admiten ser personalizadas para cambiar el fondo, la fuente, el color y las complicaciones. En este aspecto las opciones de personalización que ofrece Tizen están por encima de Android Wear.

Por defecto existen estilos de reloj para todos los gustos: digitales, analógicos, modernos, clásicos, para deportistas, para viajeros, etc.

 

Además Samsung permite la opción de crear nuestras propias esferas. Para ello debemos elegir un estilo (clásico, utilidad moderna, neón, básico, digital, y grande) y, en función de nuestra elección, podremos escoger el fondo, la fuente, la complicación, si queremos que se muestre la fecha, etc.

 

Desde la aplicación Samsung Gear también podemos seleccionar las aplicaciones cuyas notificaciones llegarán hasta el reloj. Además tenemos opciones para limitar las notificaciones mientras el teléfono está en uso, encender la pantalla cuando llegue una notificación, y mostrar detalles de la notificación cuando aparezca en la pantalla.

Hablando de aplicaciones, desde Samsung Gear podemos escoger el orden en el que aparecen las aplicaciones en el reloj y configurar los ajustes de algunas de las aplicaciones (por defecto, Amigo, Clima y Notas de Voz).

Por supuesto también podemos descargar nuevas aplicaciones desde Samsung Gear, a través de una tienda de aplicaciones organizada por categorías: esferas de reloj, salud/fitness, finanzas, estilo de vida, redes sociales, entretenimiento y utilidades.

Screen-20151118011618El catálogo de aplicaciones no es tan amplio como el que encontramos en Android Wear.

Aunque ya hay unas cuantas aplicaciones conocidas como News Republic, Navigator (HERE Maps), CNN, Bloomberg, The Wall Street Journal, La Liga Oficial, Yelp, etc. todavía hay muchas ausencias importantes.

Ni RunKeeper, ni Evernote, ni Twitter, ni Facebook, ni la suite de Google, o ni siquiera controles para manejar la reproducción de Spotify desde el reloj.

La aplicación Samsung Gear también permite enviar ficheros de música e imágenes al reloj, e incluso es posible activar la sincronización automática para que se transfieran pistas de música e imágenes del álbum al Gear S2 cuando este se carga.

Por último, la aplicación Samsung Gear ofrece la posibilidad de preparar plantillas de texto para respuestas rápidas, configurar una acción al pulsar dos veces Inicio, y realizar copias de seguridad del reloj.

 

Interfaz y funcionalidades

El Samsung Gear S2 corre Tizen, por lo que su interfaz es distinta a la de otros relojes inteligentes con Android Wear, si bien las diferencias no son demasiado abultadas.

Screen-20151117234043El Samsung Gear S2 funciona como cualquier otro reloj inteligente: te avisa de notificaciones que llegan a tu teléfono, permite hacer seguimiento de tu actividad física, y ejecuta algunas aplicaciones.

Por defecto el reloj muestra la esfera seleccionada, y si pulsamos sobre ella durante unos segundos podemos seleccionar cualquier otra esfera.

Durante el uso normal del reloj, cuando llega una notificación el teléfono vibra y la pantalla se enciende para mostrar información sobre la notificación que ha llegado en la parte inferior de la pantalla. Si pulsamos sobre ella, podemos leer el detalle de la notificación en la pantalla del reloj.

El reloj nos permite interactuar con algunas notificaciones. Por ejemplo, si recibimos un mensaje de correo de Gmail electrónico podemos archivarlo, borrarlo, o incluso responder desde el propio reloj con respuestas predefinidas y emojis, o escribir una respuesta nueva utilizando un teclado virtual o dictado por voz.

 

Si descartamos una notificación en el reloj, esta desaparecerá también en el teléfono. Durante el uso normal del reloj, si arrastramos la pantalla de inicio del reloj a la derecha podemos acceder a una vista con las notificaciones pendientes de leer.

Un aspecto que nos gusta es que las notificaciones no se muestran permanentemente en la pantalla cuando está bloqueada. Por tanto, si no nos enteramos de una notificación en el momento que nos llega, esta pasará desapercibida hasta que desbloqueemos la pantalla del reloj.

Al arrastrar la pantalla principal a la izquierda encontramos cuatro iconos: Apps, Amigo (para iniciar llamadas a nuestros contactos favoritos en el teléfono o enviar un SMS), S Voice (para interactuar con el teléfono mediante voz) y Ajustes.

Samsung Gear S2 - 10

 

En el apartado Apps encontramos un buen número de aplicaciones instaladas:

  • Teléfono,que permite marcar un número de teléfono o seleccionar un contacto al que queramos llamar
  • S Health, que hace seguimiento de nuestra actividad física
  • Running, que es una aplicación de Nike para monitorizar nuestro ejercicio cuando salimos a correr
  • Calendario, que permite mostrar los eventos que tenemos en la agenda
  • S Voice, que permite controlar el reloj con la voz. Si pronunciamos “Hola, Gear” (u otro comando que escojamos), podemos interactuar mediante la voz. Es posible pronunciar órdenes como “Llama a María”, “Comprueba la agenda”, etc.
  • Clima, que muestra la previsión meteorológica
  • Alarma, que permite establecer alarmas al reloj
  • Screen-20151118011618Cuenta atrás, que permite activar una cuenta atrás en el reloj
  • Cronómetro, que permite activar el cronómetro
  • Bloomberg, que muestra noticias sobre economía (en inglés)
  • CNN, que muestra noticias relevantes (en inglés)
  • Reproductor música, que permite controlar el reproductor de música en el teléfono
  • Galería, que permite visualizar fotografías en el reloj
  • Amigo, que permite acceder rápidamente a nuestros contactos favoritos
  • Find my Phone, que hace sonar el teléfono en caso de que no sepamos donde está
  • Maps, que utiliza la herramienta de Mapas de HERE para guiarnos hasta nuestro destino
  • Notas de voz, que permite grabar notas de voz para escucharlas posteriormente

Si seguimos arrastrando la pantalla hacia la izquierda podemos acceder a diversas pantallas de widgets: podómetro, agenda, pronóstico meteorológico, control de reproducción de música, lectura de ritmo cardíaco, resumen de actividad física.

Podemos añadir widgets adicionales como alarma, atajos de aplicaciones, calendario, clima, S Health y carrera.

Si recibimos una llamada, el reloj vibra y en la pantalla vemos el nombre de la persona que está llamando. Desde el propio reloj podemos rechazar la llamada, pero no es posible aceptarla.

 

Precio

El Samsung Gear S2 se puede adquirir en la web de Samsung por EUR 349, y el modelo Samsung Gear S2 Classic, con una apariencia más sofisticada, se puede adquirir en la web de Samsung por EUR 379. Estos relojes también están disponibles en Amazon España con interesantes ofertas.

Otras opciones de relojes inteligentes que quizás quieras evaluar son el Moto 360 2ª Gen ( EUR 221,33), Sony Smartwatch 3 ( EUR 142,48), LG Watch Urbane ( -), o el Huawei Watch  ( EUR 165,13).

El precio del Samsung Gear S2 y otros relojes similares son elevados y, dado que sus funcionalidades son todavía limitadas, están dirigidos a los usuarios más techies.

Samsung Gear S2 - 11

 

Conclusiones

Samsung se inició en el mundo de los relojes inteligentes lanzado dispositivos de aspecto futurista y con características tan extravagantes como una cámara integrada en la correa del reloj.

Afortunadamente Samsung ha ido evolucionando sus relojes a lo largo del tiempo y el Gear S2 no tiene nada que ver con los modelos que hemos visto en el pasado. Para empezar, se trata de un reloj con pantalla circular, un diseño que ya habíamos visto en otros fabricantes pero que en Samsung es novedad.

Aunque el cuerpo del reloj es metálico, su correa es de goma y su aspecto general se aleja del de un reloj tradicional. Se trata más bien de un reloj con un diseño moderno, dirigido a gente joven que no busca un reloj de corte clásico sino algo más deportivo. Si estás interesado en un reloj inteligente con una apariencia más clásica, el Gear S2 Classic podría interesarte, aunque su precio es más elevado.

Samsung Gear S2 - 13

Samsung siempre se ha caracterizado por la calidad de sus pantallas, y la del Gear S2 no decepciona en absoluto. Cuenta con un brillo elevado, unos negros profundos, una nitidez extraordinaria y unos ángulos de visión amplios.

Además, la pantalla incorpora un sensor de luz ambiental en el centro, invisible a simple vista, que si bien en interiores no ajusta el brillo de la pantalla automáticamente, en exteriores incrementa el nivel de brillo al máximo para mejorar la legibilidad de la pantalla.

En cuanto al hardware, el Samsung Gear S2 es uno de los relojes más potentes que podemos encontrar. Algunas aplicaciones como Nike+ Running o HERE Maps tardan unos cuantos segundos en arrancar pero, en general, el manejo del interfaz es rápido y las aplicaciones se manejan con suavidad.

El Samsung Gear S2 corre Tizen, el sistema operativo propio de Samsung que desde hace tiempo controla todos los relojes inteligentes de la marca, así como algunos teléfonos y televisores.

Tizen es un sistema operativo muy completo, que tiene poco que envidiar a Android Wear en cuanto a funcionalidades, salvo en ciertos aspectos concretos. Por ejemplo, una de las limitaciones del Gear S2 a día de hoy es que no es compatible con iPhones, si bien parece que es solo cuestión de tiempo que añada compatibilidad con los teléfonos iOS.

Si tienes un teléfono Android, no tendrás ningún problema siempre que corra Android 4.4 KiKat y cuenta con al menos 1.5GB de RAM. Esto significa que algunos teléfonos de gamas media y baja podrían quedarse fuera.

Por otro lado, Tizen ofrece algunas funcionalidades únicas, como un sistema de navegación por los menús a través de un bisel rotatorio y botones laterales, dos niveles de vibración para alertar sobre notificaciones, teclado virtual sobre la pantalla, etc.

Samsung Gear S2 - 12

Los más deportistas apreciarán el sensor de ritmo cardíaco y el podómetro, aunque en nuestra opinión las pulseras de actividad física como UP3 o Fitbit Charge HR hacen un mejor trabajo a la hora de hacer seguimiento de la salud.

El principal punto débil de Tizen es que su ecosistema de aplicaciones es mucho más limitado que el de Android Wear. Dado que un gran número de fabricantes han apostado por Android Wear, parece complicado que Tizen consiga a atraer a los desarrolladores a su plataforma.

Ahora bien, dado que no estamos hablando de un teléfono sino de un reloj, la falta de aplicaciones no es un problema tan grave. A fin de cuentas, el principal uso que se le da a los relojes inteligentes es la de leer notificaciones sin tener que sacar el teléfono.

Lo mejor:

  • Diseño moderno con un acabado de gran calidad y un tamaño adecuado para cualquier muñeca
  • Pantalla circular con elevada resolución, amplios ángulos de visión, negros profundos y colores vivos
  • Bisel rotatorio y dos botones físicos para navegar con comodidad por el interfaz
  • Teclado virtual, dictado por voz, emojis y respuestas predefinidas para contestaciones rápidas
  • Hardware potente que ofrece un rendimiento elevado y gran suavidad a la hora de mover el interfaz y las aplicaciones
  • Sensor de iluminación que eleva el brillo de la pantalla cuando estamos en exteriores
  • Conectividad WiFi, Bluetooth y NFC
  • Carga inalámbrica muy cómoda, sin necesidad de cables magnéticos.

Lo peor:

  • Ecosistema de aplicaciones limitado en comparación con Android Wear
  • La pantalla siempre activa no indica si hay notificaciones pendientes de leer
  • Ausencia de altavoz para emitir sonidos y realizar llamadas
  • No es compatible con el iPhone (por el momento)
  • Precio algo elevado en comparación con otros relojes inteligentes
  • La versión con conectividad 3G no llega a España

Nota: El Samsung Gear S2 ha sido cedido amablemente por Samsung para la realización de este análisis.