Análisis del Sony Xperia XA1 a fondo y opinión [REVIEW]


¡SORTEOS! Sorteamos LG G6, OnePlus 5T y pack de productos Aukey [ Ver sorteos ]

Ir a página

El año pasado, Sony nos sorprendió con el anuncio del Xperia XA, un smartphone de gama media con unos marcos laterales prácticamente inexistentes pero unas especificaciones técnicas que no sobresalían frente a otros rivales.

Este año, la compañía japonesa ha lanzado el Xperia XA1, un smartphone que sigue la misma línea de diseño que su predecesor pero cuenta con unas especificaciones mejoradas en varios aspectos clave.

El Sony Xperia XA1 llega con una pantalla de 5″ con resolución 720p, procesador Helio P20, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, cámaras de 23MP/8MP, batería de 2.300 mAh y Android 7.0 Nougat.

La característica más llamativa del Sony Xperia XA1 es en su cámara trasera, que llega con un sensor IMX300 de 23MP más propio de la gama alta que del segmento de gama media al que pertenece a este dispositivo — el Sony Xperia XA1 está a la venta por EUR 295 en tiendas online como Maxmovil.

He tenido la oportunidad de utilizar el Sony Xperia XA1 durante varias semanas, lo que me ha permitido probar a fondo todas sus funcionalidades. A continuación os cuento mis impresiones al respecto.

 

Índice

 

Diseño y construcción

El diseño de los smartphones de Sony ha sufrido pocas variaciones en los últimos años.

Sus dispositivos son fácilmente reconocibles por su aspecto rectangular, que al menos a mí me recuerda al de una “chocolatina”.

Aunque en los últimos tiempos Sony ha introducido algunas curvas en las esquinas y bordes de sus smartphones, los planos rectos y bordes angulosos son la tónica predominante de sus diseños.

Otro aspecto que caracteriza a los smartphones de Sony es la existencia de unos generosos marcos encima y debajo de la pantalla.

En efecto, el Sony Xperia XA1 cuenta con unos marcos superior e inferior bastante más anchos de lo que nos gustaría — más aún teniendo en cuenta que debajo de la pantalla no hay ningún botón físico o capacitivo — y, en mi opinión, este diseño se ve cada vez más anticuado, especialmente a la vista de los últimos smartphones de Samsung y LG.

Por suerte, la compañía ha decidido prescindir de los marcos laterales de la pantalla, lo que ayuda a incrementar ligeramente el ratio de pantalla a cuerpo hasta un 71% — nada que ver con el 79% del LG G6 o el 84% del Samsung Galaxy S8 — y sobre todo contribuye a que sea más cómodo de sujetar en la mano.

Otra ventaja de que la pantalla no cuente con marcos laterales es que es bastante fácil llegar a todas zonas de la pantalla con una sola mano, salvo por la esquinas que siguen siendo difíciles de alcanzar.

Los laterales del teléfono son ligeramente redondeados, tanto por delante como por detrás, mientras que la zona del medio es plana y permite agarrar el teléfono cómodamente.

 

El Xperia XA1 no está hecho de una sola pieza de metal, sino que su frontal es de cristal, sus laterales son de aluminio y su panel trasero es de policarbonato. La unión entre todas estas piezas es magnífica y no encontramos fisuras ni diferencias de color entre las distintas piezas. El teléfono se siente sólido en la mano y se agarra con comodidad.

Sus dimensiones son 145 x 67 x 8.0 mm, por lo que es ligeramente más grande que su predecesor en las tres dimensiones, a pesar de contar con el mismo tamaño de pantalla. El incremento de 1.4 mm en la altura del teléfono es especialmente llamativa, ya que el Xperia XA original ya era un teléfono más alto que sus competidores.

En el modelo que hemos probado, las huellas no quedan apenas marcadas en la parte de atrás, aunque esto puede depender del color elegido. El teléfono está disponible en blanco, negro, oro y rosa — el modelo que nosotros hemos probado es el de color oro, como se puede apreciar en las imágenes.

Lamentablemente, el Sony Xperia XA1 no posee protección frente al agua y el polvo, por lo que debemos tener un cierto cuidado de que el teléfono no se moje.

La parte de delante del Sony Xperia XA1 está ocupada por la pantalla, rodeada de un marco prácticamente inexistente a izquierda y derecha, aunque bastante más amplio de lo deseable por encima y por debajo de la pantalla.

Aunque pudiera parecer que Sony ha incorporado dos altavoces estéreo frontales en el Xperia XA1, en realidad el único altavoz que es real es el del lateral inferior del teléfono. El supuesto altavoz de la parte superior es, en realidad, el auricular para el oído.

Las hendiduras para los falsos altavoces son bastante discretas, ya que están pegados a los bordes del teléfono pero nos hubiera gustado que fueran realmente altavoces.

Encima de la pantalla encontramos el logotipo de Sony en letras grandes pero con un color discreto, así como el auricular del oído, la cámara frontal, y los sensores habituales de proximidad y luz ambiental.

El Xperia XA1 dispone de un LED que se ilumina en distintos colores cuando recibimos notificaciones o para indicar el estado de carga. Este LED no es visible cuando está apagado.

En la parte inferior no encontramos ningún botón ya que son virtuales y aparecen dibujados sobre la propia pantalla cuando son necesarios, y tampoco hay lector de huella.

En la parte de atrás encontramos, en la esquina superior izquierda, la cámara principal, que es bastante más grande que la que encontramos en otros smartphones.

La cámara está a ras de la superficie, lo que puede provocar que se raye el cristal protector si lo apoyamos con frecuencia de ese lado.

Sony no ha especificado si el cristal que cubre la cámara es de zafiro, por lo que conviene tener un cierto cuidado.

Debajo de la cámara encontramos un flash de un único tono.

En el centro encontramos el logotipo de XPERIA en letras bastante discretas y no hay ninguna otra inscripción en el teléfono salvo el logotipo de NFC en la mitad superior.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido, con forma circular, que en esta ocasión no alberga un lector de huella dactilar como en otros modelos.

Justo encima del botón de encendido, encontramos el botón de volumen, que es alargado de una sola pieza.  En el otro extremo podemos ver el botón dedicado para la cámara, algo que cada vez se ve menos pero que Sony sigue manteniendo.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta las ranuras para la tarjeta tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el conector de auriculares.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB-C y, al lado, el altavoz principal del teléfono.

 

Como comentábamos anteriormente, los bordes del teléfono son redondeados, así que no se clavan en la mano aún cuando sostenemos el teléfono con fuerza, así que el agarre del terminal es bueno.

La parte de atrás del teléfono es plana y no posee ninguna textura, por lo que el teléfono resulta algo resbaladizo en la mano.

A cambio, esto tiene la ventaja de que es fácil operar con el teléfono cuando está apoyado sobre una superficie plana como una mesa ya que, a diferencia de otros teléfonos, con cubierta trasera curvada, este no “baila” al tocar la pantalla.

Ir a página