Análisis del Sony Xperia XA1 a fondo y opinión [REVIEW]


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Hardware y rendimiento

El Sony Xperia XA1 cuenta con el potente procesador MediaTek Helio P20. Este procesador llega con cuatro núcleos Cortex-A53 a 2.3 GHz y cuatro núcleos Cortex-A53 a 1.6GHz, acompañados por una GPU Adreno 530.

El Helio P20 es una evolución del P10 de 28nm que encontramos en el Xperia XA original, y está construido en un proceso de 16nm más eficiente en cuanto a consumo de batería.

El Sony Xperia XA1 llega con 3GB de RAM, una cantidad bastante razonable que supone un incremento importante respecto a los 2GB de su predecesor.

A continuación, vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks sintéticos.

 

En el benchmark AnTuTu v6  ha dado un resultado de 59.950 puntos, una puntuación alta en comparación con otros smartphones de esta categoría.

 

En el benchmark Geekbench 4 ha conseguido 811/3647 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados muy buenos para un teléfono de gama media.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos en la memoria interna con Androbench, el teléfono obtiene unos resultados bastante buenos.

 

En el test de rendimiento general PCMark 1.0, ha obtenido una puntuación de 4.774 puntos, un valor alto frente a otros terminales de gama media.

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados que son bastante elevados para un terminal de gama media.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados buenos, superiores a otros teléfonos de gama media.

 

Los resultados que ha obtenido el Sony Xperia XA1 en las diversas pruebas muestran que el teléfono ofrece un rendimiento por encima de la mayoría de smartphones de gama media que hemos probado, aunque lógicamente queda por debajo de los smartphones de gama alta con precios muy superiores.

Dejando a un lado los benchmarks, el Xperia XA1 responde rápidamente a las pulsaciones y, durante el uso del teléfono, no he experimentado ningún parón serio ni ningún otro signo de lentitud al utilizar aplicaciones habituales como WhatsApp, Twitter, Facebook, Google Maps, Instagram, Chrome y otras.

El interfaz se mueve con suavidad, tanto a la hora de abrir aplicaciones como de movernos entre ellas al hacer uso de la multi-tarea. Lógicamente las apps no abren tan rápido ni responden de forma tan instantánea como en otros smartphones de precios superiores, pero el rendimiento es elevado.

En el apartado gráfico, la GPU ha arrojado unos resultados bastante buenos para un teléfono de este rango de precio, sin duda ayudado por la limitada resolución de su pantalla 720p.

 

En los juegos 3D exigentes que hemos probado — Asphalt 8, Modern Combat 5 y Unkilled — el rendimiento del teléfono ha sido bueno y los juegos se mueven con fluidez aún con el nivel de calidad gráfica al máximo. Otros juegos más simples como Clash Royale se mueven también sin ningún problema.

Utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en juegos y el resultado ha sido muy bueno.

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt 830100%No disponible5%
Modern Combat 53988%No disponible7%
Unkilled30100%No disponible5%

 

Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta ligeramente al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 41ºC, lo que supone algo de calor.

 

El Sony Xperia XA1 posee 32GB de almacenamiento interno, de los cuales quedan libres unos 22 GB para el usuario nada más sacarlo de la caja.

Por suerte, es posible añadir una tarjeta micro-SD de hasta 256GB de capacidad para ampliar el espacio, aunque dado que no todas las aplicaciones pueden moverse a la memoria externa, podemos encontrarnos con problemas de capacidad si instalamos muchos juegos y aplicaciones.

Lamentablemente Sony no ha adoptado la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatear la tarjeta micro-SD como si fuera almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el Sony Xperia XA1 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n (pero no ac) a 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE, NFC y GPS-A.

Lamentablemente no cuenta con MHL, por lo que no puedes conectar el teléfono a un televisor.

Tampoco incorpora emisor de infrarrojos, aunque nunca le he visto gran utilidad a esta funcionalidad. Sin embargo, sí que cuenta con radio FM.

La conectividad 4G es Cat. 6, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 300 Mbps.

En nuestras pruebas de velocidad de red, el Sony Xperia XA1 ha alcanzado los 72 Mbps de bajada y 30 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30 Mbps. La descarga es algo inferior a otros smartphones, que obtienen velocidades en torno a 200 Mbps.

En la prueba de conexión 4G hemos obtenido una velocidad de descarga de 21 Mbps y de subida de 6 Mbps, unos resultados buenos.

El Sony Xperia XA1 no incorpora lector de huella, lo cual es una ausencia bastante significativa en comparación con otros smartphones de precios similares que sí que cuentan con esta facilidad.

Ir a página