Quitar este panel

Análisis de Microsoft Surface Book 2 a fondo y opinión

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado de Surface Book 2.

En 2015, Microsoft presentó el Surface Book, que supuso la entrada de la compañía en el mercado de los ordenadores portátiles tras el éxito cosechado por las tablets Surface.

Su sucesor fue anunciado a finales del año pasado en forma del Surface Book 2, que llega con un diseño similar pero un hardware considerablemente más potente.

El Surface Book 2 está disponible en varias configuraciones con pantallas de 13″ o 15″, procesador Intel Core i5 o i7, 8 o 16 GB de RAM y 256/512/1024 GB de almacenamiento SSD (pero no todas las combinaciones son posibles).

Los precios parten de 1.749 € en el modelo más básico de 13″ con procesador Intel Core i5, 8GB de RAM y 256GB de almacenamiento y llegan hasta los 3.799 € en el modelo más potente con pantalla de 15″, procesador Intel Core i7, 16GB de RAM y 1TB de almacenamiento.

Por cortesía de Microsoft, hemos tenido oportunidad de probar el nuevo Surface Book 2 de 15″ durante varias semanas y, a continuación, os traemos nuestras conclusiones tras un análisis detallado.

 

Diseño y construcción

Microsoft ha decidido apostar sobre seguro con el diseño de Surface Book 2, que ofrece un aspecto muy similar al modelo anterior.

Como su predecesor, el Surface Book 2 cuenta con un chasis de metal con un acabado mate en color plateado que se ve interrumpido por el logotipo de Microsoft con un acabado en espejo. Estos acabados guardan un parecido bastante notable con los de la serie MacBook de Apple, aunque las similitudes acaban en el tono de color.

 

El aspecto que más llama la atención del diseño del Surface Book 2 es la peculiar bisagra que une la pantalla con la base con teclado. Esta bisagra, que se ha convertido en señade identidad de Microsoft, no solamente facilita abrir y cerrar el portátil sino que además contiene el mecanismo que permite separar la pantalla de la base.

El inconveniente de esta bisagra es que, estando cerrado, el Surface Book no queda totalmente plegado sino que hay un espacio entre la pantalla y el teclado. Esto significa que, si lo transportas en una bolsa, ocupa más espacio que otros portátiles finos. Además, debes tener cuidado para que no quede ningún objeto atrapado entre pantalla y teclado y acabe rayando ambos.

El beneficio claro de la bisagra es que la pantalla se puede extraer por completo y funcionar de manera independiente en modo tablet ya que la CPU, memoria RAM,  almacenamiento y una parte de la batería residen en ese módulo.

Al retirar el teclado, que también alberga la GPU y la otra parte más grande de la batería, el peso pasa de 1,9 Kg a algo menos de 0,8 Kg, por lo que las ventajas de movilidad son claras.

La bisagra del Surface Book 2 no permite que el portátil queda totalmente cerrado

 

La forma de desacoplar la pantalla de la base es a través de una tecla situada en la primera fila. El proceso no es instantáneo sino que debemos mantener la tecla apretada un par de segundos hasta que se oye el chasquido que indica que se puede extraer la pantalla.

Una vez desacoplada, la pantalla por sí misma no tiene ningún apoyo, por lo que es necesario sostenerla en la mano para poder utilizarla. Por suerte, a pesar de su gran tamaño — no hay muchas tablets de 15″ en el mercado — resulta bastante cómoda de sujetar en la mano.

Los marcos que rodean la pantalla son algo más grandes de lo que nos gustaría ver en un portátil pero su posible uso como tablet hace obligatoria la presencia de estos marcos para que, al sujetarla con la mano, no se produzcan pulsaciones indeseadas.

A pesar de que el Surface Book 2 no es un dispositivo precisamente pequeño, Microsoft no parece haber aprovechado tan bien el espacio en la base como otros fabricantes. Por ejemplo, el trackpad es más pequeño que el del MacBook Pro de 15″ y echamos de menos unos altavoces estéreo en la base a pesar del espacio que queda libre.

Hablando del touchpad, funciona bastante bien y, como es lógico, soporta los múltiples gestos táctiles que encontramos en Windows 10. Los botones izquierdo y derecho están integrados en el propio touchpad y, para mi gusto, suenan demasiado fuerte al pulsarlos.

El teclado está retroiluminado con tres niveles de intensidad que van desde una luz tenue hasta una luz bastante brillante. Puestos a encontrar aspectos de mejora, la iluminación de las teclas no es uniforme y luz se escapa por la base, siendo sobre todo apreciable en la primera hilera de teclas.

Por lo demás, el teclado ofrece una buena sensación al tacto y presenta un buen recorrido en las teclas. En nuestras pruebas, hemos podido teclear rápidamente sin dificultad.

 

Surface Book 2 llega con dos puertos USB 3.0 tradicionales, así como un puerto USB Tipo-C para, por ejemplo, conectar el portátil a un monitor a través de un adaptador, y dos puertos Surface Connect para carga, uno en la base y otro en la pantalla.

El puerto USB Tipo-C también puede ser utilizado para cargar el equipo, así que hubiéramos preferido ver más puertos USB Tipo-C en lugar de tantos Surface Connect.

También cuenta con un lector de tarjetas SD y un conector de auriculares, siendo este ultimo el único conector que está en el módulo de la pantalla además del de carga. Esto hace que resulte un poco extraño utilizar los auriculares en modo «ordenador», ya que el cable queda suspendido en el aire.

 

Accesorios de Surface Book 2: Surface Pen

Microsoft no incluye el lápiz Surface Pen de serie con Surface Book 2 ya que es un accesorio un tanto peculiar que no todo el mundo necesita y que, además, puede que el comprador ya tenga de otro dispositivo Surface anterior.

La gran pantalla del Surface Book 2 es ideal para dibujar o tomar notas con Surface Pen. El lápiz funciona con prácticamente cualquier campo de texto y, por supuesto, en todas las aplicaciones Office. Ofrece 4.096 niveles de presión y el retardo a la hora de dibujar sobre la pantalla es mínimo.

Gracias al escritorio Windows Ink de Windows 10, podemos utilizar un buen número de utilidades propias de Microsoft para tomar notas y realizar anotaciones sobre páginas web.

El lápiz Surface Pen se acopla al lateral de la pantalla a través de unos imanes muy potentes, pero Microsoft ha optado por eliminar el clip que permitía agarrar el lápiz al bolsillo de la camisa o de la chaqueta.

El único inconveniente del Surface Pen es su precio, ya que cuesta 109,99 euros.

El puntero Surface Pen permite tomar notas y dibujar sobre la pantalla cómodamente

Pantalla

Surface Book 2 llega con una pantalla PixelSense de 15″ (o de 13.5″ si optas por el modelo más pequeño) que ofrece una resolución de 3240 x 2160 píxeles, lo que implica una densidad de píxeles bastante elevada de 260 ppp.

La resolución es bastante inusual ya que la pantalla de Surface Book 2 posee un ratio de pantalla 3:2, en lugar del ratio 16:9 que solemos encontrar habitualmente en los ordenadores portátiles.

Esto significa que la pantalla de Surface Book 2 es más alta, lo que es bueno a la hora de trabajar pero hace que aparezcan franjas horizontales negras más grandes al ver una película.

La matriz de sub-píxeles de la pantalla es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB los sub-pixeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), como se puede apreciar en la imagen anterior.

Matriz RGB de la pantalla LCD de Surface Book 2

 

El brillo máximo de la pantalla es, según nuestras propias mediciones, 420 nits, un valor bastante alto ya que la mayoría de los portátiles no pasan de los 300 nits. No obstante, el MacBook Pro de 15″ de 2016 supera este brillo con 489 nits.

Tener un brillo elevado permite trabajar cómodamente en sitios que estén muy iluminados e incluso en exteriores. El Surface Book 2 llega con un sensor de luminosidad, por lo que es capaz de adaptar el brillo de la pantalla al entorno.

El color negro es bastante profundo, con un brillo de tan solo 0,12 nits, lo que hace que el contraste sea bastante elevado, en torno a 1.600:1.

 

La gama de colores del panel del Surface Book 2 es amplia ya que cubre cerca del 100% del espacio de color sRGB habitual y un 73% del del espacio de color Adobe RGB utilizado habitualmente en fotografía. No obstante, si buscas una amplia gama cromática, el MacBook Pro es el ganador en este caso.

La fidelidad de los colores es muy alta, ya que el error medio resulta ser 3 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo es de 12.4 dE.

La temperatura de color de la pantalla resulta ser de 6.636ºK, un valor muy cercano al nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que el blanco es muy puro, sin ningún tinte de color. El valor de gamma, 2.4, está cerca del valor ideal de 2.2.

Hardware y rendimiento

El Surface Book 2 llega en diferentes configuraciones en función del tamaño de pantalla, tal y como se refleja en esta tabla.

El modelo que hemos probado es el más potente ya que es el de 15″ y, por tanto, llega con procesador i7-8650U, tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1060 y 16GB de RAM.

Surface Book 2 de 13.5”Surface Book 2 de 15”
ProcesadorIntel Core i5-7300U de 2 núcleos hasta 3.5GHz
Intel Core i7-8650U de 4 núcleos hasta 4.2GHz
Intel Core i7-8650U de 4 núcleos hasta 4.2GHz
Tarjeta gráficaIntel HD Graphics 620 integrada (en modelos Intel i5-7300U)
NVIDIA GeForce GTX 1050 discreta 2GB GDDR5 (en modelos Intel i7-8650U)
NVIDIA GeForce GTX 1060  discreta con 6GB GDDR5
Memoria RAM8GB o 16GB RAM 1866Mhz LPDDR316GB RAM 1866Mhz LPDDR3
Almacenamiento256GB, 512GB, o 1TB PCIe SSD

 

La prueba Geekbench 4 de rendimiento de la CPU ha dado unos resultados de 4.320 puntos en la prueba de un solo núcleo y 13.426 puntos en la prueba multi-núcleo. Estos resultados son buenos aunque no espectaculares si lo comparamos con, por ejemplo, los que obtuvimos con el MacBook Pro de 15″ de 2016 en nuestro análisis.

En cuanto al almacenamiento, el SurfaceBook 2 llega con discos SSD PCIe de 256GB, 512GB o 1TB de capacidad.

El modelo que hemos probado estaba equipado con el disco de 512GB, que en las pruebas de rendimiento de CrystalMark ha conseguido una velocidad de 2 GB/s de lectura y 0.7 GB/s de escritura.

 

En el apartado gráfico, el Surface Book 2 de 15″ destaca por su tarjeta NVIDIA GeForce GTX 1060 discreta con 6GB GDDR5. En comparación, el modelo de 13″ llega con una tarjeta integrada Intel HD Graphics 620 o una NVIDIA GeForce GTX 1050, en función del procesador.

En el benchmark 3DMark hemos obtenido 1.798 puntos Time Spy, 5.172 en Fire Strike y 13.963 en Sky Diver. En el juego Gears of War 4 hemos conseguido una tasa estable de unos 60 FPS en nuestras pruebas. Como curiosidad, Microsoft ha incluido la conexión Xbox Wireless que permite conectarse a los mandos de Xbox One de forma nativa.

Aunque no iríamos tan lejos como para clasificar al Surface Book 2 dentro de la categoría de portátiles para gamers, el dispositivo ha movido con gran suavidad todos los títulos 3D que hemos probado.

Es cierto que otros portátiles especializados para juegos pueden ofrecer mayores tasas de FPS (o las mismas a menor precio) pero, para jugadores ocasiones, Surface Book 2 cumple más que de sobra.

Es importante tener en cuenta que la GPU reside en la base, mientras que la CPU está en el módulo de pantalla, por lo que en modo tablet no podemos disfrutar de esta aceleración. A cambio, tenemos una refrigeración excelente ya que ambos chips están muy separados.

Surface Book 2 es, por lo general, un equipo silencioso, pero cuando está sometido a una elevada carga trabajo, los ventiladores se ponen en marcha y resulta bastante ruidoso. Por suerte, no es habitual que se enciendan salvo momentos puntuales.

Un aspecto que merece la pena mencionar es que la fuente de alimentación de 95W no es capaz de suministrar la energía necesaria para alimentar a la CPU y la GPU a máxima potencia. La CPU Intel Core i7-8550U puede consumir 25 watios (o incluso más, en ciertos momentos) y la GPU GeForce GTX 1060 puede consumir hasta 80 watios — eso sin contar el consumo de la pantalla, disco SSD, memoria RAM y otros componentes.

Esto significa que si llevas a cabo alguna tarea muy exigente como codificación de vídeo o algún juego 3D avanzado, el Surface Book 2 puede empezar a consumir energía de la batería para hacer frente a esta carencia. En algún momento, el sistema reducirá el rendimiento para conservar la batería, pero estos procesos de carga y descarga de la batería pueden acabar reduciendo la vida de la batería.

 

El Surface Book 2 no cuenta con un lector de huella dactilar, pero el reconocimiento facial de Windows Hello funciona realmente bien y permite acceder al ordenador casi instantáneamente.

La cámara frontal de 5MP y trasera de 8MP son adecuadas para tomar buenas fotografías y grabar vídeo, aunque no podemos negar que la cámara trasera nos parece un elemento prescindible en un tablet. La cámara frontal está centrada, así que es perfecta para realizar video-conferencias.

En el aspecto de conectividad inalámbrica, el Surface Book 2 va bien servido ya que soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, y Bluetooth 4.1.

El Surface Book 2 llega con dos altavoces estéreo situados en el módulo de pantalla. El sonido es bastante potente para el pequeño tamaño de estos altavoces, y la calidad del sonido es más que suficiente para disfrutar de vídeos y juegos.

Microsoft ha dotado al modelo de 15″ con una batería de 90 Wh. La capacidad total de la batería está dividida entre el módulo de pantalla (23 Wh) y la base con teclado (67 Wh). Combinando ambas baterías, tenemos una capacidad total muy elevada.

Como resultado, la autonomía del Surface Book 2 es excelente, por encima de muchos otros dispositivos que hemos probado. En el día a día no hemos tenido problema para aguantar un día de trabajo.

Ahora bien, para poder disfrutar de esta gran autonomía es necesario que la pantalla está acoplada a la base, ya que la pantalla por sí sola solamente alberga la cuarta parte de la batería. Es importante tener en cuenta que el Surface Book 2 es un portátil que puede funcionar ocasionalmente como tablet, y no al contrario.


Software

Todos los portátiles con Windows 10 son muy parecidos en lo que se refiere a software y, normalmente, las diferencias entre unos y otros dispositivos radican en las aplicaciones adicionales que el fabricante ha precargado, y que suele ser bloatware.

Surface Book 2 corre Windows 10 Pro , la versión profesional del sistema operativo de Microsoft. Además de las herramientas del sistema de Windows y la versión de prueba de OFfice 365, Surface Book 2 trae pre-instaladas con algunas aplicaciones y juegos.

Por suerte, todos estas aplicaciones pueden ser desinstaladas para recuperar espacio libre.

Windows 10 incorpora Tienda para hacerte con aplicaciones de confianza pero, por supuesto, puedes descargar e instalar tus propias aplicaciones de Internet sin ninguna limitación.

Precio

Surface Book 2 está disponible en siete variantes con distinta configuraciones de tamaño de pantalla, procesador, memoria RAM, almacenamiento y tarjeta gráfica.

ModeloPrecio
13.5″ Intel Core i5. 8GB de RAM. 256GB SSD. Intel HD Graphics 6201.749 €
13.5″ Intel Core i7. 8GB de RAM. 256GB SSD. GeForce GTX 10502.249 €
13.5″ Intel Core i7. 16GB de RAM. 512GB SSD. GeForce GTX 10502.849 €
13.5″ Intel Core i7. 16GB de RAM. 1TB SSD. GeForce GTX 10503.449 €
15″ Intel Core i7. 16GB de RAM. 256GB SSD. GeForce GTX 10602.799 €
15″ Intel Core i7. 16GB de RAM. 512GB SSD. GeForce GTX 10603.299 €
15″ Intel Core i7. 16GB de RAM. 1TB SSD. GeForce GTX 10603.799 €


Lamentablemente, no es posible salirse de estas configuraciones por lo que no podemos, por ejemplo, combinar un procesador Intel Core i5 con 16GB de RAM.


Conclusiones

Lo bueno tiene cuesta y, en el caso del Surface Book 2, nos encontramos ante uno de los portátiles más caros que puedes comprar. Su configuración básica parte de 1.749 € y la versión más potente alcanza los 3.799 €.

A cambio de un precio elevado, Microsoft ofrece un portátil atractivo y fácilmente transportable, que viene acompañado por unas especificaciones técnicas muy potentes.

El aspecto más característico del diseño del Surface Book 2 es la bisagra que una la pantalla con la base con teclado. Esta bisagra incorpora un mecanismo que permite separar la pantalla y utilizarla de manera independiente, en forma de tablet, aunque con una autonomía y potencia gráfica más limitada.

 

La pantalla de Surface Book 2 nos ha dejado una buena impresión gracias a su elevada resolución, amplitud de color, fidelidad de color y brillo máximo, que hace posible utilizar el dispositivo a plena luz del día sin problemas — aunque su acabado brillante produce algunos reflejos.

Surface Book 2 está disponible en varias configuraciones: procesador Intel Core i5 o i7, 8/16 GB de RAM y 256/512/1024 GB de almacenamiento SSD (pero no todas las combinaciones son posibles). Dado que no es posible reemplazar los componentes a futuro, debes elegir bien la configuración para no quedarte corto o pagar de más.

El modelo que nosotros hemos probado con Intel Core i7, 16GB de RAM y 512GB de almacenamiento SSD ha resultado ser muy potente y aplicaciones pesadas de edición se mueven con gran suavidad.

Surface Book 2 no es un portátil pensado para gamers, por lo que si buscas el máximo rendimiento en juegos al menor precio, deberías mirar en otro lado. No obstante, para jugar ocasionalmente, tiene potencia más que de sobra (aunque la ventilación que se activa bajo cargas elevadas es bastante ruidosa y resulta bastante molesta al cabo de un rato).

 

Surface Book 2 llega bien servido en términos de conectividad con dos puertos USB 3.0 tradicionales, un puerto USB Tipo-C, dos puertos Surface Connect para carga (pantalla y base=, un lector de tarjetas SD y un conector de auriculares en el módulo de pantalla. El puerto USB Tipo-C también puede ser utilizado para cargar el equipo, así como conectarlo a un monitor externo con un adaptador.

La autonomía es uno de los puntos fuertes de Surface Book 2 ya que cuenta con una generosa batería de 90 Wh que, en nuestras pruebas, ha cumplido de sobra.

Otro punto interesante del Surface Book 2 es la compatibilidad con Surface Pen, el lápiz de Microsoft que permite dibujar y tomar notas sobre la pantalla. Microsoft ha conseguido reducir la latencia hasta el punto de que no hay apenas retardo entre que tocamos la superficie de la pantalla y el trazo queda marcado.

En definitiva, si buscas un dispositivo versátil, con una pantalla nítida y brillante, un rendimiento elevado y una autonomía sobresaliente, Surface Book 2 es una excelente opción aunque su precio resulta algo elevado.

Lo mejor:

  • Construcción con un diseño atractivo y un mecanismo de bisagra que permite separar la pantalla de la base.
  • Excelente teclado y touchpad, cómodos de utilizar y con buena respuesta táctil
  • Pantalla con panel LCD con una elevada densidad de píxeles (260 ppp), brillo máximo alto (420 nits), buena fidelidad de color y amplio gamut de color
  • Potencia elevada gracias a los procesadores Intel Core i5 o i7 y las diversas configuraciones de RAM y almacenamiento SSD.
  • Tarjeta gráfica dedicada para disfrutar de juegos o herramientas 3D con fluidez
  • Cámara frontal compatible con identificación facial con Windows Hello
  • Excelente autonomía, aguanta una jornada de trabajo
  • Accesorio Surface Pen con alta sensibilidad y baja latencia

Lo peor:
  • Poco aprovechamiento del espacio en la base (el touchpad podría ser más grande y echamos de menos altavoces en la base)
  • Opciones de configuración limitadas (por ejemplo, no existe opción de Intel Core i5 con 16GB)
  • Echamos de menos algún puerto USB Tipo-C adicional
  • Fuente de alimentación insuficiente para dar energía al portátil cuando trabaja a máximo rendimiento (aunque no es probable que experimentes este problema)
  • Precio más alto que otras opciones con un hardware similar

Nota: El dispositivo Surface Book 2 ha sido cedido amablemente por Microsoft España para la realización de este análisis.

💻 ¡Ofertón! Windows 10 Pro por 8,64€ y Office 2019 Pro por 32,93€ en MMORC [ Cupones ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
50%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
50%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario