Análisis del reloj inteligente TicWatch Pro a fondo


🎁 ¡Sorteo! Llévate un smartwatch Huawei Watch GTParticipar ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del nuevo TicWatch Pro.
La idea de un reloj que combine la autonomía de un reloj tradicional con las funcionalidades de uno inteligente lleva rondando desde hace tiempo. Sin embargo, hasta ahora, ningún fabricante había conseguido implementarla con éxito.

La mayoría de relojes híbridos que hemos visto han optado por manecillas físicas sobre una pantalla — como el MyKronoz ZeTime o el  LG Watch W7 — pero esta aproximación parece tener más problemas que ventajas.

Sin embargo, MOBVOI ha lanzado un reloj totalmente diferente, que combina dos tecnologías de pantalla para mostrar una interfaz rica a todo color cuando es un reloj inteligente y una interfaz monocroma cuando es un reloj básico.

Como el resultado, el TicWatch Pro ofrece una autonomía superior a cualquier otro reloj inteligente, pudiendo incluso llegar hasta los 30 días en casos extremos.

El reloj TicWatch Pro posee una pantalla AMOLED de 1.39″ (400×400 píxeles) y LCD FTSN, procesador Snapdragon Wear 1200, 512MB de RAM, 4GB de almacenamiento, Bluetooth 4.2, WiFi y batería de 415 mAh. Corre el sistema operativo Wear OS de Google, por lo que es compatible con muchas aplicaciones.

Tras un tiempo utilizando el reloj, a lo largo de este artículo analizaré a analizar a fondo todos los aspectos del TicWatch Pro y os contaré mi experiencia.

 

Índice

 

Diseño y construcción

Nada más sacar el TicWatch Pro de la caja, la sensación que tenemos es la de encontrarnos ante un reloj sofisticado, fabricado en materiales de gran calidad y con un diseño más elegante que deportivo.

El reloj posee el mismo aspecto circular que podemos encontrar en relojes tradicionales, y cuenta con una carcasa de fibra de carbono y un bisel no giratorio de acero rodeando la pantalla.

El reloj es bastante grueso (12.6 mm) y cuenta con una esfera de gran diámetro (45 mm), por lo que si no estás acostumbrado a llevar relojes voluminosos o tienes una muñeca pequeña es posible que te resulte demasiado grande. Además, el reloj solo está disponible en un único tamaño.

El TicWatch Pro es un reloj elegante pero algo voluminoso para ciertas muñecas

 

A diferencia de la mayoría de relojes inteligentes, el TicWatch Pro no tiene uno sino dos botones físicos, ambos situados al lado derecho. El tacto de ambos es bueno y la pulsación es firme.

Pulsar sobre cualquiera de los dos botones despierta el reloj si está dormido. Con la pantalla encendida, el botón de arriba permite acceder a la lista de aplicaciones (pulsación simple) o Google Assistant (pulsación larga), y el botón de abajo a tu app favorita (pulsación simple), Google Pay (pulsación doble) o al menú de apagado (pulsación larga).

Tener dos botones resulta bastante útil ya que es posible acceder a más funciones del reloj sin tener que navegar por la minúscula interfaz de usuario.

El TicWatch Pro cuenta con dos botones al lado derecho

 

El reloj llega con una correa de cuero italiano en la parte exterior y una capa interior de silicona que resulta agradable al tacto. La correa es estándar de 22 mm y puede reemplazarse fácilmente en caso de que prefieras utilizar un modelo diferente.

El cuerpo del reloj es impermeable ya que cuenta con resistencia al agua y el polvo IP68. Esto significa que puedes mojarlo sin preocuparte de que se dañe, pero Mobvoi no recomienda que lo utilices para nadar u otros deportes acuáticos.

La parte de atrás del reloj está hecha de acero y, en el centro, encontramos un sensor de ritmo cardíaco, algo ya muy habitual en este tipo de dispositivos, así como los conectores de carga por contacto.

Mobvoi comercializa el reloj en dos acabados: plateado (Liquid Metal Silver) y negro (Shadow Black). El modelo que nosotros hemos probado es el de color negro, como se puede apreciar en las fotografías.

En la parte inferior encontramos el sensor de ritmo cardíaco y los conectores de carga

 

Pantalla

El TicWatch Pro cuenta con una pantalla multicapa de 1.39″, lo que permite alargar la duración de la batería notablemente frente a otros dispositivos.

Por una lado, tenemos una pantalla AMOLED que se activa en el modo inteligente del reloj con Wear OS. Y por otro lado, contamos con un pantalla LCD con tecnología FTSN (Film compensated Super Twisted Nematic) que está situada encima del panel OLED y se activa en el modo básico.

 

En el modo básico, la pantalla LCD monocromo de alto contraste muestra información esencial (hora, fecha, pasos y batería) en todo momento y tiene como ventaja que su consumo de energía es muy bajo.

Además, esta pantalla se ve mejor cuanta más luz ambiente hay, por lo que es muy apropiada para su uso bajo la luz del sol. Por contra, no es posible interactuar con esta pantalla con el dedo (nada más pulsar se activa la pantalla AMOLED) y no podremos verla en la oscuridad ya que no está retroliluminada.

En el modo inteligente, la pantalla AMOLED multitáctil tiene una resolución de 400×400 píxeles y una densidad de píxeles de 407 ppp. Esta pantalla permite disfrutar de la experiencia completa de Wear OS con negros profundos y colores vivos. Además, cuenta con un sensor de luz ambiente que ajusta el brillo automáticamente.

La pantalla se ve muy nítida, como era de esperar gracias a su densidad de píxeles. Los ángulos de visión son lo suficientemente amplios para poder ver el reloj desde ángulos extremos, aunque el brillo máximo podría ser algo mayor.

No sabemos qué tratamiento olefóbico ha aplicado Mobvoi pero, en general, las huellas dactilares quedan bastante marcadas sobre la pantalla y son más visibles en el modo básico (pantalla LCD) que en el modo inteligente (pantalla AMOLED). En todo caso, nada que no se pueda resolver limpiando la pantalla de vez en cuando.

Cuando no estamos utilizando el reloj, la pantalla básica LCD está activa. Basta con pulsar alguno de los botones, girar la muñeca como si quisiéramos ver la hora o tocar la pantalla para que active el modo inteligente AMOLED.

Procesador, almacenamiento, conectividad y batería

El TicWatch Pro cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon Wear 2100, un chip que fue anunciado a principios de 2016 como el primer miembro de la familia Snapdragon Wear para wearables.

Este procesador cuenta con cuatro núcleos Cortex-A7 hasta 1.2 GHz y ha sido fabricado en un proceso de 28 nm. Posteriormente, Qualcomm ha anunciado los chips Snapdragon Wear 2500 (junio de 2016) y Snapdrgon Wear 3100 (septiembre de 2018), que son más potentes que el que lleva el TicWatch Pro.

El procesador viene acompañado por 512 MB de RAM, una cantidad correcta pero que hemos visto superada en algún otro reloj inteligente, 4 GB de almacenamiento (quedan libres unos 2 GB), y un buen número de sensores: acelerómetro, giroscopio, sensor magnético, sensor de pulsaciones, sensor de luz ambiente y sensor de contacto corporal de baja latencia.

El sensor de ritmo cardíaco está integrado en la parte de atrás del reloj, por lo que puede tomar medidas mientras llevamos puesto el reloj.

El TicWatch Pro incorpora un sensor de ritmo cardíaco en contacto con la piel

 

El TicWatch Pro cuenta con GPS integrado, por lo que podemos utilizar el reloj para salir a correr y hacer seguimiento de nuestras rutas sin necesidad de llevar un smartphone a cuestas.

El reloj se conecta normalmente al teléfono mediante Bluetooth 4.2 LE (Low Energy) y posee conectividad WiFi 802.11 b/g/n en la banda de 2.4 GHz, por lo que puede funcionar aún cuando el reloj está fuera del alcance del teléfono. Ahora bien, no debemos olvidar que la conectividad WiFi consume más batería que Bluetooth.

También posee conectividad NFC, por lo que podemos realizar pagos mediante Google Play con total comodidad.

El TicWatch Pro posee una batería de 415 mAh, una cantidad bastante generosa en comparación con otros relojes inteligentes. Según Mobvoi, el reloj posee un autonomía de 2 días en modo inteligente, 5 días activando la función de cambio automático a modo básico cuando no estás usando el reloj y 30 días en modo Esencial (pantalla permanentemente en modo básico).

En mis pruebas, he conseguido una autonomía de unos 4-5 días con el modo automático activado. Esta es una marca muy elevada ya que normalmente obtenemos solo 1-2 días en relojes con pantalla siempre activa.

 

Aunque los 30 días de autonomía del modo Esencial son muy tentadores, en este modo solamente vemos la hora/fecha, pasos y batería, y no recibimos ninguna notificación del teléfono ni aviso de llamada, por lo que he optado por no ponerlo en práctica salvo en momentos puntuales.

La carga del reloj se realiza por contacto a través de una base que se conecta a un puerto USB. La carga se completa en unos 90 minutos.

 

Conexión al smartphone

El TicWatch Pro puede recibir notificaciones de dos formas distintas: mediante una conexión Bluetooth a nuestro teléfono móvil o mediante una conexión WiFi a Internet.

La forma más habitual de utilizar el TicWatch Pro es emparejarlo mediante Bluetooth con nuestro teléfono móvil Android. El teléfono móvil envía las notificaciones al reloj, y ambos dispositivos tienen que estar cerca, a una distancia de unos pocos metros, como cualquier conexión Bluetooth.

La segunda forma de conexión es mediante WiFi y, en este caso, el reloj puede estar en una ubicación diferente al teléfono ya que no es necesario que ambos dispositivos estén conectados a la misma red WiFi. Para ello, es necesario que el teléfono tenga una conexión activa a Internet.

Lamentablemente, el TicWatch Pro no ofrece ninguna opción de conectividad celular, por lo que es un reloj que depende por completo de nuestro smartphone para recibir notificaciones y llamadas, así como sincronizar datos de actividad física y salud.

 

Por último, merece la pena mencionar que el TicWatch Pro también es compatible con el iPhone, aunque sus funcionalidades son más limitadas que con un smartphone Android (por ejemplo, no puedes responder a muchas notificaciones ni sincronizar los datos de actividad física con la app Salud de Apple).

En nuestra opinión, si eres poseedor de un iPhone, la mejor opción es que te hagas con alguno de los modelos de Apple Watch.

Funcionalidades y aplicaciones

El TicWatch Pro corre Wear OS 2.2, la última versión del sistema operativo de Google para relojes inteligentes.

El reloj se mueve con fluidez a pesar de que, como hemos comentado, el procesador Snapdragon Wear 2100 tiene ya un tiempo. En general, apenas he notado signos de lentitud al movernos por la interfaz salvo en contadas ocasiones, aunque la carga de las apps por primera vez es algo lenta.

La configuración del reloj se puede realizar a través de la app Wear OS de nuestro smartphone. Podemos descargar esta app desde Play Store en Android o desde App Store en iOS.

La aplicación Wear OS es compatible con smartphones que utilizan Android 4.4 (salvo la edición Android Go) y iPhones con iOS 9.3, o versiones posteriores de ambos sistemas.

Desde esta app es posible gestionar muchos aspectos del reloj, incluyendo la selección de esferas para la pantalla, los ajustes de notificaciones, la sincronización de la agenda y  la personalización del Asistente de Google.

También es posible seleccionar ciertas otras opciones como la pantalla OLED siempre activa, la activación de la pantalla al girar la muñeca, etc.

Como cualquier reloj inteligente, podemos elegir la esfera que más nos guste entre una gran variedad, con objeto de personalizar el reloj a nuestro gusto.

La app trae 25 esferas incorporadas de todos los estilos, desde los más clásicos con números romanos hasta los más modernos y minimalistas, pasando por relojes mecánicos, de flores, etc.

El TicWatch Pro llega con muchas esferas personalizables

 

Algunas esferas admiten ser personalizadas para cambiar el fondo, el color y las complicaciones. Los datos de las complicaciones se obtienen mediante las APIs nativas del reloj e incluyen información como el nivel de batería, los pasos, la agenda, el clima y otras.

Los desarrolladores pueden crear sus propias complicaciones para mostrar información adicional. Al pulsar sobre una complicación, puede aparecer información adicional o acceder a la propia aplicación.

Además de las apps que vienen preinstaladas en cualquier dispositivo Wear OS, Mobvoi ha incluido algunas apps propias, principalmente centradas en la salud y la actividad física.

 

La app EjercicioTic permite monitorizar el ritmo cardíaco y la actividad en varios tipos de ejercicios: correr al aire libre, caminar al aire libre, correr en cinta, ciclismo o deporte estilo libre.

Mientras hacemos ejercicio, en la pantalla podemos ver el tiempo transcurrido, los kilómetros recorridos, el ritmo cardíaco, las calorías, la velocidad (km/h), el tiempo por kilómetro, el número de pasos. Además, en exteriores se hace uso del GPS para tener una medición más precisa de la distancia recorrida.

Como aspecto a mejorar, la traducción al español tiene algunos gazapos. Por ejemplo, la traducción que vemos de “Outdoor running” es “Ejecutar en exteriores” en lugar de “Correr en exteriores”, que sería lo correcto.

La app PulsoTic permite registrar el ritmo cardíaco en cualquier momento, y la app SaludTic hace seguimiento de pasos, distancia, minutos ejercicio, horas de trabajo y calorías a lo largo del día.

 

El TicWatch Pro también llega con una app llamada Modo Esencial, que activa la pantalla básica de forma permanente y no solamente cuando el reloj está en reposo.

En el modo esencial, la pantalla LCD ofrece información clave como la hora/fecha, número de pasos y batería.

Si pulsamos el botón de abajo, obtenemos una lectura de nuestro ritmo cardíaco en ese momento, por lo que no es un reloj tan básico como pudiéramos pensar en un principio.

El objetivo de este modo no es tenerlo siempre activado ya que convierte tu reloj inteligente en un reloj bastante tonto, incapaz de recibir ninguna notificación o aviso de llamada del teléfono y sin acceso a ninguna app.

Le ventaja del modo Esencial es que puedes llegar hasta 30 días de batería o, al menos, eso es lo que Mobvoi afirma, por lo que es un modo interesante si te estás quedando sin batería para, al menos, tener la hora a mano y contar los pasos.

El inconveniente del modo Esencial es que el reloj tarda bastante tiempo en abandonarlo y volver al modo automático ya que se reinicia por completo para cargar Wear OS.

Dado que el TicWatch Pro corre Wear OS, puedes instalar cualquiera de las aplicaciones diseñadas para este sistema operativo. Algunas de las más interesantes son Spotify, Uber, Telegram, Lifesum, Strava, Runtastic, Stocard, Shazam o Todoist.

Entre las ausencias más destacadas se encuentra WhatsApp, que no tiene aplicación propia. Aunque recibirás notificaciones de chats en la muñeca y podrás responder vía teclado o dictado de voz (si tu teléfono es Android), no podrás iniciar un chat desde el reloj con alguna persona.

Mobvoi ofrece una app para el smartphone que permite ver los datos de actividad física de forma más cómoda que en el reloj, así como el historial de ritmo cardíaco. La información recopilada puede sincronizarse con plataformas populares como Google Fit, Runkeeper y Strava.

App Mobvio para smartphone

 

Precio

El TicWatch Pro está a la venta por 244,99 € en las variantes de Liquid Metal Silver (plata) y Shadow Black (negro).

El mercado de los relojes inteligentes no está tan desarrollado como el de los smartphones pero, si estás buscando un dispositivo de este tipo, hay algunas alternativas interesantes.

El Samsung Galaxy Watch posee una pantalla Super AMOLED de 1.3″, procesador de 2 núcleos a 1.15 GHz, 750 MB de RAM, 4GB de almacenamiento, conectividad Bluetooth y/o 4G, y batería de 472 mm. Corre Tizen OS pero puede enlazarse con smartphones Android e iOS. Está a la venta a partir de 294 euros.

Aunque ya tiene un tiempo, el Huawei Watch 2 (299,95 €) es otro dispositivo interesante ya que llega con una pantalla AMOLED de 1.2″, 768 MB de RAM, 4GB de almacenamiento, batería de 420 mAh, resistencia al agua IP68, conectividad Bluetooth y/o 4G y Android Wear 2.0.

Por último, el LG Watch Sport (249,95 €) posee una pantalla P-OLED de 1.38″ con resolución 480×480 píxeles (348 ppp), procesador Snapdragon Wear 2100, 768MB de RAM, 4GB de almacenamiento, resistencia al agua IP68 y batería de 430 mAh. No permite reemplazar la correa.

Conclusiones

El TicWatch Pro posee un diseño elegante ya que cuenta con una carcasa de fibra de carbono, un bisel circular de acero y una correa reemplazable de silicona y cuero italiano. En el lado derecho, cuenta con dos botones físicos que nos ayudan a desplazarnos por la interfaz con más comodidad

El reloj es bastante grueso (12.6 mm) y cuenta con una esfera de gran tamaño (45 mm), por lo que puede resultar algo voluminoso si tienes una muñeca pequeña o estás acostumbrado a relojes más pequeños.

Más allá de su diseño, lo que diferencia al TicWatch Pro de otros relojes inteligentes es su pantalla de doble capa AMOLED y LCD con tecnología FSTN.

Cuando reloj está en reposo, la pantalla LCD muestra permanentemente información básica como la fecha/hora, número de pasos y nivel de batería, sin que esto suponga apenas gasto de energía.

La pantalla LCD conmuta rápidamente a la pantalla AMOLED automáticamente al hacer el gesto de la muñeca para ver la hora, al pulsar alguno de los botones físicos o al tocar la pantalla. En el modo AMOLED tenemos acceso a una interfaz a todo color que podemos manejar con el dedo.

Pantalla LCD activa (izquierda) y AMOLED activa (derecha)

 

Gracias a estas dos pantallas, el TicWatch Pro supera las dos limitaciones principales de los relojes inteligentes. Por un lado, la pantalla LCD se ve muy fácilmente a plena luz del sol (aunque no por la noche ya que no está retroiluminada) y, por otro lado, el consumo de energía en reposo es muy bajo en comparación con los relojes que implementan pantallas Always-On tradicionales.

El TicWatch Pro posee un procesador Snapdragon Wear 2100, que ya tiene casi tres años pero rinde bastante bien. El reloj incorpora NFC para realizar pagos con Google Pay, un sensor GPS para monitorizar nuestros ejercicios al airea libre, un sensor de ritmo cardíaco y conectividad por Bluetooth 4.2 y WiFi.

En mis pruebas con el TicWatch Pro, he conseguido una autonomía de unos 4-5 días en el modo automático, que es más del doble de lo que se consigue habitualmente con relojes inteligentes con pantalla siempre activa.

 

El TicWatch Pro corre Wear OS 2.2, por lo que podemos disfrutar de todas las esferas, apps y funcionalidades del sistema operativo de Google para relojes inteligentes. Wear OS es compatible tanto con smartphones Android como iOS, aunque el máximo partido se consigue solo con Android.

Además de las apps que vienen preinstaladas en cualquier dispositivo Wear OS, Mobvoi ha incluido tres apps centradas en la salud: EjercicioTic para monitorizar nuestra actividad física en varios tipos de ejercicio deportivo, PulsoTic para registrar el ritmo cardíaco en cualquier momento y SaludTic para hacer seguimiento del movimiento a lo largo del día (pasos, distancia, minutos de ejercicio, etc.).

Mobvio también ha incluido una app llamada Modo Esencial, que activa la pantalla LCD básica de forma permanente y no solamente cuando el reloj se duerme. En este modo el reloj puede llegar hasta 30 días de autonomía pero no recibe notificaciones ni ejecuta funciones avanzadas, por lo que deja de ser un reloj inteligente.

El TicWatch Pro está a la venta por 244,99 € que, sin ser un reloj barato, es un precio más que razonable para un reloj con un diseño elegante (aunque un poco grande), un rendimiento bueno y una batería superior a la media.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con una construcción de gran calidad. Corre estándar de 22 mm.
  • Pantalla bastante grande con dos capas: AMOLED con elevada resolución y colores vivos + LCD con buena legibilidad bajo la luz del sol y bajo consumo
  • Dos botones físicos para navegar con comodidad por la interfaz
  • Interfaz y apps que se mueven con fluidez gracias a un hardware competente
  • Sensor de iluminación que ajusta automáticamente el brillo de la pantalla
  • Conectividad WiFi, Bluetooth y NFC para pagos
  • Excelente autonomía en el modo automático, en torno a 4-5 días
  • GPS integrado para medir distancias y registrar nuestras rutas
  • Sistema operativo Wear OS con cientos de apps compatibles. Apps propias para salud y actividad física
  • Resistencia IP68 frente al agua

Lo peor:

  • Las huellas dactilares quedan marcadas visiblemente sobre la pantalla.
  • Tamaño abultado si tienes una muñeca pequeña. No hay tallas.
  • No apto para deportes acuáticos
  • Sin opción de conectividad celular

Nota: El TicWatch Pro ha sido cedido amablemente por Mobvio para la realización de este análisis.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón: