Quitar este panel

Análisis del Vivo X60 Pro a fondo y opinión

Especificaciones
Panel

AMOLED 6.56" Full HD+, HDR10+ y 120Hz

Procesador

Qualcomm Snapdragon 870

Memoria RAM

12 GB RAM LPDDR5

Almacenamiento

256 GB UFS 3.1 (sin microSD)

Conectividad

Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, Bluetooth 5.2, NFC, USB Tipo-C
Conectividad 5G (sub-6GHz)

Cámara trasera

Gran angular (26 mm): 48 MP, f/1.5, 1/2.0", 0.8µm, PDAF, estabilización gimbal
Ultra gran angular (16 mm, 120º): 13 MP, f/2.2
Teleobjetivo 2x (50 mm): 13 MP, f/2.5, 1/2.8", 0.8µm, PDAF

Cámara frontal

Gran angular (26 mm): 32 MP, f/2.5, 1/2.8", 0.8µm

Audio

Altavoz mono. Sin conector de auricular

Sistema Operativo

Funtouch OS 11 sobre Android 11

Batería

4.200 mah con carga rápida a 33W

Otros

Dual SIM, lector de huella bajo pantalla

Precio

799€ (12GB/256GB)
Consulta las ofertas en Amazon 🛒

💿 Black Friday: Windows 10 Pro por 11€ para siempre en VIP-URcdkey [ Saber más ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Vivo X60 Pro.


Vivo es una compañía china fundada en 2009 que forma parte del conglomerado BBK, junto con Oppo, Realme y OnePlus. Sus smartphones han acaparado muchos titulares por sus innovaciones en fotografía, carga rápida o diseño futurista.

La compañía llegó a España el pasado mes de octubre, y hace unas semanas presentó su buque insignia Vivo X60 Pro, que ahora he tenido oportunidad de probar.

El Vivo X60 Pro posee una pantalla AMOLED de 6.6″, procesador Snapdragon 870, 12GB de RAM, 256GB de almacenamiento, cámara trasera gran angular (48MP, f/1.5) + ultra gran angular (13MP, f/2.2) + teleobjetivo 2x (13MP, f/2.5), cámara frontal (32MP, f/2.5) y batería de 4.200 mAh con carga rápida a 33W. Está a la venta por un precio de 🛒 799€.

He tenido la oportunidad de probar el Vivo X60 Pro a fondo durante varias semanas y, a continuación, os traigo mi análisis en profundidad.

 

Apartados del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla interior
  3. Pantalla exterior
  4. Hardware
  5. Biometría
  6. Batería
  7. Software
  8. Multimedia
  9. Cámaras
  10. Llamadas
  11. Precio
  12. Conclusiones

Diseño y construcción

El frontal del Vivo X60 Pro muestra una gran pantalla rodeada por unos marcos muy estrechos y bastante simétricos, aunque el inferior (la «barbilla») resulta ser algo más ancho que el resto.

La pantalla está curvada a ambos lados, lo que hace que los marcos laterales pasen en gran media desapercibidos.

Ahora bien, las pantallas curvadas a los lados producen reflejos y muestran colores más oscuros en los extremos, por lo que no son del agrado de todo el mundo.

El Vivo X60 Pro ofrece un ratio pantalla-a-cuerpo de un 90% según GSMArena, un valor muy elevado que se encuentra a la par de otros smartphones de gama alta.

En la zona superior encontramos el orificio circular que alberga la cámara frontal, situada en el centro. Su diámetro es bastante reducido, 3,96 mm, aunque no tanto como algunos otros smartphones.

Al estar situado en el centro, la cámara puede llegar a interferir con la interfaz de algunas apps, como juegos o apps de vídeo, al sostener el smartphone en horizontal.

Los laterales del teléfono son de aluminio, por lo que debería ser más resistente que otros smartphones que utilizan plástico en su cuerpo.

Un aspecto curioso es que mientras que los bordes laterales más largos (izquierda y derecha al sostenerlo en vertical) son redondeados, los bordes laterales más cortos (arriba y abajo) son planos.

La parte de atrás está hecha de cristal curvado a los lados, lo que favorece el agarre y contribuye a que el smartphone parezca más delgado de lo que realmente es.

El uso de cristal aporta un toque de sofisticación, pero incrementa el riesgo de rotura si el teléfono se cae al suelo. Por suerte, Vivo utiliza Corning Gorilla Glass 6 para proteger tanto la pantalla como la parte de atrás. No es la última versión de esta protección, Gorilla Glass Victus, pero debería protegerlo de golpes y arañazos.

El Vivo X60 Pro presenta un diseño muy atractivo con un acabado en cristal

 

El Vivo X60 Pro está disponible en dos variantes de color — azul brillante y negro medianoche siendo este último el que he tenido oportunidad de probar. Este acabado resulta elegante y bastante sobrio, ya que es un color gris mate donde las huellas no quedan apenas marcadas.

El módulo para la cámara trasera es bastante grande ya que alberga tres cámaras además de un flash. Tiene forma rectangular con esquinas redondeadas, y cuenta con un escalón ya que está en dos alturas.

El módulo sobresale de la superficie del teléfono formando una «isla» y, dado que está situado en la esquina superior izquierda, el teléfono baila» al pulsar sobre la pantalla cuando el teléfono está apoyado sobre una mesa.

 

El Vivo X60 Pro es un smartphone bastante grande ya que, a pesar del buen aprovechamiento del espacio, posee una gran pantalla de 6.56″ que condiciona el tamaño del dispositivo

El grosor del Vivo X60 Pro alcanza los 7,59 mm (Negro medianoche) / 7,69 mm (Azul brillante), y su peso es de 177 / 179 gramos, por lo que es bastante compacto.

Medidas (mm.) Peso (gr.) Pantalla Ratio pantalla a cuerpo (*)
Samsung Galaxy Note20 Ultra 165 × 77 × 8,1 208 6,9″ 92%
Samsung Galaxy S21 Ultra 165 × 76 × 8,9 227 6,8″ 90%
LG Velvet 5G 167 × 74 × 7,9 180 6,8″ 89%
Xiaomi Mi 11
164 × 75 × 8,1 196 6,8″ 91%
Huawei Mate 40 Pro 163 × 76 × 9,1 212 6,8″ 94%
OnePlus 9 Pro
163 × 74 × 8.7 197 6,7″ 90%
OPPO Find X3 Pro
164 × 74 × 8,3 193 6,7″ 90%
iPhone 12 Pro Max 161 × 78 × 7,4 228 6,7″ 87%
Samsung Galaxy S21+ 162 × 76 × 7,8 200 6,7″ 88%
OPPO Find X2 Pro 165 × 74 × 8,8 207 6,7″ 91%
Samsung Galaxy Note20 162 × 75 × 8,3 192 6,7″ 89%
Xiaomi Mi 10T Pro 165 × 76 × 9,3 218 6,7″ 85%
OnePlus 9 160 × 74,2 × 8,7 192 6,7″ 88%
OnePlus 8T 161 × 74 × 8.4 188 6,6″ 87%
Huawei P40 Pro+ 159 × 73 × 9,0 226 6,6″ 92%
Huawei P40 Pro 158 × 73 × 9,0 209 6,6″ 92%
Vivo X60 Pro
159 × 73 × 7.6 177 6,6″ 90%
Samsung Galaxy S20 FE
160 × 74 × 8,4 190 6,5″ 85%
Sony Xperia 1 II 165 × 71 × 7,6 181 6,5″ 84%
OPPO Reno4 5G 159 × 74 × 7.8 183 6,4″ 85%
Samsung Galaxy S21 152 × 71 × 7,9 169 6,2″ 87%
iPhone 12 Pro 147 × 72 × 7,4 189 6,1″ 86%
iPhone 12 147 × 72 × 7,4 164 6,1″ 86%
Huawei P40 149 × 71 × 8,5 175 6,1″ 86%
Pixel 5 145 × 70 × 8,0 151 6,0″ 86%
iPhone 12 mini 132 × 64 × 7,4 135 5,4″ 85%

(*) Datos de ratio pantalla-a-cuerpo obtenidos de GSMArena

 

A continuación, vamos a revisar los elementos que encontramos en los laterales del smartphone.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y el botón del volumen de una sola pieza.

 

En el lateral izquierdo está libre de cualquier elemento.

 

La parte superior del teléfono también está libre de botones y conectores.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C, el altavoz y el compartimento para la tarjeta nano-SIM.

 

El Vivo X60 Pro no cuenta con ninguna certificación oficial frente al agua y el polvo, por lo que debemos evitar que el teléfono caiga en agua.

Pantalla

El Vivo X60 Pro posee un panel AMOLED de 6.56″ con ratio 19.8:9 que ofrece una resolución Full HD+ (2.376 x 1.080 píxeles), lo que implica una densidad de píxeles muy elevada de 398 ppp.

Si bien algunos smartphones de gama alta cuentan con un panel con resolución superior, normalmente QHD+ (3.200 x 1.440 píxeles), la nitidez que ofrece este panel es más que suficiente.

Un atractivo del panel del Vivo X60 Pro es su tasa de muestro de 240 Hz y, especialmente, su tasa de refresco de 120 Hz.

Esta mayor tasa se traduce en una experiencia de visualización más fluida, sobre todo al hacer scroll en aplicaciones como el navegador web, Twitter, Instagram o la galería de fotos. Algunos juegos como Fortnite o Real Racing 3 también se benefician de la mayor tasa de refresco aunque la mayoría de títulos están limitados a 30 o 60 FPS.

 

Una mayor tasa de refresco también implica un mayor consumo de batería. El Vivo X60 Pro ofrece tasas fijas de 60 o 120 Hz, pero es capaz de seleccionar la frecuencia más apropiada según la aplicación y el consumo de energía.

Otros smartphones van un paso más allá y son capaces de seleccionar una tasa de refresco dinámica, que puede bajar hasta solo 1 Hz al ver contenidos estáticos, como una página web o un email, para reducir todavía más el consumo de batería, o ajustarse a la tasa de FPS de los vídeos.

La matriz de sub-píxeles del Vivo X60 Pro es de tipo PenTile, como es habitual en los paneles OLED. Esto significa que los sub-píxeles se colocan en forma de rombo con una mayor cantidad de sub-píxeles de color verde que de color rojo o azul. Por tanto, la resolución efectiva del panel es inferior a Full HD+ cuando la pantalla muestra colores azules o rojos.

Las pantallas LCD que poseen otros teléfonos cuentan con matrices RGB, donde los sub-pixeles se colocan uno a continuación de otro, en hileras rojo-verde-azul (RGB), por lo que la resolución anunciada aplica por igual a los sub-píxeles de cada color.

Matriz Pentile del panel del Vivo X60 Pro

 

Según la compañía, la pantalla del Vivo X60 Pro es compatible con HDR10+, por lo que cabe esperar que cubra un amplio gamut de color.

Si no estás familiarizado con los espacios de color, el espacio sRGB (Rec. 709) es el estándar de Android (y, en general, del mundo de la informática), mientras que el espacio Display P3 ofrece una mayor gama de colores y es utilizado en la industria cinematográfica.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Existe un espacio de color aún más amplio llamado Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible por el ojo humano.

Ningún panel actual es capaz de mostrar este último espacio de color completo, sino que normalmente se quedan en torno al 60 por ciento.

El Vivo X60 Pro ofrece tres modos de calibración de la pantalla: estándar, profesional y brillo. Lamentablemente, Vivo no ofrece ninguna explicación sobre las características de cada uno de estos modos.

El modo de color Estándar viene activado por defecto y muestra colores algo sobre-saturados y, por tanto, menos fieles a la realidad.

Ahora bien, muchos usuarios prefieren colores sobresaturados antes que colores realistas, por lo que no es casual que sea el modo establecido por defecto.

El modo de color Profesional muestra colores más fieles a la realidad y, por último, el modo de color Brillo parece apuntar a la amplia gama de colores AMOLED. Además, en cualquiera de los tres casos podemos ajustar la temperatura de color a nuestro gusto.

A continuación, vamos a llevar a cabo un conjunto de pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro para conocer la calidad de la pantalla.

 

Como he comentado, por defecto está activo el modo Estándar, que apunta al gamut de color DCI P3 (cubre un 96% de este espacio de color según mis mediciones), por lo que los colores se ven sobresaturados al utilizar casi todas las apps, ya que estas utilizan normalmente el espacio sRGB.

Este exceso de colorido produce imágenes visualmente más llamativas pero menos fieles a la realidad, por lo que si retocamos una fotografía en el teléfono, es posible que nos llevemos una decepción cuando la veamos después en otro dispositivo. O si compramos una prenda de ropa, un mueble o cualquier objeto pensando que es de un color y, cuando nos llegue a casa, descubrimos que el tono de color es diferente.

Este modo tiene una ventaja importante al utilizar el teléfono a plena luz del día dado que, bajo el sol, los colores pierden fuerza.

En el modo Intenso, el error medio en la fidelidad de color respecto al gamut sRGB es aceptable, 4.6 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser 9.5 dE.

La temperatura de color es 7.689ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500ºK, por lo que se aprecia un tinte azulado en aplicaciones con el fondo de color blanco, como el navegador.

Resultados con el modo de pantalla Estándar del Vivo X60 Pro

 

El modo Profesional está pensado para reflejar con mayor fidelidad el gamut sRGB, que es el que se utiliza normalmente en la industria informática y de los smartphones.

Este es el modo que debes elegir si buscas la máxima fidelidad de color en los contenidos de apps y juegos de acuerdo con cómo los diseñó el desarrollador — aunque los colores se perciben más apagados que con el modo Predeterminado.

Con este modo activo, la pantalla del Vivo X60 Pro cubre cerca del 100% del gamut sRGB. El error medio en la fidelidad de color es espectacular, tan sólo 0.6 dE y el error máximo resulta ser 1.9 dE. La temperatura de color, 6.462ºK, muy cerca del valor de referencia, 6.500ºK.

Resultados con el modo de pantalla Profesional

 

El modo Brillo parece estar pensado para mostrar todo el posible gamut de color de la pantalla AMOLED, sin apuntar a ningún espacio de color en particular.

Con el modo activo, la pantalla cubre el 100% del gamut DCI P3. El error medio en la fidelidad de color es mejorable, 5.9 dE, y el error máximo resulta ser 9.6 dE. La temperatura de color, 7.695ºK, por encima del valor de referencia, 6.500ºK.

Resultados con el modo de pantalla Profesional

 

El brillo máximo del Vivo X60 Pro con el brillo en modo manual es de 460 nits según mis mediciones. Sin embargo, en modo automático, cuando estamos bajo una luz intensa como la del sol, el brillo aumenta hasta un valor máximo de 601 nits con la pantalla totalmente iluminada al 100%.

Estos valores de brillo se han medido con el 100% de la pantalla iluminada. El brillo de las pantallas AMOLED depende del número de píxeles iluminados, por lo que si reducimos el área blanca iluminada de la pantalla, el brillo aumenta considerablemente.

En la siguiente gráfica, reflejamos el brillo máximo con el 100% de la pantalla iluminada, que es como se suele medir este parámetro. El brillo máximo del Vivo X60 Pro es correcto, pero queda lejos de lo que encontramos enlos últimos y más potentes buques insignia.

 

El color negro es muy profundo, hasta el punto de que el colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que es realmente negro y que el contraste es, teóricamente, infinito.

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas desde un ángulo. Por un lado, los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del Vivo X60 Pro, los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo. Solo al observar desde ángulos extremos se empieza apreciar un cierto cambio de color.

Estando el Vivo X60 Pro bloqueado con la pantalla apagada, podemos activar la Pantalla Ambiente al hacer un doble toque sobre la pantalla o al levantar el teléfono. También es posible apagar la pantalla con un doble toque en una zona vacía de la pantalla.

Vivo permite activar la Pantalla Siempre Activa (Always On Display), que muestra de manera permanente la hora, fecha y nivel de batería, pero no las notificaciones salvo llamadas y mensajes SMS sin atender. Es posible configurar que se muestre durante todo el tiempo, en un intervalo horario o al mover ligeramente el teléfono. También es posible elegir entre distintos diseños.

Pantalla Siempre Activa

 

También es posible ver el área de reconocimiento de la huella dactilar al levantar el teléfono, lo que resulta muy útil para saber dónde colocar el dedo.

El Vivo X60 Pro cuenta con el modo de protección ocular, que activa un filtro de luz azul para reducir la fatiga ocular limitando la cantidad de luz azul que emite la pantalla. Este modo se puede activar manualmente, a ciertas horas, o desde que se pone el sol hasta que amanece, siendo posible controlar la intensidad del efecto.

Vivo también permite activar el Antiparpadeo con brillo bajo, también conocida en la industria como DC Dimming, que reduce el parpadeo de la pantalla para minimizar la fatiga visual cuando el nivel de brillo es bajo. Este modo puede aumentar el ruido en la pantalla, por lo que solo deberías activarlo si eres sensible a este efecto.

Hardware y rendimiento

El Vivo X60 Pro llega con el procesador de gama alta Snapdragon 870 5G, que fue anunciado en enero de 2021 como un chip a medio camino entre el Snapdragon 865+, buque insignia de 2020, y el Snapdragon 888, el más potente de 2021.


👉 Info: Así es el chip Qualcomm Snapdragon 870 5G

El Qualcomm Snapdragon 870 5G es un chip fabricado en un proceso de 7 nm. Integra un núcleo «Prime» que alcanza 3,2 GHz, tres núcleos de alto rendimiento ARM Cortex-A77 hasta 2,42 GHz y cuatro núcleos ARM Cortex-A55 de bajo consumo que alcanzan 1,8 GHz

En comparación con el Snapdragon 865+, de características similares y más antiguo, el Prime Core funciona 100 MHz más rápido y la GPU tiene una velocidad ligeramente superior. Por tanto, el Snapdragon 870 es ligeramente más rápido que los antiguos Snapdragon 865 y 865 Plus y se sitúa por detrás del Snapdragon 888 de gama alta.

La plataforma móvil integra un módem Qualcomm X55 5G con soporte para Sub-5 y mmWave y bandas globales 5G con una velocidad de hasta 7,5 GBit/s (descarga).

La GPU integrada sigue siendo la Adreno 650 y ofrece una velocidad de reloj ligeramente superior, de 670 MHz.

El DSP Hexagon 698 integrado ofrece un rendimiento KI de hasta 15 TOPS (frente a los 7 TOPS del 855) y sigue utilizando una combinación de CPU, GPU, HVX y núcleos Tensor. El ISP del Spectra 480 tampoco se ha modificado. El controlador de memoria integrado soporta LPDDR5 con hasta 2.750 MHz y LPDDR4X con 2.133 MHz.


El Vivo X60 Pro llega con 12 GB de memoria RAM LPDDR5 y, gracias a la tecnología de RAM extendida, puede tener realmente 15 GB de RAM haciendo uso del almacenamiento interno. Sin embargo, se me hace complicado pensar que puedas necesitar alguna vez tanta memoria.

Cuenta con 256 GB de almacenamiento UFS 3.1, que es hasta 3 veces más rápido que UFS 3.0 y consume menos energía. Por tanto, en el apartado de almacenamiento, no tengo ninguna queja ya que Vivo ha montado lo mejor.

 

A continuación, vamos a ver los resultados en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros smartphones.

En el benchmark AnTuTu v9, ha conseguido un resultado de 716.217 puntos, una puntuación muy alta que está en línea con los mejores smartphones del mercado.

 

En el benchmark Geekbench 5 centrado en el rendimiento del procesador, ha conseguido 1.030/3.435 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados muy buenos.

 

En el test de rendimiento general PCMark 3.0 que mide el rendimiento al realizar tareas cotidianas, ha obtenido una puntuación de 11.446 puntos, un valor muy alto.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados muy altos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura ya que cuenta con almacenamiento UFS 3.1.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el teléfono ha obtenido un resultado claramente mejorable ya que el rendimiento cae un 29% en dicho período. Esto significa que el desempeño al ejecutar apps muy exigentes puede verse afectado tras largos períodos de uso.

 

 

A continuación, vamos a ver los resultados en diversas pruebas gráficas para comprobar el rendimiento esperable en juegos.

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el teléfono ha logrado unos resultados buenos.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), consigue también unos resultados altos.

 

En la prueba 3DMark Wild Life Unlimited, el teléfono ha conseguido un resultado que también es elevado, aunque no tanto como otros smartphones.

 

Además del rendimiento gráfico puntual, es importante conocer si el teléfono es capaz de sostener este rendimiento a lo largo del tiempo o si se ve reducido por el aumento de temperatura del procesador. La prueba 3DMark Wild Life Stress Test mide precisamente la variación en el rendimiento gráfico tras 20 minutos de ejecución del test.

El teléfono ha obtenido un resultado bastante pobre de 59%, lo que significa que el rendimiento gráfico empeora tras un largo período de tiempo de uso. En la práctica, podrías ver caídas de rendimiento en largas partidas si juegas a juegos 3D exigentes.

 

Para comprobar el rendimiento gráfico en el día a día, he probado varios juegos 3D exigentes — Real Racing 3, Asphalt 9 y Call of Duty Mobile — y, en todos ellos, la experiencia al jugar con el Vivo X60 Pro ha sido buena.

Lamentablemente, no he podido utilizar el software GameBench, como en otras ocasiones, para medir la tasa de FPS ya que, por alguna razón, la app no se puede instalar en este terminal.

Como he comentado, el Vivo X60 Pro llega con 256 GB de almacenamiento interno, pero no ofrece la posibilidad de ampliar el espacio mediante una tarjeta micro-SD.

El Vivo X60 Pro cuenta con un conector USB Tipo-C 2.0 que tiene soporte OTG, por lo que puedes conectar una llave USB para acceder a almacenamiento externo.

 

En el aspecto de conectividad inalámbrica, es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4GHz y a 5GHz, Wi-Fi 6 (802.11ax), Bluetooth 5.1 y NFC. No es compatible con el nuevo estándar WiFi 6E que hace uso de la banda de 6 GHz, aunque muy pocos smartphones soportan este tipo de redes.

El compartimento para SIM ofrece espacio para dos tarjetas nano-SIM, por lo que puedes hacer uso de la funcionalidad Dual SIM. Ahora bien, no es compatible con eSIM.

El Vivo X60 Pro es compatible con redes 5G y soporta la banda por debajo de 6 GHz (Sub-6) pero no la banda mmWave.


ℹ️ Info: Conectividad 5G: Sub-6 vs. mmWave

El espectro utilizado para 5G se divide en dos franjas: por debajo de 6 GHz (Sub-6) y por encima de 24 GHz (mmWave).

La principal diferencia entre ambos es la velocidad y la cobertura. La banda Sub-6 proporciona mejor cobertura pero las velocidades máximas son solo un 20 por ciento superiores a 4G LTE, así que no es tan impresionante.

La banda mmWave ofrece una velocidad de descarga altísima (hasta 10 Gbps) pero la cobertura es bastante peor, unos 200 metros, por lo que puede ocurrir que tu teléfono pase más tiempo conectado a 4G que a 5G, sobre todo cuando estás dentro de un edificio.

Este tipo de tecnología está pensado para espacios abiertos o zonas con alta densidad de usuarios donde se instalen muchas antenas. La menor cobertura de mmWave es la razón por la que los operadores quieren llenar las ciudades de antenas 5G, para que siempre haya una con la que tengas visión directa.

En España, la única banda que está disponible para 5G es sub-6GHz, por lo que tener un smartphone con conectividad 5G mmWave no sirve para nada a día de hoy — al menos hasta que salga a concurso la banda de frecuencias correspondiente.

En Estados Unidos, sin embargo, algunos operadores sí que han desplegado estas redes, y esta es la razón por la que algunos smartphones ofrecen acceso a redes 5G de onda milimétrica (mmWave).


En mis pruebas de velocidad de red, el Vivo X60 Pro ha alcanzado por WiFi el máximo de mi conexión de fibra de 300 Mbps. En la prueba de conexión 5G, he obtenido una velocidad de descarga de 48 Mbps y de subida de 72 Mbps.

Biometría

El Vivo X60 Pro incorpora un lector de huella integrado bajo la pantalla. En mis pruebas, ha sido muy rápido a la hora de desbloquear el teléfono, a la par que otros smartphones de gama alta.

Para desbloquear el teléfono, debemos apoyar el dedo encima de la pantalla sin necesidad de presionar. Durante la lectura de la huella se muestra en pantalla una animación que podemos personalizar.

El reconocimiento de huella es fiable siempre que coloquemos el dedo en la zona correcta. Por suerte, el área de reconocimiento de la huella es bastante amplia, por lo que no es necesario acertar con el dedo en el lugar exacto.

Ahora bien, en mi opinión, el lector de huella está situado demasiado abajo y no resulta cómodo alcanzarlo con el dedo.

El Vivo X60 Pro cuenta con un lector de huella en pantalla

 

Vivo también ha incorporado su sistema de reconocimiento facial, que permite desbloquear el teléfono utilizando simplemente nuestra cara. La identificación de la cara tiene lugar de forma muy rápida, permitiéndonos acceder al smartphone sin tener que hacer nada salvo mirar el teléfono.

Vivo ofrece una opción para iluminar la pantalla con objeto de que se ilumine nuestra cara y el reconocimiento pueda ocurrir incluso a oscuras. También incluye elegir si queremos quedarnos en la pantalla de bloqueo o acceder directamente al escritorio al completar el reconocimiento.

Ahora bien, debemos tener en cuenta que el reconocimiento facial es simplemente 2D, por lo que no es tan seguro como el reconocimiento facial 3D que incorporan otros dispositivos y podría ser engañado mediante una fotografía o un vídeo. Además, no funciona si estás en la oscuridad.

Por esta razón, el reconocimiento facial no está disponible para ciertas actuaciones sensibles como operaciones bancarias o confirmar pagos móviles.

Batería

La batería posee una capacidad de 4.200 mAh. Esta capacidad debería ser uficiente para un smartphone con este tamaño de pantalla, aunque no me hubiera importado ver algunos mAh adicionales.

 

Para comprobar la autonomía, he llevado a cabo la prueba de batería del conocido test PCMark: Work 3.0.


ℹ️ Info: Una reflexión sobre las pruebas de autonomía

Dada la importancia que tiene la pantalla en el consumo de la batería, es importante calibrar con un colorímetro (o un instrumento similar) las pantallas al mismo nivel absoluto de brillo (no es válido ponerlo al 50%) si quieres obtener resultados de autonomía comparables entre dispositivos.

De lo contrario, los resultados pueden verse muy afectados por el nivel de brillo de la pantalla de cada smartphone y, por tanto, no son comparables. Comento esto aquí porque no todos los análisis tienen esto en cuenta y, en esta prueba, se ven a veces valores absurdos.

En el caso de PCMark: Work 3.0, el propio test indica que la prueba debe realizarse con la pantalla calibrada a 200 nits para que los resultados sean comparables. Así es como nosotros realizamos las pruebas de autonomía los smartphones.


PCMark Work 3.0 pone a prueba la autonomía del terminal al realizar una mezcla de tareas cotidianas y exigentes ya que la prueba simula la navegación por páginas web, la escritura de textos e inserción de imágenes, la aplicación de filtros a fotografías, la edición de vídeos y la manipulación de datos.

Dado el impacto que tiene la tasa de refresco en la autonomía de los smartphones, he realizado esta prueba dos veces: una con la frecuencia a 60 Hz y otra con la frecuencia a 120 Hz.

En la prueba con la pantalla configurada a 60 Hz he obtenido un resultado de 9 horas y 43 minutos, que es un resultado bueno aunque se ve superado por otros dispositivos.

Si ajustamos la tasa de refresco a una frecuencia de 120 Hz, la autonomía se reduce a 9 horas y 2 minutos, lo que supone una caída bastante pequeña. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la mayoría de las pruebas incluidas en PCMark se ejecutan a 60 Hz a pesar de elegir 120 Hz.

 

El Vivo X60 Pro no cuenta con perfiles de uso de batería ni con ninguna funcionalidad que nos permita controlar el consumo de batería más allá de lo que incorpora Android por defecto.

Se echa de menos algún modo de ahorro de energía como los que incluyen otros fabricantes, o un control más granular del consumo de batería de las aplicaciones.

 

El Vivo X60 Pro cuenta con carga rápida a 33W, que es extremadamente rápido y viene con un cargador incluido en la caja.

Como se puede ver en la siguiente gráfica, el proceso de carga es muy rápido hasta el 80%, y después se ralentiza hasta llegar al 100%. En algo menos de media hora, alcanzamos en torno a un 50% de carga, y el proceso completo de carga dura 1 hora y 7 minutos.

El Vivo X60 Pro carga toda su batería en poco más de una hora

 

Vivo no ha dotado al dispositivo de carga inalámbrica, lo que es una pena ya que cada vez se está extendiendo más la carga sin cables entre los dispositivos de gama alta.

Software

El Vivo X60 Pro llega con Android 11, la versión más reciente del sistema operativo de Google hasta la fecha. Por encima de Android, Vivo incorpora su propia capa de personalización Funtouch OS 11.1. En el momento de escribir este análisis, trae la actualización de seguridad de Android del 1 de julio.

La pantalla de bloqueo muestra en la parte inferior dos accesos rápidos al Teléfono y a la Cámara, uno en cada esquina. Lamentablemente Vivo no ofrece la posibilidad de personalizar estos accesos directos. Es posible añadir texto a la pantalla de bloqueo si queremos, por ejemplo, que se muestren nuestros datos de contacto.

Una vez que desbloqueamos el teléfono, accedemos al escritorio. Puedes escoger entre manejar la mediante gestos de navegación o con la barra inferior de 3 botones.

El acceso al cajón de aplicaciones se hace arrastrando el dedo hacia arriba en el escritorio. Encontramos todas nuestras apps ordenadas alfabéticamente pero no pueden re-ordenarse ni agruparse en carpetas.

En la vista de aplicaciones recientes, si pulsamos sobre el icono de dos líneas horizontales que aparece encima de la miniatura, podemos bloquearla para que quede permanentemente en memoria pulsando el candado, ver información sobre la aplicación o activar la pantalla dividida.

Vivo permite alterar el tamaño de los iconos de las apps. Podemos elegir entre un tamaño pequeño, normal o más grande. También es posible habilitar (o deshabilitar) los puntos de notificación en los iconos de apps.

Vivo incorpora una sección de temas, pero solo ofrece dos: predeterminado y exploración. Me gustaría poder descargar temas adicionales.

Vivo incorpora ciertos gestos rápidos que permiten, por ejemplo, hacer una captura de pantalla deslizando hacia abajo con tres dedos, o dividir la pantalla deslizando hacia arriba con tres dedos. Al tomar una captura de pantalla, es posible realizar una captura larga en apps que tienen scroll vertical como el navegador.

Cuando la pantalla está apagada, puedes usar distintos gestos con la mano para activar el teléfono y activar la función correspondiente a cada gesto: deslizar hacia arriba para desbloquear, deslizar hacia abajo para hacer una foto, deslizar horizontalmente para cambiar de acción, o trazar una «f» para abrir Facebook.

También puedes pulsar prolongadamente el botón de bajar volumen para habilitar alguna de las siguientes funciones: encender/apagar linterna, grabar audio, abrir cámara, abrir Facebook o abrir una aplicación de nuestra elección.

 

Con la pantalla encendida, puedes agitar el dispositivo desde la pantalla de inicio o la pantalla de bloqueo para activar la linterna.

Otra funcionalidad interesante es la de programar el encendido/apagado del dispositivo o los modos vibración y avión.

En caso de que la pantalla del Vivo X60 Pro nos resulte demasiado grande para ser manejada con una sola mano, podemos activar el modo de una mano deslizando hacia el interior desde el borde de la pantalla y seguidamente deslizando hacia fuera.

Si eres aficionado a los juegos, te alegrará saber que Vivo incorpora un modo Ultra Juego que ofrece algunas funcionalidades interesantes:

  • Modo Esports, que bloquea todas las notificaciones de SMS y aplicaciones, deshabilita la captura de pantalla con tres dedos, activa el bloqueo de brillo, mejora el rendimiento equilibrando la temperatura y la velocidad de FPS.
  • Reproducción automática en pantalla apagada, que permite que los juegos se reproduzcan automáticamente con la pantalla apagada
  • Mejora de vista de ojo de águila, que mejora la imagen de los juegos mediante el mapeo de tono local (aumento del contraste por zonas), la mejora de color (aumento de saturación), protección de memoria de color (preserva el color de los elementos de los que el ojo humano tiene memoria visual) y ajusta la nitidez para brindar mejores detalles.
  • Calidad de sonido y efectos de sonido, que aporta sonido envolvente y ajustes de sonido personalizados según tu capacidad auditiva.
  • Bloqueo de notificaciones, que hace que las vistas previas flotantes de las notificaciones no se muestren al frente durante los juegos
  • Prevención contra toques accidentales de la pantalla, que reduce el área de activación de la barra de notificaciones y deshabilita la captura de pantalla con res dedos.
  • Imagen en imagen en juegos, que muestra una lista de apps ejecutables en ventana pequeña al deslizar hacia arriba con tres dedos. También es posible que, durante el juego, las notificaciones de apps de redes sociales se muestren como iconos flotantes que pueden ser tocados par abrir su app en una ventana pequeña.

Es posible acceder a algunas de estas funcionalidades en medio de una partida con un panel de juego que se despliega al arrastrar hacia la derecha desde el borde izquierdo.

 

Vivo ha incluido una app llamada iManager que permite optimizar el sistema de diferentes formas: liberar espacio del dispositivo, buscar amenazas de seguridad, gestionar el tráfico de datos, controlar el uso de las aplicaciones, etc.

Esta app también incluye una herramienta útil como cifrado de la aplicación para proteger el acceso a una app con contraseña. Otra de las funcionalidades interesantes que incorpora es clonación de aplicaciones, que permite duplicar ciertas aplicaciones para iniciar sesión con dos cuentas al mismo tiempo.

Un aspecto que no me ha gustado del Vivo X60 Pro es que trae bastante bloatware, ya que vienen preinstaladas apps como Booking, Netflix, Facebook, Tiktok o Vivo.com (esta última no se puede desinstalar).

Multimedia

El Vivo X60 Pro llega con un único altavoz situado en la parte inferior, junto al conector USB Tipo-C.

La posición del altavoz inferior no es la mejor, ya que es sencillo taparlo con un dedo o con la mano cuando jugamos o vemos un vídeo sosteniendo el teléfono en horizontal.

El sonido que se emite posee un volumen bastante potente aunque se echa de menos una mayor riqueza de tonos, sobre todo en los bajos, como es habitual debido al pequeño tamaño de sus altavoces.

En mi opinión, la calidad del sonido está por debajo de otros buques insignia, sobre todo cuando subimos el volumen del máximo.

El Vivo X60 Pro no incorpora su propio reproductor de música, sino que hace uso de la aplicación YT Music de Google.

Esta app no solamente permite acceder a música bajo suscripción sino también a archivos de música almacenados de forma local en el dispositivo. Podemos acceder a la música por listas, álbumes, canciones y artistas.

Vivo ha añadido un efecto de iluminación ambiental de música que, una vez activado, se muestra en los laterales mientras se reproduce la música cuando la pantalla está apagada.

Vivo ha seguido la tendencia de otros fabricantes y el Vivo X60 Pro no cuenta con un conector de auriculares de 3.5 mm, por lo que tendrás que recurrir a auriculares con conector USB Tipo-C o Bluetooth.

Para ver imágenes, Vivo hace uso de la app Álbumes de Google. La parte inferior de la app muestra cuatro pestañas: Fotos, Álbumes, Recomendar y Búsqueda.

Esta app hace uso de IA para clasificar las imágenes por tipo de fotografía como paisaje, documento, comida, cielo, césped, comida, plaza, etc. También es capaz de agrupar fotografías muy similares en caso de que quieras hacer limpieza y quedarte solo con la mejor.

Si pulsamos sobre una imagen, podemos realizar diversos ajustes (exposición, contraste, saturación, temperatura de color, relieves y sombras), aplicar filtros, etc. Por supuesto, también está disponible la aplicación Fotos de Google.

 

Vivo no ha incorporado ninguna aplicación específica para visualizar vídeos, sino que utiliza las propias aplicaciones del sistema. La reproducción de vídeos almacenados en el teléfono es buena gracias a su pantalla que, como hemos comentado, ofrece negros profundos y colores vivos.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de audio y vídeo, he probado a reproducir algunos ficheros 4K codificados con H.264 y con el más moderno HEVC. El teléfono puede reproducir todos estos ficheros con suavidad.

Vivo ha incorporado soporte de Widevine Level 1, así que puede reproducir contenido HD de Netflix y otros servicios de streaming. He comprobado que el Vivo X60 Pro puede reproducir vídeos HDR de Netflix y YouTube sin problemas.

Cámara

El Vivo X60 Pro ofrece una configuración de cámara triple que ha sido codesarrollada con la prestigiosa firma fotográfica ZEISS. Cuenta con las siguientes lentes:

  • Cámara gran angular (26 mm) con sensor de 48MP (0.8µm, 1/1.2.0″), lente 7P apertura f/1.5, enfoque PDAF y estabilización tipo gimbal
  • Cámara ultra gran angular (16 mm, 120º) con sensor de 13MP y lente con apertura f/2.2.
  • Cámara teleobjetivo 2x (50 mm) con sensor de 13MP (0.8µm, 1/1.2.8″) y lente con apertura f/2.5

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas con las tres cámaras, donde se aprecia la diferencia de perspectiva al disparar con cada cámara.

Comparativa de perspectiva entre las tres cámaras

 

La interfaz de la cámara es simple e intuitiva. A la derecha, encontramos un icono para conmutar entre cámara frontal/trasera y una miniatura de la última fotografía tomada, así como el botón de disparo.

Junto al botón de disparo hay etiquetas para elegir rápidamente los modos Noche, Retrato, Fotografía, Vídeo y un último apartado Más con incluye modos adicionales: Live Photo, Pro, Documento, Exposición larga, Panorámica, Cámara rápida, Superluna, Captura en movimiento, 48MP, Cámara lenta, AR Stickers y Astronómico. También encontramos el selector de la cámara que queremos utilizar (2x, 1x o 0.6x).

A la izquierda tenemos acceso rápido a los ajustes de Google Lens, flash, HDR, IA, supermacro y menú, que añade temporizador, proporción (1:1, 16:9, 4:3 y completa) y ajustes.

 

Para enfocar un elemento de la imagen basta con pulsar sobre él. Veremos cómo aparece una cruz en ese punto y una barra a la derecha que nos permite ajustar la exposición manualmente arrastrando el dedo en sentido vertical, así como bloquear el enfoque y exposición.

A la hora de tomar fotografías, el modo HDR se activa automáticamente cuando es necesario, pero puede desactivarse. De forma similar, podemos activar una opción llamada IA para que la cámara detecte escenas y ajuste automáticamente los parámetros de la cámara.

La cámara hace sugerencias cuando piensa que debes usar un modo de disparo o una lente diferente. Por ejemplo, cuando se fotografían edificios o paisajes amplios, la cámara puede sugerir que cambies a la cámara ultra gran angular. Otra sugerencia frecuente es que actives el modo Nocturno cuando haces fotografías por la noche.

En el modo Pro es posible modificar distintos parámetros como el balance de blancos, el enfoque, el tiempo de exposición y la sensibilidad ISO. Incluso podemos ver un horizonte artificial, así como guardar la imagen en formato RAW. Este modo está disponible con las tres cámaras.

A continuación, vamos a revisar la calidad de cada una de las cámaras del Vivo X60 Pro.

 

Cámara ultra gran angular

La cámara ultra gran angular cuenta con una resolución de 13MP y una apertura f/2.2. La cámara ultra gran angular aporta una gran versatilidad a la hora de capturar fotografías de paisajes, arquitectura o espacios cerrados ya que aporta una perspectiva completamente diferente.

Personalmente encuentro la cámara ultra gran angular muy interesante ya que permite tomar fotografías mucho más espectaculares que la cámara normal, especialmente a la hora de tomar capturas de edificios o monumentos.

La calidad de imagen es bastante buena durante el día, pero las fotografías se ven muy oscuras y con poco detalle cuando la luz escasea.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con la lente ultra gran angular.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular

 

Esta cámara ofrece un modo Macro que permite acercanos a pocos centímetros de los objetos que queremos fotografiar. A continuación, podemos ver algunos ejemplos.

 

Cámara gran angular (principal)

La cámara gran angular toma las fotografías por defecto a resolución 12MP haciendo uso de la funcionalidad pixel binning que combina 4 píxeles en 1, pero es posible activar un modo de super alta resolución de 48MP.

A continuación, podemos ver un ejemplo de las misma fotografía tomada a 12MP y 48MP, así como un recorte de ambas. Al tener cuatro veces más píxeles, la imagen se ve algo más nítida, aunque a costa de que el tamaño del fichero aumente de 5 a 20 MB.

 

La cámara principal cuenta con estabilización gimbal 2.0, que mueve la lente en la dirección opuesta para contrarrestar los movimientos de la cámara. Este sistema ofrece ahora estabilización de 4 ejes para fotografía (frente a 2 ejes del modelo anterior) y 5 ejes para vídeo.

Como resultado, la estabilización gimbal ofrece un 300% más de estabilización frente a un sistema óptico convencional y un ángulo antisacudida de +/-3º.

Vivo también ha incorporado la tecnología Pixel Shift Ultra HD que toma varias imágenes, desplazando 1 píxel a la derecha y hacia abajo durante el proceso de captura, para mejorar la nitidez de la imagen final.

Otro aspecto destacable de la cámara principal es su lente con apertura f/1.48, la más amplia que podemos encontrar en el mercado. Esta apertura supone un 16% más de entrada de luz que el Vivo X51 con su apertura f/1.6.

A continuación, vamos a ver algunos ejemplo de fotografías tomadas con la cámara principal. En condiciones de buena luz, captura excelentes imágenes, como podemos apreciar en las siguientes fotografías de ejemplo.

Fotografías tomadas con la cámara principal por el día

 

He puesto a prueba la calidad de la cámara principal del Vivo X60 Pro enfrentándola a algunos de los mejores smartphones del momento: iPhone 12 Pro Max, Samsung Galaxy S21 Ultra, Huawei Mate 40 Pro y Xiaomi Mi 11 Ultra .

En primer lugar, he querido probar la calidad de imagen en condiciones de buena iluminación, donde casi todos los smartphones suelen obtener unos buenos resultados. He tomado la misma imagen en el mismo momento y, a continuación, podemos comparar una zona de la imagen.

Comparativa de fotografías durante el día

 

En esta comparativa, el Xiaomi Mi 11 Ultra con su cámara de 50 MP capaz de producir imágenes a 12.5 MP es el que, en mi opinión, ofrece una imagen más nítida, seguido de cerca por el Huawei Mate 40 Pro, que ha producido una imagen ligeramente más nítida que el resto.

En cuanto a otros parámetros, todos los smartphones que he probado ofrecen una buena reproducción de los colores. En el caso del Xiaomi Mi 11 Ultra, se nota un cierto incremento de saturación y contraste respecto al resto de imágenes — salvo el Vivo X60 Pro que exhibe un ajuste muy similar.

Si quieres ver las fotografías completas, puedes acceder a ellas aquí:

 

Cuando la luz escasea, el ruido hace acto de presencia y se pierden algunos detalles, pero en general la calidad de imagen es bastante buena.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas por la noche.

Fotografías tomadas con la cámara principal por la noche

 

Vivo incorpora un modo Noche que permite capturar mejores fotografías en condiciones de muy poca luz a costa de un mayor tiempo de procesado (varios segundos).

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de la misma escena tomada en el modo normal y en el modo nocturno. La fotografía resultante está más iluminada, como si la fotografía hubiera sido tomada con una mayor exposición, y el ruido se ve reducido respecto a la imagen original, por lo que es un modo muy recomendable.

Fotografías en modo normal y en modo paisaje nocturno

 

A continuación, podemos ver una comparativa frente a otros smartphones de la misma escena tomada en condiciones de poca iluminación.

Comparativa de fotografías durante la noche

 

Si nos fijamos en los detalles de la imagen, tenemos un smartphone que, en mi opinión, es el claro ganador: Huawei Mate 40 Pro. Ofrece una imagen bastante más nítida que el resto, con un ruido contenido.

En mi opinión, el Vivo X60 Pro ofrece un resultado similar al resto de smartphones de la comparativa, sin destacar especialmente ni para bien ni para mal.

Si quieres ver las fotografías completas, puedes acceder a ellas aquí:

 

Cámara teleobjetivo

El Vivo X60 Pro posee una cámara teleobjetivo con zoom 2x con un sensor de 13MP y apertura f/2.5.

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas en condiciones de buena luz, que ofrecen una buena calidad de imagen.

 

La cámara teleobjetivo no parece contar con estabilización óptica, lo que hace que, en condiciones de poca luz, el teléfono opte por tomar la fotografía con zoom 2x con la cámara principal y hacer un recorte.

Las siguientes fotografías han sido tomadas eligiendo la cámara 2X en la app de Cámara pero, en realidad, son recortes de capturas tomadas con la cámara gran angular, como se puede comprobar al examinar los datos EXIF.

 

Modo Retrato

El Vivo X60 Pro es capaz de tomar fotografías en modo Retrato detectando el contorno de la persona que queremos fotografiar y difuminando el fondo de la imagen. Este modo permite ajustar la profundidad de campo tanto durante la captura como a posteriori.

Por defecto, el modo Retrato utiliza la cámara teleobjetivo 2x, aunque es posible escoger la cámara gran angular 1x.

Mi recomendación es utilizar la cámara teleobjetivo 2x ya que, de esta forma, no tenemos que acercarnos tanto al sujeto para capturar un retrato. El uso de una cámara gran angular hace que la cara se vea deformada si nos acercamos mucho, especialmente la nariz, que se ve más grande.

A continuación, podemos ver algunos retratos de ejemplo y, si nos acercamos a cualquiera de ellas, podremos apreciar que el teléfono hace generalmente un buen trabajo a la hora de separar a la persona del fondo, pero realiza un suavizado de la piel demasiado agresivo que hace que se vea muy artificial.

Fotografías tomadas con el modo Retrato

 

Vivo ofrece algunos estilos especiales de Retrato, entre los que destaca el modo ZEISS Biotar que pretende emular el particular desenfoque de las lentes ZEISS. A continuación, podemos ver un ejemplo del mismo retrato tomado con el estilo por defecto (Natural) y el estilo ZEISS Biotar.

 

Grabación de vídeo

El Vivo X60 Pro puede grabar vídeo 4K a 30/60 fps y 1080p a 30/60 fps con la cámara principal, pero solo a 1080p a 30 fps con la cámara ultra gran angular.

También es posible grabar vídeo a cámara lenta 1080p a 12 o 20fps en caso de que estés interesado grabar vídeo de esta forma.

A continuación, podemos algunos vídeos en [email protected] y [email protected] capturados por el Vivo X60 Pro durante el día, que ofrece una calidad de imagen buena aunque la estabilización no acaba de ser muy buena ya que se nota el temblor de la mano.

Sin embargo, curiosamente, ambos ficheros ocupan el mismo tamaño (normalmente los vídeos grabados a 60 fps ocupan más que los grabados a 30 fps), lo que hace pensar que al grabar a 60 fps la calidad es inferior.

Vídeos grabados con la cámara trasera del Vivo X60 Pro por el día

 

Aquí podemos algunos vídeos capturados por el Vivo X60 Pro durante la noche. Los vídeos grabados por la noche se ven bastante oscuros.

Vídeos grabados con la cámara trasera del Vivo X60 Pro por la noche

 

Cámara frontal

La cámara frontal se encuentra en un orificio situada en la esquina de la pantalla. Posee un sensor de 32MP con apertura f/2.5, por lo que no es especialmente luminosa. No cuenta con enfoque automático sino que el enfoque es fijo.

Ofrece un modo belleza con tres niveles de intensidad ajustables en tiempo real, así como modo Retrato.

 

A continuación, podemos ver algunos selfies capturados con la cámara frontal. La calidad de la imagen es bastante buena, sobre todo por el día, ya que cuando la luz escasea se pierde bastante nitidez.

La cámara posee un ángulo de visión tan amplio que las caras se ven algo deformadas, sobre todo la nariz, si no extiendes mucho el brazo, como si la fotografía hubiera sido tomada con una lente de tipo ojo de pez.

Selfies capturados con la cámara frontal

 

La cámara frontal incorpora un modo Belleza que suaviza la piel, como podemos apreciar en este ejemplo.

Llamadas de voz

En las pruebas que he realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Precio

El Vivo X60 Pro está a la venta por un precio de 🛒 799€, por lo que compite con dispositivos de gama alta.

Un competidor es el OnePlus 9 Pro (🛒 899 €), que cuenta con una pantalla OLED de 6.7″ con tasa adaptativa a 120 Hz, procesador Snapdragon 888, 8/12GB de RAM, 128/256GB de almacenamiento UFS 3.1, cámara traera 48MP (gran angular) + 8MP (teleobjetivo) + 50MP (ultra gran angular) + 2MP (profundidad), cámara frontal de 16MP y batería de 4.500 mAh.

Otra opción interesante es el Xiaomi Mi 11 (🛒 700 €), que cuenta con una pantalla Super AMOLED WQHD+ de 6.8″ a 120 Hz, procesador Snapdragon 888, 8GB de RAM LPDDR5, 128/256 GB de almacenamiento UFS 3.0, cámaras traseras gran angular (108MP) + ultra gran angular (13MP) + macro (2MP), cámara frontal (20MP) y batería de 4.600 mAh con carga rápida a 55W.

El Samsung Galaxy S21 (🛒 719 €) también es una buena opción con una pantalla OLED de 6.2″ a 120 Hz, procesador Exynos 2100, 8GB de RAM, 128/256 GB de almacenamiento, cámaras traseras gan angular (12MP) + ultra gran angular (12MP) + teleobjetivo (64 MP), cámara frontal de 10 MP y batería de 4.000 mAh.

Conclusiones

El Vivo X60 Pro cuenta con un frontal casi todo pantalla, con marcos estrechos y bastante simétricos, así como un pequeño orificio en el centro de la parte superior para la cámara frontal. Como resultado, nos encontramos ante un dispositivo con un alto ratio pantalla-a.cuerpo, en torno al 90%.

La pantalla del Vivo X60 Pro está curvada a los lados, lo que hace que los marcos laterales apenas se vean pero, a cambio, los laterales tienden a verse más oscuros se producen reflejos.

El Vivo X60 Pro está disponible en dos colores: Azul brillante y Negro medianoche. Este último modelo, que es el que he probado, posee un acabado gris mate bastante elegante en el que las huellas dactilares no quedan demasiado marcadas.

Vivo utiliza cristal Gorilla Glass 6 tanto en la parte frontal como en la parte trasera que, sin ser la versión más reciente, debería ofrecer una buena protección.

Sin embargo, la compañía ha dejado al dispositivo desprovisto de resistencia frente al agua, por lo que toca tener cuidado si estás cerca de una bañera o piscina.

La pantalla del Vivo X60 Pro cuenta con un panel AMOLED de 6.56″ que ofrece una resolución Full HD+ (2.400 x 1.080 píxeles).

Soporta una tasa de refresco a 120 Hz, que ofrece una experiencia visual fluida al hacer scroll y disfrutar de ciertos juegos que los paneles normales a 60 Hz. El teléfono es capaz de ajustar automáticamente la tasa de refresco óptima, 60 o 120 Hz, para cada contenido, pero no ofrece un modo dinámico que permita reducir el refresco hasta 1 Hz (por ejemplo, al ver emails), por lo que no es tan eficiente en el consumo de batería como otros dispositivos.

La pantalla cubre el 100% de los espacios de color sRGB y DCI-P3, y ofrece tres modos de color: Estándar, Profesional y Brillo. El modo de color predeterminado es Estándar que ofrece colores saturados y vistosos, pero menos fieles a la realidad, mientras que en el modo de color Profesional, la fidelidad de colores es muy elevada.

El panel es capaz de reproducir contenidos HDR10+ y, en mis pruebas, he conseguido reproducir con éxito contenido de YouTube y Netflix en formato HDR sin problemas.

 

El brillo máximo de la pantalla no es tan elevado como otros smartphones, ya que se queda en 601 nits según mis mediciones con la pantalla iluminada al 100%. Al tratarse de un panel OLED, los negros son puros y el contraste es muy elevado (teóricamente, infinito).

Cuenta con la funcionalidad de ‘Pantalla Ambiente’ para que la pantalla se ilumine al llegar una notificación o al levantar el teléfono, y ofrece un modo ‘Siempre en Pantalla’ para mostrar información permanentemente en pantalla: hora, fecha, nivel de batería, llamadas y SMS. Sin embargo, no es capaz de mostrar otras notificaciones.

Vivo ha incorporado un lector de huella dactilar debajo de la pantalla que permite desbloquear el teléfono con solo apoyar el dedo encima, siempre que hayamos encendido la pantalla antes  — por ejemplo, dando un toque sobre ella mientras está bloqueada o levantándolo de la mesa.

El lector de huella bajo la pantalla resulta fiable a la hora de identificar la huella y el proceso de desbloqueo es muy rápido. Mi única queja es que está situado demasiado abajo y no se alcanza con comodidad.

Vivo también ha incorporado reconocimiento facial que, de nuevo, es muy rápido a la hora de identificarnos, aunque no es un sistema tan seguro como la huella al tratarse de reconocimiento 2D y, además, no funciona en la oscuridad.

En términos de hardware, posee una configuración potente que le permiten hacer frente a otros smartphones de gama alta, a pesar de no llevar el último chip.

El Vivo X60 Pro llega con un procesador Snapdragon 870, que está a medio camino entre el Snapdragon 865+ y el Snapdragon 888.

Además, viene acompañado por 12 GB de memoria RAM LPDDR5, que puede llegar hasta 15 GB gracias al uso de parte del almacenamiento como RAM virtual.

Una de sus limitaciones es que no permite ampliar el almacenamiento mediante tarjeta micro-SD, aunque esto no debería ser un gran problema ya que cuenta con 256 GB almacenamiento UFS 3.1.

En los benchmarks, el Vivo X60 Pro ha obtenido unas puntuaciones buenas en todas las pruebas, quedando cerca de otros buques insignia lanzados este año. Ahora bien, los resultados en la prueba de rendimiento sostenido de CPU no son los mejores, por lo que el desempeño puede reducirse tras largas sesiones de uso.

En el día a día, el Vivo X60 Pro se mueve con fluidez y a esta sensación también ayuda su pantalla a 120 Hz.

En cuanto a capacidad gráfica, he podido disfrutar de tasas estables de FPS en juegos exigentes como Asphalt 9, Real Racing 3 o Call of Duty. En el apartado de juegos, cabe mencionar que Vivo incorpora un modo Ultra Juego que permite concentrarnos mejor en nuestras partidas evitando distracciones y mejora la experiencia  visual y auditiva.

El Vivo X60 Pro llega con una batería de 4.200 mAh que, a priori, debería ser suficiente para un smartphone con una pantalla de su tamaño, aunque no me hubiera importado ver algunos cientos de mAh adicionales. En la prueba de autonomía, el smartphone ha obtenido un resultado correcto, sin ser espectacular, tanto a 60 como a 120 Hz.

Vivo incorpora su propio sistema de carga rápida a 33W, que es capaz de cargar el 100% de la batería en poco más de una hora. Lamentablemente, no cuenta con carga inalámbrica ni, por supuesto, carga inalámbrica inversa.

 

El Vivo X60 Pro cuenta con un único altavoz que ofrecen un sonido razonable, pero por debajo de otros buques insignia con doble altavoz, ya que se echan de menos matices en el sonido y, además, se escucha saturado a niveles altos de volumen.

La compañía ha prescindido del conector de auriculares de 3.5 mm, lo que significa que estarás obligado a utilizar auriculares USB-C o por Bluetooth.

En el apartado fotográfico, el Vivo X60 Pro cuenta con una cámara trasera triple formada por una cámara principal de 48MP f/1.5 con estabilización tipo gimbal, cámara ultra gran angular de 13MP f/2.2 y cámara teleobjetivo 2x de 13NP f/2.5.

En condiciones de buena luz, las imágenes tomadas por la cámara principal son nítidas y, cuando la luz escasea, las instantáneas mantienen una calidad de imagen bastante buena, cerca de lo que encontramos en smartphones de precio superior.

La app de Cámara ofrece un modo Pro (disponible para las tres cámaras) con muchas opciones de control manual y la posibilidad de guardar en RAW, así como un modo Noche que permite aumentar la exposición y reducir el ruido al tomar fotos por la noche con resultados bastante buenos.

 

La cámara ultra gran angular es ideal a la hora de tomar fotografías de paisajes o monumentos, ya que ofrece una perspectiva totalmente diferente. En condiciones de poca luz, la calidad sufre por la ausencia de estabilización óptica y una apertura más limitada pero sigue estando por encima de otros rivales.

La cámara teleobjetivo 2x ofrece buenos resultados en condiciones de luz abundante pero, cuando la luz escasea, el teléfono utiliza la cámara gran angular y realiza un recorte de la imagen, por lo que el resultado no es tan bueno.

El Vivo X60 Pro también ofrece un modo Retrato que desenfoca el fondo de la imagen con bastante acierto. El modo Retrato utiliza la cámara teleobjetivo, aunque es posible elegir la cámara principal si así lo deseas. Este modo muestra un sobreprocesado de belleza que hace que la fotografía resultante se vea algo artificial.

En grabación de vídeo, el Vivo X60 Pro puede grabar vídeo 4K a 30/60 fps y 1080p a 30/60 fps con la cámara principal, pero solo a 1080p a 30 fps con la cámara ultra gran angular.

La cámara frontal posee un sensor de 32 MP con apertura f/2.5 y ofrece una calidad bastante buena, aunque su gran ángulo de visión hace que el rostro aparezca algo deformado si no alejas bastante la mano. Esta cámara ofrece también la funcionalidad de modo Retrato, que ofrece un buen resultado.

 

En el aspecto de conectividad, el Vivo X60 Pro llega con WiFi 6, Bluetooth 5.2 y conectividad 5G. En mis pruebas, he conseguido altas velocidades de transferencia tanto con WiFi como por 5G.

El Vivo X60 Pro llega con Android 11 y, por encima, la capa de personalización Funtouch OS de la marca, que ofrece una experiencia de uso muy fluida así como diversas mejoras.

Funtouch OS ofrece funcionalidades interesantes por encima de Android, como el encendido de la pantalla con un doble toque, gestos rápidos con la pantalla apagada, modo de una sola mano, modo Ultra Juego, protección de aceso a aplicaciones y clonación de aplicaciones. Ahora bien, también incluye algo de bloatware y ciertas apps no se pueden desinstalar.

El Vivo X60 Pro está a la venta por un precio de 🛒 799€, por lo que compite frente a muchos otros dispositivos de gama alta y, especialmente, flagship killers.

¿Es buena compra el Vivo X60 Pro? Si andas detrás de un smartphone de gama alta con un diseño moderno, una buena pantalla, un rendimiento elevado, una batería con carga muy rápida, una buena combinación de cámaras y una experiencia de Android fluida, el Vivo X60 Pro es una gran opción.

Lo mejor:

  • Diseño de pantalla completa con marcos estrechos alrededor de la pantalla y un pequeño orificio para la cámara frontal. Acabado atractivo en cristal protegido por Gorilla Glass 6.
  • Pantalla AMOLED con elevada nitidez, altísimo contraste, amplio gamut de color, soporte HDR10+ y frecuencia de refresco de 120 Hz.
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias un hardware potente: Snapdragon 870, 12 GB de RAM LPDDR4x y 256GB de almacenamiento UFS 3.1.
  • Software Funtouch OS con funcionalidades que mejoran las prestaciones de Android 11.
  • Lector de huella bajo la pantalla que desbloquea el teléfono rápidamente, así como reconocimiento facial 2D.
  • Conectividad 802.11 a/b/g/ac/ax, Bluetooth 5.2, NFC y 5G con soporte Sub-6 (pero no mmWave).
  • Conjunto de cámaras versátiles y con buena calidad para tomar fotografías gran angular, ultra gran angular y teleobjetivo. App de Cámara con bastantes opciones incluyendo un modo Pro.
  • Carga rápida a 33W capaz de cargar por completo la batería en poco más de una hora.
  • Soporte para Dual SIM.

Lo peor:

  • Brillo máximo de la pantalla no tan alto como otros buques insignia. Pantalla Siempre Activa sin posibilidad de mostrar notificaciones salvo llamadas y SMS
  • Batería correcta pero por debajo de otros buques insignia. Sin carga inalámbrica.
  • Un único altavoz que distorisiona el sonido a altos niveles de volumen. Ausencia de conector auriculares de 3.5 mm o radio FM
  • Sin resistencia al agua y polvo

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

Nota: El teléfono Vivo X60 Pro ha sido proporcionado amablemente por Vivo para la realización de este análisis.

💿 Black Friday: Windows 10 Pro por 11€ para siempre en VIP-URcdkey [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
25%
Indiferente
0%
Triste
25%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
50%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario