Análisis del Xiaomi Redmi Note 3 y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página

Pantalla

El Xiaomi Redmi Note 3 cuenta con un panel IPS de 5.5″ con resolución Full HD, el mismo que en el Redmi Note 2, lo que implica una densidad de píxeles de 401 ppp.

La densidad de píxeles de la pantalla está muy por encima de 300 ppp, por lo que los píxeles individuales son prácticamente indistinguibles por mucho que te fijes con detenimiento.

Habrá quienes echen de menos un panel con resolución superior, como QHD (2.560 x 1.440 píxeles), pero la realidad es que en la práctica las diferencias de nitidez son mínimas. Con este tamaño de pantalla, un panel Full HD es más que suficiente y, además, consume menos energía que un panel QHD o superior.

El gran tamaño de la pantalla hace que el terminal sea bastante grande, solo indicado para aquellos a los que les gustan los teléfonos tipo phablet. En cualquier caso, la tendencia actual nos lleva a teléfonos con pantallas cada vez más grandes, por lo que ya no es extraño ver teléfonos con pantallas hasta 6″.

Xiaomi no ha desvelado los detalles de las características del cristal protector que protege la pantalla, por lo que probablemente no lleve ningún tipo de protección frente a arañazos de tipo Gorilla Glass o similar.

[table id=17 /]

 

La matriz de sub-píxeles del Xiaomi Redmi Note 3 es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB los sub-pixeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB).

A igualdad de resolución, este tipo de pantallas se ven más nítidas que las PenTile, características de los paneles OLED de Samsung, que poseen una peculiar disposición de sub-píxeles en forma de diamante que reduce la resolución efectiva.

Xiaomi Redmi Note 3 - 12
Matriz RGB de la pantalla LCD del Xiaomi Redmi Note 3

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo se encuentra alrededor de los 442 nits según nuestras propias mediciones. Este valor es bastante bueno para un teléfono de gama media, lo que en principio debería facilitar la legibilidad bajo la luz del sol.

Sin embargo, la pantalla produce bastante reflejos, por lo que tendrás que incrementar el brillo de la pantalla al máximo para utilizar el teléfono bajo el sol.

[show-rjqc id=»126″]

 

La gama de colores del panel del Xiaomi Redmi note 3 es mejorable, ya que cubre solo un 90% del espacio de color sRGB. Otros teléfonos cubren cerca del 100% o, incluso, una gama de colores más amplia.

El error medio en la fidelidad de los colores es correcto, 4.9 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 14.8 dE, un valor algo elevado. Los fallos de color más acusados se dan en los tonos azules.

Estos resultados mejoran si ajustamos manualmente la temperatura de color en Ajustes > Pantalla > Colores & contraste, pero el brillo máximo se ve reducido al realizar estos ajustes.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 6.755 ºK, ligeramente por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que la pantalla tiene un sutil tinte de color azul dominante. El valor de gamma es bueno, ya que es 2,55.

Nuestro colorímetro ha medido un nivel de brillo para el color negro de 0,381 nits. Esto hace que el contraste sea 1160:1, una cifra que es bastante buena aunque no tan alta como en otros teléfonos de gama alta.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde distintos ángulos.

En conclusión, la pantalla del Xiaomi Redmi Note 3 nos ha dejado un buen sabor de boca. Obviamente no está a la altura de la de otros teléfonos de gama alta mucho más caros, pero está por encima de otros teléfonos que se mueven en un rango de precio similar.

Xiaomi Redmi Note 3 - 13

Ir a página