Apple reduce la cantidad de información que verá Google cuando navegues con Safari

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

Apple ha confirmado que la nueva beta de iOS 14.5 envía las solicitudes de Google Safe Browsing a través de los propios servidores de Apple para evitar que ciertos datos del usuario lleguen a Google.

Google Safe Browsing es un servicio de seguridad de Google que examina las webs que indexa en su buscador en busca de malware.

TE INTERESA:
Chrome, Safari, Firefox y Edge se unen para crear extensiones universales

Google prueba esos sitios web utilizando una máquina virtual para comprobar si el sitio web compromete el sistema. Si lo hace, se añade a la base de datos de Google. También identifica los sitios web de phishing utilizando modelos estadísticos.

Actualmente, antes de que un usuario visite un sitio web, Apple envía una versión codificada de la dirección del sitio a Google Safe Browsing para comprobar si es segura.

Sin embargo, en la actual versión beta de iOS 14.5, Apple va un paso más allá. Con el sistema anterior, Google podía ver la dirección IP del usuario. Ahora, Apple dirige la solicitud de ese usuario a través de sus propios servidores para ocultar su origen y proteger aún más la privacidad.

La presencia de una función en una versión beta de iOS no garantiza que vaya a ser lanzada públicamente. Sin embargo, lo más probable es que al haber llegado a la fase de pruebas beta, los usuarios vean la función en la próxima versión de iOS 14.5

Aunque esta redirección específica del tráfico para proteger la privacidad es automática, los usuarios pueden desactivar el sistema de aviso de sitios web fraudulentos de Apple, si lo necesitan.

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
50%
Feliz
50%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario