¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Así es como Android O mantendrá a raya el consumo de batería de las apps

Hasta ahora, Google ha hecho lo que ha podido para que Android consuma tan poca energía como sea posible. Hemos visto muchas mejoras en la autonomía de los teléfonos Android en los últimos años que han ayudado a exprimir la batería al máximo.

La batería puede agotarse por muchas razones, entre ellas por aplicaciones que utilizan más recursos de los que deberían. Facebook es uno de los sospechosos habituales de este comportamiento.

Por suerte, Google ha encontrado una forma de limitar el consumo de recursos de las apps en función del estado en el que estén. Por ejemplo, imaginemos que “cierras” Facebook. Antes de Android O, Facebook podria seguir ejecutando servicios en segundo plano para que su app verifique periódicamente con los servidores si hay nuevos mensajes o notificaciones.

Aunque normalmente esto no es un problema, a veces una app se puede volver “loca” durante este proceso y consumir muchos recursos del sistema incluso cuando no hay ninguna razón para ello.

En Android O, las apps perderán su estatus de “segundo plano” a los pocos minutos de cerrar la app. En su lugar, los desarrolladores tendrán que configurar las comprobaciones de los servidores como un trabajo programado, para que el sistema pueda gestionar ese trabajo de una forma mas eficiente y asegurar que no interfiere con otras apps en segundo plano, o que no hace mas tareas de las que debe.

Los desarrolladores que hacen bien su trabajo programan las apps de forma que no consuman recursos de forma innecesaria, pero para aquellos que no lo hacen, esto les mantendrá a raya.

Google tambien esta haciendo cambios en la forma en la que una app registra que quiere escuchar anuncios (broadcasts). El sistema puede “anunciar” ciertos eventos, como que el teléfono está cargando o que hay una llamada entrante. Las apps pueden “escuchar” estos anuncios para llevar a cabo alguna acción cuando reciban el aviso. En caso de, por ejemplo, Netflix, podria impedir descargar películas para verlas sin conexión a menos que estés cargando tu teléfono y estés en una red WiFi.

El problema antes de Android O es que puedes tener muchas app escuchando los mismos eventos y tratando de responder a dichos eventos a la vez, lo que podría causar problemas. Con Android O, las respuestas a los eventos se manejarán como tabajos programados, así que Android podrá encolarlos y ejecutarlos de forma que no se pisen unos a otros.

También van a llegar cambios similares a las actualizaciones de ubicación para aquellos que usan apps de GPS. Las apps en primer plano podrán seguir haciendo lo que quieran, pero con Android O las actualizaciones de ubicación de apps en segundo plano solo podrán ser solicitadas unas pocas veces por hora, con un intervalo que todavia no está definido.