Así imagina Samsung un smartphone plegable y deslizante en su última patente

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

En un intento de evitar las pantallas con muescas, varios fabricantes han optado por smartphones deslizantes que permiten ocultar detrás de la pantalla las cámaras frontales. Por otro lado, algunos fabricantes están trabajando en smartphones plegables, siendo Samsung uno de los más adelantados.

Ahora Samsung ha registrado una patente en la que combina lo mejor de los dos mundos.

TE INTERESA:
Samsung Galaxy Z Flip 2: Una patente revela su posible diseño trasero

Por delante, el dispositivo parece a un smartphone tradicional — incluso lleva el botón de inicio físico de Samsung de hace años — y, en la parte trasera, tampoco se ven muchas diferencias.

Sin embargo, las diferencias con los smartphones tradicionales son importantes. Al igual que el Xiaomi Mi Mix 3, toda la parte trasera del smartphone se puede deslizar ligeramente hacia arriba para mostrar una cámara que mira hacia adelante.

Sorprendentemente, la patente de Samsung también muestra una pequeña pantalla secundaria que podría utilizarse para mostrar información relevante como la hora, la fecha y notificaciones.

A lo largo de la estructura también se puede ver una especie de bisagra que permite que el dispositivo se doble como un teléfono plegable. Y, aunque la parte exterior del dispositivo no contiene una pantalla, el pequeño panel secundario está visible en todo momento, lo que permite a los usuarios ver las notificaciones y otra información en todo momento.

Debido a que se trata de una patente, no sabemos si Samsung lanzará un dispositivo con estas características pero es un concepto interesante.

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario