Cómo secar tu smartphone si se ha caído al agua (sin usar arroz)

📱 ¡Novedad! UMIDIGI F3 5G debuta con chip Dimensity 700 y pantalla de 6,7" por solo $199 [ Saber más ]

Si  tu teléfono se ha caído al agua, puede haber sufrido un daño grave, especialmente si no es un smartphone con resistencia IP67/IP68 o si ha sufrido alguna reparación que haya podido reducir su resistencia.

Lo importante es que actúes rápidamente, incluso si tu teléfono parece funcionar con normalidad después de la caída.

Sin embargo, no utilices arroz ya que, como hemos comentado en otras ocasiones, no ayuda a mejorar la situación y puede empeorar la situación. En este artículo, te vamos a contar qué debes hacer si se te ha mojado el teléfono.

 

1. Apaga el teléfono inmediatamente, incluso aunque funcione, y no se te ocurra cargarlo. No quieres que la electricidad circule por él hasta que el interior esté completamente seco, ya que de lo contrario el agua podría provocar un cortocircuito en el dispositivo.

Es importante apagarlo porque el agua puede introducirse en los componentes internos con el tiempo y dañarlos lentamente. Así que hoy puede funcionar bien, pero mañana puede dejar de hacerlo. El teléfono debe permanecer apagado durante 48 horas como mínimo.

2. Seca el exterior. Limpia inmediatamente el exceso de agua del teléfono con un paño de microfibra, asegurándote de secar cuidadosamente los puertos y los altavoces.

Intenta no agitar ni mover el teléfono en exceso mientras lo haces, ya que el agua interna podría correr más y causar más daños. Algunos sitios recomiendan agitar el teléfono para drenar el agua de los altavoces, pero no lo hagas.

3. Desmonta lo que puedas. Saca la tarjeta SIM y la de la memoria microSD, si existe. En caso de que tengas un teléfono con batería extraíble (¿alguno en la sala?), sácala también. Sécalos al sacarlos y déjalos fuera para que el teléfono pueda ventilarse mejor.

No vuelvas a colocar ninguno de ellos hasta que el teléfono haya tenido tiempo suficiente (48 horas) para secarse.

 

4. Deja que se seque.  Coloca el teléfono en posición horizontal sobre una toalla o un paño de microfibra en un lugar seco y bien ventilado; evita colocarlo en el baño, que es un lugar con humedad. Puedes apuntarle con un ventilador, hacer funcionar un deshumidificador en la habitación o colocarlo cerca de una ventana para obtener resultados más rápidos. Deja el teléfono durante las 48 horas para que tenga tiempo suficiente para secarse.

No uses un secador de pelo para secar el teléfono, no importa si el aire es caliente o frío. El líquido podría extenderse al interior o causar más daño al teléfono por las altas temperaturas.

Algunas personas recomiendan utilizar arroz para secar el teléfono, pero lo cierto es que esto no es tan eficaz como la gente cree, además de que puede rayar e introducir polvo en el teléfono. Por eso, el secado al aire es el método más eficaz.

5. Utiliza paquetes de gel de sílice. Puedes utilizar paquetes de gel de sílice para ayudar al proceso de secado si los tienes a mano. Son esos paquetitos que vienen con algunos dispositivos electrónicos o en ciertos artículos de ropa. Están diseñados para absorber la humedad, así que pueden ser útiles en este caso.

Colócalos debajo y encima de tu teléfono mientras se seca. Puedes pedir paquetes de gel de sílice para emergencias si no tienes ninguno en casa: puedes conseguir 20 paquetes de sílice de 10 gramos por 10 euros en Amazon.

 

6. Enciende el teléfono. Vuelve a colocar lo que has quitado y enciende el teléfono sólo cuando haya pasado el tiempo. Cruza los dedos para que se haya secado a tiempo y pueda volver a utilizarse.

🎁 ¡Descuento hasta 91%! Licencia para siempre de Windows 10 por 13€ y Office por 21€ [ Oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
27%
Feliz
18%
Indiferente
9%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
9%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
36%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario