El Samsung Galaxy Fold utilizará un procesador de Qualcomm en todas sus variantes

 

Samsung normalmente lanza dos variantes de sus buques insignias, una con procesador Snapdragon y otra con procesador Exynos. Mientras que los procesadores Snapdragon son desarrollados por Qualcomm, los procesadores Exynos son desarrollados por Samsung.

Samsung lleva fabricando procesadores Exynos durante muchos años, pero no fue hasta el Galaxy S6 cuando la compañía comenzó a utilizarlos en sus smartphones insignia con el Exynos 7420.

La decisión fue bastante acertada ya que esto le permitió a Samsung evitar el Snapdragon 810 en 2015, que fue un procesador que se calentaba en exceso.

Sin embargo, en los últimos tiempos, el rendimiento de los procesadores Exynos ha estado algo por debajo de los Snapdragon en algunos aspectos. En el Galaxy S10, la diferencia es todavía mayor ya que mientras que el Snapdragon 855 está construido en un proceso de 7nm, el Exynos 9820 está fabricado en un proceso de 8nm menos eficiente en cuanto a consumo de energía.

Quizás esta sea la razón por la que Samsung parece haber apostado por Qualcomm para todas las variantes del Galaxy Fold. A fin de cuentas, el smartphone plegable tiene una gran pantalla y, por tanto, es más importante que nunca controlar el consumo de energía.

Esta información ha sido ahora confirmada por el benchmark Geekbench, que revela que la variante global del Galaxy Fold (identificada por su número de modelo terminado en F) utiliza un procesador Snapdragon 855.