El Samsung Galaxy S8 podría retrasarse si la compañía sigue sin dar con el origen del fallo del Galaxy Note 7

Samsung Galaxy S7 - 33

El asunto de las baterías del Galaxy Note 7 podría tener consecuencias más allá de la pérdida de ingresos motivadas por la cancelación del terminal y los costes del proceso de reemplazo.

Por un lado hemos escuchado que este asunto podría acarrear cambios internos importantes en la organización de la compañía. Según Reuters, hay muchos rumores sobre cambios importantes en la dirección ejecutiva de la compañía, que podrían tener efecto en los trabajadores.

La fuente de Reuters también menciona que existe bastante frustración dentro de Samsung por no haber encontrado todavía la causa de las explosiones de las baterías del Note 7. De hecho, el retraso en la localización del fallo podría hacer que Samsung se replantease los planes de lanzamiento de su próximo teléfono estrella.

Una persona familiarizada con el desarrollo del próximo Galaxy S, que se espera para principios del año que viene, ha explicado que el proceso de fabricación se ha ralentizado ya que Samsung está nerviosa por evitar que se repitan los problemas del Note 7 en sus futuros terminales estrella.

El lanzamiento del Samsung Galaxy S8 debería ocurrir a finales de febrero, pero estos planes podrían trastocarse si la compañía no consigue dar con el problema del Galaxy Note 7, ya que la Samsung no puede permitirse fallar con su teléfono más emblemático.

Además, una información procedente de Corea afirma que la compañía está retrasando otros proyectos ya que el problema del Galaxy Note 7 está acaparando la mayoría de su tiempo.

Samsung ha explicado a Reuters que está tomando “todas las acciones necesarias” para garantizar la seguridad del producto, pero no ha hecho comentarios sobre si el problema del Note 7 está afectando al desarrollo del próximo Galaxy S.

Quizás te interese

Samsung dedica un vídeo a las fundas protectoras del Galaxy S8

Samsung anunció el Galaxy S8 y Galaxy S8+ el 29 de marzo y, junto con …