El Snadpragon 820 se enfrenta a los chips A9, SD808, SD810 y Exynos 7420 en estas pruebas de rendimiento

snapdragon-8151[1]

Los chicos de XDA han sometido a varios dispositivos con distintos chipsets – A9 de Apple, Snapdragon 808/810/820 de Qualcomm, y Exynos 7420 de Samsung – a variados benchmarks de CPU y GPU con resultados bastante interesantes.

Los dispositivos en cuestión son los siguientes:

Modelo Chipset
 Apple iPhone 6s Plus A9
Samsung Galaxy S7 edge Snapdragon 820
Samsung Galaxy Note 5 Exynos 7420
Motorola Moto X Style Snapdragon 808
Nexus 6P Snapdragon 810
HTC One M9 Snapdragon 810

A continuación os contamos los resultados de las pruebas que han llevado a cabo.

 

Rendimiento de la CPU

La primera prueba ha sido Geekbech, y todos los dispositivos han sido sometidos a ocho pasadas de esta prueba para estresar y calentar el chip.

El iPhone 6s Plus, con un chipset A9, ha obtenido una puntuación muy consistente a lo largo de todas las pruebas de CPU, al igual que el Galaxy S7 edge con Snapdragon 820.

El A9 ha obtenido la mayor puntuación de un solo núcleo, alrededor de 2512-2529 puntos, y después ha quedado el Snapdragon 820 en el rango de 2307-2341. El Snapdragon 820 del Galaxy S7 edge ha sido el que más puntuación ha obtenido en la prueba multi-núcleo.

Aunque el Exynos 7420 obtiene una puntuación más baja en la prueba de un solo núcleo, alrededor de 1472-1480, queda bastante cerca del Snapdragon 820 en la prueba multi-núcleo con una puntuación 5018-5148. El Snapdragon 810 muestra signos de throttling ya que los resultados del benchmark van empeorando a lo largo de las ocho pruebas.

Durante las pruebas, tanto el iPhone 6s Plus como el Galaxy Note 5 se han mantenido bastante “frescos” a una temperatura de 28ºC aún bajo presión. El Galaxy S7 edge ha alcanzado los 29ºC, y el Moto X Style los 31ºC, pero ha sido el Nexus 6P el que se ha llevado la palma con una temperatura de 35ºC.


Rendimiento gráfico de la GPU

La prueba de la GPU se ha llevado a cabo usando 3DMark y repitiendo la prueba cinco veces.

El iPhone 6s Plus con la GPU PowerVR GT7600 ha obtenido la mayor puntuación en la primera iteración, pero ha ido bajando progresivamente a lo largo de las cinco pruebas seguidas. El teléfono de Apple también ha sido el que más se ha calentado durante la prueba, alcanzando los 40ºC.

La GPU Adreno 530 del Galaxy S7 edge también ha ido empeorando su resultado a lo largo de las distintas pruebas, pero el decremento no ha sido tan pronunciado y ha acabado venciendo al A9 en la última iteración.

La GPU Adreno 418 del Moto X Style acabó en última posición de la prueba aunque, como punto positivo, la temperatura no se ha elevado.

Conclusiones

En primer lugar, es evidente que el Snapdragon 820 trae un incremento de potencia significativo respecto a la generación anterior.

Además, el nuevo procesador de Qualcomm es capaz de mantener el rendimiento de CPU durante un periodo de tiempo más largo. Sin embargo, el rendimiento de la GPU decrece significativamente cuando el teléfono se ve sometido a una carga de trabajo prolongada.

Los chicos de XDA también indican que, a pesar del incremento de rendimiento del Snapdragon 820, las pruebas que han llevado a cabo al navegar por Play Store muestran que el interfaz del Galaxy S7 edge con la capa TouchWiz sufre cierto lag y experimenta pérdidas de frames. 

En las pruebas llevadas a cabo navegando por Play Store, encontraron una mayor pérdida de frames en el Galaxy S7 edge que, por ejemplo, en el Nexus 6P, con procesador Snapdragon 810 pero corriendo Android puro.

Quizás te interese

Los smartphones con Snapdragon 835 arrasan en el nuevo Top 10 de smartphones más potentes de AnTuTu

AnTuTu ha publicado la lista de los 10 smartphones más potentes del mes de julio …