El truco para que funcione el lector del huella del Pixel está en tu nariz

👩 Oferta Día de la Madre: ¡Office 2021 Pro por solo 27,25€ en godeal24! [ Saber más ]

Mientras que algunos dispositivos, como los últimos modelos de la gama Galaxy S, utilizan sensores ultrasónicos más seguros y rápidos, las series Pixel 6 y Pixel 7 de Google incorporan un sensor óptico menos robusto bajo la pantalla.

Estos escáneres no son necesariamente malos, pero a veces se niegan a leer las huellas dactilares y te obligan a introducir tu PIN. Ahora, algunos usuarios han encontrado una manera de hacer que funcionen un poco mejor.

A finales del mes pasado, un usuario se frustró con su teléfono Pixel porque el sensor de huellas dactilares no funcionaba si sus dedos estaban limpios y secos. El usuario finalmente descubrió que si se limpia el dedo en un lado de la nariz y recoge el aceite facial de él, el sensor reconoce inmediatamente la huella.

 

Google no ha reconocido esta solución, pero muchas personas respondieron en los comentarios de Reddit diciendo que el truco les había funcionado.

Sin embargo, aunque este truco haya funcionado para algunos usuarios, otros se niegan a intentarlo y sugieren que quienes tengan las manos secas utilicen crema hidratante en lugar de pasarse los dedos por la cara.

Los Pixel 7 y 7 Pro consiguieron mejorar un poco el escáner de huellas dactilares, pero siguen utilizando la misma tecnología óptica que sus predecesores. Con la serie Pixel 8 que probablemente se lanzará este otoño, Google podría estar actualizar a un sensor ultrasónico para evitar más problemas.

👩 Oferta Día de la Madre: ¡Office 2021 Pro por solo 27,25€ en godeal24! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
25%
Indiferente
25%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
50%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario