¡SORTEOS! Sorteamos un Samsung Galaxy S8+, iPad (2017) y SNES Mini Classic [ Ver sorteos ]

En el futuro los smartphones podrían tener un revestimiento de un nuevo material auto-reparador

Un equipo de investigadores coreanos ha desarrollado un nuevo material auto-reparable llamado “Elastómero”, que puede arreglar abolladuras y grietas en 30 minutos.

A medida que tecnologías como la carga inalámbrica se convierten en algo habitual, la tendencia general de diseño cambia para acompañar a esas tecnologías. Si nos fijamos en algunos de los principales fabricantes de teléfonos inteligentes y sus buques insignia como el Galaxy S8 o el iPhone X, está claro que la construcción de vidrio ha vuelto a estar de moda.

Aunque es estéticamente agradable y permite características como la carga inalámbrica, presentan un problema de durabilidad significativo. El vidrio es más susceptible de ser dañado, especialmente comparado con el aluminio y ¿qué podría ser peor que romper un teléfono de más de 1.000 euros?

Sin embargo, gracias a un equipo de investigadores del Korea Research Institute of Chemical Technology, es posible que nunca más tengas que volver a experimentar ese dolor. 

Según ET News, el equipo de investigación ha desarrollado un nuevo material denominado “Elastómero”, que es capaz de repararse a temperatura ambiente y, al mismo tiempo, doblar la resistencia a la tracción. La resistencia a la tracción se refiere a la resistencia de un material a la rotura bajo tensión, algo que ha sido un problema con los materiales auto-reparables durante mucho tiempo

En otras palabras, el “Elastómero” es capaz de repararse a sí mismo mientras mantiene la suficiente resistencia a la tracción como para ser comercialmente viable.

Según el equipo, este nuevo material puede utilizarse como capa protectora en dispositivos móviles. De hecho, basado en sus experimentos, fue capaz de “restaurar automáticamente cualquier grieta externa en 30 minutos”. Aunque es poco probable que veamos pronto un  uso comercial del “Elastómero”, el anuncio del equipo de investigación nos da una idea de qué tecnologías nos esperan en el futuro.