¿En qué especificaciones de la pantalla debes fijarte a la hora de comprar un smartphone?

Sony Xperia Z3 - iPhone 6 Plus - Samsung Galaxy S5 - 2

No cabe duda de que uno de los apartados más importantes a la hora de comprar un smartphone o un tablet es la pantalla. A fin de cuentas, es la ventana a través de la que interactuamos con el teléfono y accedemos a sus contenidos.

A la hora de evaluar las especificaciones técnicas de un dispositivo móvil, con frecuencia nos encontramos con medidas que resultan difíciles de interpretar si no conoces bien qué hay detrás de ellas.

En este artículo revisamos los parámetros más importantes que deberías tener en cuenta y su significado: tamaño de pantalla, ratio de aspecto, densidad de píxeles, rango de colores, ratio de contrate, y brillo.

 

Tamaño de la pantalla: Habitualmente el tamaño de las pantallas se mide por la longitud de la diagonal, pero esta medida es algo engañosa ya que lo que importa realmente es el área de la pantalla (ancho por alto).

¿Sabías que el área de la pantalla de un tablet de 7 pulgadas es menos de la mitad que la de un tablet de 10 pulgadas? En el futuro, si quieres comparar tamaños de pantalla, multiplica la diagonal por sí misma para hacerte una idea mejor de sus tamaños relativos (en el ejemplo anterior, compararíamos 7^2=49 frente a 10^2=100).

El tamaño de la pantalla también depende del ratio de aspecto, otra especificación de la que hablaremos más adelante. Los ratios de aspecto más bajos tienen un área mayor para la misma longitud de la diagonal. Por ejemplo, un tablet de 10″ con ratio 4:3 tiene un tamaño que es un 12% más grande que una pantalla de 10″ con ratio 16:9.

 

Ratios de aspecto 4:3 y 16:9: El ratio de aspecto se calcula dividiendo el ancho por el alto, y representa la forma de la pantalla. En ocasiones se utiliza el número con decimales que resulta de la división – por ejemplo, 1:78 – y en otras ocasiones se emplea el ratio – por ejemplo 16:9.

El ratio 16:9 es el que encontramos habitualmente en las pantallas de televisión – dividir 1920 por 1080 da 1.78 – así que los dispositivos con este ratio están especialmente indicados para ver vídeos. Ahora bien, las películas habitualmente tienen ratios de aspecto mayores que 16:9, lo que provoca que veamos bandas negras por encima y por debajo de la imagen.

Otro ratio de aspecto bastante habitual es 4:3 (o 1.33), que es más parecido al de una hoja de papel. Este ratio es más adecuado para leer documentos en horizontal o vertical, pero no es el mejor para ver vídeos. Los tablets iPad y Nexus 9 tienen un ratio de aspecto 4:3.

Nexus 9 - Kindle Fire HDX - iPad Air 2
Kindle Fire HDX 8.9 (16:10), Nexus 9 (4:3) e iPad Air 2 (4:3)

 

Densidad de píxeles (ppp): Esta es una de las medidas a las que más atención se presta en los análisis de dispositivos, ya que representa el número de píxeles que se muestran en un área de la pantalla.

Cuanto mayor es la densidad de píxeles, más nítida es la imagen, pero debemos tener en cuenta la distancia a la que vamos a utilizar el dispositivo. Un teléfono se utiliza desde distancias más próximas que un tablet, por lo que la densidad de píxeles de estos dispositivos suele ser superior.

El iPhone 6 posee una densidad de píxeles de 326 ppp, mientras que el iPad Air 2 cuenta con una pantalla con una densidad “de tan” solo 264 ppp. Ambos se ven perfectamente nítidos a la distancia a la que se utilizan habitualmente.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la disposición de los sub-píxeles en el panel influye en la nitidez percibida por los ojos, aunque no afecte al valor de la densidad de píxeles. En los paneles PenTile que incorporan habitualmente las pantallas AMOLED, los sub-píxeles rojo, verde y azul no están seguidos sino en forma de rombo. Esto reduce la nitidez y producen dientes de sierra en las líneas rectas, visibles a simple vista si la densidad de píxeles no es muy elevada, como en el caso del Samsung Galaxy Alpha.

Pentile
Pantalla PenTile

 

Rango de colores (gamut): El rango de los colores representa la variedad de colores que puede mostrar la pantalla. Aunque habitualmente se cree que lo mejor es que el rango sea lo mayor posible, pero en realidad si quieres ver los colores fieles a la realidad, el rango tiene que coincidir con el utilizado en la producción del contenido, que se conoce como sRGB / Rec. 709.

Una pantalla con un rango de colores muy amplio no puede mostrar colores que no existen en el contenido original, así que a menudo exagera y distorsiona los colores. Una pantalla con un rango pequeño, no es capaz de mostrar ciertos tonos de colores. La mayoría de las pantallas LCD tiene un rango de colores inferior al Standard, y la mayoría de las pantallas OLED tienen un rango superior al estándar.

 

Ángulos de visión de más de 170 grados: Muchas televisiones, teléfonos, tablets y monitores indican el ángulo de visión (como máximo puede ser 180 grados) dentro del cual la pantalla se ve con una calidad de imagen satisfactoria.

Si leemos que una pantalla tiene un ángulo de visión de 170 grados, podemos pensar que a menos que estés viéndola a menos de 5 grados del borde la pantalla, verás la imagen perfecta. Sin embargo esto no es así porque la medida indica el ángulo a partir del cual el contraste cae por debajo de un ridículo valor de 10.

En las pantallas IPS LCD, el brillo y el ratio de contraste suelen caer un 50 por ciento a unos 30 grados. Para otros LCDs encontramos además cambios de color a unos 15 grados. Para las pantallas OLED, es frecuente que el brillo caiga un 30 por ciento y que se produzcan cambios de color a unos 30 grados. Por tanto, el valor estándar de ángulo de visión que se lista en las características técnicas de las pantallas resulta ser bastante inútil.

La mejor forma de evaluar por uno mismo el ángulo de visión es observar una imagen fija colorida y ver cómo cambia conforme la ves desde un ángulo.

Pantalla Galaxy NotePRO (LCD) vs Galaxy Tab S (SuperAMOLED)
Pantalla Samsung Galaxy NotePRO (LCD) vs Samsung Galaxy Tab S (SuperAMOLED)

 

Ratio de Contraste: Este parámetro mide lo bien que reproduce la pantalla contenido oscuro, particularmente el negro. Es importante si sueles ver películas con contenido oscuro en un ambiente poco iluminado, ya que los negros se ven más puros. No es tan importante si estás viendo la pantalla en un ambiente muy iluminado o si ves programas de televisión o deportes que habitualmente no muestran contenidos oscuros.Las pantallas AMOLED pueden mostrar colores negros puros, por los que el ratio de contraste de estas pantallas es prácticamente infinito.

 

Tiempo de respuesta: Las pantallas LCD pueden producir en ocasiones imágenes movidas debido a que el cristal líquido no responder lo suficientemente rápido a los cambios de frames cuando la imagen cambia rápidamente. El tiempo de respuesta mide cómo de rápido responde la pantalla y se mide en milisegundos.

 

Brillo: En principio, cuanto mayor brillo tiene una pantalla, mejor, pero si fijas el brillo demasiado alto puede causar molestias en los ojos (además de un alto consumo de batería). El brillo óptimo de la pantalla depende del nivel actual de luz ambiental, por lo que muchas pantallas tienen controles automáticos de brillo que ajustan el brillo a las condiciones lumínicas.

El ajuste de brillo alto solo es útil cuando tienes que mirar la pantalla en un ambiente muy iluminado pero, en estas circunstancias, suele ser más importante la reflectancia de la pantalla ya que generalmente en esta se ven reflejos de tu cada y de lo que tienes detrás de ti.

Quizás te interese

Los primeros smartphones con el nuevo sistema GPS de alta precisión llegarán en 2018

A todos nos ha pasado alguna vez. Estás conduciendo por una carretera y Google Maps …