Estamos en 2019 y la latencia de los auriculares Bluetooth sigue siendo un problema

Uno de los problemas de los que menos se habla de los smartphones es la latencia de los auriculares Bluetooth.

La latencia es importante a la hora de ver películas, realizar llamadas o disfrutar de juegos. Es posible que ya hayas notado que, al pulsar sobre el botón de pausa cuando escuchas una canción o cuando pulsas el botón de pasar a la siguiente, hay un cierto retardo entre la pulsación y la acción.

A la hora de escuchar música, la latencia no es un problema pero a la hora de realizar llamadas, ver películas o, especialmente, jugar a juegos, la latencia se convierte en un problema más serio. La mayoría de las personas no notan una latencia inferior a 20 ms, y muchos tampoco distinguen latencias entre 40 y 80 ms. Sin embargo, por encima de 150 ms, es claramente discernible.

Los auriculares Bluetooth deberían ofrecer una latencia que, como mucho, llegase a 100 ms, pero la realidad es muy distinta. Aunque Google ha trabajado en reducir la latencia del sonido, la mayoría de estas mejoras tienen que ver con los auriculares de cable, no con Bluetooth.

Por la manera en la que funciona Android, desde que el sonido se genera en la app hasta que llega a nuestros oídos, se producen muchos pasos intermedios que añaden pequeños retardos.

La latencia resultante depende mucho de cada fabricante. Por ejemplo, los teléfonos que moderan el rendimiento de la CPU para mejorar la autonomía sufren de un mayor retardo. Además, muchas de las APIs de baja latencia de Android son opcionales, por lo que algunos teléfonos ofrecen menor latencia que otros.

El propio estándar de Bluetooth tampoco ayuda mucho ya que añade también bastante latencia. Como resultado, tenemos que la latencia de Android pueden ser unos 100 ms y la de Bluetooth puede sumar otros 100 ms.

Los chicos de SoundGuys han querido comprobar la latencia que introducen cuatro smartphones: Huawei Mate 20 Pro, Samsung Galaxy S10, OnePlus 6T y Google Pixel 3 XL.

La siguiente gráfica muestra los resultados de cada teléfono para varios codecs. El Pixel 3 XL es el que ofrece menor latencia y menor variación entre pruebas. El OnePlus 6T no se queda muy atrás ya que ofrece una latencia similar pero mayor variación con AAC, SBC y aptX HD. Aunque estos dos smartphones son de los mejores en cuanto a latencia, nos encontramos en torno a 250 ms.

La latencia del Huawei Mate 20 Pro llega hasta 484 ms, casi el doble que el Google Pixel 3, y una varianza bastante alta. El Samsung Galaxy S10 queda algo mejor pero tampoco es muy consistente. En general,parece que cuanto más se aleja un smartphone de Android stock, peor rinde en las pruebas de latencia.

Esto nos lleva a una reflexión. Si los fabricantes de Android siguen prescindiendo del conector de auriculares, deberían prestar más atención al sonido Bluetooth, no solo en términos de calidad de sonido sino también de latencia.

Aunque el estándar Bluetooth todavía tiene mucho que mejorar, Android y los fabricantes también pueden hacerlo mejor.