¡SORTEOS! Sorteo internacional de un Huawei P10 Plus [ Ver sorteo ]

Fitbit y Google firman un acuerdo para analizar los datos de salud recopilados por las pulseras mediante IA

Fitbit y Google se han unido para combinar los datos de ejercicio físico recopilados por las pulseras de actividad con los historiales médicos electrónicos, con objeto de mejorar la comprensión de ciertas enfermedades crónicas.

El acuerdo permitirá a Fitbit utilizar la API Cloud Healthcare de Google para enviar los datos de ejercicio y entrenamiento diarios recopilados por sus dispositivos a los perfiles de salud de sus usuarios.

La API de atención sanitaria Healthcare de Google Cloud fue el gran proyecto de Alphabet para tender un puente entre el sector de los datos sanitarios, altamente regulado, y el hardware y el software de dispositivos fácilmente accesibles, como las pulseras de actividad.

Este proyecto permite combinar datos sanitarios con el aprendizaje automático,  con la esperanza de que una manipulación más inteligente de los datos de los pacientes aporte nuevos conocimientos sobre afecciones como la diabetes y la hipertensión. 

En el momento de lanzamiento de la API Healthcare, parecía que Google apostaba por su propia plataforma WearOS — antes conocida como Android Wear — para realizar la mayor parte de la recopilación de datos. Sin embargo, los dispositivos con WearOS no son tan utilizados como las pulseras de Fitbit.

El papel de Fitbit en todo esto es sencillo. La compañía ya ocupa una posición de liderazgo en el segmento de productos hardware de salud y ahora realizará la transición de su software a la plataforma Google Cloud. Fitbit Health Solutions utilizará las diversas API de Healthcare y de Internet of Things (IoT) que ofrece Google para permitir que los médicos, hospitales y otros proveedores de asistencia sanitaria incorporen datos a los registros de sus pacientes.

“El cambio permitirá a Fitbit aprovechar la infraestructura y las capacidades avanzadas de seguridad de Google Cloud para ayudar a acelerar el negocio de Fitbit Health Solutions y expandirse en el análisis de la salud de la población, a la vez que se mantiene el compromiso de Fitbit con la protección de los datos de los consumidores”, han explicado las dos compañías. “La IA de Google y las capacidades de aprendizaje de máquina y los nuevos algoritmos analíticos predictivos impulsarán los esfuerzos de Fitbit, líder en el sector, para ofrecer a los consumidores datos y conocimientos más significativos que les ayuden a conseguir resultados de salud positivos”.

Anteriormente, Fitbit apoyó la iniciativa de Microsoft de estar en el centro de los registros digitales de pacientes, HealthVault, permitiendo a los propietarios de modelos como el Blaze compartir sus datos de ejercicio y condición física directamente con un médico u otro proveedor. Sin embargo, retiró su apoyo en 2016.

Este acuerdo no significa, al menos por ahora, que vayamos a ver un reloj inteligente Fitbit WearOS. La compañía continuará utilizando su propia plataforma, recientemente mejorada tras la compra de Pebble por parte de Fitbit. Este nuevo sistema operativo se puso a disposición de los actuales propietarios de relojes inteligentes Fitbit Ionic a mediados de marzo, y viene preinstalado en el Fitbit Versa, con un precio de 199,95 euros.

» ¡Sorteos! Sorteo internacional de un Huawei P10 Plus [ Ver sorteos ]