Huawei vende cada vez más smartphones pero gana menos dinero con cada uno

A día de hoy, Huawei es el tercer fabricante de smartphones del mundo y, en el pasado, ha prometido que en el año 2021 será el mayor fabricante del mundo, por encima de Samsung y Apple.

La compañía parece estar avanzando hacia esa meta ya que en 2016 la compañía ha vendido un 30% más de terminales, algo que tiene mucho mérito en un año en el que las ventas de smartphones no han sido las mejores.

En total, los ingresos de la división de consumo de Huawei, que incluye smartphones, crecieron un 42% hasta los 26.000 millones de dólares.

Lamentablemente, los beneficios de Huawei no han seguido el mismo rumbo ya que se quedaron en 2.000 millones de dólares el año pasado. Eso supone un 10% menos respecto a los 2.200 millones de dólares que logró la compañía en 2015, y se han quedado bastante lejos de los 2.500 millones de dólares que la compañía se marcó como objetivo.

El incremento en unidades vendidas e ingresos generados debería haber producido unos mayores beneficios. El hecho de que no haya sido así sugiere que los márgenes de Huawei están reduciéndose por unos costes más altos, o bien que Huawei busca ganar cuota de mercado a costa de sacrificar la rentabilidad.

Aparentemente la compañía se ha establecido el objetivo de llegar a 4.000 millones de beneficios. Para conseguir un crecimiento tan brutal en un mercado que ya no es emergente, la compañía tendrá que gastar el dinero con mucho cuidado a la hora de promocionar sus productos y seleccionar en qué productos y mercados quiere invertir.  |  Fuente: The Information

Quizás te interese

Huawei presenta tres nuevos dispositivos: MateBook X, MateBook E y MateBook D

Huawei ha presentado hoy tres nuevos MateBook, con los que expande su catálogo de propuestas …