¡SORTEOS! Sorteamos una PlayStation 4 y dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Internet está controlado por 14 personas que poseen 7 claves de seguridad

Two-safes-in-a-cage-009

Aunque suene a Matrix, Internet está controlado por siete llaves físicas que custodian catorce individuos en todo el Mundo. El periodista James Ball del periódico The Guardian ha tenido acceso al ritual secreto conocido como la “Ceremonia de las Llaves” en donde todas estas personas se reúnen.

Las personas que llevan a cabo esta ceremonia forman parte de una organización denominada ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers), que es responsable de asignar direcciones numéricas de Internet (direcciones IP) a las webs y ordenadores conectados a la red, y traducirlas a los nombres que habitualmente tecleas en tu navegador.

Si alguien consiguiera acceso a la base de datos de ICANN, esa persona controlaría literalmente Internet. Podría hacer que al teclear el nombre de la web de un banco fueras redirigido a una web falsa, en lugar de la real.

Para evitar este tipo de desastres, ICANN ideó un método por el cual no confía ciegamente en una persona en concreto, sino que seleccionó a siete personas como los guardianes de las claves, y otras siete personas como guardianes de respaldo: 14 personas en total que se conocen como TCR (Trusted Community Representatives). Cada una de estas personas son miembros reconocidos de la comunidad técnica que controla los registros DNS de su respectivo país.

Los poseedores de las claves poseen una llave metálica que abre una caja fuerte, dentro de la cual se encuentra una tarjeta inteligente que activa una máquina que crea una nueva clave maestra. Las cajas fuertes están desperdigadas por todo el mundo y no se permite que un solo país tenga demasiadas claves. La clave maestra es una especie de código que permite controlar la base de datos de ICANN, y permite verificar que cada entrada del DNS es auténtica.

Entrega de la tarjeta inteligente con la clave
Entrega de la tarjeta inteligente con la clave

Desde el año 2010 los siete guardianes se reúnen cuatro veces al año en una ceremonia donde generan una nueva clave maestra. Las ceremonias ocurren alternativamente en dos ubicaciones geográficas distintas, para evitar depender de un solo lugar en caso de catástrofe.

La seguridad para acceder a esta ceremonia es enorme, según el periodista, e implica pasar por varias puertas de seguridad utilizando códigos y lectores de la palma de la mano, hasta que se llega a una habitación tan segura que impide comunicaciones electrónicas con el exterior. El grupo lleva a cabo el ritual y las personas van saliendo de la habitación uno a uno.

Una vez al año estos guardianes misteriosos envía a la organización ICANN una fotografía de ellos mismos con el periódico de ese día y su clave, para verificar que todo está bien. Ya estoy esperando un libro de Dan Brown inspirado en esta historia.