La IA de Google se ha enfrentado hoy a dos jugadores profesionales de Starcraft II: Adivina quién ha ganado

En 2015, Google creó su programa de inteligencia artificial DeepMind y le enseñó a jugar a Go, un antiguo juego de mesa chino. Este juego para dos jugadores es una especie de mezcla entre ajedrez y damas, por lo que es relativamente fácil de aprender y sólo incluye unas cuantas acciones posibles.

DeepMind venció al campeón de Europa de Go, Fan Hui, en cinco partidas consecutivas sin despeinarse.

Más tarde, Google creó una nueva versión del sistema DeepMind todavía mejor, que venció al algoritmo anterior en 100 partidas consecutivas. Estaba claro por aquel entonces que DeepMind había dominado el juego Go.

 

Un nuevo reto: Dominar el juego de estrategia Starcraft II

Superado el reto de Go, Deepmind puso la mira en un juego totalmente diferente: el juego de estrategia en tiempo real StarCraft II: Wings of Liberty de 2010.

En StarCraft II, los jugadores tienen que controlar ejércitos a través de un terreno. Tienen que construir infraestructura, manteniendo un equilibrio entre las ganancias a corto plazo y los beneficios a largo plazo. Tampoco se puede ver el mapa completo sino que las áreas donde no están tus tropas son invisibles, por lo que los jugadores deben actuar en base a intuición en muchos casos.

Hoy, se ha transmitido en directo en YouTube y Twitch unas partidas entre DeepMind y dos jugadores profesionales. En dos series del mejor de cinco partidas, la IA de DeepMind ha derrotado por 10-1 a los dos jugadores expertos.

«Este es, por supuesto, un momento emocionante para nosotros», dijo David Silver en la transmisión en vivo seguida por más de 55.000 personas. «Por primera vez vimos una IA capaz de derrotar a un jugador profesional.»

DeepMind creó cinco versiones de su IA, llamada AlphaStar, y las entrenó con material de partidas entre humanos. Los diferentes IAs jugaron después unas contra otras en una liga, acumulando la mejor de las cinco el equivalente a 200 años de experiencia de juego.

Gracias a esta experiencia, AlphaStar ha conseguido vencer a los jugadores profesionales Dario Wunsch y Grzegorz Komincz, que ocupaban los puestos 44º y 13º del mundo respectivamente.

 

Dominar Starcraft II sirve para algo más que para apuntarse un tanto

El éxito de AlphaStar llega con algunas consideraciones: La IA solo es capaz de competir en un único mapa y solo sabe manejar una raza (hay tres en el juego). Los jugadores profesionales tuvieron que enfrentarse con diferentes versiones de AlphaStar en cada partida, por lo que les resultó difícil acostumbrarse a su estilo de juego.

«No esperaba algo así», dice Niels Justesen, de la Universidad de Tecnología de la Información de Copenhague, Dinamarca, «especialmente porque los intentos anteriores de aprender a jugar a StarCraft de principio a fin han estado muy lejos del nivel humano».

El tipo de habilidades que una IA necesita para jugar StarCraft pueden extrapolarse a otras áreas.

«Creo que StarCraft es como dirigir una empresa, en particular una operación logística», dice Julian Togelius de la Universidad de Nueva York. «Se trata de planificar la investigación y el desarrollo, y de llevar los productos al lugar adecuado en el momento adecuado, evitando los cuellos de botella».