La luz azul de las pantallas de los smartphones contribuye a la ceguera, según un estudio

Investigaciones de la Universidad de Toledo en los Estados Unidos han publicado un estudio en el que revelan que la exposición prolongada a la luz azul desencadena la generación de moléculas dañinas en las células del ojo sensibles a la luz, lo que pueden causar degeneración macular — una condición incurable que afecta a la visión.

La luz azul, que tiene una longitud de onda más corta y más energía en comparación con otros colores, puede causar un daño gradual a los ojos.

El Dr. Ajith Karunarathne, profesor en el departamento de química y bioquímica de la universidad, dijo: “Estamos expuestos a la luz azul continuamente y la córnea y el cristalino del ojo no pueden bloquearla ni reflejarla.”

“No es ningún secreto que la luz azul daña nuestra visión al dañar la retina del ojo. Nuestros experimentos explican cómo sucede esto, y esperamos que esto conduzca a terapias que retrasen la degeneración macular, como un nuevo tipo de gota ocular”. 

La degeneración macular es una afección frecuente entre las personas de entre 50 y 60 años que provoca una pérdida significativa de la visión. Está causada por la muerte del fotorreceptor, es decir, de las células sensibles a la luz, en la retina.

La degeneración macular por la edad es la principal causa de ceguera en los Estados Unidos y, aunque no causa ceguera total, puede dificultar actividades cotidianas como leer y reconocer rostros.

Los investigadores encontraron que la exposición a la luz azul hace que la retina desencadene una cadena de reacciones que lleva a la creación de moléculas nocivas en las células fotorreceptoras.

Por suerte, las noticias no fueron todas malas. Los investigadores también descubrieron que el alfa tocoferol, una molécula derivada de la vitamina E, puede prevenir esta muerte celular, y tienen la esperanza de que su investigación podría conducir a un tratamiento, como gotas para los ojos, que puede retardar la degeneración macular.