La segunda razón por la que Fortnite no está en Play Store es para tener acceso total a tu dispositivo

La aplicación de instalación de Fortnite apunta a las APIs de Android 8.0 Oreo y, por tanto, no puede acceder a cierta información del teléfono sin solicitar permiso en tiempo de ejecución.

Sin embargo, el juego en sí mismo utiliza la biblioteca de API más antigua y menos segura de Android 5.0 Lollipop, por lo que se auto-confiere los permisos durante la instalación, tal y como podemos leer en Reddit.

Este comportamiento no está permitido en la Play Store desde agosto de este año, pero como Epic Games planea distribuir el juego por fuera de la tienda de Google, a través de su propia página web, esto no supone ningún problema. 

En Lollipop no existían permisos granulares por aplicación, por lo que Epic Games puede hacer que Fortnite acceda prácticamente a cualquier dato del teléfono.

¿Por qué podría querer Epic Games que Fortnite tenga estos permisos? Pongamos un ejemplo. Supongamos que estás teniendo un comportamiento que Epic Games considera malicioso y Epic Games te expulsa por ello. El juego podría registrar tu número de teléfono, correo electrónico, información de Google y Facebook, e incluso el IMEI de tu teléfono si Epic Games así lo quisiera.

Esto significa que, llegado el caso, podrías tener que hacerte con un nuevo dispositivo, cambiar tu número de teléfono y utilizar una cuenta de Google diferente para volver a jugar en un dispositivo móvil. Aún así, es posible que tus esfuerzos se vieran frustrados si accedes a tu cuenta de Facebook o a tu cuenta principal de Google desde ese dispositivo.

Por tanto, nuestra recomendación es que no trates de hacer nada que no esté permitido en Fortnite desde tu dispositivo móvil, ya que las consecuencias pueden ser fatales.