La última beta de Oreo del Samsung Galaxy S8 impide el uso de bases DeX no oficiales

El Samsung Galaxy S8/S8+ recibió ayer su cuarta actualización beta de Android 8.0 Oreo, que llega con un pequeño inconveniente: Samsung ha decidido bloquear el uso de las bases DeX de terceros.

Samsung DeX es una interesante función que permite a los propietarios del Galaxy S8/S8+ conectar sus teléfonos a un dock y obtener una experiencia de escritorio conectando el dock a un monitor.

Mientras que el dock de Samsung cuesta más de 150 euros, algunos usuarios han encontrado soluciones creativas para sustituir este dispositivo por otro “casero”. Un usuario de XDA Developer fue capaz de convertir su MacBook en una base DeX, utilizando la potencia de procesamiento del teléfono y la pantalla, el trackpad y el teclado del Mac.

Sin embargo, tras actualizar el teléfono a la versión beta más reciente, los usuarios han descubierto que las bases “caseras” sólo reflejan la pantalla del teléfono, en lugar de ofrecer la experiencia completa de escritorio DeX.

Huawei presentó recientemente el Mate 10, y una de sus funciones más novedosas fue la posibilidad de utilizar el teléfono para ofrecer una experiencia de escritorio. Aunque es similar a Samsung DeX, Huawei fue capaz de hacerlo con un solo cable USB 3.1 Tipo-C en lugar de con una base.