Ley Europea de los Cargadores Móviles: Ventajas e inconvenientes de la unificación de conectores

Cargador universal

El Parlamento Europeo está presionando para que los fabricantes de teléfonos utilicen un único cargador para todos los teléfonos móviles. Esto reduciría los desechos electrónicos de Europa en 51.000 toneladas y pondría fin a la diversidad de cargadores que todavía existe.

Actualmente el problema es menor que hace unos años, ya que esencialmente encontramos dos tipos de conectores: micro-USB y los propietarios de Apple. A día de hoy lo ideal sería que todo pudiera ser cargado mediante micro-USB: teléfonos, cámaras digitales, consolas portátiles, etc. ya que es un conector muy popular y barato.

CablesEn el ámbito de los teléfonos, Apple es quien más tiene que perder. No solamente porque todos los dispositivos de Apple usan un conector propietario sino porque parece ser un negocio de alto margen para la compañía.

Cualquiera que quiere fabricar un cable o accesorio compatible con Apple tiene que pagar royalties por la licencia, y con el nuevo conector Lightning, Apple ha incorporado un micro-chip que cuesta céntimos pero que vende a los fabricantes de accesorios por $7 dólares según fuentes de la industria.

Sin ir más lejos un cable Lightning de Amazon certificado por Apple cuesta -, mientras que el cable micro-USB de la misma longitud tan solo cuesta -.

Los que se oponen a la ley afirman que la regulación de los conectores “limitan la innovación” y evitan nuevos desarrollos tecnológicos. En parte es cierto ya que el conector Lightning parece más resistente que el USB y puede introducirse en cualquier dirección (arriba/abajo). Sin embargo las ventajas de un conector estándar parecen mayores en cuanto a interoperabilidad y precios bajos para el usuario.

Por el momento el estándar que el Parlamento Europeo quiere promover todavía no ha sido decidido. Esperemos que no sea un nuevo formato impulsado por algún lobby y que se imponga micro-USB.

El borrador de la ley ha sido aprobado esta semana por 550 votos a favor, 12 en contra y 8 abstenciones, pero aún quedan más pasos para que se convierta en ley. Si llega a buen puerto, los países de la UE tendrían hasta el año 2016 para implantar sus leyes locales, y los fabricantes de teléfonos tendrían hasta 2017 para cambiar sus conectores.  |  Fuente: The Inquirer

Quizás te interese

Las cámaras traseras del Nokia 8 y sus funcionalidades al detalle

El Nokia 8 ya está aquí y ofrece una configuración de cámara muy interesante: tres …