Los chicos de iFixit desmontan un iPhone 6s para averiguar por qué es (más) resistente al agua

🖥️ ¡Ofertón! Consigue Office 2019 Pro Plus por solo 34,39€ en CDKoffers [ Más ofertas ]

A principios de semana surgió un vídeo en el que se mostraba un iPhone 6s sumergido en agua durante una hora sin sufrir daños aparentes. Esto es una funcionalidad bastante impresionante ya que, en el pasado, los daños por agua eran algo bastante común entre los teléfonos de Apple.

Los chicos de iFixit han publicado un vídeo en el que desmontan un iPhone 6s y han descubierto algunas características que lo hacen resistente al agua. Por ejemplo, han encontrado que el marco del teléfono está sellado, la pantalla está recubierta por un adhesivo que la rodea (a pesar de que está sujeta por tornillos), y los conectores de los cables están protegidos por silicona.

iFixit también menciona que ha visto reflejadas algunas de las patentes que Apple ha ido registrando en los últimos tiempos para proteger el teléfono frente al daño por líquidos.

No se han encontrado signos de protección frente al agua para el altavoz o el conector de auriculares. El altavoz parece tener una malla más fina que el del iPhone 6, pero no por ello repele mejor el agua ya que en las pruebas de iFixit el agua se filtra al mismo ritmo.

La bandeja de la tarjeta SIM también ha sido alterada pero no parece ser más resistente al agua. Lo mismo ocurre con los botones de encendido y volumen, que han sido alterados pero no parecen ser resistentes al agua.

En definitiva, todavía quedan resquicios por los que puede entrar el agua, por lo que no es completamente resistente al agua. Ahora bien, parece que será menos probable que tengas que ir a reparar tu teléfono por este motivo que anteriormente.

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 por solo 11,09€ en CDKdeals [ Más ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario