Los influencers franceses podrán ir a la cárcel o ser multados con hasta 300.000€ si esta ley sale adelante

🤯 ¡Descuentos Keysfan! ¡Office 2021 Pro por 27,75€ y más ofertas increíbles! [ Saber más ]

Con el objetivo de proteger a las personas de las repercusiones negativas para la salud mental vinculadas al uso de las redes sociales, la Asamblea Nacional del Parlamento francés ha aprobado un proyecto de ley que introduce algunas leyes nuevas para los influencers.

El proyecto de ley modificaría la forma en que los influencers franceses publican y obligaría a las plataformas a crear nuevas herramientas para señalar las infracciones.

Las disposiciones del proyecto de ley incluyen:

  • Exigir que todos los influencers tengan que revelar si están utilizando un filtro.
  • Exigir a todos los influencers que revelen si su cara o su cuerpo han sido retocados con Photoshop.
  • Exigir a todos los influencers que dejen bien claro si su publicación es una promoción pagada. Francia ya exige que los contenidos patrocinados sean claros para los usuarios, pero esta legislación exigiría que la cláusula de exención de responsabilidad figure en un banner en las fotos y vídeos, y no sólo en la descripción.
  • Exigir a las plataformas de redes sociales que creen canales para que los consumidores denuncien a los influencers.
  • Someter a los influencers a las mismas normas que los medios de comunicación tradicionales, limitando sus promociones de productos financieros (hola, criptomonedas), alcohol, tabaco, etc.

Si el proyecto de ley es aprobado, los influencers se enfrentarán a fuertes consecuencias por incumplir los nuevos requisitos: hasta seis meses de cárcel y una multa de 300.000 euros.

🤯 ¡Descuentos Keysfan! ¡Office 2021 Pro por 27,75€ y más ofertas increíbles! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
50%
Indiferente
50%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario