Microsoft anuncia Project Xcloud, un servicio de streaming de juegos para cualquier dispositivo

Ofrecer consolas “en la nube” es algo que se ha intentado muchas veces, pero casi siempre ha fallado estrepitosamente.

Sin embargo, ahora es un peso pesado como Microsoft quien quiere ayudar a los jugadores a deshacerse de sus dispositivos, y para ello ha anunciado una nueva iniciativa de juegos en la nube llamada Project xCloud

La iniciativa pretende acercar determinados juegos de Xbox a los jugadores de una amplia gama de plataformas, incluidos los dispositivos móviles. Si el vídeo adjunto es representativo, los juegos podrán ser manejados mediante un controlador conectado por Bluetooth o a través de controles en la pantalla táctil.

Algunos de los juegos que se pueden ver en el vídeo incluyen Sea of Thieves y las series Gears of War y Halo. Sin embargo, Xcloud no estará limitado a títulos propios sino que la idea es implementar el servicio de tal forma que no se requiera ningún esfuerzo por parte de los desarrolladores. 

El servicio estará basado en servidores con componentes de la Xbox One que estarán alojados en su nube Azure, y las pruebas públicas del servicio comenzarán en 2019.

Microsoft afirma que tiene una ventaja sobre Sony gracias a la expansión global de Azure, su servicio de computación en nube enfocado a las empresas. “Con centros de datos en 54 regiones de Azure y servicios disponibles en 140 países, Azure tiene la escala para ofrecer una gran experiencia de juego para jugadores de todo el mundo, independientemente de su ubicación”, dice la entrada del blog.

El Proyecto Xcloud se está probando actualmente en un centro de datos en Quincy, Washington. Microsoft afirma que la experiencia de prueba actual está funcionando a 10 megabits por segundo.

El objetivo es hacer posible el streaming de juegos no sólo con Internet de banda ancha en los hogares o en las próximas redes 5G, sino también en las actuales redes 4G. Ese es punto clave ya que muchas regiones no verán 5G en bastante tiempo, y algunos de los usuarios a los que Microsoft está tratando de llegar dependen exclusivamente de los móviles para el acceso a Internet.