No te dejes engañar, la batería de hidrógeno del iPhone no te libra de cargar el teléfono cada día

Step_4_3045093b[1]

Posiblemente hayas oído hablar de que una compañía británica llamada Intelligent Energy ha conseguido incorporar una pila de combustible en el iPhone 6 que le proporciona una autonomía de una semana completa con una sola carga.

Como ocurre con casi cualquier cosa que suena increíble, realmente la cosa no es tan simple y desde luego no es el avance revolucionario que andábamos esperando, como bien explican en la web de IEEE.

A fin de cuentas, lo que ha ocurrido es que Intelligent Energy ha desarrollado una pila de combustible lo suficientemente pequeña como para caber en un iPhone 6, para lo cual habrá tenido que reducir el tamaño de la batería convencional Li-Ion del teléfono. En ningún caso estamos hablando de una “batería de hidrógeno” como se ha mencionado por ahí, ya que la batería sigue siendo la convencional.

Aclaremos cómo funciona este sistema: Una pila de combustible no es más que el elemento que convierte hidrógeno en electricidad, pero por sí misma no almacena ninguna energía. La batería de Li-Ion del iPhone debe seguir presente dentro del teléfono, por lo que realmente lo que hacemos es cargarla con hidrógeno, a través de la pila de combustible, en vez de con electricidad.

Lo que Intelligent Energy no ha hecho, al menos que sepamos, es desarrollar una forma de almacenar el hidrógeno que alimenta el combustible dentro del iPhone 6. Por tanto, vamos a tener que conectar un cartucho de hidrógeno al teléfono cada vez que queramos recargar la batería de Li-Ion.

En la práctica, el teléfono no tiene una autonomía de una semana, sino que el cartucho que conectas tiene hidrógeno suficiente para recargar el teléfono diariamente durante una semana. O sea, nadie te libra de transportar un cartucho de hidrógeno y conectarlo al teléfono una vez al día para cargar la batería.

Puedes imaginar este cartucho de hidrógeno como un pack externo de batería. Para entendernos, un iPhone 6 tiene una batería de 1.800 mAh, así que si asumimos que en condiciones normales la agotamos por completo cada día, esto significa que para una semana necesitamos una batería externa de 12.600 mAh.

Una batería externa de 13.000 mAh cuesta unos 26 euros, y es algo más grande que un teléfono. El cargador de celdas de combustible que tiene Intelligent Energy a la venta se llama Upp, cuesta 200 euros y es enorme (ver imagen abajo).

Lo que ha hecho Intelligent Energy es reducir el tamaño de la sección de color negro de este cargador, la pila de combustible, e introducirla dentro del iPhone 6, pero sigues necesitando transportar el cartucho de hidrógeno (la sección en color gris) para recargar el teléfono cada vez que su batería Li-Ion convencional se agota.

UppwithphoneIntelligentEnergy-1440608730701[1]
Cargador Upp formado por la pila de combustible (sección en color negro) y el cartucho de hidrógeno (sección en color gris)
Cada cartucho, que podría recargar el teléfono unas siete veces, cuesta unos 9 euros, bastante más dinero de lo que cuesta recargar un pack de batería externo conectándolo a la electricidad.

La pregunta que te puedes estar haciendo es ¿entonces por qué alguien podría preferir este sistema de carga con cartuchos de hidrógeno al convencional?

Realmente no hay ninguna razón de peso por la que esta tecnología sea mejor que la actual. Solamente podría tener sentido en lugares donde no es tan fácil acceder a la electricidad, como en países en desarrollo, ya que podríamos almacenar cartuchos de hidrógeno en el armario (mientras que una batería externa necesita ser recargada cuando se agota su carga).

Precisamente es en India donde la compañía está haciendo proyectos para sustituir grupos electrógenos en antenas de telefonía móvil que suministran energía cuando falla la red eléctrica por celdas de combustible alimentadas por hidrógeno.

Sin embargo, a día de hoy, si necesitas una autonomía de una semana sin acceso a un enchufe, resulta más cómodo y económico ir con una batería externa de 13.000 mAh (que posteriormente puedes recargar en cualquier enchufe para volver a utilizarla) que comprar y transportar un cartucho de hidrógeno.

Lo que nadie ha conseguido es un teléfono que tenga una autonomía de una semana sin tener que conectarle un cartucho de hidrógeno u otra fuente de energía, y esa es realmente la innovación que todos estamos esperando.

Quizás te interese

Una desarrollador que trabajó en el primer iPhone publica una fotografía de los primeros prototipos

Esta semana se cumple el décimo aniversario de la salida a la venta del iPhone …

  • Kei00

    Eso sin contar las precaucionas que hay que tener a la hora de manipular y transportar la mini bombona de hidrógeno.