Oculus VR presenta Crystal Cove, un prototipo mejorado de su casco de realidad virtual

Crystal Cove

Oculus VR ha presentado esta semana en el CES un nuevo prototipo de su casco de realidad virtual que probamos hace unas semanas en Teknófilo. En esta ocasión han mostrado “Crystal Cove,” que incorpora un sistema de cámara con LEDs para hacer seguimiento de la cabeza y una pantalla OLED rápida para reducir el efecto de imagen movida.

Los puntos blancos que se ven en la superficie del prototipo de Crystal Cove son realmente LEDs infrarrojos que envían señales visibles a una cámara específicamente diseñada por Oculus. Estos datos se suman a los del giroscopio del casco para poder seguir la posición absoluta de la cabeza y su orientación.

Ahora, si ves algo interesante, puedes inclinarte hacia delante para hacer zoom. Si quieres ver el lateral de algo que está en frente de ti, puedes inclinarte hacia delante, rodearlo y girar la cabeza a un lado para conseguir un nuevo punto de vista. El sistema sigue estando pensado para un usuario que esté sentado, y no es capaz de seguirte si te mueves por la habitación.

La otra mejora del prototipo del Crystal Cove es una nueva pantalla HD OLED que mejora la persistencia de la visión. En lugar de dejar un frame activo durante 16 milisegundos, que es lo habitual en un juego de 60 fps, la nueva pantalla se enciende solo 1 o 2 milisegundos y se apaga rápidamente hasta que el siguiente frame está preparado. Esto provoca un efecto menor de imagen movida ya que la pantalla ya no muestra imágenes que están desactualizados por unos pocos milisegundos. Esto no era posible con las pantallas LCD de los prototipos anteriores de Rift.