Pokémon Go no es un juego de Realidad Aumentada

💻 ¡Ofertón! Hazte con Office 2019 Pro Plus por solo 33,59€Más ofertas ]

Hoy no llegarás muy lejos sin leer en algún medio que Pokémon Go, el juego de moda, ha aterrizado en España.

Se ha comentado mucho sobre este juego, y cómo su éxito supone el de la realidad aumentada frente a la realidad virtual. Sin embargo, en opinión de muchos, Pokémon Go no puede considerarse un juego de realidad aumentada.

La Realidad Aumentada requiere que el teléfono sea capaz de mapear el entorno que le rodea. Es en lo que están trabajando proyectos como Magic Leap, Microsoft HoloLens y Google Tango, pero los smartphones actuales no cuentan con capacidades para entender el entorno que les rodea, captar la dimensión de profundidad, etc.

PokéMon Go se basa en la latitud y la longitud. Si fuera un juego de Realidad Aumentada, reconocería objetos y mediría la profundidad, de forma que no te encontrarías un Goldeen gigante en medio de un campo de béisbol o una Rattata encima de tu gato como hemos visto en capturas de pantalla compartidas en Internet.

https-%2F%2Fblueprint-api-production.s3.amazonaws.com%2Fuploads%2Fcard%2Fimage%2F141168%2Fpokemon-weird-places

Decir que Pokémon Go es un juego de realidad aumentada es como decir que un vídeo de 360 grados es realidad virtual. Los propios anuncios televisivos de Pokémon Go inducen a confusión ya que la experiencia de juego dista bastante de lo que se ve en los vídeos.

El juego ha conseguido que los jugadores comiencen a caminar y explorar el mundo que les rodea, pero haríamos mejor en considerar a Pokémon Go como un juego que utiliza la ubicación, en lugar de un juego de realidad aumentada.

💻 ¡Ofertón! Hazte con Office 2019 Pro Plus por solo 33,59€Más ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario