¿Por qué se desconecta mi PS4 o PS5 de la red WiFi?

💻 ¡Buenas noticias! Licencia para siempre de Windows 10 por 13€ y Office por 23€ [ Más info ]

Las PlayStation  son unas de las consolas más vendidas de todos los tiempos, pero pueden provocar muchos dolores de cabeza por los molestos problemas de red.

Las redes inalámbricas son tan cómodas como poco fiables, ya que son susceptibles a las interferencias de otras redes y la cobertura se reduce por la presencia de obstáculos físicos que afectan gravemente a la difusión de las ondas.

 

¿Por qué mi consola se desconecta de la red WiFi?

Una red inalámbrica que se desconecta ocasionalmente sin motivo evidente puede indicar un problema con el router. Estos dispositivos suelen dejarse encendidos las 24 horas del día, lo que produce mucho calor. Muchos routers sólo duran unos pocos años antes de que surjan problemas.

La recepción inalámbrica también puede verse afectada por otros diversos factores. Por ejemplo, unos nuevos vecinos que instalan una red inalámbrica en la puerta de al lado en un canal cercano pueden introducir repentinamente interferencias.

Dispositivos como los microondas, los altavoces Bluetooth y los monitores para bebés pueden contribuir a ello, ya que emiten en el mismo rango de frecuencias. Cualquier dispositivo que se conecte de forma inalámbrica a tu red puede verse afectado por estos problemas, incluidas las consolas de juegos como la PlayStation

 

¿Cómo puedo solucionar los problemas de WiFi de mi consola?

Si tu consola acaba de empezar a tener problemas con tu red conexión a Internet, lo primero que debes hacer es comprobar que PlayStation Network no tiene un problema. Para asegurarte, dirígete a la página de estado de los servicios de PSN.

Una vez comprobado que el problema está en tu casa, el siguiente paso es reiniciar tu router desenchufándolo de la pared y esperando 30 segundos antes de volver a enchufarlo. También puedes intentar reiniciar tu consola.

El remedio más fácil para solucionar los problemas de conectividad inalámbrica es evitar usarla por completo. Todos los modelos de PlayStation tienen un adaptador Ethernet integrado que permite conectar la consola directamente al router.

Puedes hacerlo con un cable Ethernet si el router está cerca, o utilizar un sistema PLC para utilizar la línea eléctrica si el router está más lejos (aunque ten en cuenta que las líneas eléctricas también pueden ser problemáticas).

Aunque conectar por cable Ethernet no te sirva como solución para el día a día, hacerlo de manera temporal te permitirá descartar que el problema esté en la conexión a Internet que te da tu proveedor.

Si la red por cable definitivamente no es una opción, puedes intentar solucionar los problemas de la red inalámbrica para evitar las interferencias de los vecinos y otros dispositivos. Esto puede implicar el cambio de posición del router y el cambio del canal inalámbrico analizando las redes que te rodean mediante una aplicación como Network Analyzer (iPhone) o Wi-Fi Analyzer (Android).

Puede que tengas más suerte utilizando la banda inalámbrica de 2,4 GHz en lugar de 5 GHz. Aunque la banda de 5 GHz es normalmente más rápida, su alcance es más reducido, por lo que puede dar problemas si el router está muy alejado de la consola.

Por último, puedes probar a alejar la consola de cualquier dispositivo que pueda causar interferencias.

💿 ¡Ofertas! Consigue Windows 10 Pro por 7,66€ y Office 2021 Pro por 26,14€ [ Ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
100%
¡Buen trabajo!
0%
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario