Samsung ha tenido una idea «loca» para vender televisores a los millenials

Imagina que eres el ejecutivo de una compañía como Samsung que, entre otros logros, es el principal fabricante de televisores con más de un 20 por ciento de cuota de mercado según Tech Navio.

Ahora imagina que tus últimos clientes, los millenials, no están demasiado interesados en hacerse con un televisor ya que los contenidos de vídeo que consumen lo hacen desde su smartphone, tablet u ordenador.

¿Qué harías para convencer a los millenials de que compren un televisor Samsung con tecnología Quantum Dot y todos los avances tecnológicos?

Si no tienes la respuesta, no te preocupes ya que Samsung ha dado con ella antes que tú: el televisor vertical Sero.

 

Sero es un un nuevo televisor de 43 pulgadas de Samsung, que se lanzará en mayo en Corea del Sur por 14.000 euros. El televisor se apoya sobre un pedestal y se puede girar para colocarlo en formato vertical, como un espejo de cuerpo entero o, como habrás adivinado, un smartphone gigante.

La idea es que puedes transmitir contenido en vertical a este televisor desde tu teléfono, ya sea un vídeo grabado en vertical o el contenido de alguna red social como Instagram que se usa en vertical. Y cuando quieras ver películas o cualquier otra cosa en formato panorámico, puedes girar toda la pantalla 90 grados para hacerlo.

Aunque puede sonar ridículo, hay algo de genialidad en este invento. A fin de cuentas, los usuarios de smartphones sostienen sus teléfonos verticalmente el 94% del tiempo. Los millenials están tan acostumbrados a sostener sus teléfonos en vertical que el 72% de ellos ni siquiera giran sus teléfonos cuando ven un contenido apaisado.

La idea de que el televisor sea compatible con la cámara de nuestra era — un smartphone colocado en vertical — no es tan absurda como parece. Nos guste o no, el vídeo vertical está aquí y ha llegado para quedarse.

Si bien es posible comprar un soporte de pared para televisor que gira verticalmente por mucho menos dinero que el Vertical de Samsung, es poco probable que tenga el soporte de software adecuado para transmitir vídeo en las proporciones correctas.

No parece probable que muchas personas se vayan a gastar 14.000 euros para moverse por Instagram en una pantalla gigante pero si Samsung llevara esta funcionalidad vertical a su gama media y más asequible, sería algo diferenciador.

Otro tema distinto es si tenemos en nuestras casas suficiente espacio para reservar hueco a un televisor que se puede colocar tanto en vertical como en horizontal.