Samsung patenta un curioso smartphone desenrollable

👉 No te lo pierdas: Huawei facilita el 💻 teletrabajo con sus nuevos dispositivos [ Entérate ]

Ninguna idea es demasiado loca ni demasiado arriesgada para ser patentada. O al menos eso es lo que parece pensar el equipo de diseño de Samsung con esta nueva patente de smartphone desenrollable.

Las imágenes en color del nuevo diseño patentado, preparadas por el sitio de noticias tecnológicas holandés LetsGoDigital, muestran un smartphone con una pantalla que se puede estirar desde ambos lados para formar un dispositivo del tamaño de una tablet.

TE INTERESA:
Un nuevo Samsung Galaxy Z Fold S tendrá una bisagra de 360 grados

La patente de Samsung muestra un teléfono con una pantalla que se enrolla y se desenrolla, y fue publicada el 11 de junio por la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos.

Como se muestra en la patente, utiliza un mecanismo para enrollar y desenrollar el dispositivo, lo que puede dar como resultado una pantalla que es casi tres veces más grande, desplegada, que la que se ve cuando el teléfono está en su forma más compacta.

👉 ¿Trabajas desde casa? No te pierdas lo último que ha anunciado Huawei [ ♥ Entérate ]

Tal y como se indica en la documentación de la patente, el mecanismo de rodadura está incorporado en los bordes de los marcos extensibles de los lados izquierdo y derecho. Un borde ancho en la parte superior e inferior parece albergar componentes importantes como la cámara, así como un motor para el mecanismo.

Este diseño podría presentar algunos problemas, como la posibilidad de que el polvo y las partículas externas se introduzcan fácilmente en los rieles móviles que encajan con las ranuras y que soportan la pantalla flexible.

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario