SEGA anuncia la compra del estudio desarrollador de Angry Birds por unos 700M€

🧹🪣 ¡Conga 8290! ¡Conoce el robot aspirador con mejor calidad-precio que he probado! [Más info ]

La historia de Rovio es una historia de lucha, ya que la empresa conocida por la icónica franquicia Angry Birds apenas ganó dinero a partir de 2013.

La empresa finlandesa que celebró la descarga número dos mil millones de Angry Birds a principios de 2014, solo obtuvo 10 millones de euros de beneficios a finales del mismo año.

Tras numerosos despidos debidos a las malas ventas de la mercancía con licencia de Angry Birds y los subproductos de Angry Birds, Rovio empezó a hacer muchos cambios al frente de la dirección. Desgraciadamente, eso no ayudó mucho, y la empresa finlandesa se vio obligada a cerrar muchos de sus estudios y seguir despidiendo a muchos de sus desarrolladores.

Rovio volvió brevemente a la rentabilidad con el éxito de la película Angry Birds Movie estrenada en marzo de 2017, pero eso tampoco tampoco ayudó.

Rovio se convirtió en una empresa que cotiza en bolsa en octubre de 2017 y la empresa se valoró en unos 1.000 millones de dólares. Tras adquirir dos estudios más, PlayRaven y Darkfire Games, en 2018 y 2020 respectivamente, Rovio recibió ofertas de adquisición de múltiples empresas.

SEGA ha anunciado esta semana que ha cerrado el acuerdo de adquisición de Rovio por 706 millones de euros.

 

Ahora que Rovio forma parte de SEGA, será interesante ver si la desarrollador japonés permitirá al estudio seguir haciendo juegos de juegos de Angry Birds o ayudarán a crear las franquicias de SEGA.

🧹🪣 ¡Conga 8290! ¡Conoce el robot aspirador con mejor calidad-precio que he probado! [Más info ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario