Spielberg prepara una serie de terror para smartphones que solo podrás ver cuando se ponga el sol

💻 ¡Ofertón! Hazte con una licencia de MS Office 2019 Pro por solo 28€ en URCDkey.com [ Ver cupón ]

Steven Spielberg está escribiendo una serie de terror que podrás ver en tu smartphone pero solo cuando se ponga el sol allá donde estés.

La serie llamada After Dark contará con alrededor de una docena de episodios que se retransmitirán a través de una nueva plataforma de vídeo llamada Quibi (Quick Bites) que estará dedicada a vídeos cortos.

Como Spielberg quería que la serie sólo estuviera disponible por la noche, el equipo de ingeniería de Quibi ideó una nueva forma de entregar cada episodio. Usando el reloj interno y la ubicación del smartphone, la app de Quibi puede saber cuando está a punto de ponerse el sol.

En la aplicación aparecerá una cuenta atrás hasta el momento en que desaparezca el sol, momento en el cual podrás acceder a un nuevo capítulo. La serie desaparecerá de la aplicación hasta la noche siguiente.

Esta es una de las series que Quibi ha anunciado como parte de su lanzamiento pero también habrá ocho producciones «super premium» tipo cortometrajes. El objetivo es tener 125 piezas de contenido a la semana, tanto cortometrajes como programas de televisión.

La idea de Quibi es atraer a los usuarios que no ven televisión sino que buscan entretenimiento para consumir online, pero no quieren series largas o películas. Pretende ser algo así como un YouTube hecho por cineastas y guionistas de alto nivel.

El lanzamiento de Quibi está previsto para el 6 de abril de 2020 en Estados Unidos. Costará $4.99 por mes para una versión con anuncios, y $7.99 por mes para una versión libre de anuncios.

💻 ¡Ofertón! Hazte con una licencia de MS Office 2019 Pro por solo 28€ en URCDkey.com [ Ver cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario