TikTok prohíbe el reto viral Milk Crate Challenge de subirse a cajas de leche

📱 Oferta: Hazte con el realme GT Master Edition por solo 🛒 228,69€ en Wisecart [ Oferta ]

TikTok es muy popular entre el público joven, y en ocasiones los usuarios crean retos que son peligrosos.

Ahora TikTok ha decidido prohibir el reto vital de subirse a cajas de leche (“Milk Crate Challenge”) de su plataforma.

TE INTERESA:
TikTok no enviará notificaciones a adolescentes a partir de las 21:00

Para los que no lo sepan, el reto ha sido tendencia en TikTok durante los últimos días. Consiste en apilar cajas de leche una encima de otra en forma de pirámide muy inestable y luego trepar por ella.

Por supuesto, se ha convertido en viral por los «fails» que ha provocado (aquí puedes ver una recopilación), que pueden acabar en lesiones graves, como las relacionadas con la columna vertebral dependiendo de cómo se caiga.

Incluso en el mejor de los casos, te esperan al menos algunos moratones.

Por ello, TikTok ha prohibido ahora el contenido relacionado con esta actividad en la plataforma.

TikTok prohíbe los contenidos que promueven o glorifican actos peligrosos, y eliminamos los vídeos y redirigimos las búsquedas a nuestras Directrices de la Comunidad para desalentar este tipo de contenidos. Animamos a todo el mundo a tener precaución en su comportamiento, ya sea en línea o fuera de ella.

La medida llega después de que varios expertos en salud mencionaran su preocupación por la seguridad del reto.

El caso es bastante similar al «Tide Pod Challenge» que se hizo viral en las redes sociales en 2018, y que resultó en varias hospitalizaciones debido a que la gente consumió detergente sólo para hacerse famosa en Internet 🤷🏻‍♂️

📱 Oferta: Hazte con el realme GT Master Edition por solo 🛒 228,69€ en Wisecart [ Oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
50%
Indiferente
50%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario