Un medidor de la velocidad del viento para tu smartphone

💻 ¡Oferta septiembre! Hazte con Windows 10 Pro por solo 12,43€ en CDKOffers [ Ofertón ]

Aunque a la mayor parte de nosotros no nos preocupa demasiado la velocidad del viento, resulta de interés para todos aquellos que navegan, practican windsurf / kitesurf, etc.

Las estaciones meteorológicas oficiales no siempre están cerca de las ubicaciones donde estas personas practican su hobby, por lo que la compañía Vaavud ha creado un anemómetro para smartphones con el mismo nombre.

Como curiosidad, el aparato no contiene ninguna electrónica sino simplemente dos pequeños imanes. Cuando el viento hace girar el molinete, el detector de campo magnético del teléfono detecta la rotación de ambos imanes

Los usuarios pueden enviar sus medidas de la velocidad del viento a la web de Vaavud, donde se muestran sobre un mapa de la región junto con las medidas enviadas por otros usuarios.

El Vaavud se puede enchufar a la entrada de auriculares del teléfono, aunque en realidad eso solo sirve para sujetarlo mejor ya que funciona incluso si está desenchufado con tal de que esté cerca del teléfono.Dado que los detectores de campo magnético de todos los teléfonos no son exactamente iguales, el Vaavud solo está verificado con el iPhone 4, 4S y 5, y con el Samsung Galaxy S2 y S3. Según el fabricante, debería funcionar con cualquier teléfono Android, pero todavía tienen que hacer más pruebas.

La compañía Vaavud busca financiación en Kickstarter. Por una donación de 20 libras puedes conseguir un anemómetro cuando se empiecen a comercializar.

💻 ¡Oferta septiembre! Hazte con Windows 10 Pro por solo 12,43€ en CDKOffers [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario