WhatsApp: Los mensajes temporales que desaparecen llegan al iPhone

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

A principios de esta semana, los usuarios de Android recibieron la posibilidad de enviar mensajes que desaparecen en WhatsApp.

Ahora, los usuarios de iOS también están recibiendo esta funcionalidad. Esto significa que podrán enviar mensajes e imágenes/vídeos que desaparecerán automáticamente después de siete días, tanto en chats individuales como de grupo.

TE INTERESA:
WhatsApp estrena nueva herramienta para liberar espacio de tus chats

La actualización es gradual, por lo que algunos usuarios la recibirán antes que otros. Es necesario que habilites los mensajes temporales para cada chat de forma individual, pulsando sobre el nombre del contacto dentro del chat y luego habilitar el aviso de mensajes temporales.

En un chat individual, cualquier usuario puede activar o desactivar los mensajes temporales. En un chat de grupo, solo quienes lo administren podrán activar o desactivar los mensajes temporales.

Si un usuario no abre WhatsApp durante el período de siete días, el mensaje desaparecerá. Sin embargo, la vista previa del mensaje todavía podría mostrarse en las notificaciones hasta que se abra WhatsApp.

Cuando respondes a un mensaje, se cita el mensaje inicial. Si respondes a un mensaje temporal, el texto citado puede permanecer en el chat después de los siete días.

Si se reenvía un mensaje temporal a un chat con los mensajes temporales desactivados, el mensaje no desaparecerá en ese chat.

Si un usuario crea una copia de seguridad antes de que desaparezca un mensaje, este se incluirá en la copia de seguridad. Los mensajes temporales se eliminarán cuando un usuario haga la restauraci

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
100%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario