WhatsApp: Ya puedes enviar fotos y vídeos que desaparecen una vez vistas

📱 ¡Ofertón! Los Xiaomi 11T / 11T Pro con 100€ de descuento y Mi Band 6 gratis en Goboo [ Oferta ]

El año pasado supimos que WhatsApp estaba trabajando en una función para enviar fotos y vídeos que desaparecen automáticamente una vez vistos.

A principios de junio, WhatsApp comenzó a probar la función con un pequeño grupo de usuarios. Después de pasar más de un mes en pruebas beta, la función de imágenes y vídeos que desaparecen se pone en marcha para todos los usuarios.

TE INTERESA:
Whatsapp podría hacer opcional la aceptación de sus controvertidos términos

La función permite a los usuarios enviar una foto o un vídeo que desaparece después de que el destinatario lo abra una vez. Los contenidos enviados con la función «Ver una vez» no se guardarán en la galería del destinatario y sólo podrán verse una vez.

Del mismo modo, tampoco puedes marcar con una estrella o reenviar una foto o vídeo que desaparece. Si no abres un mensaje que desaparece en un plazo de 14 días, expirará automáticamente.

La función «Ver una vez» es muy útil si quieres compartir algo sensible. Sin embargo, WhatsApp señala que los destinatarios aún pueden hacer capturas de pantalla o una grabación de pantalla antes de que el medio caduque, por lo que se recomienda a los usuarios que sigan teniendo cuidado al compartir algo sensible.

Al compartir una foto o un vídeo con alguien, verás un pequeño icono junto al botón de envío. Al tocarlo, aparece una ventana emergente en la pantalla que dice «Foto configurada para verse una vez». El icono de Ver una vez en la parte inferior también muestra un «1» para indicar que estás compartiendo medios que desaparecen.

📱 ¡Ofertón! Los Xiaomi 11T / 11T Pro con 100€ de descuento y Mi Band 6 gratis en Goboo [ Oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario